estilo

sans-serif
serif

categorías

Bolivia
Ciencia
Ciencia Política
Desde el estrecho
Economía
España
Farlopundit
Gilipollas lo será tu padre
Historias del Emule
Iberoamérica
Malagapundit
Monografico Acción humana
Otras Drogas
Psicología
Religión
Reseñas
Viajes de Tío Burrhus

archivos mensuales

Octubre 2008
Septiembre 2008
Agosto 2008
Julio 2008
Junio 2008
Mayo 2008
Abril 2008
Marzo 2008
Febrero 2008
Enero 2008
Noviembre 2007
Octubre 2007
Septiembre 2007
Agosto 2007
Julio 2007
Junio 2007
Mayo 2007
Abril 2007
Febrero 2007
Enero 2007
Diciembre 2006
Noviembre 2006
Octubre 2006
Septiembre 2006
Agosto 2006
Junio 2006
Mayo 2006
Abril 2006
Marzo 2006
Febrero 2006
Enero 2006
Abril 2005
Marzo 2005
Febrero 2005
Enero 2005
Diciembre 2004
Noviembre 2004
Octubre 2004
Septiembre 2004
Agosto 2004
Julio 2004
Junio 2004
Mayo 2004
Abril 2004

powered by

movable type

copyright

© The Happy Butcher

w3c validator:
xhtml and css

design © the blivit

image, 400 by 100 pixels

Elecciones generales, Episodio 1: La amenaza del centro fantasma.

Uno no sabe si morirse de la risa y señalar con el dedo al hatajo de políticos majaderos que pueblan nuestro país o taparse la cara del sonrojo que produce que haya gente que les crea. El post de Radicales Libres, basado en los argumentos de George Lakoff (supongo que Castiliero me replicará) para que nuestros queridos amigos del PSOE reconviertan sus objetivos dentro del aparato de propaganda del gobierno, estaría incompleto si no lo completamos con lo otro: el centro político.

¿Qué es el centro? Pues como el zirittione, el efecto Axe, el estilo Hyatt o vaya a saber usted qué: Nada. La curiosidad, las tías acosadoras o la imagen de la marca que sea no se basan en lo que ofrecer a cambio, sino en lo que nos podrían ofrecer. En circunstancias normales, todos estaríamos aterrorizados si las empresas ofrecieran productos que no van a saciar necesidades directas y sí propaganda que llene de ilusión a la gente. Cuando hablamos de políticos, lo que queremos es que sean de centro. En el caso de Axe, al menos, sabes que están de coña. La única propaganda que puede ser cierta es el eslogan de este blog, aunque normalmente provoque sobredosis por las bobadas que se pueden llegar a leer.

El centro es recurso de ignorantes. Una persona con conocimientos no hablaría de centro, sino de planes concretos y de resultados. Tampoco es que sea un recurso mejor o peor sino que, ante la duda, nos mola más el término medio (mejor quedar bien a tomar partido). ¿Qué implica ser de centro? Pues caer entre la izquierda y la derecha... es decir, entre el socialismo de izquierdas y el socialismo de derechas. En este caso, el PSOE quiere dar una imagen más españolista (eh, no me pregunten por el Estatuto catalán, que no hablamos de eso).

Así, en tres párrafos se resume todo este centro:

"La España de la cohesión social es compatible con la idea de su pluralidad que recogen los estatutos de autonomía. La competencia entre las regiones de España, el federalismo competitivo, fortalece la España del siglo XXI", asegura Jáuregui.

El Gobierno también ha recuperado alguna competencia descentralizada, con la vista puesta en su política de cohesión territorial, como es el caso de la protección civil, con la creación de la Unidad Militar de Emergencias (UME). Y ha blindado la Seguridad Social como competencia exclusiva del Estado a través de una cláusula recogida en los estatutos de autonomía reformados.

La solidez de la economía permite una redistribución social, pero también que las empresas españolas proyecten la marca España al exterior, apunta Jáuregui. "Empresas españolas como Ferrovial, Zara o el BBVA están presentes en el aeropuerto de Londres, en las obras públicas de Italia o al frente de la industria textil del mundo", añade.

Una espléndida manera de tenerlos a todos contentos. A progres, conservadores, nacionalistas de diverso pelaje... Si en este país ser mujeriego fuera cuestión electoral, estoy seguro de que diría que por un lado la apertura de fronteras permite que vengan más guiris a España pero que el gobierno proporciona suficientes garantías para que la gente pueda tener una vida familiar estable. Hay que soltar una auténtica barbaridad para que no se sea de centro, y aún así el gobierno ha negociado con ETA. El centro es el socialismo de pretender tener contento a todo el mundo.

La economía puede seguir viviendo a ciclos. Podemos seguir ayudando a empresas inútiles y poniendo barreras a las extranjeras. La educación pública sigue dejándonos en desventaja en comparación con el resto de Europa, pero educan a nuestros hijos. La sanidad puede ser más lenta que un desfile de caracoles. La gente puede seguir matándose en carreteras secundarias... Eso y mucho más da igual si eres de centro. A fin de cuentas, ser de centro quiere decir que puedes meterte en cualquier ámbito de la vida si lo demanda el electorado. Es el triunfo del socialismo.

28 Ago 07 @ 12:32 PM | 1 comentarios

La BBC ha preguntado a la ministra de vivienda sobre el riesgo de que la burbuja inmobiliaria estalle. El contenido de la respuesta puede resumirse en la siguiente imagen:

El video, aquí. Vía El País.

Control del poder político por parte de los medios de comunicación, creo que dicen...

25 Jul 07 @ 03:50 PM | 3 comentarios

Desestimaré el consejo de Meri Guait sobre enzarzarme con otros colegas de la Red para así ser más visitado y formularé un par de preguntas a los colegas de Batiburrillo, colegas a los que sí considero liberales (y esto lo digo en serio) y con los que no quiero enzarzarme en un debate al respecto.

Afirma Smith que...

Resulta que «El Jueves», soez revista anarco-marxistoide dedicada única y exclusivamente al insulto y al oprobio de el Partido Popular, la Iglesia, el Ejército, los Estados Unidos, Aznar, Rajoy, Bush, etc. de una manera ruin, chabacana, indigna, miserable y rastrera, ha colocado en la portada a los Príncipes de Asturias en una caricatura que afecta al honor y dignidad de Don Felipe y Doña Letizia y que resulta innecesaria y desproporcionada para la formación de la opinión pública.

Lo que está en el fondo es la cuestión de la libertad de expresión, no que esto sea una monarquía o una república. La cuestión de fondo es que podamos decir cualquier cosa o no. Y ahí, el artículo 20 de la Constitución, que cito de Batiburrillo, dice que:

Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

Lo que hay de fondo es esto:

LEY ORGÁNICA 1/1982, de 5 de Mayo. DE PROTECCIÓN CIVIL DEL DERECHO AL HONOR, A LA INTIMIDAD PERSONAL Y FAMILIAR Y A LA PROPIA IMAGEN. Capítulo Segundo. De la Protección Civil del Honor, de la Intimidad y de la Propia Imagen. Artículo 7.

Siete. La imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

¿No estais violando tal derecho cuando, por ejemplo, Policronio tacha (con todo el ánimo de exagerar y demás) a Bernat Soria de Mengele? ¿No estamos también defendiendo vuestro derecho a poder decir lo que os dé la gana sin que venga un juez a secuestraros la página?

Los colegas de Batiburrillo podrían argüir que hablamos de leyes distintas:

TÍTULO XX Delitos contra la Administración de Justicia CAPÍTULO II Delitos contra la corona

Artículo 490.

2. Se impondrá la pena de multa de seis a veinticuatro meses al que utilizare la imagen del Rey o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes, o de la Reina consorte o del consorte de la Reina, o del Regente o de algún miembro de la Regencia, o del Príncipe heredero, de cualquier forma que pueda dañar el prestigio de la Corona.

En tal caso, el dilema es mucho más sencillo. Una simple cuestión de coherencia: O defendemos todas las leyes y nos lo aplicamos a nosotros mismos (y nos ahorramos chistes, comentarios, ironías, exageraciones y demás) o defendemos el derecho de la gente a decir lo que le venga en gana. Ambas a la vez, no.

22 Jul 07 @ 11:34 AM | 18 comentarios

Cuando se entiende la democracia como fin y no como medio se puede llegar a extremos como el boliviano, donde se pretende que Evo Morales pueda ser reelegido de modo indefinido. ¿Y cómo harán para echarlo, si este lo hace rematadamente mal o si la situación en el país se vuelve insostenible y Morales no atiende a razones? Con una revolución teñida de sangre como es la tradición en el país.

Entre eso y una tiranía no hay diferencia.

20 Jul 07 @ 07:18 PM | 3 comentarios

Una comparativa entre Una verdad incómoda y El gran timo del calentamiento global.

Me he tragado primero el documental de Al Gore y después la réplica que hace Martin Durkin, así como las reseñas que se hacen en la Wikipedia inglesa al respecto.

Lo primero que hay que decir es que para poder analizar bien ambos documentales hay que tener una amplia base en la materia. Base de la que carezco, pero que no me convierte en un idiota.

La película de Al Gore me ha parecido excesivamente sentimentaloide. De hecho, el mismo afirma que trata de hacer su mensaje lo más sencillo posible, por lo que facilita los errores. Eso le hace sonar catastrofista cuando habla de lo malo y soñador cuando habla de las posibilidades que tiene el ser humano. Afirma que existe un consenso sobre el cambio climático, pero omite descaradamente que hay disenso en los términos en los que esta se produce. Habla de hundimiento de Islas en el Pacífico, cuando estas se están hundiendo y reflotando constantemente (véase el caso de Tonga). No es capaz de demostrar que existe una relación entre dióxido de carbono y temperatura, especialmente en el periodo de posguerra hasta finales de los años 70 (periodo donde baja, cuando esta debería haber subido habida cuenta del boom económico vivido en aquel periodo). Si hablamos de efecto invernadero, además, tendríamos que decir que el más importante es el vapor de agua, que ronda el 70%. Las migraciones de especies son algo que ha existido siempre, insectos incluidos. Y lo que es peor: afirma que las medidas contra el calentamiento global no perjudicará a la economía. Puede que a la de Estados Unidos no, pero a la de los países pobres, que no son tan ricos como para permitirse las caras e ineficientes energías renovables, sí. Donde sí es buena la película es a la hora de desacreditar a las multinacionales que sobornan a funcionarios norteamericanos para omitan el problema. Puede ser importante consecuencias del calentamiento lugar en zonas puntuales… pero eso no quiere decir que estas no puedan controlarse, en tanto que hay medios para ello. Además, ignora que a medida que se desarrolla la tecnología, la eficiencia energética aumenta. Y me quedo con la duda de, si con el derretimiento de los polos, eso no generará una ola de frío en Europa de aupa...También es un tanto hipócrita, en tanto que él mismo sale en coches de alta gama (y, por tanto, que consumen más gasolina). Aquí y aquí hay palos para el documental de Gore.

La de Martin Durkin es mucho más peligrosa. También es propaganda… pero pretende hacerse pasar por científica de modo mucho más descarado y así cubrir la parte que no es cierta. Sí, es más científica, pero eso hace que lo que no sea cierto pase más desapercibido. Destaca la controversia con Carl Wunsch, donde se omitió que los océanos podían absorber el CO2 generado por el hombre, afectando así a su temperatura. También afirma que los rayos cósmicos son responsables de la formación de nubes, pero se desconoce su influencia al 100% (ahora sólo es una teoría). A mi entender, estas dos cuestiones son muy importantes a la hora de explicar el calentamiento global. Además, parece que manipularon los datos que relacionaban temperaturas y CO2 para que la correlación fuera más perfecta. Uno de los autores expertos en malaria afirma que estos mosquitos portadores de esta enfermedad llegaron hasta la Unión Soviética, pero da la casualidad de que en Siberia, en verano, el calor es asfixiante y húmedo, ideal para los mosquitos de los que estamos hablando. Lo de que Estados Unidos fuera un bastión rendido a los ecologistas no se sostiene si se tiene en cuenta que este país sigue sin firmar el Protocolo de Kyoto. Sí plantea acertadamente la influencia de los medios ecologistas en la prensa, así como las consecuencias que tendría la aplicación del Protocolo de Kyoto para los países pobres. Probablemente, lo mejor sea que presente el cambio climático no como algo cuyas consecuencias serán totalmente negativas, sino que también pueda generar nuevas oportunidades, algo de lo que adolece por completo el documental de Gore. Aquí hay una deconstrucción para el trabajo de Durkin.

En cualquier caso... qué duro es separar la verdad de la mierda cuando la gente se empeña en mezclarla.

19 Jul 07 @ 09:10 AM | 11 comentarios

Sobre la cuestión entre el Islam y el liberalismo abierta en el blog de Mary White, se dice que Jesús Huerta de Soto afirmó que...

No todos los islamistas son yihadistas, en algunos países islámicos los impuestos son mucho menores que los nuestros y no se puede decir que no sean liberales. No es una amenaza El Islam, sino los radicales islámicos.

Para empezar, habría que decir que los musulmanes establecen una clara distinción entre y "musulmán" e "islamista". Es algo así entre una diferencia entre "católico" e "inquisidor". En el primer caso, se trata de una persona que practica una religión, mientras que en el segundo es una persona que utiliza un poder coactivo para imponer su religión.

Y en segundo lugar, un liberalismo basado únicamente en la capacidad recaudatoria del gobierno no es liberalismo. Supongo que la Afganistán de los talibanes no tenía una gran capacidad recaudatoria, pero eso no quiere decir que a nivel de libertades individuales (sobre todo a ese 50% de la población que eran mujeres) fuese paradigma de liberalismo alguno. Más bien podría calificarse de stalinista, polpotiano, nazi o... talibán. A nadie se le habría ocurrir que la Cuba de Castro es liberal porque se "respete" la promiscuidad.

El Islam tampoco se ha caracterizado por ser muy liberal con los infieles en tiempos de paz desde el punto de vista de la libertad económica. Cuando España era Al Ándalus, los no convertidos tenían que pagar un impuesto extra, además de la limosna obligatoria que todos los musulmanes han de pagar. Una manera sutil de convertir a la gente por las buenas. Nosotros los echamos a patadas (a ellos y a todos los no convertidos, aunque a los judíos por razones distintas)...

El peligro del Islam es el peligro del Cristianismo, el Judaísmo el ateísmo y cualquier otro -ismo que se pase por la cabeza: que pretenda utilizar la coacción estatal para imponer a todos los ciudadanos sus criterios. No conozco ninguna corriente de pensamiento de características similares que, si quisiera, no ejercería su influencia en el Estado para imponer sus deseos. Y si el cristianismo y el judaísmo han aprendido a separarse del Estado, no veo porqué el Islam no podría hacerlo. La pregunta mágica es cuándo la mayoría de musulmanes entenderán esto.

Detalle. No deja de ser curioso que el origen del liberalismo británico estuviera en las guerras de religión y en la necesidad de separar a las Iglesias del Estado... el liberalismo moral (Hobbes, Locke) es anterior al económico (Smith), aunque no por ello menos importante.

17 Jul 07 @ 08:20 PM | 5 comentarios

The end of poverty. Jeffrey Sachs (2005)

Pocas cosas me molestan más que un análisis sentimental de una situación. Quizás la hernia que está destrozando mi nervio ciático... O una calientapollas. Un ejemplo de análisis sentimental consiste en coger un hecho puntual y llevarlo a donde se quiera sin argumentos o datos que lo sostengan. Paradigma de lo que digo es Alberto Garzón, buen chaval que, ante lo que me temo que es fe, defiende el marxismo como si la caída del muro de Berlín, el Telón de Acero y la Unión Soviética y la transición del China al capitalismo fueran ilusiones creadas por la "propaganda servil a los intereses del capital" y no el fracaso de esta ideología como teoría social y económica. Ahora, por poner un caso, resulta que los plazos para conseguir los Objetivos del Milenio marcados por la ONU no se están cumpliendo. ¿Quién tiene la culpa? Para Alberto, el neoliberalismo. No se molesten en leerlo: mucho lloriqueo (qué malo es el capitalismo) y poco argumento falsable.

No pretendo decir que cualquiera que haga un estudio que afirme que la intervención estatal pueda conseguir tales resultados sea malo per se (aunque sí sea malo per se). Jeffrey Sachs ha publicado un libro más que fumable titulado "El fin de la pobreza" donde sí se ofrecer argumentos racionales sobre el origen de la pobreza y cómo solucionarla. Podrá equivocarse en sus planteamientos, pero está bien fundamentado y es falsable. Lo de Alberto Garzón, no.

El autor explica el desarrollo de los países ricos y porqué otros países no lo han conseguido. Los países pobres no están así por culpa del capitalismo, sino por cuestiones como la falta de educación, infraestructuras, salud (el SIDA y la malaria hacen estragos en África), guerras, tiranías y sobre todo, cuestiones geográficas. Cojamos unos mapas de la pobreza en el mundo y uno físico:

pobreza%20mundo%20mapa.jpg

Earth%20Map%201.JPG

Si nos fijamos bien, podemos ver que la muchos de estos países se encuentran, bien en desiertos donde no crece nada (la península arábiga, los países del Norte y Sur de África, Mongolia, bien en medio de montañas donde apenas crece algo (Bolivia, los países del Himalaya o del centro de África). También están los casos de China, Rusia o la India, buenos ejemplos de economías planificadas que fracasaron. Vamos, que de capitalismo salvaje y neoliberalismo feroz, poco. También es falsa la idea del expolio de los recursos naturales. Es el conocimiento lo que determina lo que se hará con ese recurso. Aquí podría meter un ejemplo que avala su punto de vista: España estuvo expoliando oro y plata de Iberoamérica durante los siglos XVI, XVII y XVIII... y la gente seguía muriendo de hambre y enfermedades.

También es cierto que Sachs comenta el problema de la deuda externa de estos países como un elemento muy importante, por lo que sería necesario condonar estas deudas para permitir que se desarrollen. Las deudas, no obstante, se generaron por confiar en criminales de todo tipo, de modo que plantea la necesidad de que existan garantías de que las inversiones que se lleven a cabo tendrán los fines que se esperan (y, en caso contrario, no se hagan).

Y es que a Sachs (y a cualquiera con un mínimo de tripas), le parece mal que haya casi mil millones de personas en condiciones de pobreza severa (no la coña estadística que algunos nos pretenden colar algunos diciendo que hay pobres porque hay ricos). Así, y en base a sus experiencias en Bolivia (donde fue capaz de detener dos hiperinflaciones y aumentar la tasa de escolaridad sensiblemente en los últimos veinte años junto a un tal Gonzalo Sánchez de Lozada), Polonia, Rusia (una pena que no explicara con más detalle qué pasó ahí) o China, comenta la necesidad de hacer estudios "individualizados" para cada país y, a partir de ahí, tomar las intervenciones oportunas. Porque para Sachs, los Estados ha de jugar un papel importante en la educación, la sanidad (en especial para controlar enfermedades como el SIDA y la malaria) y las infraestructucturas.

En mi opinión, el problema de Sachs está en los cómos. Propone buenas soluciones, como acabar con las subvenciones a la agricultura, que no se paguen las deudas (idea que respaldo en el caso de tiranías, pero no de democracias)... pero también otras no tan buenas. A saber: tasa del 0.7% del PIB sufragado por los"ricos de los ricos" y confianza en un organismo tan corrupto como la ONU para que las mande a los países pobres. Esto podría degenerar en más socialdemocracias para los países pobres.

Sachs plantea que estos objetivos siguen siendo conseguibles para el 2025 y plantea una serie de fórmulas y medios de control para llevar a cabo y de modo sostenido las inversiones que los países más pobres necesitan. Los socialdemócratas tendrán a alguien de prestigio y algunas buenas ideas a las que agarrarse, mientras que los liberales tendremos un interesante reto intelectual, tanto desde el punto de vista ético como, especialmente, desde el utilitarista. En cualquier caso, es un buen marco de referencia para discutir los diferentes aspectos de la globalización.

... Y dejemos que sean los músicos los que se dediquen al lloriqueo...

16 Jul 07 @ 06:03 PM | 4 comentarios

¿Qué hay de malo en ser Dios? Réplica al Rincón de la libertad.

Dios es Dios y no se queja. Y lo que es peor: nosotros tampoco nos quejamos, aunque haya hecho un montón de cosas mal y Él lo sepa (suponiendo que exista). Esta es la única réplica que me cabe hacer al bueno de José García Palacios, colega del Rincón de la libertad.

La naturaleza (lo que no ha creado el hombre y cabría responsabilizar a Dios) es miserablemente cruel. Hay tantas maneras de morir, de sufrir, de agonizar y de padecer que no sabría por dónde empezar. Y no hablo sólo del ser humano, hablo de todas las especies en general. Lo único que creo que pueda existir de bueno en el mundo es el ser humano y lo que este pueda crear.

Es cierto que el ser humano ha creado cosas horrendas. Y las seguirá creando. Y se seguirá equivocando. El miedo es algo inherente a nuestra naturaleza: es un recurso de supervivencia. Y el hecho de que hayamos conseguido grandes logros en todas las materias imaginables no quiere decir que podamos confiarnos. Pero, al menos, permitámonos cierto margen de error. No habríamos podido conseguir llegar a ninguna parte sin esto. De hecho, a lo único que aspiramos, como especie, es a reducirlo.

7 Jul 07 @ 08:27 PM | 11 comentarios

¿Bernat Soria, Mengele? Réplica a Batiburrillo.

Acabo de ponerme la inyección correspondiente para la hernia discal que probablemente tenga y voy a tener que volver al hospital por el asombro que antecede al infarto de miocardio tras leer en Batiburrillo:

Bernat Soria podría llegar a ser el doctor Mengele de ZP en esa nueva huída hacia delante con la que parece querer reforzar la política de contravalores que profesa y que desea vendernos como algo “modelnito”, digno del País rojo de Alicia roja en el que vive.

Y el razonamiento del que se sirve para argumentar tal punto de vista es el siguiente:

[...] un individuo para el que todo vale a la hora de la investigación con células madre procedentes de embriones humanos, asunto por el que se le abrió expediente en el año 2001 y que le obligó a dar marcha atrás. Y un tipo así, que además ha resultado un descarado pelotillero y en su primer discurso ha disertado sobre los merecimientos de Zapatero a unos virtuales premios Nóbel de la honradez (¡!) y la solidaridad (¡!) —agua para todos—, no dudará en decretar mediante el correspondiente arsenal de medidas reglamentistas al alcance de cualquier ministro, mucho más en el caso de quien accede con frustración de inmunidad investigativa, el clásico ambiente de barra libre tipo “Isla del doctor Moreau”, ficción de H. G. Wells donde las Ciencias Humanas fueron totalmente deshumanizadas.

Analicemos con imágenes cuáles son los seres humanos creados en un laboratorio, sin padre ni madre conocidos, y que tienen todos los derechos que el resto de seres humanos paridos y deseados:

embrion%208%20celulas.jpg

Embrión de ocho células que, vete a saber porqué, tiene los mismos derechos que tú y yo.

Y ahora, preguntémosle a la "persona" fotografiada: Tú, que para lo único que vales es para llenar un cubo de basura (porque nunca vas a estar en la barriga de una madre, aún menos de la tuya): ¿En qué quieres usar tu vida? Tranquilo, puedes esperar hasta que el lector acabe de leer el post para responder.

Si analizáramos la posibilidad del estudio de embriones en términos estrictamente utilitarios, tendríamos que comparar las vidas que se van a salvar en el caso de que esos embriones se queden en un cubo de basura con las vidas que se van a salvar y mejorar si se usan en investigación. También podríamos pensar en las aportaciones que tales vidas podrían llevar a cabo si estas células llegaran a completar una vida normal... el problema es que van a acabar en un cubo de basura, si no lo están allí ya. ¿Podemos considerar, en tal caso, asesinato, por el hecho de que de un grupo de cigotos sólo haya sido escogido uno de ellos y el resto no?

Mi posición desde el punto de vista iusnaturalista es clara al respecto. Si no hay sistema nervioso de por medio (y la placa neural se forma en la tercera semana), se puede hacer lo que se quiera con tal conjunto de células. Tomo como referencia el sistema nervioso porque es lo que entiendo que es lo que nos diferencia del resto de seres vivos desde un punto de vista cualitativo: lenguaje, sintaxis, razonamiento matemático y abstracto, etc. La cuestión es si es comparable la investigación con células madre de embriones que nadie quiere (y que acabarán en un cubo de basura) con experimentar con individuos ya formados contra su voluntad, que era lo que hacía Mengele.

En otro orden de cosas, Bernat Soria no debería ser ministro de Sanidad por tener intereses en las áreas con las que tiene que trabajar. Es como meter como ministro de Infraestructuras a Florentino Perez: incompatibilidad. No cuestiono que Bernat Soria sea un progre hasta la médula, dado que para el caso es irrelevante. Sí podría parecerme más preocupante que un individuo con intereses propios tenga tal poder en el Ministerio de Sanidad, pero para la cuestión que nos atañe, también es irrelevante.

Nota. A diferencia de varios comentaristas de las propias páginas de Batiburrillo, sí creo que se trata de un debate necesario dentro de Red Liberal. El hecho de que la ideología de dicha página sea de carácter marcadamente conservadora en aspectos éticos o morales no desvirtuaría sus argumentos. Sí lo hace su carencia de argumentos en la equiparación entre la vida "normal" y las células embrionarias en tubos de ensayo.

7 Jul 07 @ 04:13 PM | 54 comentarios

Porqué no quiero la clase de educación para la ciudadanía

La inmensa mayoría de visitantes de este blog conoce su filosofía con respecto a cuestiones relacionadas con la religión: Literalmente, las únicas iglesias, mezquitas, sinagogas y demás templos religiosos que iluminan son las que arden. No es una cuestión antirreligiosa (que supongo que también, cosas de la religión de los ateos en su vertiente más fanática y estúpida), sino más bien de física. Como tampoco creo que el "insight" que tiene una persona religiosa pueda llamarse "iluminación" -aunque provenga de un fuego de un templo-. Pero en lo que concierne a la asignatura de "Educación para la ciudadanía", comparto su postura y sus temores.

Parto de la base de que el Estado no es quién para gastarse el dinero de los contribuyentes para poner escuelas, no hablemos ya de imponer temarios. Pero dado que no vivimos en tal planeta, nos ajustaremos a las circunstancias. Para empezar, diré que soy laico. Tomo la definición de wikipedia:

Los laicistas consideran que están garantizando la libertad de conciencia además de la no imposición de las normas y valores morales particulares de ninguna religión o de la irreligión.

Es decir, que no me mola la clase de religión. Obligatoria, quiero decir. Me opongo porque se trataría de un orden moral impuesto por el Estado. Y es por la misma razón por la que me opongo a un temario como el de Educación para la ciudadanía: porque es un orden moral impuesto por el Estado.

El laicismo ha sido una posición política enmarcado en un contexto histórico, un contexto en el que la Iglesia tenía mucho poder a la hora de educar a los jóvenes y donde dicho poder estaba respaldado por el Estado. Esto sí ha tenido mucho peso en España. Pero antes de eso, en el resto de Europa habían sucedido unas cuantas guerras y revoluciones motivadas por cuestiones religiosas.

En mi opinión, la más importante fue la británica. Gracias a ella aparecieron teóricos como Thomas Hobbes o John Locke, quienes defendieron que el rey (es decir, el Estado) no tenía ninguna legitimidad para imponer su religión a los ciudadanos, dado que esta pertenecía a su ámbito personal. De lo que estaban hablando era del orden moral impuesto por el Estado. Con esto pretendo ahorrarme el comentario de Lüzbel al respecto:

Lo importante es que el niño no es un ser humano, sino un objeto más de su exclusiva propiedad, y si sus enseñanzas contribuyen a la formación de monstruitos racistas, machistas o totalitarios es lo de menos.

Pues va a ser que no. Más bien son más de trescientos y pico años de tradición. Llevemos a la práctica estos temores. ¿Qué es esta clase de Educación para la Ciudadanía? Aquí tienen unos cuantos enlaces. Y aquí, los objetivos de la asignatura:

En cuarto de ESO, se formará a los estudiantes sobre los interrogantes del ser humano, los sentimientos y emociones en las relaciones interpersonales, las teorías éticas, el pluralismo moral, instituciones democráticas, valores constitucionales, factores que generan problemas a distintos colectivos, la globalización, dignidad de la persona, causas, factores y alternativas a la discriminación de las mujeres, entre otras cuestiones. Los contenidos comunes a los cinco bloques de este curso tratarán el reconocimiento de los sentimientos propios y ajenos, la exposición de juicios, el análisis de la información de la prensa y el reconocimiento de las injusticias.

En todos los cursos de esta materia, que será evaluable y computable, estos contenidos tienen su triple dimensión de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, según ha explicado Pérez Iriarte al término del encuentro con estas entidades. "Se trata de transmitir un cuerpo de conocimientos que permita manejarse en el conjunto de la ciudadanía pero sobre todo de educar en comportamientos y actitudes propios de la educación ciudadana", ha dicho.

¿Y quiénes han hecho el temario?

Entre las organizaciones con las que el MEC ha negociado hoy el diseño de la nueva asignatura están Amnistía Internacional, Asociación Pro Derechos Humanos, Asociación Universitaria de Profesores de Didáctica de las Ciencias Sociales, Cáritas, Coordinadora de ONGs para el Desarrollo, Intermón-Oxfam, Federación Española de Religiosos de Enseñanza y Fundación Luis Vives

Y a todos esos añado los sindicatos (ver inicio de página linkeada anteriormente):

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, se ha reunido hoy con el secretario general de UGT, Cándido Méndez , y el secretario general de la Federación de la Enseñanza FETE-UGT, Carlos López, en la sede del Ministerio de Educación

Es entonces cuando me pregunto: ¿Qué tiene que enseñarle un sindicato a mis hijos sobre la globalización? Eso por no hablar de Intermón-Oxfam, los que publicaron aquel infumable Informe Lugano y tienen campañas de similar deguste como el "Por un consumo responsable"...

No sólo eso. Todo este conjunto de conocimientos ignoraría la capacidad innata que tienen los niños para aprender ciertos temas o informaría de modo erroneo: Nadie se ríe de un discapacitado, ni siquiera los niños. Las mujeres pueden ser menos contratadas que los hombres por la posibilidad de quedarse embarazadas (y el tiempo que supondría tener que dejar de trabajar), no porque sean peores. ¿Por qué tengo que enseñar religiones a mis hijos?

¿Quiero que esta gente -sus temarios, sus valores... cualquier cosa suya- eduque a mis hijos? No. En este caso, se trata de una cuestión de ideales. Dudo que estos señores vayan a defender un concepto de democracia como de limitación del Estado, sino de que por vías democráticas se puede imponer casi cualquier cosa, por no hablar de mi concepto de libre mercado.

Probablemente compartiría el 60 o el 65% del temario que el Estado pretende enseñar a mi hijo, pero tampoco es una cuestión de temarios o utilidad. Es una cuestión de que el Estado no está para prefijar conductas morales en nadie, únicamente debería defender la libertad de conciencia de estos. Aunque eso implique que haya padres que enseñen valores irracionales o estúpidos a sus hijos. No es un problema el hecho de que un niño sea racista, machista u homófobo; es un problema en cuanto estos individuos agreden a otras personas. Y para resolver estos problemas, hay soluciones mucho más ingeniosas que esta moral examinable.

Cuando desde el laicismo se propone enseñar a los niños valores morales afines a los puntos de vista quienes se declaran como tales, se convierte en aquello en lo que se había comprometido a luchar. Ya nos advirtió Nietzsche...

Él que lucha con los monstruos puede ser que tome cuidado a fin de él de tal modo haga un monstruo. Y si usted mira para largo en un abismo, el abismo mira también en usted.

2 Jul 07 @ 11:24 PM | 9 comentarios

(Innecesaria) Matizacion a Emilio Alonso sobre el nazismo y el socialismo

No puedo mas que aplaudir a esa central nuclear de la reflexion que es Emilio Alonso, senyor de Freelance Corner, en su esfuerzo de demostrar que el nazismo y el socialismo estan cortados por el mismo patron. Sin embargo, discrepo con el en su razonamiento en la demostracion. Las conclusiones que planteo podrian ser deducibles leyendo los articulos enlazados (dudo que los autores a los que cito les aporte algo nuevo), pero es mi intencion plantearlos de un modo mucho mas claro.

Emilio basa sus argumentos en el programa politico del partido nazi y una mas que interesante comparativa con diversas posiciones adoptadas por socialistas. No creo que sea suficiente para sostener tal posicion, como tampoco creo que lo sea el articulo enlazado de Jose Ignacio Del Castillo, quien se basa en los postulados teoricos del nazismo y compararlos con los de socialdemocratas. No se trata de que un partido politico que tenga un programa electoral en el que defiendan tal o cual cosa. Como tampoco se trata de enmarcarlos en unos u otros postulados teoricos. Se trata de ver que es lo que de hecho hicieron y en que se asemeja al socialismo. Y lo que hizo Hitler (como sus colegas socialistas alla donde aplican sus teorias) fue:

- Controlar de hecho precios, produccion, salarios, intercambios y creditos de toda la economia.

- Controlar de hecho a todos los niveles el sistema educativo para la servidumbre de determinados fines ideologicos.

- Controlar de hecho, cuando no eliminar, todas aquellas personas que podrian denominarse "amenazas para la sociedad" o "contrarrevolucionarios".

- Eliminar el derecho de los ciudadanos a la posesion de armas.

Y supongo que alguna que otra restriccion de libertades mas se me olvida.

No soy partidario de las denominaciones. Son precisamente las etiquetas, esto es, nuestro modo de clasificar el mundo, lo que a menudo nos impide llevar a cabo un diagnostico correcto del problema. No se trata de que unos sean de izquierdas y que por tanto sean malos y que otros sean de derechas pero que actuen como si fueran de izquierdas. Se trata solo de que aquellas medidas que atentan contra la libertad individual son inherentemente malas, que tambien, sino que ademas son generadoras de consecuencias muy negativas para estos individuales en su resultados.

Digo esto porque, siguiendo el modo de actuar de Emilio, alguno podria pensar que Gallardon era liberal por llegar a decir en su programa que iba a privatizar Telemadrid... Que se lo digan a Espe...

21 Abr 07 @ 07:11 PM | 0 comentarios

El éxito de la propaganda ecologista

Ha llegado un mail alertándome sobre el nuevo apocalipsis que se avecina: el cambio climático. Apocalipsis que debe llevar como unos cuantos miles de años de proceso (más o menos desde la última glaciación y consiguiente deshielo) y que ahora se torna inevitable. Yo, que soy una muy mala persona (de esas escépticas) he leído detenidamente este mail, como también lo estoy haciendo con el informe de la ONU al respecto. Y, al menos hasta ahora, tengo mis dudas.

El mail, por ejemplo, afirma que...

"Lo hemos visto suceder alrededor de nosotros: sequías, huracanes, clima extraño y tormentas violentas."

¡Como toda la vida de Dios! Lo más raro es lo de "clima extraño". Disculpe, pero no me gustan las cosas no definidas. ¿Huracanes? Como siempre. ¿Sequías? Como siempre. ¿Tormentas violentas? ¿Alguien recuerda la última tormenta pacífica, llena de paz y amor? Mal empezamos.

El texto prosigue con el complejo de culpa de la humanidad y su esperanza: el consenso científico salvador.

"La semana pasada, más de 2000 científicos expertos en el clima presentaron un nuevo informe que acabó con el debate: los cambios climáticos son reales - nosotros los hemos causado y su impacto será catastrófico, a menos que tomemos medidas urgentes."

¿Nosotros hemos causado el cambio climático? A ver si lo pillo: El clima, por diversas razones (desde la posición del planeta en su órbita respecto del sol hasta la concentración de gases provinientes no sólo del hombre), ha cambiado desde siempre, haciendo que esto haya sido desde un enorme polo de nata (en cuatro ocasiones) hasta un inmenso charco de agua... pero nosotros tenemos la culpa de lo que ha pasado en los últimos 50 años... Que es lo que sumirá a la humanidad en su quiebra definitiva. Lo de los 2000 científicos expertos no deja de ser una falacia de autoridad como un piano, aunque no creo que sea suficiente para decir que no tienen razón en nada. Eso, por no hablar de la situación de tensión.

"Nuestros líderes pueden detener ésto, pero se han visto muy lentos para actuar."

De esto es de lo que se trata. Lo que ocurre es que los políticos (el Estado) no hacen lo suficiente para atajar el problema. ¿Y cómo lo van a atajar? Desconozco las medidas concretas, pero hasta ahora el modo más sencillo que tiene un político para resolver algo es recortando libertades individuales... En este caso, subiendo impuestos, limitando el uso de nuestros vehículos, calefacciones, aires acondicionados...

El correo nos manda ahora un link que nos lleva a un anuncio muy demagogo, con imágenes de tornados, inundaciones... que si hubieran pasado hace 400 años nadie habría dicho nada. Acto seguido, más miedo:

"Los expertos están de acuerdo: Nos estamos acercando rápidamente al punto donde ya no existe retorno alguno. Si la temperatura del mundo aumenta 2 grados, las consecuencias que sufrirá nuestro planeta serán devastadoras."

Esto, metodológicamente, no se sostiene. El hecho de que la temperatura aumente de media dos grados no da información de las consecuencias concretas (estas sí son puntuales y tangibles). El problema está en que de un hecho probable no se puede deducir un hecho seguro. No sólo eso, semejante argumentación desconoce, no sólo los impactos locales, sino la capacidad de respuesta de las personas en el futuro, y eso tiene mucho que ver con el concepto de "devastador". Un bosque se puede quemar, pero también se puede replantar y favorecer su crecimiento mediante vías artificiales. Afortunadamente, esto no es necesario para nuestros amigos con bola de cristal...

"Este problema se puede resolver. Necesitamos un nuevo acuerdo internacional que comprometa a todos los países a reducir las emisiones contaminantes, y a la vez impulsar el uso de energías renovables. Se necesitan tomar decisiones políticas valientes --y no sólo de uno o dos países."

¿Pero no habían firmado Kyoto? Este tratado supuestamente iba a acabar con el problema (a pesar de los esfuerzos de Estados Unidos por ignorarlo), pero ahora nos piden uno nuevo. Se ve que el viejo no servía para nada (aplicándose las medidas de Kyoto el calentamiento global no llegaría a ser frenado en 2 décimas, siendo optimistas). ¿Qué hace falta? Más acción del gobierno y más gente dispuesta a aceptar que recorten sus libertades para salvarles de la que se avecina. Habrá que enviarles un mensaje que diga: "Por favor, quiero que me quiten libertades individuales para que apliquen una serie de medidas inútiles y que perjudicarán a los más pobres (véase africanos, asiáticos, sudamericanos... los que tienen problemas de verdad)". Eso sí, hay que reconocerles un mérito:

"El próximo mes de Junio, los líderes mundiales de la mayoría de los países que más contaminan nuestro planeta se reunirán en Alemania. Las prioridades de los asuntos a tratar en esta cumbre se están decidiendo ahora mismo. La consciencia pública sobre la amenaza de los cambios climáticos alrededor del mundo está alcanzando un punto de ebullición. Ya se agotaron todos los argumentos - este es el momento de enfocar nuestra energía para construir un movimiento global y hacer que nuestros líderes actúen."

Ya imagino la manifestación... Todo con mucho color y poco pensamiento. ¿A alguien se ha parado a pensar que los políticos puedan actuar de modo irresponsable con el poder que se les pretende dar? ¿A alguien se le ha ocurrido pensar que no hay otras alternativas? ¿A alguien no se le ha ocurrido pensar que hay otros problemas mucho más importantes (como el hambre y otras enfermedades) que en este momento afectan a millones de personas?

Honestamente, creo que el clima está cambiando, y creo que la temperatura media crecerá. ¿Qué repercusiones tendrá? Ni idea. ¿Serán todas malas o habrá también cosas mitigables o incluso buenas? No lo sé por la sencilla razón de que, localmente, las predicciones tienen 4 días de fiabilidad, aunque supongo que habrá de todo. Que el clima se caliente igual me beneficia: Me voy a vivir a Irlanda en pocos días y allí hace un frío de narices. ¿Tiene la culpa de esto el hombre? No lo sé: ¿Cuánto habría variado sin la intervención del Hombre? Lo que sí sé es que gracias a lo que hemos creado (que es muchísimo) la Humanidad tiene una esperanza real de vivir sin miedo a las adversidades que la propia Madre Naturaleza ha creado, y esto no deja de ser una más y a la que, seguro, seremos capaces de superar.

Lo que sí hay que reconocer es que el miedo se instala a pasos agigantados en las personas. Un miedo catastrofista y, hasta cierto punto, irracional, que puede tener consecuencias mucho peores de las pensadas en un momento dado. Aunque quién sabe... En cierto modo, uso los mismos mecanismos de predicción del futuro que todos aquellos aterrorizados por la doctrina ecologista... Con una diferencia: Los pobres y los muertos de hambre del mundo ya están ahí.

7 Feb 07 @ 08:51 PM | 10 comentarios

Alcorcón y los moros de Ceuta...

Viví ocho años en Ceuta. Más o menos los mismos que llevo sin estar ahí (contándolos bien, seis). Cuando yo me fui de allí, estaba hecha unos zorros, con grandes problemas de delincuencia y, sobre todo, de macarrismo. De niñatos que no hacen más que molestarte y tocarte las narices sabiendo que, si lo haces, otros más grandes irán a por tí. En ese tiempo he tenido tiempo para que me pasara de todo (palizas, cuchillos en el cuello, intimidaciones, acosos... un montón de cosas educativas), así que estoy curado en salud.

Si preguntaba a mis amigos sobre cómo estaba la ciudad, todos, sin excepción, me decían que iba a peor, especialmente en cuestiones relacionadas con las mafias. La otra respuesta típica es "como siempre", que viene a decir que las cosas van en su lento e inexorable curso hacia el desastre. Sólo he encontrado una reciente excepción en mi acientífica encuesta.

¿Quiénes eran los principales responsables de tal situación? Moros. Que en la mayoría de reyertas y cosas así hay personas de origen marroquí implicadas y que son ellas las que las inician es una cuestión estadística que carece del menor interés. Y cuidadito con lo que haces, que después te vienen sus ocho hermanos.

Cuando he tenido noticia de esto que ha ocurrido en Alcorcón, lo primero que me he dicho es: Como en Ceuta. Un grupo de subnormales morales venidos de otro país tratando de imponer su ley al resto de ciudadanos, y estos que se han hartado de tener que responder de todo lo que hacen... Parece ser que no es así cómo ha pasado sino que ha sido una pelea entre (pongamos) cinco personas que ha ido a mayores. Como en Ceuta. La única diferencia estriba en que ahora la gente se ha defendido de verdad y que la policía ha intervenido. Si esto pasara en la ciudad africana, el grito de "Racismo en Ceuta" sería tal que Mohamed VI lo aprovecharía como justificación de acto de liberación de su pueblo que no sería otra cosa que una invasión en toda regla. Por eso la gente calla y, cuando les preguntas por la ciudad, sólo dice "como siempre".

¿Es racismo o xenofobia lo de Alcorcón o lo de Ceuta? No. Quizás algunos descerebrados de extrema derecha pretendan usarlo para sus delirantes intereses, pero dudo que eso sea representativo de la mayoría de la población. La mayoría de la población de Alcorcón, como la de Ceuta, diferencia entre la persona civilizada que viene de un país y una cultura distinta y el auténtico maleante que viene de otro país. Ahora bien, deberían ser los propios colectivos de inmigrantes los que claramente se desmarcaran y se alzaran contra ellos.

Esto tiene una parte de maldad, y es que resulta de una crueldad innegable decir a un inmigrante que trabaja a destajo que en sus ratos libres se meta en reyertas donde probablemente acabe mal parado por algo que, individualmente, no es su problema. No obstante, como en Ceuta, sí echo (echaba) en falta asociaciones cívicas creadas por ellos mismos que actúen y denuncien claramente estos fenómenos y, a su manera, los combatan. Puede que en Alcorcón sea un fenómeno nuevo... pero más vale atajar el problema de raíz y que aquello no acabe como probablemente lo hará Ceuta.

He conocido gente de origen marroquí con el que merecería la pena dar el brazo derecho si fuese necesario, como los he conocido rumanos o sudamericanos. Y españoles de Ceuta que merecen vivir bajo la tiranía del rey marroquí. Charlando con un amigo (quien también se fue de la ciudad hastiado), llegamos a una conclusión: Si un español viene a tocarte las narices, ese es moro. Y si viene alguien de origen marroquí y religión islámica que se comporta civilizadamente, ese es persona.

23 Ene 07 @ 11:12 AM | 7 comentarios

China avanza, su gobierno retrocede...

Guangzhou, the chaotic export capital in southern China, appeared to hit a major Chinese milestone this month, becoming the country’s first city to reach a per capita income of $10,000 — more than five times the nationwide figure and a rough threshold for becoming a “developed” country.

But in a measure of just how problematic prosperity can be here, the city will institute a ban on motorcycles and motorized bicycles on Monday, hoping to quell a crime wave that has been building to more than 100,000 offenses a year. [Sigue leyendo...]

15 Ene 07 @ 02:59 PM | 0 comentarios

Mitos de los mitos de la soberanía del consumidor

Uno de los temas que más me han interesado últimamente ha sido la cuestión acerca de la soberanía del consumidor. Y lo ha hecho porque en realidad el tema que aborda está íntimamente relacionado con la cuestión del aprendizaje.

Últimamente he llegado a tener polémicas muy estimulantes con amigos del "otro bando" como Alberto Garzón (véase ésto, ésto, ésto o ésto). En varias ocasiones, Alberto comentaba cuestionaba la soberanía del consumidor afirmando (entre otras cosas) que todos tenemos necesidades de muy diverso ámbito y que el modo en que las resolvíamos estaba condicionado hacia conductas consumistas... Añadía que todo el mundo tenía necesidades. A mi entender, el problema de su argumento era que no tenía una teoría del aprendizaje capaz de sostener tal punto de vista. ¿Por qué siempre me remito a la cuestión del aprendizaje? Porque, en el fondo, de lo que están hablando es de cómo la mente procesa una serie de estímulos y lo convierte en unas respuestas. Y sin un marco lo suficientemente sólido, no podemos pretender que teorías que emanen de ellas sean sólidas. Es algo así como pretender hacer ecuaciones de sexto grado sin conocer lo que representan los números y signos, sumar o restar. O dicho de otro modo, como un edificio: si los cimientos no son sólidos, la estructura final se desploma. Digo esto porque no se puede afirmar que un problema sea sociológico cuando estamos discutiendo desde un orden psicológico.

Recientemente, José Rodríguez, de Socialdemocracia.org, ha cuestionado nuevamente la idea de la soberanía del consumidor. La única diferencia significativa que he encontrado en comparación con los razonamientos de Alberto Garzón es que, en los comentarios, comenta que sí existen escuelas que tienen en cuenta conceptos como los del aprendizaje y el procesamiento de información para desarrollar teorías más sólidas. Además, tiene el detalle de dar una lista con muchos artículos sobre la cuestión.

No obstante, y aunque en última instancia el objetivo sea justificar un recorte de libertades, me centraré en las razones que desde la disciplina de la psicología se pueden tener para defender esta idea.

Cuando hablamos de soberanía del consumidor, en realidad estamos hablando de soberanía de la persona sobre sí misma frente a los estímulos que le rodean y hasta qué punto es manipulable por otros. Es decir, cómo desde el exterior pueden plantearnos unos estímulos a partir de los cuales se dan las respuestas deseadas por otras personas. Cómo no, el ejemplo de la publicidad y el mercado son el ejemplo que más se ha utilizado desde ciertos sectores políticos. El debate del aprendizaje siempre ha estado de fondo, aunque de modo implícito.

Hasta ahora, la polémica más agria se centraba en discutir si los innatistas (es decir, quienes defendían el peso de la genética en el aprendizaje) eran, literalmente, unos nazis o no. La influencia de la publicidad es una derivada de la cuestión. La publicidad, a fin de cuentas, es sólo un estímulo que pretende que la persona de una respuesta concreta. Que es lo que pretende hacer cualquier acto de comunicación. Afortunadamente, los ánimos se han calmado bastante, pero estamos muy lejos de poder dar una respuesta real a la cuestión del aprendizaje. Hoy por hoy, sería muy aventurado afirmar que hemos descubierto cómo funciona la mente en su totalidad para cuestiones muy importantes (pregunten a Steven Pinker o a Jerry Fodor al respecto), aunque se haya avanzado mucho en este tiempo. Ahora bien, de ahí a decir que...

[La sociología] "esté tan de acuerdo con las principales corrientes de tu propia disciplina y fundamentadas en ellas"...

Pues como que no. No es cierto. Por desgracia, la psicología no ha avanzado lo suficiente como para sostener teorías como las defendidas por la hermenéutica, la escuela de Frankfurt y la canadiense. Supone una extraordinaria arrogancia presuponer la respuesta sin estar seguro. Y en la psicología, nadie lo está. Y los que lo están, reconocen que no tienen pruebas suficientes. Entre otras razones, porque decirlo es algo así como ponerse un cartel en el que se puede leer: "Acribíllame y ríete después, por favor". Y si no lo podemos estar los psicólogos, dudo que puedan estarlo los sociólogos.

Voy a poner el siguiente caso como ejemplo ilustrativo: el aprendizaje escolar. ¿Sujetos? Niños. Claramente influenciables socialmente... Podría resultar muy fácil enseñarles valores y conductas, por no hablar de conocimientos, lo que daría lugar a una simplicación en las teorías, las cuales sólo discutirían por matices... Pues no. Debe haber como unas siete u ocho teorías (Ross, Torgesen, Vellutino y un generoso etcétera...) donde todas ellas se tiran los trastos a la cabeza con posiciones totalmente opuestas o a medias.

Esto no quiere decir que se haga publicidad para niños ni que sean inmunes a la misma, porque no lo son (de hecho, si hay que tener cuidado con la publicidad con alguien y donde el artículo de José Rodríguez tiene algo de sentido, es con los niños de menor edad). Pero de ahí a predeterminar qué quiere un niño sin tener en cuenta todas sus variables internas, va un mundo. Como he trabajado vendiendo juguetes durante una campaña de navidad, sé que la variedad es elevadísima y que hay niños que quieren saciar una serie de necesidades y no otras. Hay niños que quieren un balón, otros el coche de Fernando Alonso, otros el kit espía con microscopio incorporado, otras las princesitas de Disney y otros el Risk. También podemos mirar en la sección de videojuegos para Play Station, a ver si no hay variedad...

Y ahora, pasemos a los adultos. Para estos, igual que para los niños, un estímulo puede producir en ellos respustas diferentes. ¿Por qué? Por el modo en que procesamos la información. Y, como en el caso anterior, todo el mundo se tira los trastos a la cabeza. Actualmente, el paradigma más puntero es el que trabaja con modelos neuronales del comportamiento y simulaciones informáticas que tratan de replicar el funcionamiento del cerebro y el procesamiento de información. Aquí la batalla es campal. Y es lo suficientemente campal como para que no se pueda afirmar que "hay estrategias destinadas simple y llánamente para generarnos nuevas necesidades y que vienen dictadas desde los productores" o que [los anuncios] "transforman una necesidad "genérica", en muchos casos brumosa, e incluso cubierta a rasgos generales, en una necesidad imperiosa, focalizan nuestra atención en ella y le hacen que la valoremos con mas fuerza de la que nosotros le estamos dando, a parte de decir que el producto o servicio que publicitan nos la cubrirá " y que "afecta diréctamente a la categorización de nuestras necesidades, nos focaliza y pone en valor unas sobre otras para hacernos consumir un producto"...Que nos expliquen cómo se hace, por favor.

No sólo eso. Además, el artículo de José Rodríguez plantea mal el problema cuando valora qué influencia pueden tener el marketing y la publicidad. Suponer que la publicidad es capaz de cuestionar la soberanía del consumidor (con todo lo que ello implica) es sobrevalorar su efecto real y cuestionar, no ya la capacidad de aprendizaje del ser humano en sí, sino la ubicuación del ser humano como miembro del reino animal. Eso, siempre pensando que el problema ha sido bien enfocado por el hecho de que no tiene en cuenta la naturaleza del producto que se anuncia o la del mercado.

Decía que cuestionaba la capacidad de aprendizaje porque parece mentira que no se dé cuenta de que a la gente nos gusten unas cosas más que otras, que se compare y se busquen aquellas cosas que más puedan beneficiarnos: Va contra los principios más elementales del conductismo pavloviano y skinneriano. Refuerzos y castigos positivos y negativos. Dado que está tan al alcance de la mano, no me molestaré en poner líneas y líneas de referencias a artículos que reflejan lo obvio... que si no nos gusta algo, lo rechazamos, y que si nos gusta algo, podemos desearlo más. Igualmente, no nos gusta que nos quiten lo que nos gusta, pero nos encanta que se vaya aquello que nos molesta. Esto, hoy por hoy, no se cuestiona ni en animales ni en hombres.

No es lo mismo un coche (que puede tener una duración de 8 años de media) o una casa que un artículo de maquillaje, un cartón de leche, unas chuletas de cerdo, una cama, un libro... Todas estos bienes tienen una naturaleza determinada, capaces de ofrecer algo que interese a las personas. Esta ingente cantidad de bienes y servicios generan en el ser humano una serie de respuestas que, resumiendo de mala manera, se traducirían en positivo y negativo, teniendo en cuenta que unos lo son más y otros menos.

Asímismo, de cómo la gente percibe las cualidades del producto dependerá que, a largo plazo, las empresas sobrevivan o no. Las características del bien darán lugar a modos de venta y de publicidades determinadas. Habrá productos que se consuman en el momento y otros bienes y servicios que deban durar más tiempo y donde la posibilidad de cambio es menor. En ambos casos, si el servicio prestado no cumple las expectativas creadas en el cliente, el negocio no durará. En un caso, porque rápidamente se recurrirá a la competencia. En otro, porque la voz de un mal servicio se correrá y habrá menos gente que caiga en el mal producto.

Supongamos que una persona tiene una necesidad de "buena imagen" y ve un anuncio en la tele un anuncio que le ofrece solucionar su problema con un gel fijador X para el pelo. La persona puede probar una vez y ver qué tal le funciona. Si va bien, repetirá, pero si no funciona, buscará otra cosa. ¿Y para qué habrá servido la publicidad en este caso? Para nada. ¿Por qué? Porque la persona ha aprendido que el estímulo "gel fijador X" no sirve para satisfacer la necesidad "buena imagen". No hay mejor publicidad para un producto que sus propias cualidades.

Para que un producto sea capaz de llegar a hacer lo que afirma Rodríguez tiene que ser muy bueno. Es decir, que realmente sea capaz de saciar esta necesidad. Si no lo es, ese producto dejará de ser comprado (o se correrá la voz de que es inútil para satisfacer tal fin) y la empresa tendrá que mejorar, dedicarse a otra cosa o cerrar. Este es el resultado de la percepción de las consecuencias de un bien... basándonos en el conductismo de toda la vida. Y para esto sí nos dan los avances que se han hecho desde la psicología.

Dicho de otro modo: Que yo sepa, no hay narices de demostrar que si el "intervalo de expectativas de satisfacción creadas por el anuncio" no coincide y está por encima del "intervalo satisfacción de experiencias resultantes de probar el producto", las expectativas creadas sean capaces de modificar la satisfacción del sujeto a su favor. Esto requiere una puntualización: tras una primera experiencia, en el caso de que coincidieran ambos intervalos, la confianza que tenga la persona en el producto se centrará en aquellas áreas donde el resultado de la experiencia haya coincidido con las expectativas. Ello no quiere decir que la persona no pueda generalizar y utilizar ese bien para otras necesidades, pero en tal caso se repetiría el proceso descrito inicialmente. Esos son los límites del marketing y de la publicidad.

Las contradicciones saltan a la vista cuando, por un lado, afirma que...

"... no quiero decir que del hombre libre que decide cuales son sus prioridades y necesidades pasemos a un modelo del autómata que responde a los impulsos de la publicidad como un ser pasivo"
... y por otro, que...
[la publicidad] "afecta diréctamente a la categorización de nuestras necesidades, nos focaliza y pone en valor unas sobre otras para hacernos consumir un producto".
¿En qué quedamos? O afecta hasta tal punto y, para que sea realmente significativo y se pueda diferenciar de las circunstancias normales de la vida siendo su modo de actuación una modificación de las necesidades frente al cual la persona no tiene ninguna esperanza (y entre eso y el autómata no hay diferencia)... o cualquier mensaje publicitario tiene una capacidad de influencia limitada que puede ser contrarrestada por la propia persona en el caso de que pudiera ser negativa para sus intereses. Y, lamentablemente, no hay término medio en el que poder intentar refugiarse. ¿Qué dice la psicología? Pues que el hombre puede ser persuadido, pero no hasta tal nivel. Siempre hay un margen de decisión que hace a las personas capaces de limitar la influencia de estímulos que nos rodean (salvo en el caso de que afecten materialmente las conexiones neuronales, como las drogas). Intentaré poner un par de ejemplos que ilustren la situación. Si mi madre me dice que apague la luz, no es "porque sí", sino para que apague la luz. Si mi novia y mis amantes me dicen que soy adorable, tampoco es porque sí. Y si mi madre me dice cinco o seis veces que apague la luz y, si no, me da un "palocañazo", o mi novia y mis amantes me repiten cinco o seis veces que soy adorable y me lo demuestran como estimen oportuno (entendido en sentido amplio), es por algo. Toda comunicación que llevamos a cabo es por algo, y supone como toda información una influencia hacia otra persona. La publicidad es lo mismo, solo que con mala prensa y menos efectivo que los dos casos anteriores. Visto así, cuestionar la publicidad y no cuestionar cualquier la mayoría de actos comunicativos de la vida responde más a la arbitrariedad ideológica que otras razones, salvo que esas razones incluyan la planificación total del comportamiento humano por ineficiente, cosa que dudo.

Y siendo así, ¿como es que las empresas se gastan tanta pasta en publicidad? Porque lo más importante es que la gente conozca el producto. En eso es en lo que se gastan la pasta. Lógicamente, quieren que su producto sea asociado a algo bueno, que tenga en cuenta cuestiones culturales... pero este intento de asociación no es tan potente como para modificar una respuesta, no digamos una respuesta tras una experiencia. Aquí hay varias variables que influyen (véase el experto, el famoso, la urgencia... etc)... pero lo más caro que tiene la publicidad es la repetición. Una variable bien estudiada, por cierto. Ver un anuncio siete veces quiere decir que existen más probabilidades de recordar el nombre de un producto X cuando, por ejemplo, está en el supermercado, y existe una diferencia muy significativa en las ventas de un producto anunciado por televisión que de un producto que no lo es. Sin embargo, las grandes campañas publicitarias no han podido evitar los batacazos más grotescos. Sólo hay que ver cuántas películas han caído en la indiferencia, muy a pesar de los inmensos derroches publicitarios de sus productores. Si el producto es malo, da igual quién lo anuncie. Que le pregunten a Rosa, la Triunfito. La publicidad da la oportunidad de probar el producto, no prepara respuestas para después de probarlo.

El caso de la publicidad de guerra es muy particular. En este caso, estamos hablando de una amenaza, no ya para nuestra vida, sino para nuestra familia y el entorno que nos rodea. Este caso no es comparable a la venta de unos filetes o a la compra de un coche por una razón muy sencilla: no estamos hablando de estímulos iguales o que posean una naturaleza similar. Y, como ya se ha dicho, el hecho de que se venda de que la guerra va bien no quiere decir que la gente esté ciega o que no se de cuenta de otras consecuencias negativas que está teniendo en el país (véase porqué la gente del Partido Republicano dejó de votar a Bush). También podemos verlo desde otro punto de vista: a pesar de la propaganda mediática del gobierno y sus medios afines, más del 90% de la población española estaba en contra de la Guerra de Irak, por lo que o bien los propagandistas del PP fueron mejores... o los del PSOE y sus medios afines mejores a la hora de embaucar a la sociedad para que no apoyase la guerra de Irak.

Y ahora, pasemos a lo personal. Resulta lamentable que a estas alturas venga alguien a cuestionar mi honestidad intelectual. La mía o la de cualqiuera... pero la mía más, que para eso soy yo. Da la casualidad de que yo he sido de los primeros de la Red en oponerme a la guerra de Irak, cuestionar el papel de la Iglesia, romper una lanza en favor de Pilar Manjón o no tragarme esa teoría conspiranoica del 11-M, por poner algunos ejemplos. Y lo hice por mi conciencia y mi honestidad intelectual. Del mismo modo que aprendí a replantear mis ideas cuando percibí los errores en mis razonamientos. Estoy curtido ya en demasiadas batallas como para que vengas a cuestionarme por DUDAR de lo que me dices, más aún cuando cuento con argumentos razonables. Puedo estar equivocado, ser libre y honesto no se discute. Yo tampoco cuestiono tu honestidad intelectual, a pesar de que esté basada en el establecimiento de relaciones no voluntarias y coactivas por una de las partes y ello me parezca aberrante por muy buenas intenciones que tengas. Más aún cuando eres incapaz de abordar los problemas con un mínimo de solidez o cuando las bases de aquello que defiendes están todavía demasiado verdes para poder darte la razón. Y más todavía cuando generalizas sobre temas en los cuales yo no había entrado (soy psicólogo, me interesa lo de mi campo, no había entrado en la cuestión económica porque tampoco soy un experto en la materia). Por no hablar del discurso contradictorio.

Lo único que tienes es que el marketing afecta a las ventas de un modo positivo, cosa que nadie ha negado, pero lo que sí se cuestionan son los mecanismos por los cuales la publicidad consigue tal efecto y el grado en el cual la voluntad de la persona queda persuadida de comprar un producto y no otro. La única a la que puedes agarrarte respecto a la publicidad y en la cual sí podría darte la razón es en la repetición del estímulo. Pero este queda desautorizado como argumento si, a largo plazo, la respuesta que se produce tras probar el producto es negativa, algo que sí está demostrado empíricamente (creo que desde los tiempos de los perros de Pavlov, aunque nos podemos ir a los conductistas americanos).

Lo divertido es que afirmes que sólo los ultraliberales dicen que el mercado es perfecto y que asigna eficientemente los recursos... Esta bobada no se la he oído a nadie (te agradecería la fuente, aunque procura que esta vez no sea tan aleatoria como en tu defensa de las escuelas sociológicas), ni siquiera a un anarquista austriaco como Jesús Huerta de Soto. Lo que sí se dice es que a la larga puede asignar los recursos que bajo la intervención del Estado, cosa que tampoco es ningún disparate. Y no es ningún disparate porque a la larga implica el factor tiempo, actúa la variable "aprendizaje" y los recursos se asignan a aquellos que mejor sirvan a las necesidades. La ineficacia en el mercado que puede provocar una campaña publicitaria es mucho menor que la que puede provocar la intervención del Estado, y el Estado sí es coactivo, así como sus repercusiones son mucho peores. Más aún, lo bueno del mercado para cualquier liberal es que es imperfecto (¿cuántos palos le habrán caído a Walras por ello?): son precisamente los socialdemócratas aquellos que pretenden mejorar las imperfecciones del mercado por la vía del Estado. Para los liberales, es su imperfección lo que da margen a la mejora. Y eso, en otras palabras, quiere decir que no conoces lo que estás criticando.

Por otro lado, citas una serie artículos que tratan de justificar la capacidad del marketing y la falsabilidad de varias escuelas. Creo que es mejor dividir por partes, para que veas lo que aportas...

La publicidad influye: Toda esa lista que aparece "aleatoriamente" de la base de datos Emerald no dicen absolutamente nada nuevo. No hablan de cómo influye, sólo que lo hace (y no niego que lo hagan, lo que cuestiono es si la libertad de elección y la respuesta tras probar el producto quedan limitadas)... excepto dos. Uno de ellos habla de lo que a la gente le importa a un producto (nada nuevo bajo el sol) y otro habla de los consumos de carne en niños de 10 años, estudio no generalizable a mayores. El copypaste te habría salido mejor si te hubieras ceñido a lo que yo me decía y no te ibas por los cerros de Úbeda con cosas que no cuestionaba.

Falsabilidad de la Escuela de Frankfurt: Yo pensaba que me ibas a salir con modelos de simulación con redes sociales... De hecho, Hazelhurst y Hutchins tienen una muy divertida en la que una serie de "sujetos robóticos" crean un lenguaje suficiente para llevar a cabo una tarea... de la nada. Esto puede ser considerado una suerte... ahora tienen la oportunidad de poder ser falsadas. Hablo de algunas de las de Habermas... no las de Marcuse, Adorno y el resto de colegas francofurteses, barbaridades y tonterías por las que nunca se les dará una colleja y se les llamará "cretinos" con un gesto de desdén.

Del primer artículo, su resumen dice que... "using the critical social theory of Jurgen Habermas, discusses the development of an information system in mental health. Using critical ethnography, reveals otherwise hidden agendas, power and managerial assumptions to be deeply embedded in the project". Se discute el desarrollo de un sistema de información... ¿en/para la salud mental?

El segundo afirma que... "Based on the work of Jurgen Habermas, language and communication and ways to move from words to communicative action in the business environment are discussed. Information is not the basis of communication. Rather, it is language and understanding". Esto sólo serviría para empresas, no para el resto de casos de la vida cotidiana.

Y el tercero, "It is argued that the body of work of these scholars has a strong contemporary relevance to issues in the management of change in organizations"... Sólo para empresas.

Y es una pena, porque yo esperaba que se enlazara algo relacionado con el tema (algo así como "la publicidad nos hace idiotas" o "el capitalismo limitan el pensamiento y la diversidad cultural") que fuera falsable... No lo hay. A eso me refería.

Falsabilidad de la hermenéutica: Estos molan algo más, aunque no quiera decir que hayan sido capaces de avanzar hasta los niveles que se requieren para sostener tal peso de la publicidad (especialmente en lo que se refiere a mapas cognitivos, donde siguen habiendo puñaladas diarias) en la conducta sin que no pueda aplicarse una efectiva Navaja de Occam. Nótese que en el artículo que se referencia el hallazgo es el siguiente:

The findings in the empirical study support the view that decision processes are prospective, introspective, and retrospective, sporadically rational, ultimately affective, and altogether imaginatively unbounded.

En resumen, uno de esos maravillosos artículos descriptivos que no dicen nada nuevo más allá de lo obvio y que no son capaces de profundizar. Aunque en realidad sí dice algo: que no tiene pruebas capaces de justificar que la publicidad tenga semejante capacidad de influencia por la simple razón de que no sabe cómo se adoptan las decisiones.

Falsabilidad de la escuela canadiense. Necesitaría mejores artículos. Los que se citan no hablan de procesamiento de información y, por lo tanto, me permiten profundizar poco.

Lo bueno de "La Tabla Rasa" de Pinker es que, aparte de ser muy sensato, evoluciona muy bien desde el individuo hasta lo social. Pero, claro, tú ya lo sabías...

Cuestionarte a tí no es cuestionar a los científicos. Es cuestionarte a tí, así que deja de eregirte como si fueses el gran representante de la autoridad científica. No porque no tengas cualidades para ello, sino para que te ahorres la falacia de autoridad. Los científicos siguen tirándose los trastos a la cabeza en muchísimas materias, por muchas tendencias generales que haya y por mucho que se haya avanzado. Sólo tienes que ver cuántos firmaron un documento en favor del aumento salario mínimo en Estados Unidos y cuántos se negaron para decirme si después hay unanimidad o algo parecido al consenso en esa materia.

Yo no soy austriaco, sino neoinstitucionalista. Y por mucho que me guste Thorstein Veblen (para según qué cosas), afirmó en sus tiempos muchas cosas que hoy por hoy siguen sin poder ser falsables. Y por mucho que me gusten, no las puedo afirmar y pensar que tengo el suficiente respaldo empírico. No, sin ser intelectualmente honesto. Con esto, lo único que demuestras es ser tan fanático como aquellos que más se aproximan a tu idea de personas que desprestigian el liberalismo con su intransigencia y fanatismo. La diferencia entre ellos y tú está en que ellos no pretenden coaccionar la libertad de nadie... y tú sí.

21 Dic 06 @ 02:19 AM | 16 comentarios

Lo bueno que tiene el concepto de soberanía es que ayuda claramente a decir de quién es la casa de cada cual para que queden claros los límites de cada Estado... Pero pretender juzgar a Donald Rumsfeld por lo de Abu Graib (cuando creo que se enjuiciaron a varios soldados) o la cárcel de Guantánamo excede totalmente el concepto de soberanía...

Es curioso que este tipo de cosas no se lleven a cabo con impresentables como Teodoro Obiang, al que estamos dando de comer en España en estos mismos momentos... Puedo leer en la Wikipedia...

En julio de 2003 la radio estatal África 2000 anunció que el presidente es un Dios que está en permanente contacto con el Todopoderoso y puede matar a cualquiera "sin que nadie le pida cuentas y sin ir al infierno porque es el Dios mismo"

No sería una mala idea hacerle lo mismo que a Rumsfeld... aunque supongo que algo deberá tener Obiang para que se persiga al republicano antes que a él...

A Rumsfeld muy difícilmente se le juzgará, a Obiang le ofreceremos repetir plato en nuestra propia casa... Pero qué bonito sería olvidarnos de la soberanía y montar un fregado de tres pares de narices... para según qué cosas...

15 Nov 06 @ 09:50 AM | 3 comentarios

Si el paradigma del periodismo, que se supone que es la pública BBC, resulta que tiene sus propias predisposiciones (vía Instapundit)...

It was the day that a host of BBC executives and star presenters admitted what critics have been telling them for years: the BBC is dominated by trendy, Left-leaning liberals who are biased against Christianity and in favour of multiculturalism.

A leaked account of an 'impartiality summit' called by BBC chairman Michael Grade, is certain to lead to a new row about the BBC and its reporting on key issues, especially concerning Muslims and the war on terror.

It reveals that executives would let the Bible be thrown into a dustbin on a TV comedy show, but not the Koran, and that they would broadcast an interview with Osama Bin Laden if given the opportunity. Further, it discloses that the BBC's 'diversity tsar', wants Muslim women newsreaders to be allowed to wear veils when on air.

One veteran BBC executive said: 'There was widespread acknowledgement that we may have gone too far in the direction of political correctness.

'Unfortunately, much of it is so deeply embedded in the BBC's culture, that it is very hard to change it.'

¿Qué podemos esperar de las múltiples televisiones públicas españolas? ¿Qué podemos esperar de RTVE, recientemente salvada con el dinero del contribuyente y que ha jubilado a trabajadores con sueldazos?

22 Oct 06 @ 01:00 PM | 0 comentarios

Siendo hoy el día de mi cumpleaños, he decidido hacerles un pequeño regalo a ustedes, oh, escasos pero fieles lectores. Para un servidor sería muy fácil poner un par de tías en bolas (como ésta o ésta otra), pero como imagino que serán tan freakies que ya las habrán visto más de quince veces (veinte, si hablamos de este otro caso), he optado por poner un texto de David Hume que seguro que les encantará... También podría haber hablado del nuevo blog de Paulo Coelho... pero tendría que volver a mi tratamiento de rehabilitación por piromanía... así que les dejo con con nuestro gordo ateo favorito...


David Hume.jpg


DE LAS RELACIONES

La palabra RELACIÓN se utiliza normalmente en dos sentidos básicamente diferentes: nombra por una parte la cualidad por la que se unen dos ideas en la imaginación, llevando naturalmente la una a la otra -como hemos explicado anteriormente-, y por otra la circunstancia particular en que, incluso en la unión arbitraria de dos ideas en la fantasía, podemos pensar que es conveniente compararlas. En el lenguaje corriente es siempre el primer sentido lo que nombramos con la palabra relación; sólo en filosofía lo extendemos, para indicar cualquier asunto determinado de comparación, sin un principio de enlace. Así, los filósofos admiten que la distancia es una nueva relación, pues adquirimos idea de ella comparando objetos; pero hablando normalmente decimos que nada puede haber más distante entre sí que tales o tales cosas, que nada puede tener menor relación: como si la distancia y relación fueran incompatibles.

Quizá podría creerse que es una tarea interminable el enumerar todas las cualidades que hacen que los objetos admitan comparación, y gracias a las cuales se producen las ideas de la relación filosófica. Pero si las examinamos cuidadosamente hallaremos que pueden reducirse sin dificultad a siete grupos generales, que cabe considerar como principios de toda relación filosófica.

1. El primero es la semejanza: es ésta una relación sin la que no puede existir relación filosófica alguna, dado que no hay otros objetos que no admitan comparación sino los que tienen algún grado de semejanza. Pero aunque sea necesaria para toda relación filosófica, no se sigue de ello que la semejanza produzca siempre una conexión o asociación de ideas. Cuando una cualidad llega a ser muy general y común a gran número de individuos, no presenta directamente a nunguno de ellos ante la mente; por el contrario, al ofrecer de golpe una opción demasiado extensa evita que la imaginación se fije en un objeto determinado.

2. La identidad puede considerarse como una segunda especie de relación. Entiendo aquí su relación en el sentido más estricto: en cuanto aplicada a objetos constantes e invariables, sin examinar aquí la naturaleza y el fundamento de la identidad personal, que se tratará más adelante. La relación de identidad es la más universal de todas, ya que es común a todo ser cuya existencia tenga alguna duración.

3. Después de la identidad, las relaciones más universales y extensas son las de tiempo y espacio, que dan lugar a infinito número de comparaciones: distante, contiguo, arriba, abajo, antes, después, etc.

4. Todos los objetos que admitan cantidad o número pueden ser comparados en ese respecto, que constituye otro origen muy fecundo de las relaciones.

5. Cuando dos objetos cualesquiera poseen la misma cualidad en común, los grados en los que poseen forman una quinta especie de reflexión. Así de dos objetos que son ambos pesados, uno puede ser más pesado o ligero que otro. Dos colores de la misma clase pueden ser, con todo, de matices diferentes, y en este respecto admiten comparación.

6. A primera vista podría decirse que la relación de contrariedad es una excepción de la regla de que ninguna relación, del tipo que sea, puede subsistir sin algún grado de semejanza. Sin embargo, cabe advertir que no hay dos ideas que no sean de suyo contrarias, salvo las de existencia o no existencia; y aun éstas son claramente semejantes, en cuanto que ambas implican una idea del objeto, aunque la última excluya a éste de todos los tiempos y lugares en que se supone que no existe.

7. Todos los demás objetos: fuego y agua, calor y frío, se ven como contrarios sólo por experiencia, y por la contrariedad de sus causas y efectos; esta relación de causa y efecto es una séptima relación filosófica, además de ser también una relación natural. La semejanza implicada en esta relación será explicada más adelante.

Podría esperarse naturalmente que añadiera aquí la diferencia a las demás relaciones. Pero yo la considero más bien como una negación de relación, y no como una cosa real o positiva. La difrencia es de dos clases: en cuanto opuesta a la identidad, y en cuanto opuesta a la semejanza. La primera se llama diferencia de número; la segunda, de género.


David Hume. Tratado sobre la naturaleza humana, Tomo I. Páginas 102, 103 y 104.


Duda existencial del día: ¿Dónde entra aquí el término social?

7 Oct 06 @ 01:15 PM | 13 comentarios

En el debate sobre concesiones de licencias por parte del Estado, sostiene Egócrata que...

Dejo sólamente las farmacias algo aparte. Si bien el sistema actual de concesiones limitadas es ridículo, es un mercado que sí debe ser parcialmente regulado por dos motivos. Por un lado, para evitar que farmacias aisladas en lugares remotos extraigan rentas monopolísticas (y si, en algunos casos es necesario limitar la oferta para hacer que sean rentables) los precios deben tener cierto control, y por otro, para controlar la venta de algunos fármacos. Hay cosas que uno no debe poder comprar a solas y joderse la salud en plan cafre. Mucha menos regulación que ahora, es evidente (es absurdo que uno no pueda comprar aspirinas en supermercados, vamos), pero si cierto control.

A la primera, sólo puedo decir que no entiendo las razones por las que hay que garantizar la competencia en un lugar remoto. No, porque garantizar la competencia conseguiría desalentar a aquel que quiera establecer su negocio... Y un monopolio siempre será preferible a cero posibilidades de abastecimiento. Y sobre el control de fármacos, resulta tan fácil como guardarlos en una repisa cerrada y limitando el acceso para excluir a niños.

Siendo honestos, interesa más el artículo de José R en lo que se refiere a farmacias...

El comercio de la farmacia no es un “comercio” y nada más, como el de pipas o el de revistas. Forma parte del sistema sanitario. Las farmacias no es solo donde venden tiritas, es el lugar donde el ciudadano accede de forma más sencilla a los productos médicos de primera necesidad.

¿Y en un supermercado no se accede a productos de primera necesidad, véase agua o alimentos? En este caso, las farmacias y los supermercados son tienen idéntico rol: Son distribuidores. Es decir, que cualquiera puede vender lo que quiera. Se podrá argüir la idea de necesidad del experto, pero eso no se sostiene. En general, el experto al que se recurre es al doctor de cabecera. En segundo lugar, los productos ya tienen su propio prospecto y etiquetados... algo que no es responsabilidad de las farmacias. Y, en tercer lugar, contratar a un farmacéutico para que se responsabilice de esa sección no es algo inviable para un supermercado, no digamos para una "tienda especializada"...

En muchos casos es un refuerzo no buscado al sistema médico. Y por tanto como forman parte de un sistema sanitario han de responder a cierto control o intervención pública.

En el sistema sanitario puede entrar cualquier cosa: desde los alimentos hasta el gasto de gasolina. El hecho de que intervenga directamente en el organismo influye poco en realidad, si de lo que se trata es de encontrar una excusa para intervenir.

También la peligrosidad, etc.. de lo que comercializan implica un mayor control sobre los mecanismos que se venden etc.. Por último al ser los proveedores de los medicamentos que prescribe un médico y la mayoría financiados con dinero público han de responder a un control público que no debe tener, por ejemplo, un quiosco.

Beberse una botella de lejía es, en general, más peligroso... y se puede comprar en cualquier parte. Los expertos son inútiles a la hora de controlar la estupidez humana.

Y aquí la administración no puede plantear una “liberalización” y punto. Ha de plantear que el sistema ha de garantizar varios aspectos: que territoriálmente haya farmacias abiertas en cualquier momento, es decir un mecanismo de guardias obligatorias.

Sí. Yo también siento escalofríos. ¿Por qué no las venden tiendas abiertas 24 horas? Y de esas, sin necesidad de Estado... siempre hay...

Las garantías sanitarias, de control, etc... extras que deben tener este tipo de establecimientos con respecto a un bar o una tienda de calzoncillos.

Es decir, que el Estado me obligue a pasar la fregona, a que no haya cucarachas... Cosas del Estado...

Y su integración en el servicio de salud pública, siendo en algunas ocasiones puntos de actuaciones sanitarias como el poder proporcionar jeringuillas límpias a cambio de las usadas para los drogodependientes, puntos de información sanitaria, o de promoción de la educación sexual.

Los drogadictos pueden comprar jeringuillas... y lo de dar información... Pues como en cualquier tienda, sin necesidad de que el Estado obligue... ¿No?

las farmacias no pueden responder a la lógica de los supermercados, deben responder a criterios públicos en una gran parte de su actividad.

Esta frase es curiosa... Que yo sepa, no hay mejor criterio público que la ley de la oferta y la demanda... ¿Para qué intervenir sobre algo que puede regularse solo, sin la necesidad de ninguna "mano visible"?

A la espera quedo de las réplicas oportunas...

5 Oct 06 @ 08:22 AM | 43 comentarios

Yendo al reto planteado por Berlin... paso a responder a las preguntas.

¿Tiene sentido que tras treinta años de democracia, definida en la Constitución como economía social de mercado, el estado siga efectuando concesiones personales hereditarias a individuos para el comercio de farmacia, de tabaco y la venta de loterías y quinielas?

Sí, tiene sentido. Desde la interpretación de la ley, se entiende. Esto se deduce del concepto de "social". Social es todo aquello en lo que el Estado puede interferir, buscando para ello una causa ad hoc. La cuestión no es que un negocio sea hereditario sino la exclusión, vía interferencia estatal, de otros que luchan por conseguir una porción del sector y quieren satisfacer las necesidades de quienes desean ese bien. Una cosa es que tenga sentido y otra bien distinta que sea sensato.

¿Afecta o no afecta la igualdad y/o a la libertad de los ciudadanos el no poder dedicarse a estas actividades libremente?
Afecta, en tanto excluye posibilidades de elección. Cuestión distinta es que tenga una incidencia significativa.
¿Y a la eficiencia?
Esto es significativo en el caso de los servidores de Esculapio. En el caso de estanqueras y loterías, el libre intercambio y asociación han conseguido desbordar. Hoy, cualquiera puede ir a un bingo y crear un negocio basado en las apuestas. Puede conseguir tabaco vía expendedora de bar... Pero, a las farmacias, no. Con esto, se provocan dos cosas: la elevación de precios (debido a la reducción de oferentes) y el hecho de que cantidades de estudiantes de farmacia se queden en el paro, incapaces de crear su propio negocio por la existencia de licencias contadas.
¿Deben incluirlo el PSOE (o IU) y el PP en su programa electoral si dicen que son partidos que defienden la igualdad, especialmente en un caso, y la libertad, especialmente en el otro?

Si la gente se atreve a hacer caso de lo que diga un político... Los partidos son clientelares, dispuestos para toda la eternidad a escuchar a cualquier lobby con privilegios. Lo que ellos aseveren con tono sagrado carece de interés. La cuestión no son los partidos, sino la naturaleza del Estado (si se le añade "del bienestar" o "social, no quiero pensar en qué puede acabar...) y de sus defectos por los cuales resulta usado por estas redes clientelares.

Si fuera así, ¿qué se hace con las actuales concesiones?

Lo peor de un drogadicto es el síndrome de abstinencia. Milton Friedman defiende los periodos de transformación de unas reglas de actuar a otras... A título individual, apuesto por la evolución gradual en el marco de reglas para una definitiva supresión de reglas que intervengan en el mercado. Después, sin excusas.

4 Oct 06 @ 06:06 PM | 2 comentarios

Resulta excitante hasta gritar basta la idea que ha tenido el señor Berlin Smith de picarnos progresistas y liberales con cuestiones concretas... No por "conseguir una mayor democratización de un medio en auge", cual sostiene César Calderón (la red, si ha de ser algo, es libre)... sino por el placer del reto intelectual. En la coña participaría (pendientes de aceptar la propuesta) gente plus sensata que yo... véase Valín, Rallo, Berti o Isidoro Lamas... Desde el lado de "los buenos" se encontrarán al ya citado Netorratón, Citoyen, Don-Aire, Royo-Villanova y Egócrata...

Por otro lado, y para elevar la tensión del asunto, yo argüiré siguiendo unas reglas concretas (y sólo aplicables a un servidor): Salvo caso de inexorabilidad, no pulsaré las letras "z", "j" y "m". Esto es porque el teclado se está yendo al cuerno y no puedo pulsar esas letras (botones defectuosos). Por si fuera poco, digo que publicaré cuando otras ocupaciones que requieren del servidor lo toleren. Esto es aplicable al resto de posts del blog...

Se aceptan sugerencias y pido disculpas por los engorros.

Vuelvo a la carga.JPG

Será divertido.

4 Oct 06 @ 05:11 PM | 0 comentarios

Concedo todos esos derechos y otros tantos equivalentes, pero les exijo rigor. Hasta la fecha nadie que haya puesto en práctica tales derechos se ha comportado con un mínimo minimoso minimante de rigor. Nadie se ha acercado siquiera a un kilómetro del rigor. Nadie. Y ahí precisamente radica la trampa, en que los derechos no se usan para resolver con inteligencia la autoría de una matanza brutal sino para contaminar políticamente el ambiente y arramblar de paso con lo que se pueda en el ámbito mediático-crematístico. Esta conspiranoia, por desgracia, es simétrica —ha sido diseñada como simétrica, un donde las dan las toman— respecto de los igualmente bochornosos días pancarteros de la segunda legislatura aznarista, cuando el PP había poco menos que embarrancado y hundido el Prestige y Aznar era un asesino. Si en HL denunciábamos aquellos excesos no era porque procedieran de la izquierda o porque respaldáramos ciegamente a Aznar, sino por su intrínseca falsedad y su asqueante inmoralidad. Lo mismo, por idéntico motivo, hemos de hacer ahora. Si nos abstuviéramos o nos dejáramos llevar por la corriente, estaríamos engañando al lector, al amigo y a nosotros mismos.


Manel Gozalbo

1 Oct 06 @ 02:16 PM | 7 comentarios

Al comentario de Francoalemán sobre una hipotética mejora en el estado de Terri Schiavo, me parece de recibo hacer un par de matizaciones.

En primer lugar, decir que no es lo mismo un cerebro adulto que el de un niño. Mientras que el cerebro de un niño tiene posibilidades de reponerse de daños concretos que, en principio, podrían considerarse irreversibles, el de un adulto es prácticamente irrecuperable. Del mismo modo, no es lo mismo una lesión provocada por un traumatismo craneoencefálico que por la pérdida del organismo.

Y en segundo lugar, en el caso de una hipotética regeneración cerebral, algo que todavía está por por ver con pruebas definitivas, cabe deducir que es más fácil regenerar un cerebro entero que medio cerebro.

Estos dos elementos me parecen importantes cuando se pretende remitir a los últimos casos de gente que "despierta" al caso de Terri Schiavo. Más que nada porque a la señora Schiavo le faltaba medio cerebro, según la autopsia que se le hizo.

Terri Schiavo suffered severe, irreversible brain damage that left that organ discolored and scarred, shriveled to half its normal size, and damaged in nearly all its regions, including the one responsible for vision, according to an autopsy report released yesterday.

Although the meticulous postmortem examination could not determine the mental state of the Florida woman, who died March 31 after a judicial and legislative battle over her "right to die," it did establish the permanence of her physical condition.

Medio cerebro no se regenera hasta formar los constituyentes de un cerebro entero... Ni para llegar al 60%. Si hubiese vivido, el mejor de los casos para Terri Schiavo (y puede que utópico) sería llegar a imitar aquella lamentable parodia que apareció por la blogosfera americana. Y, desde luego, la gente de la que habla el artículo del Guardian que Francoalemán cita no da datos concretos de daños neuronales o de cómo llegaron a regenerarse. No tiene nada lo suficientemente sólido como para sostener la comparación entre estas personas y Terri Schiavo.

Off topic: ¿Qué demonios es eso de JMG en lugar de Francoalemán? Es como si yo empezara a llamarme Nota Media 1.12 en lugar de The Happy Butcher: cambiaría el universo con consecuencias irreversibles. ¡¡Vuelta al nick original, ya!!

14 Sep 06 @ 02:29 PM | 1 comentarios

Wikipedia debería consultar los datos de suicidios

Honestamente, creo mucho en el proyecto Wikipedia. Que la gente se reúna y debata cuestiones y conceptos y cree un marco de conocimiento común me parece positivo. Además, creo que puedes registrarte libremente y debatir aquellos puntos que no te gusten. Así, por ejemplo, podrías comentar fácilmente el artículo que hay sobre el concepto de neoliberalismo, concepto que hace aguas por algunos sitios.

Así, por ejemplo, no dudan en afirmar que entre los efectos negativos del "neoliberalismo" están:

Condicionamiento conductual. En el neoliberalismo, al haber competencia entre transnacionales y empresas, buscan diferenciar sus productos, usando técnicas de [publicidad] y [psicología], donde al consumidor se le incite el producto, hasta aquí no hay nada malo; el problema empieza cuando se utilizan sentimientos y sentimientos de pertenencia, lo cual enajena a la persona, y lo insita al consumismo, consumir en exceso, para sentirse satisfecho. Lo cual ha provocado una tasa alta de suicidios, obesidad en la población y mujeres con problemas de anorexia y bulimia.

Estandarización de las masas y formas de pensamiento. Por el mismo concepto anterior, los objetivos de vida de las personas, se enfocan hacia la recolección de bienes. Se busca la poca crítica al sistema (como en la mayoría de los sistemas que han existido) exponiendolo a metodos como programas de televisión sin mucho contenido, y demas cosas superfluas, que hacen que tengan poca crítica hacia algunas cosas mas profundas de la vida.

La gente tiende a competir entre sí, lo que genera poca comunión entre la sociedad y mas hipocresía.

Daño irreversible a la naturaleza al explotar en demasía los recursos naturales, para poder alimentar el consumo desenfrenado.

Represión a las artes y la música, las cuales este sistema busca que se generen utilidades a traves de esta, y no la expresión misma. Lo que provoca que la gente actual consuma música chatarra y sea poco interesado por el arte y la música clásica. Una de las últimas corrientes autenticas en la música popular fue el Grunge. Ahora generalmente este tipo de grupos se mueven en el Underground, al no ser un producto de consumo para las disqueras.

Ninguna de estas bobadas puede sostenerse con datos. El colmo es decir que el Grunge se fue al cuerno porque no es un producto de consumo para las disqueras, no porque Cobain se pegó un tiro por sus problemas con las drogas, Soundgarden se separaran, Pearl Jam hicieron lo que hicieran y tres cuartos de lo mismo con Alice in chains; más lo que salió después, que no convenció a nadie.

Dado que tengo que elegir un punto concreto, me ha hecho gracia decir que el neoliberalismo aumenta la tasa de suicidios, así que sobre ello me centraré. ¿Cómo lo quieren? ¿Comparando con otros países o en un sólo país supuestamente neoliberal?

Si queremos hacer una comparativa entre países y menos "neoliberales", tenemos la misma fuente, en Wikipedia. Países socialdemócratas no nórdicos y por encima de EE.UU. en tasas de suicidio están Luxemburgo, Portugal, Canadá, Irlanda, Alemania, Francia, Austria, Corea del Sur y Bélgica. He descartado Suecia, Noruega, Dinamarca y Finlandia por tener la variable del sol, y Japón por la cultura. Nueva Zelanda tiene el problema de las poblaciones indígenas, cuya tasa de suicidio es mucho más elevada. No tengo datos para decir si Australia es similar a EEUU o no. Es decir, si somos idiotas y nos guiamos ciegamente por la estadística, mejor vivir en EEUU que en Francia, Alemania o Bélgica. Se puede alegar que no son fechas coincidentes en la recogida de datos, pero esta tendencia se mantiene a lo largo del tiempo.

¿Y si comparamos las tasas de suicidio en el tiempo? Lamentablemente, sólo he podido encontrar una tabla de un estudio similar el cual, en primer lugar, refleja la tendencia anteriormente afirmada y, por otro lado, da una tasa de suicidios mayor para EE.UU. en 1995 que en 2001. El Reino Unido y Holanda, países también de gran tradición (neo-)liberal, se encuentran por debajo de EEUU que otros países.

11 Sep 06 @ 02:33 PM | 2 comentarios

Externalidades de la socialdemocracia (y también algo de censura)

Quería hablar de los muertos de la socialdemocracia a raíz de un comentario que había dejado por el mundo en Socialdemócracia.org, pero como si se trataran de un José Luís Prieto cualquiera, han cogido la fea costumbre de censurar aquellos comentarios que no son políticamente correctos... o debo haber roto alguna otra norma ética de esas que a mí tanto me divierte. No se preocupen, tampoco he insultado a nadie... simplemente dije, entre otras cosas (como una explicación sobre Bhopal), que me lo iba a pasar muy bien machacando la ideología de un adversario al que se le había ocurrido soltar lo que sigue:

la socialdemocracia no tiene en su espalda muertos, como lo puedan tener otras ideologías; como si las tiene el liberalismo en sus formas mas primitivas, mas clásicas y ahora en las mas modernas.

[Lo triste es que no censuraran un comentario en el que se incluía la frase... "Indignante que un libeggal venga a dar lecciones de nada." Se ve que la censura mola cuando es a otro que no piensa lo mismo.]

[Ver actualización, para entender los tachones]

Yo entiendo por socialdemocracia el arte de querer modificar la realidad mediante la coacción y el recorte de libertades y que pretende estar limitada por una serie de controles democráticos. El hecho de que lo consigan o no, o que un Estado pueda funcionar razonablemente (estoy siendo generoso con algunos colegas de la red) con un 20% del PIB, carece de interés, al menos para este post.

¿Tiene la socialdemocracia muertos? A mi entender, sí. No como opción deseada, sino como consecuencia de algo que no puede controlar, algo así como las externalidades de socialdemocracia. No es necesario que utilice la retórica como la utilizaría mi colega Alberto Garzón y hablar de todas aquellas posibilidades que quita el Estado por la imposición de impuestos y el dinero que se puede conseguir; o de cómo la sanidad pública, al tener unos servicios chapuceros e incentivados para trabajar mal, matan a la gente. Hay algo mucho más directo.

Reconozcamos un par de cosas: En primer lugar, es el Estado quien subvenciona a las empresas propias y pone aranceles a los productos extranjeros. Y, en segundo lugar, el Estado quien pone las fronteras o otros muchos tipos de barreras los que llevan a los inmigrantes a tomar medidas desesperadas (yo no veo a ninguna empresa limitando la libertad de circulación de las personas o pidiendo visados, esa es cosa del Estado). Cualquier empresa no tardaría ni cinco minutos en poner un barco grande y seguro y garantizar que los inmigrantes llegan a su destino. Con todas las trabas que pone el Estado, es normal que la gente recurra a opciones más baratas y, por lo general, de peor calidad, por no hablar directamente de miserables que engañan y abusan de los inmigrantes.

¿Quién hace que las regiones africanas no puedan prosperar? Las subvenciones y aranceles de los países ricos, quienes distan mucho de llamarse liberales (empezando por EEUU). Es cierto que los países salen de una posición colonial... es decir, de que un Estado invasor se dedique a quitar derechos de propiedad a unos y dárselo a otros de modo arbitrario. El Estado hace lo mismo en circunstancias normales, sólo que en el caso del colonialismo el robo es mucho más grave y la decisión menos excusable. En este caso, los africanos se encuentran imposibilitados para comerciar libremente bajo las excusas de mantener vivo el sector estratégico de un país, salvar miles de empleos, la competencia desleal y otros argumentos más que discutibles.

Y en segundo lugar. ¿Por qué los africanos llegan en unas condiciones lamentables a las costas canarias, andaluzas o de cualquier otro país? Porque se les ilegaliza. Se prohibe la libre circulación de personas, ponen fronteras, trabas burocráticas, exigen visados, permisos de residencia, todo ello con la intención de evitar todos los problemas que generarían (integración e incremento de todos los servicios, educación, sanidad, pensiones, no hay trabajo para todos...). Generarían unos costos imposibles de mantener con el dinero que se les quitaría en impuestos. Los inmigrantes se ven abocados a recurrir a la gente menos preocupada por su seguridad (pateras, cayucos u otros) por unos precios absolutamente desorbitados.

¿Cuántas personas han muerto intentando cruzar la frontera? ¿Cuál ha sido la razón por las cuales se imponían tales medidas, sino la de protegernos de los futuros problemas de integración que tendríamos y del enorme gasto que tendríamos que soportar? Después vemos a la vicepresidenta, mendigando limosna por Europa para conseguir más medios por un problema que ellos mismos han creado... para poner más policía... El colmo de la demagogia sería decir que el capitalismo es el que genera estos problemas y es la socialdemocracia la que pone a trabajar a la Cruz Roja...

Del mismo modo que ciertas personas hablan de limitar las acciones de las empresas para que contaminen menos y no contribuir aún más al cambio climático (una argumentación que cada día que pasa me resulta un tanto más peregrina: ahora resulta que la capa de ozono se va arreglando), podría argüirse la necesidad de limitar la capacidad de acción del Estado para limitar la libertad individual de las personas.

En realidad, no creo que las ideologías maten a nadie. Ni el liberalismo (tiene narices responsabilizar al liberalismo, que se basa en algo tan simple como la libertad individual y de asociación, por la Guerra de Irak, el colonialismo, Bhopal, el cambio climático, la sequía española, los niños que se prostituyen y, con un poco de suerte, la muerte de Manolete), ni la socialdemocracia ni el comunismo. Las idiologías son sólo herramientas mentales. Las acciones sí generan nuevas realidades. Las justificaciones, aquello en lo que se basen, puede ser erroneo o correcto, pero no mata a nadie. Si me preocupan el comunismo o la socialdemocracia es porque creo que las acciones que ellos están dispuestos a emprender, al margen de su ineficiencia para resolver los problemas o, en algunos casos, las acciones criminales que han llevado a cabo contra miles de personas. En términos comerciales, no me gusta lo que ofrecen y lo que tengo que dar a cambio.

Les dejo los debates ideológicos a otros. Para ellos el duro.

Actualización: ¡¡No he sido censurado!! O, más bien sí, si bien esto se debía a un malentendido provocado por la confusión de una palabra polisémica... Ya se sabe... no es lo mismo una pelota vieja que...

10 Sep 06 @ 01:38 PM | 12 comentarios

Creo que esta es la primera vez que coincido en algo con los colegas de ATTAC, y aunque no sea capaz de apoyar ese libro que ellos publicitan, reconozco que darle palos al Banco Mundial es algo positivo...

La lista de gobiernos surgidos de golpes de Estado militares apoyados por el Banco Mundial es impresionante. Entre los ejemplos más conocidos, citemos la dictadura del shah de Irán, instaurada en 1953 tras el derrocamiento del primer ministro Mossadeg; la dictadura militar en Guatemala impuesta por Estados Unidos en 1954 después de deponer al presidente democrático Jacobo Arbenz; la de Duvalier en Haití, en 1957; la del general Park Chung Hee en Corea del Sur, en 1961; la de los generales brasileños en 1964, la de Mobutu en el Congo y la de Suharto en Indonesia en 1965; la de los militares en Tailandia en 1966, la de Idi Amín Dada en Uganda y la del general Hugo Bánzer en Bolivia en 1971; la de Ferdinand Marcos en Filipinas en 1972, la de Augusto Pinochet en Chile, la de los generales uruguayos y la de Habyarimana en Ruanda en 1973, la de la junta militar argentina en 1976; el régimen de Arap Moi en Kenya en 1978; la dictadura en Pakistán desde 1978, el golpe de Estado de Sadam Hussein en 1979 y la dictadura militar turca en 1980.

Yo añadiría China... aunque sólo fuese por fastidiar...

Las deudas de las colonias de Bélgica, el Reino Unido y Francia con el Banco Mundial, contraídas por decisión del poder colonial, se transfirieron a los nuevos países en el momento de acceder a su independencia. El apoyo del Banco Mundial a los regímenes dictatoriales se ha manifestado con la concesión de ayuda financiero así como con la asistencia tanto técnica como económica. Este apoyo financiero y esta asistencia han ayudado a las dictaduras a mantenerse en el poder y perpetrar sus crímenes. Igualmente, el Banco Mundial ha contribuido a que estos regímenes no se vieran aislados en el escenario internacional, porque el apoyo y la asistencia han facilitado siempre las relaciones con los bancos privados y las empresas transnacionales. El modelo neoliberal se impuso progresivamente en el mundo a partir de las dictaduras de Augusto Pinochet en Chile, en 1973, y de Ferdinand Marcos en Filipinas, en 1972. Ambos regímenes fueron apoyados activamente por el Banco Mundial.

Es decir, que este organismo cogía el dinero de los contribuyentes sin su consentimiento y lo daba a dictaduras... vaya... qué liberal... Por cierto, muy agudo lo de mezclar las medidas liberalizadoras de Pinochet, unas medidas necesarias tras la aplicación del socialismo de toda la vida que estaba llevando a cabo hasta la fecha el dictador Chileno para que no se derrumbara por completo el país...

[...] el Banco Mundial ha concedido sistemáticamente, en el curso de los años 50 y 60, préstamos a las potencias coloniales y a sus colonias para proyectos que permitían aumentar la explotación de los recursos naturales y de los pueblos en beneficio de las clases dirigentes de las metrópolis.

Esta es más interesante... El problema de los préstamos que se concedieron por aquella época fue que no previeron que la gente a la que les daba el dinero pudiesen ser tan sátrapas. En teoría, la idea era desarrollar los países pobres mediante créditos, pero los líderes de los países lo utilizaron para usos personales, guerras con sus eternos enemigos (véase tribu de al lado) y otros despilfarros varios. Esto desmitificaría el mito de que el capitalismo, el libre comercio o la libertad individual han generado la pobreza de los países más pobres de la actualidad que no fueron gobernados por socialistas. Estado, Estado y más Estado.

En los años 80 y 90, un buen número de dictaduras se desplomaron, algunas bajo los ataques contundentes de potentes movimientos democráticos. Los regímenes que los sucedieron en general han aceptado las políticas recomendadas o impuestas por el Banco Mundial y el FMI y han proseguido el reembolso de una deuda odiosa. El modelo neoliberal, después de haber sido impuesto con ayuda de las dictaduras, se ha mantenido gracias al yugo de la deuda y del ajuste estructural permanente.
Quienes tenían que haber pagado eran los sátrapas que despilfarraron el dinero. Un nuevo problema inherente del funcionamiento del Estado, que es otro el que tiene que recoger la basura del primero. No se impuso ningún modelo neoliberal. Contener el gasto público ante las gastos estatales no es una cuestión de modelo ideológico, sino de modelo de gestión de cualquier organización, desde una empresa hasta una familia pasando por el club de fans de Britney Spears... Y es que los gastos tienen que cuadrar con los ingresos. Creo que me estoy volviendo demasiado neoliberal...

En fin... supongo que lo que les gustaría a los colegas de ATTAC es que esta organización se convirtiera mejor en una ONG... cosa que ya es a la vista de los 550 millones de dólares que va a meter en total en Orissa, una de las regiones más depauperadas de la India, y de que las organizaciones no son totalmente idiotas y que poco a poco van aprendiendo de sus errores... Pero claro...

Por lo demás, hay que eliminar el Banco Mundial y el FMI y reemplazarlos por otras instituciones mundiales caracterizadas por un funcionamiento democrático. El nuevo Banco Mundial y el nuevo Fondo Monetario Internacional, cualquiera que fuere su nueva denominación, deben tener unas misiones radicalmente diferentes de las de sus predecesores, deben garantizar el cumplimiento de los tratados internacionales sobre derechos humanos (políticos, civiles, sociales, económicos y culturales) en el ámbito del crédito y de las relaciones monetarias internacionales. Estas nuevas instituciones mundiales deben formar parte de un sistema institucional mundial patrocinado por una Organización de las Naciones Unidas radicalmente reformada. Es esencial y prioritario que los países en desarrollo se asocien para constituir cuanto antes unas entidades regionales dotadas de un Banco común y de un Fondo Monetario común.

Francamente, para ese viaje no hacen falta tantas alforjas... El problema del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la ONU y demás organizaciones internacionales no es que no hagan bien su trabajo, sino su propia naturaleza. Al ser instituciones con poder coactivo sobre la legislación, y eso es muy jugoso. Si lo que se pretende es impedir que grandes empresas controlen a las organizaciones internacionales, lo que precisamente no hay que hacer es volverlas más apetitosas. Es decir, reducirlo.

En resumen, mi pregúnta es ¿Qué mecanismos de control real proponen si se hiciera esto que plantea ATTAC y otros tantos para que no recurran en todos los errores que ya de por sí tienen los Estados y otros mucho peores, dado su enorme poder? Y si no las tienen, ¿por qué seguir y crear un problema todavía mayor?

Este tipo de cosas no se pueden defender así como así...

8 Ago 06 @ 10:02 AM | 0 comentarios

Resulta curioso ver lo exigentes que somos cuando hemos comprado algo defectuoso y no nos lo quieren dar otro y lo poco que lo somos en elecciones. Simplemente delegamos. En la Comunidad Valenciana habían delegado tanto que no tenían ninguna posibilidad de que el cambio legal que estaban preparando PP y PSOE salió votado sin referéndum. Esto, afortundamente no se ha dado en Cataluña, y la gente tuvo la oportunidad de votar esta nueva propuesta de Estatut. Sin embargo, más de la mitad de la población no fue a votar. Y ganó el SÍ por una amplísima mayoría.

Si estas fueran unas elecciones a gestor, podríamos decir que se trata de las típicas elecciones en las cuales la gente está hastiada de la clase política y que algún gestor tenía que ser elegido (no recuerdo dónde decía Hayek que eso quería decir que las decisiones de los políticos apenas afectaban a la vida de la gente, y que por lo tanto tenía que ser bueno)... pero este no es el caso: aquí lo que se proponía era el cambio del marco legal en su conjunto. Y lo cierto es que, si nos regimos por la teoría del contrato social, el 35% de la población va a imponer un estatut que un 50% de la población no ha hablado y un 15% no quiere. ¿Usted se imagina a una empresa que les obliga a mantener un contrato porque el 35% de los vecinos del edificio quieren tenerlo? Si es injusto que a una persona se le apliquen las voluntades mayoritarias, ¿cómo poder aceptar que un 35% de la población imponga algo que, como mínimo, no ha firmado el 50% de la población?

Ahora bien, dados los mecanismos que tenemos, el SÍ ha ganado por 50 puntos de ventaja al NO. Y, por tanto, este Estatut socialista se impondrá...

19 Jun 06 @ 08:34 AM | 8 comentarios

Creo que uno de los mejores defensores que ha tenido la (social)democracia en los últimos tiempos ha sido John Rawls. De este buen señor quiero rescatar la idea de que la justicia es el valor más importante de los sistemas políticos, y que ésta no se encuentra en los fines sino en los mecanismos que la sustentan. Guiándome por este criterio, me atrevería a decir que, no ya este movimiento de ZP, sino toda la democracia española desde el 78, es de una calidad verdaderamente ínfima.

Un sistema judicial justo no puede basarse en perdonar condenas a personas que han cometido delitos para que no vuelvan a cometerlas, sino en que la persona perjudicada por un criminal será reparada por la misma persona o, en su defecto, tendrá la libertad para elegir si desea castigar al agresor (teniendo en cuenta la proporcionalidad del castigo con el delito cometido). Así, a mi entender, una persona tiene derecho a elegir castigar severamente a una persona que la ha agredido o de perdonarla. Lo que no es justo es que personas no implicadas en la agresión elijan por la persona agraviada el castigo que han de recibir los criminales. Sólo la víctima está capacitada para perdonar o no al criminal a fin de que la pena se mantenga o se le libere (manteniendo siempre este criterio de proporcionalidad).

Pongamos un ejemplo práctico para que veamos más claro qué quiero decir: Supongamos que existe la posibilidad de que Al Qaeda deje de matar y de cometer actos de violencia, para lo que se tendrá que abrir un "proceso de paz" y un periodo de negociación en el que cabe la posibilidad de que estos terroristas reconozcan que podían estar equivocados a cambio de que sus presos reciban unas penas menos severas. ¿Qué tienen que decir al respecto las víctimas de atentados como los del 11-S y el 11-M, donde murieron cientos de personas? Vayamos ahora al caso de un violador. ¿Por qué tiene que prevalecer el criterio de la sociedad y no el de la persona violada? ¿Por qué tiene que prevalecer el criterio de la sociedad y no el de la persona a la que le han incendiado el negocio o la vivienda? ¿Puede ser el miedo a la repetición del crimen justificación suficiente para optar por dejar de ser punitivos con el fin de incentivar el dejar de cometer crímenes?

Quien tiene el monopolio del sistema judicial para asuntos penales es el Estado, aunque la opinión de la víctima suela contar a la hora de hacer veredictos. Pero en el caso de la negociación del gobierno español con ETA, existe la seria posibilidad de que las penas se vean reducidas o eliminadas. Pero aunque se mantuviese en prisión a los condenados por delitos de sangre, ¿por qué hay que perdonar a personas que destruyeron viviendas o comercios privados? Ese debería ser un derecho correspondiera a las víctimas y no a ningún gobierno.

La mayoría de la sociedad española está de acuerdo en que Zapatero comience un diálogo con ETA con el fin último de conseguir la paz. Me referiré sólo a este caso, y no al de Almudena Grandes, contertulia de La Ventana, quien llegaba a afirmar que había que negociar incluso con muertos encima de la mesa... Creo que la sociedad española ha errado el tiro. Más aún, creo que ningún partido de la historia de la democracia actual ha disparado con un mínimo de tino. Con ETA, desde el punto de vista de la justicia, no se debió que hablar nada sobre paz, presos, condenas, concesiones... (si exceptuamos la comparecencia del criminal ante el juez). La izquierda critica al Partido Popular, no sin una parte de razón (a pesar del articulazo de Manel), que ellos también tienen derecho a negociar para intentar acabar con el terrorismo, como también lo hicieron sus predecesores (tanto Suárez como González y Aznar). Todo el mundo ha querido lograr la tan ansiada paz, ¿pero cuántos de ellos sacrificarían justicia para conseguirla? ¿Que diría entonces de la calidad de nuestra democracia?

PD: Gracias, amigo, por las correcciones...

8 Jun 06 @ 07:10 PM | 1 comentarios

Libertad de circulación de personas

Estatua libertad.jpg

1 May 06 @ 08:56 AM | 18 comentarios

Quien se lo iba a decir a Bjørn

Esto describe tanto mi concepción ética del mundo [...] como una concepción realista del planeta: la gente discuta y participa en el proceso en la toma de decisiones, cosa que no hacen los pingüinos y los pinos. Po lo tanto, la consideración de que se otorgue a los pinos o a los pingüinos dependerá en último caso de los individuos (en democracia, la mitad más uno) preparados para actuar en su nombre. En definitiva, cuando nos planteamos evaluar el proyecto, serán las personas las que decidan. Y aunque estas personas decidan valorar más a las plantas y a los animales, dichas plantas y animales no podrán gozar de estos derechos particulares.

Como resulta evidente, esto es una aporximación básicamente egoísta por parte de los humanos. Pero además de ser la forma más realista de describir el sistema actual de toma de decisiones, a mí me parece que es la única defendible. ¿Qué otra alternativa nos queda? ¿Deberían tener los pingüinos derecho al voto? Si no es así, ¿quién debe habalr en su nombre? (¿y cóm se eligiría a sus representantes?).

[...] La conclusión es que no tenemos más remedio que utilizar a los humanos como punto de referencia. ¿Cómo si no podríamos evitar un dilema ético? Cuando los americanos argumetnaron en favor de suprimir las emisiones de nitrógeno en el norte del golfo de México, con el fin de proteger a los animales que habitan en el fondo marino, se trató de un deseo o preferencia humanos de conservar dicha fauna. No es más que una decisión personal para salvar a los habitantes del fondo -no porque estos tengan algún tipo de derecho inalienable-. Si tuviéramos que utilizar el argumento de los derechos inalienables, nos resultaría imposible explicar por qué se decide a salvar a los animales del fondo marino mientras seguimos matando vacas para comérnoslas. ¿Por qué las vacas no tienens los mismos derechos de supervivencia que la fauna del golfo de México?

Bjørn Lomborg. El ecologista escéptico. Páginas 48-49.

Quién le iba a contar al bueno de Bjørn que unos años después de publicar su ecologista escéptico vendría el PSOE a legalizar los derechos de los simios... Me gustaría recordar la Ética de la libertad, de Rothbard, para añadir un poco de luz a la cuestión...

Hay una ruda justicia en el conocido chiste de que "reconoceremos los derechos de los animales apenas los soliciten". El hecho de que, obviamente, no pueden hacer est tipo de petciones a favor de sus "derechos" es parte constitutiva de su naturaleza y explica por qué no son iguales a nosotros ni pueden tener los derechos de los seres humanos.

Murray N. Rothbard. La ética de la libertad. Página 222.

30 Abr 06 @ 09:08 AM | 0 comentarios

En defensa del individualismo metodológico: Si no es falsable, no lo estudies así

Mi colega Alberto Garzón ha hecho uno de sus posts dedicados a la metodología científica... diciendo una serie de disparates a los que no puedo resistirme descuartizar... En este caso, Alberto se centra en el individualismo metodológico. El fondo de su idea se resume en el siguiente párrafo...

En tanto que la composición de una sociedad no sea mecánica ni artificial, no podrá ser comprendida -y menos se podrá analizar sus problemas y estudiar sus soluciones- desde una metodología como la que reina en el pensamiento liberal. El individualismo metodológico es una mentira, que sirve para mantener un orden desigual de las posiciones sociales.

Esto es, mi querido Alberto, y dicho con todo el cariño... una solemne majadería. No ya porque Thomas Hobbes, precursor del liberalismo y defensor del absolutismo, hablase del Estado de una creación que nace de los individuos... Ni siquiera porque John Locke (supongo que de capitalismo no tendría ni puñetera idea, dado que es previo, sino que más bien a lo que se oponía era a que los gobiernos tuvieran la fea costumbre de perseguir a los ciudadanos por motivos de religión), quien se basaba en el individuo como un ser libre para, más o menos, hacer lo que le diese la gana...

El individualismo metodológico parte de algo mucho más simple: la medicina y la biología. Parte de la idea de que un individuo no es otra persona más que él mismo, que esta es la unidad mínima de análisis, y que lo que le pase a él (ya sea un ataque cerebral, un tumor o que le haya dejado la novia y esté deprimido) sólo le pasa a él, y que el contagio se debe a otras razones. De ahí se deriva al debate del aprendizaje y al de cómo estudiamos al hombre y la realidad, tanto individual como social... Y esto no tiene nada que ver con el capitalismo ni con el pensamiento liberal. Es el pensamiento liberal el que adopta la idea de que los hombres son ellos mismos y no otros (su cuñada, el vecino), dado que este último es previo. Si alguien tiene que echarle la culpa a alguien del individualismo metodológico, que se la eche al antiliberal Thomas Hobbes.

La ideología dominante, que tiene muy poco sentido del humor, además hace que la gente se equivoque en las decisiones que adopte...

El sentido común, sin embargo, es el sistema de ideas desordenado que refleja la ideología dominante, en este caso construida bajo el paradigma de disyunción cartesiano. Por tanto, no es de extrañar que al emplearlo lleguemos a conclusiones que en principio son evidentes y racionales, pero que no resisten un análisis más profundo y real.
¿Se puede aplicar al socialismo? ¡Claro que se puede! Que el socialismo sea incapaz de hacer cálculos racionales en la planificación económica, en tanto no dispone de propiedad privada y la gente no puede hacer cálculos de utilidad, es algo ya muy demostrado, pero eso no impide a la izquierda más orgullosa de pretender arreglar el mundo como el que construye el Castillo de los Playmobil. El aprendizaje no es ni mucho menos perfecto, pero sí es muy útil para que el hombre se desarrolle y mejore su calidad de vida, y eso se da en cualquier contexto.

Para rematar, nos ofrece un ejemplo de lo que llamamos en ciencia "mal reduccionismo":

Si queremos analizar la tela, sería una buena idea conocer y estudiar los principios y leyes de esos tipos de fibra. Podemos emplear la tecnología, y aislar los objetos de estudio con el fin de obtener resultados correctos. Una vez hecho, nos damos cuenta de que no tenemos suficiente: desconocemos las cualidades y propiedades de la textura, su forma y su configuración compuesta. Aquí tendríamos que el todo es más que la suma de las partes.

Sería una estupidez explicar la Segunda Guerra Mundial en términos de átomos... Hitler no hizo lo que hizo porque un electrón no se movió como debía en un momento puntual... aunque supongo que también ayudaría. Pero en las explosiones de la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki, los átomos tuvieron una importancia decisiva. De lo que hablamos es de planos de conocimiento, y de cómo unos se influyen sobre otros. Pero en el caso de la economía no se da tal circunstancia. Más aún, es imposible que comprendiendo el todo queramos comprender la parte. Sólo comprendiendo la unidad y cómo esta se interrelaciona con otras unidades, tendremos la posibilidad de comprenderlo. Lo que sería ridículo es explicar los 100 millones de muertos de la Segunda Guerra Mundial de un modo conciso diciendo que "fue la guerra" y demás generalizaciones infalsables. La falsabilidad, querido Alberto, es una de los requisitos que tiene cualquier disciplina que pretenda ser científica...

Yendo al grano, la sociedad, tal y como la entiendes, no es falsable, y si no es falsable, no la puedes estudiar con un mínimo de garantías. Y esto tampoco tiene nada que ver con el capitalismo y el liberalismo, sino más bien con los requisitos de objetividad que, en la medida de lo posible, debemos intentar tener todos los que la estudiamos. Puede que la interacción entre el método empírico-inductivo y el hipotético-deductivo sea muy imperfecto... Pero precisamente ahí está su virtud: funciona descartando los errores y corrigiendo las teorías.

29 Abr 06 @ 12:28 PM | 6 comentarios

Función "social"

Dícese de aquella característica que inherentemente tiene una acción o propiedad y por lo que se cree que ha de ser protegido por el gobierno. Veamos el ejemplo que nos ofrecen en El Periódico...

La función social [de la vivienda] se incumple, según el proyecto, cuando los propietarios no atienden el deber de conservación del inmueble, hasta suponer un riesgo para las personas; cuando el piso está desocupado de forma "permanente e injustificada"; y en casos de sobreocupación o en viviendas de protección oficial que se dedican a otros usos.

El texto permite afrontar cuestiones polémicas como el acoso inmobiliario, incrementa los requisitos de calidad de las viviendas, mejora las garantías de los usuarios y compradores de pisos, incrementa el control sobre los pisos de protección oficial y permite crear un parque público y estable de viviendas sociales para facilitar el acceso a este derecho a muchos colectivos que actualmente no pueden.

¿Hay algo que no tenga una "función social"? Fabricamos las cosas de modo que tengan una utilidad, es decir, una función social. Podrán pensar que la vivienda es un derecho recogido en la Carta de derechos humanos, pero este criterio no es el que guía el patrón estatal para decir qué tiene: Del mismo modo en que puede intervenir sobre la comida o la vivienda alegando su función social, puede intervenir sobre las carreteras, la cultura, los ordenadores, los coches, el aire... En otras palabras: TODO es social, hasta las cosas más ridículas: el típex, las tijeras, el hilo, el móvil, la cama, los tornillos, la electricidad, el sexo... Por lo tanto, ¿Qué límite tiene el gobierno para no intervenir?

Sobre la ley en sí, la verdad, no me gustaría estar en la situación de esos inmigrantes que tienen que estar durmiendo cuatro en un cuarto... ahora van a tener que hacerlo en la calle... Dado que les cuesta mucho llegar a fin de mes y no pueden permitirse una vivienda "digna", y que los precios de los alquileres están tan caros, ¿dónde van a ir?

No se preocupen, aquí pueden ver toda la demagogia que contiene la ley y cómo les va a ayudar a conseguir una vivienda... especialmente en el caso del mercado de alquileres, donde el precio subirá por las nubes ante la aún mayor protección del consumidor... Función social a tope...

26 Abr 06 @ 09:10 AM | 0 comentarios

Sobre la venta de órganos

Navegaba tranquilamente por la blogosfera cuando, casi por accidente, encontré un artículo de Escolar en el que se mostraba escandalizado porque en un post de liberalismo.org varias personas, supuestamente habían ofrecido sus órganos en los comentarios. El hilo de comentarios puede ser escalofriante si se toma en serio, pero dado que la mayoría de comentarios vienen de Iberoamérica y que los pobres no tienen acceso a internet, y estos son los que necesitarían vender los órganos para salir adelante (si hay casos reales, pido disculpas). Esto les ha dado igual a muchos de los comentaristas, que se han dedicado a insultar sin fundamento a los colegas de Liberalismo.org, a un autor como Thomas Sowell y a todo lo que suene a liberalismo (dando igual ser una referencia de la blogosfera o un tarado paranoico).

Ciertamente, el debate ético de la venta de órganos es demasiado serio como para resolverlo a golpe de demagogia y slóganes baratos. Así, esta gente da por supuesto que a los liberales que defendemos eso nos parece bien que haya personas dispuestas a vender sus órganos para sobrevivir. Craso error. El sufrimiento y la necesidad que padecen esas personas y que determina esa decisión es algo que nadie en su sano juício desea, y la misma estupidez comete aquel al que le parezca "fantástico" el que la gente tenga que recurrir a eso que la gente que insulta a aquellos que, racionalmente, defienden tal postura.

Recuerdo un episodio de Expediente X dedicado a la venta de órganos. Allí, decenas de personas participaban en un macabro sorteo en el que primero se sorteaba a la persona y después el órgano. Al final del capítulo, las persoans no se enfurecían porque se dieran cuenta de que vender sus órganos era algo malo, sino porque el sorteo de órganos estaba amañado, de modo que siempre salía el órgano deseado.

El problema está en que la persona quiere vender sus órganos. Del mismo modo en que, por ejemplo, niños de 10 años se van a las minas o hay personas capaces de practicar el canibalismo con tal de sobrevivir. Las circunstancias mandan. ¿Que este mundo es un asco y que ojalá no hubiese que llegar a tales extremos? Desde luego, pero eso no libera a los afectados ni de sus problemas. Y, de momento, no existen soluciones reales para tales problemas, al menos sin crear otros mucho más graves. Y muy grave tiene que ser el problema para que la gente esté dispuesta a vender sus órganos.

Veamos qué supone perder un órgano. En principio no es deseable para nadie, se trate del órgano del que se trate. Pero siempre hay excepciones. Entre perder un órgano y perder la vida, supongo que casi nadie dudará... Si tenemos un órgano con un tumor, siempre será preferible sacrificarlo a que este haga metástasis y nos quite la vida. Es preferible perder un brazo con gangrena a mantenerlo y que se extienda. Perder un órgano mermará más o menos nuestra vida en función de su naturaleza pero, en general, se puede llevar una vida normal (con déficits mayores o menores, claro está).

Analicemos ahora qué ocurre en un intercambio. Existen muchos casos en los que un hermano da un órgano para que otro pueda salir adelante. Lo hace porque quiere. Lo mismo podemos decir de miles de personas que fallecen y piden que sus órganos los donen a otras personas o a la ciencia. Y son actos que nos parecen loables, y con razón: se salvan vidas o se contribuye al progreso de la ciencia médica (con lo que se salvan vidas). El problema moral aparece cuando hay dinero de por medio. Da igual que el resultado sea el mismo, o incluso mejor (una persona consigue un órgano vital mientras que otra consigue resolver un problema económico de gran importancia, cosa que no se da en las donaciones gratuítas). La objeción que se puede poner es la de que existen listas que no tienen en cuenta el nivel económico de los demandantes. Pero esa no es justificación suficiente para impedir que una persona libremente decida qué hace con su cuerpo y a quién se lo da. Y esto no es ir en contra de las donaciones voluntarias (donaciones que, como la solidaridad, es necesaria en cualquier sociedad), es defender la venta voluntaria. También se puede pensar que los más perjudicados serían los más pobres, que teóricamente serían principales donantes. No tiene porqué ser así. La gente también tiene su moral y sus ideas, aún siendo pobres.

En resumen. Es una desgracia que la gente tenga problemas de salud, y también lo es que haya tal situación de pobreza o necesidad en algunos lugares del mundo que estén dispuestos a hacer cosas que nosotros jamás nos haríamos a nosotros mismos. La pregunta que cabe hacerse es si impidiendo que la gente actúe libremente se resuelve algún problema o no mientras se piensan en mejores alternativas. A mi entender, la respuesta es no.

24 Abr 06 @ 03:58 PM | 1 comentarios

Hace mil años...

- Quisiear que todos nuestros prooblemas se resolvieran con la misma facilidad.

Jack volvió a referirse al muro.

- Supongo que a partir dea hora Kingsbridge será una ciudad amurallada.

- No para siempre, pero sí hasta que Jesús venga de nuevo.

- Nunca se sabe -respondió Jack-. Puede llegar el día en que salvajes como Willian Hamleigh no estén en el poder, que las leyes protejan a la gente corriente en lugar de esclavizarla, y que el rey imponga la paz en lugar de la guerra. Pensad en ello. Un día en el que en Inglaterra las ciudades no necesiten murallas.

Philip sacudió la cabeza.

- ¡Qué imaginación! - exclamó-. No ocurrirá hasta el Juicio Final.

- Supongo que no.

Ken Follett. Los pilares de la tierra. Ed. Debols!llo (4ª edición). Página 1055.

23 Abr 06 @ 11:51 AM | 0 comentarios

Derechos de autor hasta en la biblioteca

Supongamos que usted tiene un coche comprado directamente a la marca X y por lo que sea, quiere venderlo o alquilarlo y comprarse otro. ¿Deberían pagarse por derechos a la marca del coche? Se supone que es tu propiedad, no un alquiler o algo por el estilo. El hecho de que sea un bien fundamental para alguien no justifica la imposición de un supuesto "derecho de autor". Pues con los libros, va a ser que no... Leemos en El País...

La Asociación Colegial de Escritores de Cataluña y la de Escritores en Lengua Catalana difundieron ayer un comunicado en el que reclaman el reconocimiento de los derechos de autor en los préstamos bibliotecarios.

Y en El Periódico...

Una normativa europea reconoce el derecho de los autores a percibir una cantidad por cada ejemplar retirado de las biblioteca y, además, sanciona a los países que no la aplican. España, Italia, Grecia, Portugal e Irlanda han optado por pagar las sanciones comunitarias en vez de aplicar la citada directiva.

La justificación de que "es cultura" no es suficiente para encarecer el préstamo de libros. Todo responde a una necesidad, ya sea cultural, alimentaria, económica... ¿Gravamos todo en base a los "derechos de autor"?

22 Abr 06 @ 09:24 AM | 3 comentarios

Libertad de comercio, un Derecho Humano

Anoche estuve escuchando a Carlos Llamas y a sus colegas de tertulia. Estaban hablando de la reunión entre Bush y Hu Jintao. Entonces, comenzaron los típicos reproches de siempre: A EEUU sólo le interesa la economía, los derechos humanos no son importantes, importa más el negocio que los derechos humanos, que si esto ya se había vivido antes con Pinochet y que esperanzas de democracia con la globalización, pocas.

No puedo reproducir la parte de la tertulia que me interesa (una lástima, de veras), pero venían a decir lo que comenta Daniel Lobo...

Como a muchos que se están manifestando en estos momentos en torno al perímetro de la Casa Blanca me resulta imposible aceptar estos avances financieros en un contexto de violación de los derechos humanos y una interpretación estrecha del bienestar económico.

El artículo, de por sí, contiene bastantes incoherencias (como la de hablar de la poca repercusión que le dan los medios de comunicación a las manifestaciones... cuando un medio de comunicación le proporcionó a una protestante un pase para que le motara un pollo al sátrapa chino), pero esta es la que me parece más relevante, por falsa y por sus repercusiones... pero especialmente porque dice lo mismo que los de la SER.

En mi opinión, negar la libertad de comercio es negar un Derecho Humano. No es que me considere a mí mismo un gran defensor de estos derechos (soy más partidario de defender los derechos en su sentido negativo, es decir, hacer lo que quieras siempre y cuando no violes la vida, la libertad o la propiedad privada de otros, por la simple razón de que me parece más sólida teóricamente. Lo que sí quiero demostrar es que todos aquellos que pretenden defender los derechos humanos han de defender la libertad de comercio si quieren ser coherentes. Veamos los artículos 3 y 17 de la Carta de Derechos Humanos...

Derecho a la libertad.JPG
Propiedad privada como derecho humano.JPG

Si no tienes libertad para renunciar voluntariamente a tu propiedad privada, se está negando directamente el artículo 3 de la Carta. Tan sencillo como eso.

Cuando se habla con tiranías sanguinarias de tratados de libre comercio, lo que se está defendiendo no es sólo la oportunidad de que las personas puedan prosperar y mejorar su calidad de vida (una dictadura no vuelve a la gente idiota, seguirán eligiendo aquello que más les convenga en función de las circunstancias), ni tampoco la posibilidad de que, gracias al desarrollo económico, se puedan demandar más derechos políticos. Se está defendiendo simplemente la posibilidad de que las personas puedan ejercer sus derechos en libertad, también el de negociar sus bienes y servicios con aquellos que estimen oportunos. Se están defendiendo los derechos humanos.

Es cierto que lo deseable sería la desaparición (no sólo por parte de China o EEUU, podríamos empezar por Europa) de todas las trabas al comercio internacional, pero los tratados bilaterales son un pequeño paso en la buena dirección. Por el contrario, oponerse a la libertad de comercio simplemente por ser una dictadura o porque hayan multinacionales (es decir, que trabajan en dos o más países) de por medio excusándose en los derechos humanos es luchar contra aquello que se pretende defender.

21 Abr 06 @ 02:44 PM | 1 comentarios

El comercio, ese invento moderno... (2)

El intercambio desempeñó el mismo papel en la evolución cultural que el sexo juega en la revolución en la revolución biológica. El sexo une las innovaciones genéticas ocurridas en distintos cuerpos; el comercio une las innovaciones culturales realizadas por las distintas tribus. Igual que el sexo permite a los mamíferos combinar dos buenos inventos -la lactancia y la placenta- el comercio permitió a los primeros pueblos combinar los animales de tiro con las ruedas para obtener un mejor beneficio. Sin intercambio, las dos hubieran permanecido separados. Los economistas han dicho que el comercio es un invento reciente, facilitado por el conocimiento, pero todas las pruebas sugieren que es mucho más antiguo. Los aborígenes Yir Yoront, que viven en la península de Cape York, cambiaban los barbos de rayas procedentes de la costa por hachas de piedra de las colinas, mediante una red elaborada de contactos comerciales mucho antes de ser personas instruidas.

Matt Ridley. Qué nos hace humanos. Páginas 384 y 385.

16 Mar 06 @ 04:32 PM | 1 comentarios

El comercio, ese invento moderno... (1)

La densidad en sí misma no importa tanto como lo que permite: el intercambio. La primera causa de ese éxito en la especie humana [...], fue el invento del hábito de intercambiar una cosa por otra, para lo que llegó la división del trabajo. El economista Haim Ofek cree que "no es descabellado considerar la transición del Paleolítico superior como uno de los primeros intentos, bastante conseguido, de pasar (como población) de la pobreza a la rizqueza mediante la institución del comercio y gracias a la institución del trabajo". Duce que lo que se inventó al comienzo de la revolución fue la especialización. Hasta ese momento, aunque pudieron haber compartido la comida y las herramientas, no existía una distribución de las distintas tareas entre los distintos individuos. El arqueólogo Ian Tattersall está de acuerdo: "La pura diversidad en la producción material en la sociedad [humana moderna en sus primeros tiempos] fue el resultado de la especialización de los individuos en diferentes actividades". ¿Es posible que una vez que se inventaron el intercambio y la división del trabajo fuese inevitable el progreso? Sin duda sigue existiendo un círculo vicioso en nuestra sociedad, que ha estado presente desde el principio de los tiempos, por el que la especialización aumenta la productividad, que a su vez aumenta la prosperidad, lo que permite desarrollar más tecnología, lo que a su vez aumenta la especialización. Como lo explica Robert Wright: "La historia de la humanidad implica participar en juegos en los que todos ganan, cada vez más numerosos, cada vez más grandes y cada vez más elaborados".

Matt Ridley. Qué nos hace humanos. Páginas 383 y 384.

15 Mar 06 @ 04:13 PM | 1 comentarios

Globalización neoliberal en la Edad de Piedra

hacha de mano acheulense.jpg

Poco después del chico de Nariokotome de hace 1,6 millones de años, aparció en la tierra una herramienta magnífica: el hacha de mano acheulense. Fue sin duda inventada por miembros de la especie del chico, los Homo ergaster, que tenían un cerebro más grande que sus antecesores, y supuso un gran salto adelante respecto a las sencillas e irregulares herramientas Olduvai que la procedieron. Era simétrica, tenía dos caras y forma de lágrima, estaba afilada por todos los lados y era de pedernal o de cuarzo. Un objeto bello y misterioso. Nadie sabe con certeza si la utilizaban para lanzar, cortar o raspar. Se difundió por le norte de Europa en la diáspora del Homo erectus, como si fuese la Coca-Cola de la Edad de Piedra, y su hegemonía tecnológica permaneció intacta durante un millón de años: hace medio millón de años se seguía usando. Su era un meme, fue extraordinariamente fiel, fecundo y duradero. Sorprendentemente, durante todo ese proceso ninguna de esas personas vivas desde Sussex a Sudáfrica parece haber inventado una versión nueva. No hay ningún mecanismo acumulativo cultural, ni ningún fermento para la innovación, ni ningún otro experimento, ni ningún producto rival, no hay una Pepsi. Lo único que hay es un millón de años de monopolio del hacha de mano. La Sociedad Anónima del Hacha de Mano Acheulense debió de forrarse. Buenos tiempos.

Matt Ridley. Qué nos hace humanos. Páginas 375 y 376.

14 Mar 06 @ 04:10 PM | 0 comentarios

¿Qué hago contigo, Noam?

Uno está acostumbrado meterse por todos los estercoleros intelectuales que encuentra en la blogosfera. Y he visto tantas cosas que al final me he insensibilizado. Lo digo en serio, no se imaginan la cantidad de basura intelectual que he llegado a encontrar. Es por ello por lo que me sorprende tanto que una mente tan privilegiada como la del inmenso lingüísta Noam Chomsky pueda ir por ahí soltando tal cantidad de gilipolleces en esta entrevista, hasta el punto de adquirir un gran prestigio dentro de mi particular ranking de bobadas políticas. Es comprensible que quiera quedar bien ante un periodista tan entregado a Chomsky como entregado al régimen cubano, pero para lo que se puede leer hay que estar verdaderamente inspirado. Les dejo con algunos párrafos muy ilustrativos de qué está pasando en Iberoamérica...

Desde la conquista española los países latinoamericanos han estado muy separados entre ellos y orientados hacia el poder imperial. [...] Por primera vez, comienzan a integrarse y en formas muy diferentes. Venezuela y Cuba constituyen un caso. MERCOSUR, que aún no está funcionando muy bien, es otro caso. Por supuesto, Venezuela acaba de integrar el MERCOSUR, lo que constituye un gran paso hacia delante y que fuera acogida con beneplácito por los presidentes de Argentina y Brasil.

Hay una inmensa población india en Ecuador, incluso en Perú, y algunos de ellos están exigiendo una nación india. Ahora quieren controlar sus propios recursos. De hecho, muchos de ellos no quieren siquiera desarrollar sus recursos. Muchos no ven una razón para que se destruya su cultura y estilo de vida sólo para que las personas puedan sentarse en los embotellamientos del tránsito en Nueva York.

chomsky.jpg Bolivia tuvo 25 años de rigurosa adhesión a las reglas del FMI. Ahora el ingreso per cápita es menor que hace 25 años. Quieren desembarazarse de esto. Los demás países están haciendo lo mismo. El FMI es esencialmente el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos. Es el arma económica que utilizan junto al arma militar para mantener el control. Eso se está desmantelando.

A diferencia de Europa, China no puede ser intimidada. Europa se retracta si los Estados Unidos la miran mal. Pero China ha estado ahí durante 3,000 años y no presta atención a los bárbaros ni tiene necesidad de hacerlo. Los Estados Unidos temen a China, no es una amenaza militar para nadie, y es la menos agresiva de todas las potencias militares de envergadura. Pero no es fácil intimidarla.

Fidel Castro, independientemente de lo que puedan pensar de él la gente, es un héroe en América Latina, principalmente porque se enfrentó a los Estados Unidos.

El tema ideológico que tan correctamente mencionaste es la repercusión del neoliberalismo. Resulta sorprendente en los últimos veinticinco años, es abrumadoramente cierto, que los países que se han adherido a las reglas neoliberales han experimentado una catástrofe económica y los países que no prestaron atención a las reglas han crecido y se han desarrollado. Asia oriental se ha desarrollado con mucha rapidez ignorando totalmente estas reglas.

La adhesión a las reglas neoliberales se ha asociado con el fracaso económico y la violación de las mismas con el éxito económico: es muy difícil no ver esto. Quizás algunos economistas lo pierdan de vista pero el pueblo no; el pueblo lo vive.

Sí, hay un levantamiento contra esto. Cuba es un símbolo. Venezuela es otro símbolo. Argentina, donde se recuperaron de la catástrofe del FMI violando las reglas y violándolas marcadamente, y expulsando al FMI. Bueno, esta es la cuestión ideológica. El FMI es simplemente un nombre para el arma económica de dominación que se está erosionando.

La dictadura en Chile, que es una historia de horror que también condujo al desastre económico en Chile provocando la peor recesión de su historia. Entonces el ejército entregó el poder a los civiles. Aún está allí, por eso Chile aún no se ha liberado completamente. Parcialmente se ha liberado de la dictadura militar; y los demás países aún más.

América Latina cuenta, en mi opinión, con los movimientos populares más importantes del mundo: el MST (Movimiento de Trabajadores sin Tierra) en Brasil, los movimientos indígenas en Bolivia y otros. Eso representa el vigor y la vitalidad de la democracia en gran parte de América Latina hoy –denunciado en Occidente como “populismo”, término que se traduce en “amenaza para el gobierno de la elite con marginalización del pueblo en sistemas con formas democráticas pero sólo con sustancia limitada”, los naturalmente preferidos por el poder privado y estatal concentrado.

¿Para qué estropearlo con una refutación?

9 Mar 06 @ 03:40 PM | 16 comentarios

Los políticos destruyen la música

Vía SER...

La Comisión de Cultura del Congreso dio luz verde con un amplio consenso al dictamen sobre la reforma del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual, que reconoce y regula el derecho de los autores a percibir un "canon" por la copia privada de sus obras en el mundo digital.

El dictamen se aprobó sin ningún voto en contra y dos abstenciones. Entre los aspectos más destacados de esta norma, que precede a la reforma integral de la Ley de Propiedad Intelectual que tiene previsto presentar el Gobierno, figura la "apuesta" por regular en el entorno digital la compensación por copia privada, el "controvertido canon por copia privada" hasta ahora existente en los productos analógicos.

"El artista tiene derecho a su remuneración, puesto que no se puede evitar que no haya copia privada de su obra", explicó la portavoz popular, Beatriz Rodríguez Salmones, quien aclaró que, no obstante, en el caso de que se utilicen los sistemas anticopia para impedir las reproducciones -una posibilidad legitimada en el texto- no se podrá cobrar el canon en ese producto.

A ver... Debo tener más de 300 cd's originales en mi casa de música, y muchos más cmo originales. ¿Qué pasa? ¿Tengo que pagar dos veces por hacerme copias de seguridad? La remuneración de los músicos no vienen de la venta de discos, sino de los conciertos. Para lo que sí puede servir el canon de marras es para salvar una industria que, afortunadamente, está en decadencia. Ahora bien, no esperen que aparezcan nuevas figuras... ¿Cómo, si se persigue aquella fuente de difusión más barataque tienen los más jóvenes para ofrecer su música a gente que no les conoce?

2 Mar 06 @ 06:01 AM | 5 comentarios

Franco, ese liberal

Franco el liberal.gif

Los liberales tenemos muchísimas razones para defender la dictadura franquista y en especial a ese hombre... Ciertamente, la historia de España ha sido muy injusta tratando al salvador de la patria, por lo que desde Farlopa consideramos imprescindible hacerle un homenaje repasando algunos de sus actos liberales más importantes...

- Imponer una dictadura, como hizo Franco, es liberal.

- Apoyar al nazismo, como hizo Franco, es liberal.

- Odiar a los judíos, como hizo Franco, es liberal.

- Fusilar a tus enemigos, como hizo Franco, es liberal.

- Implantar el catolicismo obligatorio, como hizo Franco, es liberal.

- Perseguir a todos aquellos que discreparan ideológicamente, como hizo Franco, es liberal.

- Construir una obra faraónica para su capricho personal personal utilizando para ello presos, como hizo Franco, es liberal.

- Implantar un partido único, como hizo Franco, es liberal.

- Implantar un sindicato único y controlarlo, como hizo Franco, es liberal.

- Odiar a los liberales, como hizo Franco, es liberal.

- Mantener una economía planificada, como hizo Franco, es liberal.

- Generar un periodo de inflación cada vez mayor, como hizo Franco, es liberal.

- Desarrollar el sistema sanitario público y de seguridad social, como hizo Franco, es liberal.

- Crear un subsidio de paro, como hizo Franco, es liberal.

- Implantar la censura a medios de comunicación y obras culturales, como hizo Franco, es liberal.

- Implantar el NODO, como hizo Franco, es liberal.

- Violar sistemáticamente los derechos humanos más elementales, como hizo Franco, es liberal.

- Reprimir violentamente a todos aquellos que defendían la democracia o le criticaban, como hizo Franco, es liberal.

- Planificar y proteger sectores económicos, como hizo Franco, es liberal.

¿Se le ocurren más razones para denominar a Franco liberal?

28 Feb 06 @ 07:00 AM | 47 comentarios

Separando la cizaña del buen grano

Nuestro deber consiste en desenmascarar asímismo toda nota armonizadora, de "armonía", que se deslice en los discursos de los liberales en las reuniones obreras públicas, ya se deban estas notas a que dichas gentes abriguen el convencimiento sincero de que es deseable una colaboración pacífica entre clases, que a que desean congraciarse con las autoridades, o a la inhabilidad simplemente.

Vladimir Ilich. Acerca de los sindicatos. Páginas 130-131.

27 Feb 06 @ 07:18 PM | 1 comentarios

Breve reflexión sobre una hipotética paz con ETA

impaled nazarene.jpg Siempre he sido seguidor de las corrientes musicales más taradas y demenciales que cualquier mente se pueda imaginar. Así, uno es capaz de degustar seguidamente un disco de El canto del loco y seguidamente los últimos de Pig Destroyer (huelga decir que los americanos les dan mil vueltas a los pijos madrileños). Y aunque hacía algo de tiempo que no escuchaba estos subgéneros que tantas alegrías me han dado, recuerdo una de esas portadas que a uno se le queda grabada en la mente... Hablo de la del "Abscence of war does not mean peace" de los Impaled Nazarene... Ciertamente, y más allá de las consideraciones artísticas, morales o intelectuales del álbum, tienen más razón que un santo. Hay muchos modos de hacer la guerra manteniendo la paz.

A mí no me preocupa la paz que busca Zapatero. Zapatero, por muy inútil, inocente y torpe que pueda ser, no va por ahí con una garrafa de gasolina quemando la casa de nadie, pegando tiros en la nuca o chantajeando de modo sistemático, al margen de tener una veintena de asesores que sepan más del tema que él y que le aconsejen debidamente -se admiten críticas-. Me preocupa la paz que busca ETA. Lo que puedan llegar a pactar Zapatero y ETA resulta incluso hasta cierto punto irrelevante: Dadas las circunstancias y la concienciación que tiene la sociedad vasca, poner un muerto más encima de la mesa supone su derrota total. No es que resulte inútil matar o dejar de matar a ETA, es que es contraproducente: Por cada muerto que ponga ETA encima de la mesa pueden ser fácilmente 25000 votos menos en las próximas elecciones autonómicos.

Sin embargo, también sabemos perfectamente que el hecho de que ETA no ponga muertos no quiere decir que deje de actuar, no ya de existir. Durante la última tregua, coincidente con el Pacto de Estella, las actividades de extorsión y kale borroka se mantuvieron activos. De ahí la iniciativa estatal, que fue a atacar todos aquellos puntos de apoyo que tenía ETA fuera de lo que era la propia banda armada, buscando directamente sus fuentes de financiación y apoyo, provocando una crisis todavía mayor en la banda.

Debería tenerse mucho cuidado con los mensajes que se están dando. Cuando los políticos hablan de que ETA deje de matar, lo que podrían estar haciendo es hacer algo que también quiere hacer la banda, y es pasar la batalla a un campo donde la repercusión mediática es mucho menor y donde tienen mucho que ganar. Simplemente se trasladaría la batalla del aparato militar al entorno. ETA ya no necesita poner muertos encima de la mesa, basta con el miedo de la gente a que vuelvan... y a que sean ellos mismos la primera víctima.

Con esto quiero simplemente recordar que ETA es coactiva. Mucho más que lo que lo son los partidos políticos o el Estado de España. Y que el hecho de que ETA deje de matar no quiere decir que deje de existir la coacción. Y creo que debería tenerlo en cuenta Zapatero y muchos políticos. Si lo tienen en cuenta, lo disimulan muy bien.

26 Feb 06 @ 03:05 PM | 0 comentarios

El futuro y la perdida batalla por la libertad

El triunfo póstumo es algo hueco, por reconfortante que resulte en abstracto. [...] Aún así, acabo de hacer una apuesta estúpida con una entusiasta practicante de la marcha atlética: que ninguna mujer ganará la maratón de Boston en el transcurso de lo que me queda de vida. Puede que pierda esta apuesta, pero creo que no será así. A pesar de todo, si una mayor velocidad media en la carrera se encuentra en las pocas, insignificantes, pero genuínas diferencias biológicas existentes entre el hombre y la mujer, tan solo puedo decir en mi defensa, frente a las probables acusaciones de que me regodeo en ello (en cuanto a la abstracción que yo represento, pero no, ¡ay de mí! en cuanto a mi persona: yo tardo ocho minutos en recorrer, medio asfixiado, la milla), que lo lamento muy sinceramente; con todo gusto cambiaría esta inútil ventaja por el más precioso beneficio de la condición de la hembra: varios años de vida media más.

Stephen Jay Gould. Dientes de gallina, dedos de caballo. Página 47.

Reflexión ad hoc. Muchos liberales tenemos la esperanza y trabajamos para ello de que, en el futuro, el poder del estado disminuya considerablemente. Aún así, la reflexión de que la felicidad en la tumba es algo hueco es una reflexión tan deprimente que creo que encierra mucha verdad dentro. Más allá del placer de la batalla intelectual, nuestra lucha, al menos para nosotros, no tiene sentido. Es una batalla perdida.

23 Feb 06 @ 06:08 PM | 2 comentarios

Rothbard sobre las multinacionales abusadoras en el Tercer Mundo

¿Cuál ha de ser nuestro punto de vista respecto a las inversiones en países productores de petróleo, que son hoy en día una de las formas más importantes de inversiones extranjeras en países subdesarrollados? El error más notable de la mayoría de los analistas es emitir o una aprobación total o un total rechazo, cuando la verdad es que la respuesta depende de que, en cada caso, sean, o no, justos los títulos de propiedad. Cuando una compañía -nacional o extranjera- reivindica un campo petrolífero que ha descubierto y explotado, le asiste un justo derecho de propiedad privada en virtud del principio de "colonización" y es unjusto que el gobierno del país subdesarrollado imponga tributos o controles a la compañía. Y si el gobierno insiste en reclamar la propiedad del mismo y sólo concede a la sociedad explotadora el petróleo, esta pretensión gubernamental es [...] ilegítima e inválida, porque en virtud de su función colonizadora la compañía es la auténtica dueña, no simple arrendadora, del campo petrolífero.

Por otro lado, hay casos en los que la compañía petrolífera se sirve del gobierno de un país subdesarrollado para hacerse otorgar por anticipado la concesión, en régimen de monopolio, del derecho a efectuar perforaciones en vastas extensiones de tierra, que incluye a veces el recurso de la violencia para expulsar a los competidores que tal vez intentan detectar la existencia de petróleo en aquella zona. En tal caso, [...] la primera compañía petrolífera está utilizando abusivamente al gobierno para convertirse en monopolista de la tierra y el crudo. Desde el punto de vista ético, toda nueva compañía que entra en la escena con el propósito de descubrir y perforar pozos de petróleo es su verdadero dueño, en virtud de su labor de "colonización" del campo petrolífero. Y, por supuesto, nuestro conesionario petrolero que utiliza al Estado para expulsar por la fuerza de sus tierras a los campesinos [...] es, a fortiriori, cómplice del gobierno en la posterior agresión contra los derechos de propiedad del campesinado.

Murray N. Rothbard. La ética de la libertad. Páginas 114 y 115.

21 Feb 06 @ 02:11 PM | 0 comentarios

Otro ataque de la p...uñetera SGAE, ahora a la libertad de expresión

¿Qué es la SGAE? Una sociedad que supuestamente defiende los derechos de autores, pero que en realidad se dedica a perjudicarles mediante impuestos y con medidas coactivas, pensando siempre en la industria de la música. Realmente, si quisieran beneficiar a los autores, lo que harían sería fomentar el uso de internet para que la gente les conociera más y tuviesen un público aún mayor, que es de lo que comen los artistas (especialmente de la música) más pequeños. Además, impulsarían el recorte de impuestos para alquileres de locales, fomentando la competencia. También apostarían ampliar los horarios de locales, para que las bandas tengan más oportunidades, tanto de tocar y ganar beneficios como de ser conocidos. En realidad, la SGAE es un lobby poderoso e influyente, como lo es el de los agricultores o el de los textiles, que se preocupa más de asegurar su poder y su necesidad para unos cuantos artistas con bastante pasta que de defender a los autores. Así, no dudan en denunciar a aquellos inconformistas que se niegan a aceptar sus pretensiones y denuncian todas sus tropelías, aprovechando cualquier resquicio de la ley para ello.

Ahora la han emprendido con los colegas de PutaSGAE, cuya página ha sido fulminada vía sentencia judicial, al margen de que la Asociación de Internautas tenga que pagar 36.000€ por vulnerar el derecho al honor de esta gente que nos meten un canon a los cd's vírgenes muy elevado, independientemente del uso que se le dé al mismo.

Esta resolución judicial, de 6 de febrero de 2006, confirma la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 42 de Madrid, con fecha de 15 de junio de 2005. Entonces, el juez consideró probado que la web denominada "www.putasgae.org", alojada en el dominio de la AI ("www.internautas.org"), constituía "una intromisión ilegítima en el derecho fundamental al honor" y condenaba a los demandados a suprimir la página y la expresión "putasgae" de todos sus artículos y enlaces.

Después irán pidiendo respeto para los autores, que no se les insulte por lo que dicen, que si la libertad artística... Todo eso está muy bien, pero si no se es capaz de respetar el derecho de otros a hacer lo mismo, sin arte y sin otra cosa más que su rabia, pero no dejan de sustentarse en el mismo derecho que tienen los autores para decir lo que quieran: la libertad de expresión. Lógicamente, esta aberración jurídica supone que terceros son responsables de lo que dicen o mantienen otros...

El presidente de la AI, Víctor Domingo, declaró esta tarde que estaba muy “sorprendido” al conocer el nuevo fallo y ha señalado que lo recurrirá. “Nos ha sorprendido porque el juez responsabiliza a los proveedores de servicios que albergan contenidos de terceros. Creíamos que ese debate lo había perdido la SGAE hace tiempo y que ya estaba claro que los proveedores de servicios no tenían la responsabilidad sobre lo que publican terceros aunque el juez ha pasado de puntillas sobre ésto”.

“El problema de fondo no es la sentencia contra nosotros. El fallo afecta a todo los proveedores. Se reabre el debate”, ironizó.

Visto lo visto, no sé quién es peor, si la SGAE choricee mediante la coacción estatal (¿será denunciado Multivac?) o el juez que acaba de legalizar la censura en internet...

21 Feb 06 @ 06:21 AM | 0 comentarios

Mirando a la naturaleza

La otra argumentación, radical en tiempos de Darwin, pero más familiar hoy en día, considera que la naturaleza es simplemente tal y como la encontramos. Nuestra incapacidad de discernir ningún bien universal no supone una falta de visión o de ingenio, sino que meramente demuestra que la naturaleza no contiene mensajes morales enmarcados en términos humanos. La moralidad es un tema para filósofos, teólogos, estudiosos de humanidades, de hecho, para todo ser pensante. Las respuestas no aparecerán de una lectura pasiva de la naturaleza; no surgen, ni pueden hacerlo, de los datos proporcionados por la cienica. El estado factual del mundo no nos enseña cómo debemos, con nuestra capacidad para el bien o para el mal, alterarlo o preservarlo del modo más ético.

Stephen Jay Gould. Dientes de gallina, dedos de caballo. (Página 35).

20 Feb 06 @ 04:28 PM | 3 comentarios

Libertad de expresión para los nazis

david irving.jpg A todos nos parece bien la publicación de viñetas que podrían ser ofensivas al Islam. Yo, personalmente, defiendo su publicación, basándose en el derecho que entiendo que tiene cada cual de decir lo que le dé la gana (*), por muy aberrante que pueda parecer e incluso sea lo que se dice. Estimo que defiendo una libertad, no a unos miserables.

En muchos países de Europa sigue siendo un delito tener un ejemplar del Mein Kampf o negar el Holocausto. En Austria se está llevando a cabo un juício contra David Irving, un presunto tarado impresentable que presuntamente va por ahí negando el Holocauso y haciendo apología del nazismo.

No sé si tener un ejemplar del Mein Kampf puede ser aberrante. Probablemente, una vez leído, quemaría el ejemplar o le haría una perrería similar (es mi propiedad, a fin de cuentas). Por lo tanto, creo que no tiene sentido tal censura. Y tres cuartos de lo mismo con el Holocausto. A mí me da igual que un iluminado lo niegue: es uno de los genocidios mejor documentados de la historia. Cualquier persona con un mínimo de conocimiento no dudará en ignorar al cretino que vaya soltando semejantes sandeces, y las bobadas esgrimidas por los neonazis serán ignoradas.

Era comprensible en el pasado la existencia de leyes como esa, pero hoy en día pueden suponer la excusa perfecta para que nuestras libertades sean atacadas. Por ejemplo, viñetas ofensivas para alguien, con la bienintencionada actuación del gobierno, pueden suponer una restricción en nuestras libertades, como parece ser que algún político no poco importante tiene algún interes especial.

No me cabe la menor duda de que habrá alguien que me tilde de nazi, pero esto es algo que yo mismo me tengo que tragar. No puedo pedir la censura para quien, a mi parecer, es uno de los mayores imrpresentables de este país: Pío Moa.

(*) La única excepción que hago es la de la acusación de delitos que después resultan no probados.

20 Feb 06 @ 03:18 PM | 5 comentarios

El Estado español oprime a aquellos que mas sufren...

Los enfermos terminales.

¿Es legal o ético proporcionar una guía para suicidarse a enfermos terminales? El artículo 143 del Código Penal castiga la inducción al suicidio, la cooperación con actos necesarios (los imprescindibles para que el suicida muera) y la ejecución de la muerte con penas de entre dos y 10 años de cárcel. El apartado 4 rebaja los castigos para quien cooperase en el suicidio de un enfermo terminal por petición "expresa, seria e inequívoca de éste".

Y a quienes les ayudan, también...

19 Feb 06 @ 12:12 PM | 3 comentarios

Efectos secundarios del neorrealismo defensivo

Palabras de Condoleeza Rice (suscripción gratuíta)...

"Durante sesenta años, mi país, Estados Unidos, ha preferido la estabilidad a costa de la democracia en esta región, y no se ha conseguido ninguna de las dos cosas. Ahora, hemos optado por otro camino: apoyamos las aspiraciones democráticas de la gente"

Desde finales de la Segunda Guerra Mundial, los teóricos de las relaciones internacionales norteamericanos sólo han tenido una idea: desarrollar un programa político para las relaciones internacionales de EEUU. Podían existir diferencias entre unos grupos y otros, como entre neoliberales y neorrealistas, pero se limitaban a una percepción de la realidad, no a la finalidad última. Tras la caída del muro de Berlín, y con el surgimiento del problema religioso y terrorista, creo que EEUU han optado por una estrategia más basada en le neorrealismo ofensivo de John Mearsheimerpero no esperaba una crítica (implícita) a Kenneth Waltz... como esa...

Esta otra frase de Condy me parece mucho más acertada...

"El miedo a elegir ya no puede justificar el rechazo de la libertad".

En ese sentido, Xavier Batalla tiene mucha razón cuando afirma que...

¿Comienza a pensar Rice que la estabilidad, vistos los resultados, es preferible a los experimentos democráticos? Nunca lo dirá en público. Pero la mano izquierda no sabe lo que hace la derecha. El presidente egipcio, Hosni Mubarak, en el poder desde 1981, ha suspendido esta semana las previstas elecciones municipales. ¿Ha protestado Rice? Según Financial Times,Washington ha aumentado en los últimos tiempos su ayuda militar a Egipto, lo que refuerza el "espinazo de su autocracia".

Nota al margen merece los comentarios ad hoc el articulista, quien como si no supiese cómo funciona la política y dejando implícita la idea de que ser neoconservador implica ser un fanático, afirma...

[...] si ha habido cambio, resulta que Rice habría cambiado mucho después de instalarse en el Departamento de Estado. El pasado junio, en la American University de El Cairo, Rice, con espíritu neoconservador, criticó con dureza a los aliados autocráticos de Estados Unidos en Oriente Medio y aplaudió a los demócratas que están en la lista de espera.

Una pena, la verdad es que el artículo está muy bien...

19 Feb 06 @ 10:17 AM | 0 comentarios

Naturaleza amoral y darwinismo social

Si la naturaleza es amoral, entonces la evolución no puede ofrecer ninguna teoría ética. El supuesto deque podría hacerlo ha respaldado toda una panoplia de males sociales, que los ideólogos falazmente impoenen su naturaleza a partir de sus propias creencias; especialmente destacable entre ellas serían la eugenesia y el (mal llamado) darwinismo social. Darwin no sólo despreció todo intento de descubrir una ética antirreligiosa en la naturaleza, sino que también planteó expresamente su desconcierto personal acerca de cuestiones tan profundas como el problema del mal.

Stephen Jay Gould. Dientes de gallina, dedos de caballo. (Página 36).

17 Feb 06 @ 06:08 PM | 1 comentarios

Lysenko Vs. Vavilov

El ataque ideológico de Lysenko fue más perverso. Hizo dos acusaciones graves que implicaban las dos partes de la divisa de la filosofía soviética oficial: el materialismo dialéctico. La ley de Vavilov, afirmaba, era antidialéctica porque situaba el origen del cambio orgánico dentro de los sistemas genéticos dentro de los propios organismos y no en la interacción (o dialéctica) entre el organismo y el ambiente. En segundo lugar, Lysenko acusaba a la ley de las series homólogas por ser "idealista" y no materialista, porque ésta consideraba que la historia evolutiva de una especie se hallaba prefigurada en la capacidad no realizada (y, por lo tanto, no material) de un sistema genético heredado.

La evolución, acusaba Lysenko, es una ilusión en el sistema de Vavilov. Supone una mera representación de potenciales heredados, no el desarrollo de algo nuevo. Expresa la inclinación burguesa a la estabilidad y al considerar que el cambio aparente es una expresión de la constancia subyacente.


Stephen Jay Gould. Dientes de gallina, dedos de caballo. (Páginas 118 y 118)


Doce años más tarde, tras la devastación de la guerra, Lysenko había triunfado. Su infamante discurso, "La situación en las ciencias biológicas", leído durante las sesiones de 1948 de la Academia de Lenin de Ciencias Agrícolas, contiene como primera afirmación de su sumario lo que bien podría ser el más espeluznante pasaje de toda la literatura científica del siglo XX.

La pregunta ha sido planteada en una de las notas que me han transmitido: "¿Cuál es la actitud del Comité Central del Partido frente a mi informe?" Mi respuesta es: El Comité Central del Partido ha examinado mi informe y lo ha aprobado." [Aplausos frenéticos. Ovación. Todos se ponen en pie.]

Tras diez páginas de retórica e invectivas, Lysenko concluye: "¡Gloria al gran amigo y protagonista de la ciencia, nuestro líder y guía, el camarada Stalin!" [Todos se ponen en pie. Aplauso prolongado.]

Nikolai Vavilov no pudo asistir a la reunión de 1948. Había sido arrestado en 1940 durante una expedición de recolección a Ucrania. En Julio de 1941 fue sentenciado a muerte por sabotaje agrícola, espionaje a favor de Inglaterra, mantener relaciones con emigrados, y pertenecer a una organización derechista. La sentencia fue conmutada por diez años menos de prisión, y Vavilov fue trasladado a la prisión interior de la NKVD en Moscú. En octubre fue evacuado a la prisión de Saratov, donde pasó varios meses en una celda de la muerte bajo tierra, padeciendo desnutrición. Murió, aún prisionero, en enero de 1943.

Stephen Jay Gould. Dientes de gallina, dedos de caballo. (Página 114)

14 Feb 06 @ 07:17 PM | 5 comentarios

Réplica a Pijus (III): El individuo aparece en escena

Nueva contrarréplica a Pijus Económicus. En este caso, profundizando en el papel del individuo y la sociedad. Divido en puntos, para que resulte más sencilla la comprensión.

El individuo (frente a la sociedad).

Lo primero que hay que hacer, querido amigo Pijus, es entender a aquel con el que estás discutiendo, y así ahorrarse los... "Para THB todo esta hecho, muerto, cerrado" y quede como el que sale de la orgía más grande del mundo...

THB considera que la sociedad debe ser excluida en el análisis, puesto que la unidad, por decirlo así, debe ser y está en el individuo.
Cierto, pero incompleto. Yo excluyo a la sociedad para el análisis de la realidad, pero lo que no excluyo es al resto de individuos con el que la persona interactúa. La diferencia está en que mi unidad de análisis es coherente, y la suya no. En otras palabras: El individuo es falsable. Las relaciones entre individuos son falsables. La sociedad, no. Obviamente, estoy defendiendo un método de análisis, el que, entre otros muchos, proponía un tal David Hume… El método más avalado hasta la fecha para resolver cuestiones relacionadas con la toma de decisiones y la psicología.

Apliquemos tal debate al ámbito de la justicia. Con sus criterios, resultaría la sociedad culpable de, pongamos por caso, la violación de la mujer. Si todos somos responsables, todos deberíamos pagar las consecuencias judiciales del delito cometido por una sola persona. Pero aún hay más. Al hablar de la sociedad, no distingue entre personas, por lo que la sociedad también incluye a la persona violada, y de todo lo que piense. Es decir, que la sociedad también sería culpable del sufrimiento psicológico que conlleva la violación para la víctima.

El primer error que comete THB es considerar que ese individuo conforma un sistema cerrado y estable, lo que le invita a pensar en su utilidad práctica como figura básica de cualquier modelo.
Mi sistema es abierto, reconociendo la importancia de elementos ambientales en el aprendizaje y toma de decisiones. Lógicamente, su análisis le lleva a un predecible segundo error...
No escapa a la visión de THB que nuestro organismo no puede sobrevivir biológicamente sin el medio exterior, al que supongo él entenderá acertadamente abierto (no podrá categorizar con tanta facilidad el mismo). Pero se niega, prejuiciosamente, a aceptar que esta situación sea idéntica en lo inmaterial.
Yo no he negado tal cosa. Es más, he llegado a decir… ¿Y qué ocurre cuando tales necesidades están saciadas? Pues que intentamos saciar otras. Ese otras es muy genérico, pero me refería a necesidades de orden superior. Sin un ambiente que le aporte información, el individuo es incapaz de tomar decisiones que afectan a su vida. Tampoco he negado la posibilidad del aprendizaje cuando se es mayor debido a la interacción con el ambiente.
La autonomía que corresponde al individuo, la cual THB hace pilar de su argumentación, no es sino dependencia en última instancia: del lenguaje, de la cultura, del saber, etc.; debiendo ser éstos a su vez lo más variado posibles para ganar en autonomía.
Creo que ya respondí a esto anteriormente. El ambiente propone, el individuo dispone. Ahora bien… ¿Quién depende de quién? ¿Y en qué grado? Ahora es usted el que reduce al individuo. Si pretendiese analizar la relación de los individuos, no tendría más remedio que hablar de interdependencia. Pretender hacernos creer, en los términos que propone, que sólo existan relaciones de dependencia, es como negarse a sumar 2 y 2. No es cierto, por tanto, que ignore el contexto.

En el fondo, estamos cuestionando la dirección de la investigación. Usted va de lo general a lo particular. Yo voy de lo particular a lo general. No niego la importancia de ambas direcciones, pero mucho me temo que usted yerre a la hora de establecer los pasos en su análisis. Además, generalizamos la filosofía de nuestros métodos a nuestra comprensión del individuo y su papel en la sociedad. Leámos sus palabras:

Podríamos resumir en breves líneas que las igualdades fisiológicas nos hacen especie mientras que las igualdades psicológicas nos hacen sociedad. Esto ha de entenderse contextualizado con la argumentación precedente, o será objeto de una mala interpretación.

Podemos agrupar y categorizar a los individuos en función de características… Pero esos constructos no conllevan a la existencia del mismo. Son simplemente elementos que nos ayudan a comprender la realidad, y nada más.

Pasemos ahora a analizar el papel de la cultura y el lenguaje…

La autonomía que corresponde al individuo, la cual THB hace pilar de su argumentación, no es sino dependencia en última instancia: del lenguaje, de la cultura, del saber, etc.; debiendo ser éstos a su vez lo más variado posibles para ganar en autonomía.
Un sujeto no activo, es decir, sin motivación o interés, por las relaciones sociales, es incapaz de aprender. Está demostrado que los bebés tienen el deseo (el origen está en la genética) de aprender tanto lenguaje como el significado de otros estímulos, cuando no los conoce directamente. Es decir, que es autónomo para prestar atención. Sobre el conocimiento y la cultura, también depende de la autonomía, pero esta depende más de la voluntariedad de la persona, es decir, un elemento estrictamente individual. Por poner un ejemplo, los niños no aprenden si no quieren. Esta experiencia está muy contrastada en los colegios. Como esto se ignoró, al gobierno socialista de los ochenta no se le ocurrió otra cosa que hacer una ley en la que se obligaba a los niños a recibir clases hasta los 16 años. Los resultados fueron estrepitosos: la peor generación de preparación de alumnos, altísimas tasas de profesores que padecen burnout y una creciente delincuencia juvenil.

Relaciones como necesidades biológicas. Otro elemento muy importante en el planteamiento de Alberto está en la creación de necesidades. Pijus establece que una parte de las necesidades son creadas socialmente, mientras que yo defiendo que las necesidades nacen del individuo, y que las necesidades son individuales. Es más, yo defiendo la interacción entre herencia genética y ambiente para hablar tanto de percepción de la realidad como de percepción de necesidades y de, por lo tanto, actuaciones. En el fondo, el debate que plantea Alberto es el debate del aprendizaje, es decir, si es la herencia o el ambiente lo que prevalece. Hoy en día, este debate no existe: Se sabe que ambas influyen, y en lo que se difiere es en la proporción de influencia entre ambas. Ahora bien, el hecho de que la toma de decisiones acaba siendo individual no se cuestiona. También defiendo que el grado de influencia del ambiente y la herencia es variable en la evaluación de necesidades, pero que esta siempre será una evaluación individual. Esto es completamente ignorado por Pijus…

Para sobrevivir como ser social hace falta ir más allá. Se necesita alcanzar un grado de participación con alguien o algo. Sentirse parte útil. Así, el monje retirado es capaz de superar la soledad moral sin necesidad de relacionarse con las personas, y el ser humano puede sentirse solo estando paradójicamente rodeado de personas.
El monje no se retira por la soledad moral: ¿Qué soledad podía tener un monje del siglo XII? El monje se retira, no por soledad ni por otras historias, sino porque cree que, para una serie de problemáticas (necesidades), su acción es la mejor para resolver ese problema, y que cualquier otra acción supondría repercusiones peores que aquella que ha elegido. Si fuese por la soledad moral, podía haber elegido predicar… ¿Por qué no lo hizo? No lo sabemos, pero sí sabemos que fue una decisión individual.
Concluyendo: que el ser humano en el pasado hubiera alcanzado la cooperación no es evidencia de que la necesidad de relación sea biológica.

Representacion del accidente de Phineas Gage.jpg Simplemente, recomendaré la lectura de estudios que relacionan la corteza prefrontal con todo lo moral, lo social, lo ambiental… en resumen, con lo que son las relaciones con otros individuos. El caso Phineas Gage, que es de lo primero que nos enseñan en primero de carrera, es ilustrativo.

Pensemos ahora en la relación entre fines y medios:

Pero confunde la relación como medio para satisfacer necesidades biológicas con la relación como fin para satisfacer necesidades sociales. Son distintas. Podría existir el ser humano que saciara su hambre y su sed sin necesidad de relacionarse con otras personas. Biológicamente seguiría existiendo.
En realidad, no es que los mezcle. Es que, por su naturaleza, pueden ir mezclados. Es decir, puede haber fines intermedios que sirvan como medio a un fin mayor. Por ejemplo, comenzar una asignatura de la carrera, no sólo porque nos gusta, sino también porque nos quita créditos que necesitamos tener aprobados para que nos concedan la licenciatura.


Individuo y otros individuos (y no “sociedad”). Alberto dice: Así pues no es la sociedad la que decide lo que los individuos hemos de hacer, más que de un modo indirecto. Ah, que es de modo indirecto. Que el individuo también cuenta… Nuestro amigo ha perdido el debate en este punto. Su teoría estaba basada en que el consumo estaba impuesto por la sociedad, pero ahora resulta que la sociedad no decide lo que hemos de hacer. En sus mismas palabrasEl productor crea el nuevo producto siempre de acuerdo a las innovaciones tecnológicas y científicas, publicitándolo luego en el mercado globalizado de forma que llegue al máximo número de individuos posibles, provocando en ellos un deseo social de adquirirlo, aún incluso aunque el producto no tuviera utilidad práctica. ¿La crea o no la crea, Alberto? Porque la publicidad, según su lógica, no sólo nos crea la necesidad, sino que nos propone una alternativa para saciarla… Ah, no, esperen… que venía de

El mundo cerrado y estable daba paso a otro abierto y hostil basado en la competencia, que ofrecía nuevas ventajas materiales e intelectuales. Pero el hombre era incapaz de asumir estas nuevas concepciones que lo dejaban sólo y abandonado en su libertad individual, especialmente cuanto más susceptible era de padecer las consecuencias de la transformación, carga que recaía principalmente sobre las clases más bajas.
Y ahí estaba la publicidad. Para determinar tanto la nueva necesidad como la solución. Pero ahora viene y nos dice que la sociedad no decide más que de un modo indirecto… ¿Y en qué medida? En cualquier caso, si se elimina la determinación directa, implica una limitación significativa del poder de “la sociedad” en el individuo, más que dando información, algo que no entraba en contradicción con mi planteamiento.

Pero aquí no acaban las incoherencias…

El individuo como ser abstracto alimenta la sociedad, y el individuo como ser concreto se ve arrastrado por las conclusiones. Esto hace a los individuos más desfavorecidos más débiles, puesto que la ideología dominante es la ideología de la clase dominante.

Woody en La ultima noche de Boris Grushenko.gif Creo que a esto ya respondía Woody Allen… “Todos los hombres son mortales, Sócrates es un hombre, luego todos los hombres son homosexuales”… Llevaré a cabo sólo una pregunta: ¿Podemos considerar que se siga la ideología de los más fuertes cuando, de media, el 50% del PIB mundial es controlado por burócratas? Puede que hayan cambiado las ideologías, pero lo que no ha disminuido es la fe en el Estado. Si se miran los datos y comparaciones con el tiempo, la cantidad de dinero que ha pasado a controlar el Estado es cada vez mayor, no menor.


Determinaciones individuales, y no determinaciones sociales Parece ser que, para Alberto, el hecho de que sea un depravado y me quiera acostar con tres mujeres a la vez no es una determinación individual… sino social. ¿Por qué social? ¿Por qué necesito a tres mujeres? ¿Por una cuestión de competición? ¿Porque he visto demasiadas películas porno? ¿Porque he practicado el sexo con muchas mujeres, y eso ya implica un aprendizaje social? ¿O porque soy un depravado? En cualquier caso, creo que es mucho más débil este punto de vista:

Si quieres la sudadera con la que ligas más en vez de la otra con la que ligas menos pero que abriga igual, entonces tú mismo has entrado en la parte más evidente de las determinaciones sociales

El caso es que una prenda de vestir tiene más utilidad que otra. Ese cálculo de utilidades no es social, sino individual. ¿Acaso sería distinto si se hubiese elegido la sudadera fea, sino es porque en mi cálculo de utilidades, la sudadera resulta más útil que la bonita? Pero incluso si fuese para vacilar con los amigos de la sudadera tan fea, el cálculo es siempre individual.

Pasemos a la cuestión de la orientación sexual. Huelga decir que no es una cuestión de enfermedad ni especulaciones/bobadas similares. Pero sí se ha demostrado que hay un componente biológico significativo a ese respecto. El mismo componente que provoca que me fije en el escote de una mujer. El capítulo que Steven Pinker dedica en su Tabla Rasa es lo suficientemente explícito al respecto.


Ocio

Pijus hace referencia a una cita que me van a permitir que dude con la escasa demografía que conozco. La cita afirma que:

Tomando a Europa como un todo, el total de días feriados, incluyendo los domingos, llegó a ser de 189 por año, número aún mayor de descansos que los disfrutados bajo el régimen de la Roma Imperial. Nada indica más claramente que había abundancia de alimentos y de energía humana, si no de bienes materiales”.
Supongo que también era una suerte que los esclavos también tuviesen 189 días de descanso…Ahora bien, ¿por qué no se comparan tanto el tiempo como las condiciones laborales y la calidad de vida en todos los periodos? También cabe plantear que el capitalismo no fue la responsable de la caída del Imperio Romano y que desde entonces sólo ha habido una reducción en el tiempo de ocio, sino que ambos tienen antecedentes muy distintos. Creo que esto es más que suficiente para replicar la cita.

28 Ene 06 @ 07:37 PM | 0 comentarios

Como estudiar la realidad, según David Hume

Me parece evidente que, al ser la esencia de la mente tan desconocida para nosotros como la de los cuerpos externos, igualmente debe ser imposible que nos formemos noción alguna de sus capacidades y cualidades sino mediante experimentos cuidadosos y exactos, así como por la observación de los efectos particulares que resulten de sus distintas circunstancias y situaciones. Y aunque debamos esforzarnos por hacer posibles nuestros principios tan generales como sea posible, planificando nuestros experimentos hasta nuestro último extremo y explicando todos los efectos a partir del menor número posible de causas -y de las más simples-, es con todo cierto que no podemos ir más allá de la experiencia; toda hipótesis que pretenda descubrir las últimas cualidades originarias de la naturaleza deberá rechazarse desde el principio deberá rechazarse desde el principio como presuntuosa y quimérica.

David Hume. Tratado sobre la naturaleza humana, Tomo I. Página 83.

Dios mío... si es que lo tiene todo... principio de parsimonia, individualismo metodológico...

28 Ene 06 @ 10:40 AM | 3 comentarios

De olvidos y desconocimientos esenciales.

Este post es una réplica al post de David Cáceres, de No es política, llamado El Olvido Esencial, donde se cuestionan ciertos aspectos sobre la economía y la política, llegando a cometer errores peligrosos, tanto desde el punto de vista teórico como si se le llegara a hacer caso.

El autor comienza hablándonos de lo insensibles que son los gobiernos a la hora de favorecer otros gobiernos aún más corruptos y despóticos que ellos...

Que hoy en día los gobiernos antepongan los intereses económicos que representan a los derechos humanos es algo que, en el estado de capitalismo tardío en que estamos, a nadie sorprende.

Obviamente, el autor lo dice con otra intención. El interés económico es lo que cuenta... De hecho, el link al que hace referencia es el de la Unión Europea, que no es que sea precisamente el mayor adalid del liberalismo. Sin embargo, esto no es tal y como se dibuja. En realidad, lo que suele hacer el Estado, en este caso, la Unión Europea, es dejar de aplicar el monopolio de la coacción respecto a unas personas que, para su desgracia, no son de allí. Recuerdo que la Unión Europea no da nada por nada, y que salvo empresas estatales, los intercambios siempre se hacen entre particulares. Huelga decir que no debería haber ningún problema con los intercambios voluntarios llevados entre particulares, pero el hecho de que la Unión Europea permita ahora comerciar con extranjeros delata toda su injerencia anterior. Supongo que deberíamos darles las gracias por respetar lo que sin su existencia sería mi derecho inalienable... Por el contrario, si lo que se pretende criticar es la alianza entre países que pactan con países que se pasan por el arco del triunfo los derechos de las personas, siempre podemos recurrir a los ejemplos más elementales: véase aquí o aquí...

No es que me haga gracia que en otros países se violen sistemáticamente los derechos humanos. En absoluto. Pero sí creo que una mayor libertad económica para nosotros supone también mejoras en la calidad de vida de los que padecen horrendas dictaduras. Ya bastante tienen con un gobierno represor como para que encima les prohibamos comerciar con nosotros. En este caso, el Estado deja de estorbar, pero su acción era innecesaria, cuando no contraproducente para los más pobres.

Prosigue David abordando cuestiones económicas, y creo que es aquí donde más se equivoca. Afirma que...

Se asume de entrada que la reproducción del capital es más importante que la propia vida humana, y, por crudo que pueda parecer, se actúa en consecuencia.
Este señor parece ignorar que el ganar dinero y, más en concreto, que ganar más dinero que antes, es bueno. Ninguna agresión a derechos individuales negativos está justificado, venga de donde venga, pero el hecho de que yo comercie con una persona que vive bajo una dictadura no supone tal cosa. Y el hecho de que "su" gobierno le machaque con impuestos no quiere decir que nuestro intercambio le resulte perjudicial. Lógicamente, el Estado podrá robar más, pero también es cierto que la persona tiene más.

Y ahora viene a decirnos que el instrumento, que es el mercado, está por desgracia, por encima de los derechos más esenciales...

Parece subyacer bajo este manto de antihumanismo un olvido esencial; se ha olvidado que el capital, los mercados etc. son una creación del hombre pese a que ya no sea una creación “para el hombre”. Resulta sorprendente que una creación humana haya podido situarse por encima del propio creador.

El problema del argumento de David es que establece dos cuestiones como separadas que van unidas. No es que el comercio esté por encima al derecho a la vida, es que el ejercicio del comercio es el ejercicio del derecho a la vida. Cuestionar que el libre intercambio de bienes y servicios es un instrumento es cuestionar la acción misma del hombre. El lenguaje, y hasta el caminar, también son instrumentos, y el interactuar también lo es. Cuando se cuestiona el libre comercio no se cuestiona sólo eso: también se cuestiona la libertad que tienen las personas para relacionarse. ¿Es que no tienen suficiente los países que padecen tiranías como para quitarles todavía más posibilidades para salir adelante? Aplicando la doctrina de David, me temo que sí.

Pero a mi juicio, el mayor análisis lo comete cuando habla de supuestas leyes inamomibles de la economía...

Hoy en día incluso se habla de la economía en términos propios de un físico que ve leyes fijas e inmutables, se aborda esta disciplina, la economía como is no dependiera del factor humano, como si poseyera leyes fijas. ¡ Hasta qué punto llega el ansia de imposición de un sistema de mercado que se trata a éste como un “a priori” inmutable, regido por leyes fijas! como si de la ley de gravitación de Newton o la relatividad de Einstein.

Lo que propone David es el relativismo de las leyes económicas en función de su periodo histórico, aunque no lo haga de modo explícito. Esto no se sostiene. Veamos un ejemplo: Si durante la Edad Media el rey le quitaba el 50% de la producción de un agricultor, este tenía sólo la mitad de lo que había producido, mientras que no podía disponer del resto. Ahora bien, David estaría sugiriendo que ahora podría conseguirse que un rey le quitase el 50 % de la producción de un agricultor generaría consecuencias diferentes a las que generaba durante la Edad Media. La ley de que "Si una persona pierde algo, pierde la posibilidad de emplearlo para aquello que estime oportuno", bajo su criterio, sería mutable. Y todas las leyes que emanan de esta, y que son tan inmutables como la anterior, también.

Lógicamente, y siempre desde su punto de vista, esto no es un descubrimiento, sino una construcción. El error más profundo consiste en confundir la construcción de la realidad que todos los individuos hacemos con la construcción de las leyes que regulan el funcionamiento del mundo y de los individuos. Nos guste o no, los seres humanos tienen emociones, que no dejan de ser un instrumento de asignar un valor a aquello que nos rodea. Esto también es una ley inmutable que tiene en cuenta la economía... pero para David, esto no es así...

Sin embargo, nos olvidamos como constructores y olvidamos que en las manos del que tiene la capacidad de construir está también la posibilidad de deconstruir.

Las leyes de la economía son mucho más sutiles que la deconstrucción del Castillo de Lego que regalamos a nuestro sobrino para estas Navidades. Y el hecho de que existan limitan tanto nuestra capacidad de elección como lo hacen las leyes físicas, no mina nuestra capacidad para tomar decisiones en un sentido u otro. Es decir, la ley de la oferta y la demanda no impide a nadie formar una cooperativa con otras personas y proponer un sistema cooperativo frente al clásico modelo jerárquico. Es más, conocer las leyes de la economía ayuda a conseguir "un mundo mejor". Por el contrario, podemos pensar que podemos deconstruir, es decir, arrasar con lo que habíamos descubierto, y pensar que podemos reinventarlo todo.

Es una pena que, para ello, haya que reinventar al hombre.

25 Ene 06 @ 05:22 PM | 3 comentarios

Joseph E. Stiglitz. Los Felices 90.

Título original: The roaring nineties. A new history of the world's most prosperous decade. (2003)
Traducción: Victoria Gordo del Rey y Moisés Ramírez Trapero.
Editorial Taurus. 415 páginas.

El imperfecto capitalismo

Joe Stiglitz.jpg Lo primero que quisiera decir es que mis conocimientos en economía son limitados, al menos hasta la posibilidad de poder atacar con claridad todos los elementos que se plantean en el libro, por lo que es de obligación disculparme ante el lector por todos aquellos lectores que pudiese cometer. Prejuicios ideológicos aparte, por supuesto. Pero no se preocupen... tampoco Stiglitz está a salvo: malinterpreta a Smith constantemente y fue director del consejo de asesores de Bill Clinton durante su mandato de 8 años, aparte de ser un socialdemócrata de pro.

El libro intenta abarcar todos los eventos relacionados con la crisis económica que padeció EEUU (y que en parte sigue arrastrando) a partir del año 2000 una de las mayores de la historia, y que vino predecida de una de las mayores épocas de prosperidad de la historia. Estamos hablando de un ciclo económico, es decir, un periodo en el que las cosas van muy bien hasta que, "de repente", las cosas empiezan a ir fatal.

A partir de la exposición de estos hechos, el autor comienza a describir los acontecimientos que estima más importantes para que se hubiese llegado a tal situación, entre los que destacan, en primer lugar, la política deficitaria y de recortes de servicios públicos de Reagan, fue sucedida (tras los 4 años de Bush padre, donde se afrontó una crisis bancaria de gran importancia) por una época de control de gasto público, superávit, prosperidad y crecimiento económico. Sin embargo, algunos bancos, algunos directores de empresas con más cara que espalda y algunos demócratas insensatos, apoyados por la Reserva Federal Americana (FED), junto con algunas desregulaciones insensatas, llevaron a que esta ola (en parte, infundada) de prosperidad se transformase en las mayores quiebras de la historia. De ahí la necesidad de refundar toda una ideología, la del partido demócrata y, ya que nos ponemos, de toda la socialdemocracia. Dicho muy a lo bruto, esto es lo que cuenta el libro. ¿Tiene razón Stiglitz? Esto supondría comenzar un análisis mucho más detallado de todo lo que plantea, para lo que no me siento completamente preparado, pero sí, al menos, en algunos puntos importantes.

Sobre Reagan, aún reconociendo sus errores (su política sobre bancos propició una crisis que costó millones de dólares, esta crítica está muy bien razonada por parte de Stiglitz), creo que quita límite a sus méritos de reducción de intervención del Estado como razón del periodo de prosperidad.

Los Felices 90 de Joe Stiglitz.jpg En cuanto a la conspiración de unos cuantos directores de empresa con algunos banqueros para inflar las cuentas de resultados a los accionistas, estaríamos ante la mejor parte del libro, tanto por la fundamentación como por la explicación (Stiglitz ganó el Nobel de economía por sus trabajos sobre información asimétrica, que es de lo que estamos hablando). Aquí, el papel de los incentivos (las famosas stock options) es vital para entender el comportamiento de estos personajes. Los ejecutivos serían los principales responsables de la burbuja, pero no los únicos.

Sobre el papel de la FED, creo que también acierta en un elemento que parece vital: seguir manteniendo los tipos de interés bajos frente a la sospecha de que se encontraban ante una burbuja.

Con los resultados ya expuestos, se deriva hacia un intento de ataque a esa ola resucitada de "liberalismo a ultranza" (chiste que merecería una reflexión aparte). Bajo su punto de vista, estas malas prácticas demuestran que sigue siendo necesaria la intervención del Estado para resolver aquellos lugares donde los imperfectos mercados no llegan. La idea de Smith de que, actuando una persona por su propio beneficio, mejora a los demás, como si de una mano invisible estuvieramos hablando, es falsa, muy a pesar de todas esas voces que afirman lo contrario, y que los mercados son perfectos. Pero claro, la mano invisible de Adam Smith no estaba pensada para un hatajo de estafadores (que, a fin de cuentas, eran los responsables de Enron, Worldcom y otras compañías), que es de lo que a fin de cuentas estamos hablando. Y, en todo este tiempo, yo no he leído absolutamente a nadie que haya planteado que los mercados sean perfectos. Pero incluso en el caso de que el mercado sea imperfecto (que lo es cuando se reunen una serie de criterios, y que resume brillantemente Stiglitz para hablar del mercado energético californiano), ignora dos elementos funtamentales: quién es el responsable de tal situación (cómo se desreguló aquel mercado) y cuales pueden ser las consecuencias sobre los derechos de propiedad. Este segundo punto es ignorado por Stiglitz.

A partir de aquí, el autor plantea una necesaria revolución dentro de los sectores socialdemócratas. Este último capítulo es el peor de todos. Ignorando algunos de los problemas de la socialdemocracia, y careciendo por completo de sentido de todo sentido de la ética o del respeto a la libertad ajena, suelta uno de esos discursos dignos del Sindicatos de Estudiantes o de unos estudiantes de primero de ciencia política. A fin de cuentas, Stiglitz es un resultadista. No es que desconfie por completo de la libertad individual, sino que adopta el criterio galbraithiano del poder compensador, esto es, si las iniciativas privadas no llegan, ha de intervenir el Estado, pero ni siquiera bajo tal planteamiento llega a hacer una aportación mínimamente consistente. Lo suyo es la información asimétrica.

Mención aparte merece el capítulo dedicado a Enron. Junto con el del inicio de la formación de la burbuja, lo mejor del libro.

24 Ene 06 @ 11:36 AM | 4 comentarios

Individuo y entorno: Respuesta a Pijus (II)

Alberto, desde Pijus económicus, replica mis argumentos relacionados con mi defensa del individuo y del consumo. Creo que estamos ante un debate muy interesante, por lo que no tendré ningún problema en proponer una nueva contrarréplica.

Afirma Alberto, en relación con el individuo y el papel de la sociedad que...

En nuestro mundo hay una relación en forma de bucle entre individuo-sociedad-especie, de forma que ninguno de estos “elementos” puede analizarse de forma independiente. Así, y retomando un ejemplo que apareció en un debate contigo, un individuo es el producto de un proceso reproductor de dos individuos.

Esto es contradictorio. La sociedad son todos los individuos, no un conjunto de dos o más individuos, y la información está dispersa en todos ellos, por lo que la información que puedan aportar unos no es la misma que pueden aportar otros. Por lo tanto, la única manera de estudiar de modo coherente a un individuo es analizando su interacción con otros individuos, no con la sociedad en su conjunto, en tanto los elementos comunes que puedan tener cada uno de los individuos no son, en absoluto, suficientes hasta el punto de predecir a la perfección un comportamiento.

Prosigue Pijus:

Y sin embargo, las interacciones entre individuos producen la sociedad, y ésta tiene efectos retroactivos sobre los individuos, en forma de normalización y cultura. El desarrollo de un individuo no es posible sin cultura, y ésta nace de la sociedad; y la sociedad no es posible sin individuos.

Insisto: La sociedad no es una unidad coherente a lo largo del tiempo, similar al cuerpo humano, donde cada cual tiene una serie de funciones específicas. En la sociedad española pueden haber personas con ideas absolutamente contrarias, como por ejemplo usted y yo. Y el hecho de que puedan tener instrumentos comunes (lengua, modos de actuación, sentimientos aplicables para definir la realidad, etc.) no significa que la sociedad exista. Es, únicamente, un comportamiento repetido por la mayoría de individuos, o incluso todos, pero siempre, individuos.

Y remata su error afirmando...

Las interacciones entre individuos permiten la auto-organización de la sociedad.
Es decir, que si los colegas de Red Liberal interactuamos, ¿estaríamos auto-organizando Red Progresista? ¿La confección de la plantilla del Real Madrid auto-organiza la de todos los equipos de la Liga?

El ejemplo que pone a continuación tampoco se sostiene por las mismas razones que en el caso anterior...

¿Cómo explicarías que una persona tenga gustos por el automovilismo cuando en su vida ha interactuado con personas con dichos gustos? Estos gustos se le “añaden” desde la sociedad, por ejemplo mediante los medios de comunicación.
¿Con qué parte de la sociedad? Será con aquella que le guste el automovilismo, pero no con aquella a la que no le guste el automovilismo. Pero no sólo con la gente a la que le guste el automovilismo, sino, por ejemplo, los responsables del equipo técnico de Telecinco que sigue a Fernando Alonso, pero no con la redacción de sucesos o de Gran Hermano.

Finalmente, plantea las diferencias más evidentes entre grupos culturales para defender la existencia de sociedades:

Las diferencias culturales son diferencias de sociedad, no de individuos, y te será imposible explicar por qué en China los gustos en cuestión de estética o alimentación difieren con los nuestros tanto teniendo una base fisiológica y anatómica común sin tener en cuenta la noción de sociedad.
No necesito la base fisiológica o anatómica. Me basta con tener individuos. Simplemente está hablando de dos muestras de individuos, totalmente separadas, y cuyas relaciones entre variables se dan del mismo modo: relaciones entre individuos. Establecer tal comparación para defender la existencia de la sociedad, por lo tanto, no es suficiente por las razones explicadas anteriormente: no existe una coherencia total (o casi) a lo largo del tiempo que una a millones de personas en todas las interacciones.

Pasemos ahora a la cuestión del consumo y la utilidad. Comenta Alberto que...

Lo que pongo en duda no es que compres el producto porque te parezca útil o no, sino que esa necesidad no es real, sino una sensación impuesta socialmente.
¿Impuesto socialmente? Yo no estaría tan seguro. Que el ser humano sea un animal que necesite relacionarse con su entorno (esto es, con otros individuos) no responde sino a sus necesidades biológicas. Los bebés, genéticamente, están preparados para responder de un modo ante una amplia gama de estímulos que puede percibir, y esto va desde el reconocimiento de voces hasta el de caras, del mismo modo que tienen gran facilidad para reconocer idiomas (por ejemplo, diferencia el idioma materno de otros). Y el hecho de que siendo mayores sigamos buscando relaciones con otras personas (yo no quiero tener relaciones con Skin Heads, que también son parte de la sociedad) responde a la necesidad que tenemos los seres humanos de relacionarnos con otros para informarnos del mundo que nos rodea, intercambiar bienes y servicios, emociones, etc. ¿Crea la sociedad tales necesidades? ¡Desde luego que no! Retrocedamos en el tiempo y volvamos hasta hace 10000 años... ¿Cómo tenía más posibilidades un individuo para sobrevivir ante un ambiente hostil y que apenas conocía? ¿Sólo o en compañía? ¿Y quién imponía las circunstancias? ¿El ambiente o la sociedad? Ciertamente, las circunstancias han cambiado mucho, también nuestras necesidades, y ahora los seres humanos controlamos muchas variables que antes nos parecían muy preocupantes, pero seguimos necesitando comer, beber, respirar, reproducirnos... y para ello, es necesario relacionarnos con otras personas para garantizar que las saciaremos.

¿Y qué ocurre cuando tales necesidades están saciadas? Pues que intentamos saciar otras. El error fundamental consiste en creer que, por el hecho de que se produzcan en interacción con el entorno, sea el entorno el que prediga qué va a hacer el individuo, sin caer en la cuenta que ha de existir un procesamiento de información previo a una toma de decisiones que implica una acción que responda a una necesidad, y que ahí, el único dueño de sus actos, es el individuo. Supongamos que una persona pierde su casa y su familia en un incendio. ¿Es acaso el fuego quien provoca el suicidio de la persona? No, es cómo la persona analiza sus pérdidas, las valora y toma una decisión que intenta saciar sus necesidades (otra cosa es que tal decisión sea acertada). Dicho de otro modo: Entorno propone, individuo dispone.

Veámoslo con uno de los ejemplos que nos propone Alberto:

¿Las personas que vemos día a día se comprarían la misma ropa que se compran ahora de estar solas en el mundo, o en una sociedad que no valorara los bienes de acuerdo con el sentido de posesión? ¿Qué es eso de valor de uso cuando una sudadera te interesa más que otra abrigando lo mismo? El valor de uso (utilidad) al que te refieres no es otro que el valor social. El valor de uso es el valor intrínseco. La sudadera A abriga lo mismo que la B, pero una es más cara por el valor social de la misma. La utilidad (y la felicidad derivada) no es que sólo sea subjetiva, es que la implanta la sociedad (la interacción entre individuos).
Supongamos que quiero acostarme con tres mujeres a la vez. ¿Es porque me lo dice el ambiente, o bien porque soy un salido y una persona bastante deshinibida por naturaleza? Y ahora supongamos que hay dos sudaderas que sé que abrigan lo mismo, pero creo que puedo ligar más con una que con otra... Lógicamente, dos estímulos distintos provocarían dos reacciones distintas, y a nosotros nos interesa una de ellas... Pero eso es porque a nosotros nos gusta, no porque la sociedad nos imponga nada. El ejemplo más evidente es el de los homosexuales: ¿Acaso dejaron de existir en España durante la época de Franco, con una cultura tan represiva y tan orientada a enseñar una serie de conductas tan específicas? Desde luego que no. Eso es una evidencia de peso en favor de la elección del individuo frente a la sociedad.

Y ahora, filosofemos...

Yo sí cuestiono que la utilidad “de sus circunstancias” sea mala, además de dada, cuando no responda a la búsqueda del sentido de la vida del ser humano.
¿Quién es usted para decirle a la gente qué responde o no responde a su sentido de la vida?
El consumo al que lleva la utilidad en la sociedad actual no conduce a la satisfacción de las personas más que a un nivel superficial e incompleto.
¿Cómo lo sabe? ¿Qué datos está en condición de aportar para avalar su teoría? Porque sin esto, toda su teoría es un maravilloso y gigantesco castillo en el aire.
Ni siquiera una persona que vea en el consumo el sentido de la vida, podrá rechazar la esencia de la naturaleza humana que viaja con él. Todos tenemos características comunes a las que no da respuesta este sistema, como la afectividad.
Ningún estudio científico avala que el hecho de consumir más o menos suponga una disminución de aquellas áreas cerebrales relacionadas con la afectividad y las emociones. Y por favor, agradecería que se dejaran de usar términos mágicos tales como "esencia de la naturaleza humana" y hablemos de modo más correcto. ¿Qué es la esencia de la naturaleza humana en términos concretos?

Prosigamos con la cuestión del papel del consumo:

Es un proceso dual el de acumulación de riquezas y abrigo con respecto a la soledad. La fe en el crecimiento económico (la economía como religión) está presente tanto en los individuos productores como en los compradores.
Semejante fe ha conseguido ampliar nuestra esperanza de vida en, yendo a lo corto, unos 30 años de media en los países más consumistas. Hay que reconocer que, en ese sentido, hemos mejorado mucho respecto de la religión.
Sin embargo, en los primeros es más importante porque son quienes van a poner en marcha el proceso. A la vez, el miedo a la soledad moral (el miedo a no sentirse parte de algo) es más importante en los compradores que en los productores, aunque se produzca en ambos.
Mucho me temo que sólo te has fijado en una parte del problema y no en el fenómeno que intentas analizar en su totalidad. Que un individuo necesite relacionarse con otros individuos no es soledad moral, puede ser, simplemente, soledad. Pero no se montan películas con semejantes dramas existenciales y recurren como locos a consumir para huír de su soledad moral... Ahora bien, si los productores no responden a las necesidades de los consumidores, están condenados al fracaso.
Toda persona (y no solo el rico) pretende salvaguardar su estatus social para poder sentirse parte de algo, y mejor si es parte importante. El productor ya por su actividad se siente parte de un proceso (crecimiento económico), mientras que el comprador tiene que salvar esta inseguridad uniéndose a grupos sociales y adquiriendo mercancías que le ayuden en esta labor. Así, un joven de 15 años encuentra salvada su inseguridad si se hace rapero o pijo (comunista, hippy, rockero, anarka, antisistema, prosistema…), si viste estéticamente como dichos grupos sociales y se siente parte de ellos. Y para pertenecer a esos grupos necesita adaptarse a ellos, aunque sólo sea pareciéndolo y no necesariamente siéndolo.
De A no se deduce B. Y tal y como está expresado, estás mezclando tocino y velocidad. Es decir, que no existe relación alguna entre A y B.

1.- El comprador también es vendedor. Es decir, para comprar ropa, primero has de vender tus servicios a otra persona para que esta te pague. Es decir, la dicotomía entre compradores y vendedores no tiene sentido: todos son compradores y vendedores, y el elemento de la posición en la jerarquía no es suficiente para diferenciarlos realmente como dos grupos distintos. Al menos, en esta cuestión.

2.- Un joven de 15 años, con la legislación actual, no produce. Sólo consume. No es posible la comparación entre ambas muestras, al menos, en los términos en los que son planteados.

3.- Un joven de 15 años no se relaciona con otras personas de un estilo o lo que sea por "soledad moral", lo hace, entre otras muchas razones, para saciar unas necesidades distintas tales como identificarse, aprender a afrontar los problemas del futuro, echar polvos... Ningún estudio evolutivo avala esta teoría de la soledad moral, sino que se trata de un periodo de preparación para la vida adulta, como todos los anteriores.

Pasemos a estudiar el concepto de homogeneidad ahora:

[...] existe homogeneidad dentro de cada categoría (los raperos tienden a ir todos vestidos igual) y heterogeneidad entra las diferentes categorías (un rapero no va igual que un rockero). El concepto de normalización es doble: existe dentro de cada categoría o grupo social y existe en la sociedad en sí, madre de todos estos grupos.
Es decir, que si mi banda favorita son Cannibal Corpse... tendría que llevar unas pintas similares a estas...¿Verdad? Pues no.

Analicemos qué ocurre, según Pijus, cuando perdemos algo que tanto nos ha costado conseguir...

La simple desaparición de todos los objetos materiales de una persona normal provocarían su caida en depresión inmediata. Personas que matan para evitar que les roben una moto son un ejemplo dramático de lo anterior.
Esta tiene gracia... Hace poco extravié un cheque que suponía una buena parte del tiempo que había trabajado para una empresa. Cuando estuve a punto de derrumbarme, no lo hice por la pérdida en sí, sino en todo lo que había trabajado para conseguir ese cheque y porque ahora sí lo iba a pasar mal para llegar a fin de mes, y que en aquel momento se convirtió en nada. Semejante idea, la de aquello que hemos tenido que sacrificar para conseguir algo, la del precio que hemos tenido que pagar, pasa totalmente inadvertida dentro de la teoría de Pijus. Y, francamente, una moto vale mucho más que el valor del cheque que yo extravié (y que me tuvieron que volver a hacer).

Pasemos ahora a estudiar el mayor error que comete Pijus, el de no conocer al enemigo cuando habla de él. Afirma que...

El individualismo liberal lleva a estas conclusiones: negar lo común entre las personas. Cuando Freud escribió su “interpretación de los sueños” advirtió que lo hacía sobre sus experiencias, como tantos otros estudiosos de la naturaleza humana. Y es que, por más que los individualistas se empeñen, hay características comunes entre todos los seres humanos.
Simplemente, quisiera pedirle la referencia donde los liberales digan que en la biología humana no hay elementos comunes para todos. Yo, hasta ahora, no los he encontrado. Y lo de Freud... sin comentarios...
La mayoría de las personas no quieren la libertad, sino un amo justo.
En mi opinión, no buscan un amo justo, sino unas reglas justas.
La mayoría no quiere la felicidad, sino una felicidad superficial.
Pura especulación.
Y ahí está la fuerza del liberalismo y de los totalitarismos.
Esta es una comparación fuera de lugar. El liberalismo plantea que sea cada cual quien busque su felicidad en base a sus propios criterios personales. El totalitarismo pretende imponerlos, porque presume saberlos mejor que el propio afectado.
Me gustaría saber qué es un estudio científico en las ciencias sociales. ¿Algo así como una encuesta?
Esta tiene gracia. Ahora resulta que los liberales, que somos los que defendemos el individualismo metodológico, salimos a defender las encuestas. Si he planteado la idea de la encuesta, lo he hecho para que el argumento se basara en algo... Las encuestas tienen sus problemas, y no graves, pero pueden ser más fiables que una teoría sin el menor contraste empírico.
Todavía no he encontrado a nadie que me diga que el consumo es una característica innata que proporciona felicidad de acuerdo con la naturaleza humana. Todo lo contrario, se acepta que la felicidad sea relativa y condicionada.
Primero tendría que dar una definición adecuada de felicidad. Y, en segundo lugar, los medios que compro sí posibilitan que sea feliz.

Después, parece que intenta atraparme, con triste fortuna...

Qué será eso de la contingencia de los fenómenos que nos rodean… porque lo de necesidades fisiológicas ya lo dije yo describiéndolas como necesidades biológicas. ¿Dónde he negado la importancia del ambiente? Ahora bien, que otros seres humanos influyan no quiere decir que sean los únicos. Se ha demostrado, por ejemplo, que el clima tiene vital importancia en la tasa de suicidios, y que , por ejemplo, Tarifa (Cádiz), es el pueblo con mayor tasa de suicidios, y que el elemento clave es el viento (muy a pesar de esa cultura andaluza, siempre alegre). En Estados Unidos, la palma se la lleva Portland, que tiene 300 días al año de lluvia. ¿Dónde está la sociedad, incitando más en unos que en otros sitios a que se suiciden?

Y bueno, la necesidad no es previa a la acción salvo en las biológicas. ¿O los hombres de la edad media ya necesitaban un mp3 entonces? ¿Y un coche? ¿Y su televisión? ¿Y los 300 canales de la misma? ¿Y ya necesitaban camisas de marca?
Pijus ignora decididamente el elemento más importante de la economía del siglo XX (nótese que no la cita en ningún momento): El ocio. Pregunte a los hombres de la Edad Media si quisieran vivir en su periodo o en el nuestro, con todas nuestras virtudes y nuestros defectos... Pero no... al final, va a ser que los mayores problemas de la Humanidad vienen dados por lo que hacemos en nuestro tiempo libre...

¿Y por qué en las tribus africanas perdidas no necesitan estos productos y nosotros sí? ¿La contigencia fenoménica? Yo tampoco necesito una tele para ser feliz... De hecho, no la veo. ¿Será que soy un engendro, un bicho raro o un ser marginado por la sociedad que me rodea? Eso sí, entre la vida del indígena y la mía, me quedo con la mía. Tengo muchas más oportunidades para ser feliz, sea lo que sea eso.

Y bueno... creo que eso era todo lo que tenía... si cuento la excepción del último párrafo, claro. Desconozco quién habrá sido el que ha esgrimido los mejores argumentos, pero creo que él mismo reconoce que tengo razón...

Soy la consecuencia de un desarrollo social como individuo, pero tampoco soy la sombra de éste, pues todos tenemos características innatas.

Aunque quizás, todavía no se haya enterado...

24 Ene 06 @ 01:46 AM | 17 comentarios

Cuestionario sobre la directiva Bolkstein (I)

He recibido mucha propaganda en contra de la directiva Bolkstein, de lo mala que es y de las terribles consecuencias que podrían tener a los ciudadanos. Como no podía ser menos, es ATTAC quien lleva la voz cantante, pero hay otras muchas organizaciones que defienden la retirada de esta directiva. En el artículo linkeado, tras hacer una breve exposición de lo que significa tal directiva (que no es ni más ni menos que el que las empresas puedan establecerse donde más les convenga), nos regalan con un cuestionario cargado de demagogia hasta las orejas... Pero como yo estoy como estoy de la cabeza, no he tenido más que responderlo entero en una sucesión de tres posts), con un matiz, y es que haré respuestas largas, y no el demagógico Sí/No que me ofrecen. Espero que les divierta, sea de provecho o que se enfaden.

¿Quieres que las escuelas o universidades se adapten a las exigencias de los usuarios que pagan más?
En primer lugar, ¿qué hay de malo en adaptarse a quien pague más? Yo, multimillonario, pido que alguien se adapte a mi demanda... ¿Qué ocurre? ¿Que debo ser ignorado por ser rico? En segundo lugar, eso no se va a dar: Hoy en día existen muchas universidades (la inmensa mayoría públicas), pero con mejoras en los métodos de aprendizaje, los precios pueden ir abaratándose considerablemente. Eso, en un sistema de libre mercado, es muy importante para que las universidades puedan aumentar sus beneficios. Recuerdo simplemente que el invento en el campo de la medicina a nivel de beneficios dados ha sido la Aspirina, y que tal hecho es aplicable a otras circunstancias.
¿Quieres que los programas escolares estén preferentemente orientados a las necesidades de competitividad de las empresas y no a fomentar la cooperación entre la ciudadanía?
Voy a hacer algo que nunca me ha gustado hacer: las alusiones personales. ¿De qué trabaja esta persona para llegar a fin de mes? Esta pregunta es escandalosa: ahora resulta que un informático no tiene que dar, por ejemplo, lecciones de una nueva generación de tecnologías relacionadas con la comunicación, sino que tiene que estudiar a Marx y a Keynes, que a fin de cuentas son los que apuestan por la cooperación entre la ciudadanía... Cualquier persona que haya trabajado preferiría tener la educación más adaptada a las necesidades de las empresas: ¿Para qué va a estudiar algo que no le va a adaptar a las demandas del mercado laboral? Pues venga, todos a estudiar Socialdemocracia y Teoría y práctica del koljós a lo largo de varios semestres antes que aquellas asignaturas que nos facilitarían encontrar trabajo...
¿Quieres que la libertad académica y de investigación quede sometida al interés del mercado?
¿Quién es el mercado, sino millones de personas ofreciendo y demandando bienes y servicios? ¿Qué hay de malo en ofrecer aquello que la mayoría de la gente quiere? ¿Es eso renunciar a la libertad de estudiar o investigarlo que quiera? ¿Qué hay de malo en que una empresa te pague por un estudio que a ellos les interesa? ¿Acaso hace eso a los investigadores menos libres?
¿Quieres que se puedan contratar temporalmente a profesores de otros países con unas condiciones laborales y saláriales peores que las españolas?
¿Ellos quieren? Porque da la sensación de que nadie pregunta a los verdaderos implicados...
¿Quieres que se puedan establecer centros de enseñanza que se rijan por las leyes del país de origen de dueño de la escuela, y donde los poderes públicos españoles no puedan controlar la calidad de la enseñanza y la idoneidad del profesorado?
Quiero que los colegios enseñen lo que quieran y como quieran, y quiero que la gente tenga la oportunidad de elegir cómo educan a sus hijos.
¿Quieres que los centros privados de cualquier país tengan el mismo derecho a subvenciones que los nacionales?
Quiero que absolutamente nadie tenga subvenciones. Aún así, lo verdaderamente aberrante de esta pregunta está en la xenofobia: ¿Qué pasa? ¿Que como son franceses, suecos o alemanes debieran ser tratados de modo distinto que ser españoles?
¿Quieres que sea la Comisión Europea quien decida la proporción óptima entra el numero de alumnos y de profesores en la escuela de tu barrio?
Quiero elegir, que no imponer, que sean los colegios, dado que, a fin de cuentas, les afecta a ellos.
¿Quieres que el Director de la escuela de tus hijos no tenga la obligación de presencia laboral en la sede escolar?
Quiero elegir, que no imponer, el colegio que funcione mejor. ¿Acaso existe una correlación entre la presencia del director (o responsable) de un colegio y su éxito o fracaso? Decir que sí es suponer que todo la plantilla que lleva a cabo sus labores en el centro es ineficiente para llevar a cabo su trabajo, argumento difícilmente sostenible: si no hacen bien su trabajo, se les despide. Y, en cualquier caso, el consumidor siempre puede cambiar de lugar si no le gusta el servicio que el colegio le está sirviendo.


Acaba aquí la primera serie de respuestas en favor de la directiva Bolkstein. Mañana, más.

21 Ene 06 @ 05:54 PM | 2 comentarios

¿Listas abiertas o listas cerradas?

Mi buen amigo Trotsky, de Ajopringue y otros blogs políticamente incorrectos, ha denunciado la intención del PP por multar a Federico Trillo y a Celia Villalobos por votar diferente a lo que había pedido el partido, con la petición de las listas abiertas como idea de fondo. Esta fue una de las ideas que se plantearon en cierta quedada liberal... justo después de que cierto par de malvados ajopringosos se largaran a emborracharse... :-PPP

El problema de las listas abiertas está en que los propios votantes pueden elegir representantes defensores de la violación de otros derechos individuales. Por ejemplo. Los habitantes de... no sé... voy a decir un nombre al azar que no tenga nada que ver con esta ideología... hmmmmm... a ver... ¡Ya lo tengo!... ¡Chaveslandia!...

Supongamos que los habitantes de Chaveslandia quieren que las nunca suficientemente insultadas subvenciones y los aranceles a tales o cuales productos se mantengan... mientras que un partido central está dispuesto a cargarse tales aberraciones. ¿Listas abiertas? ¿O cerradas?

Peor aún... ¿No puede suponer esto un incentivo para que los políticos se dediquen a prometer cosas que realmente suponen violaciones en los derechos y libertades individuales? Volvamos a nuestra querida Chaveslandia... ¿Quién ganaría? ¿Un malvado neoliberal dispuesto a eliminar toda oposición al libre comercio y a ayudas a terceros o un salvador de industrias navieras que lleva sin vender un barco por un precio superior al coste desde hace casi treinta años? ¿Y entre una persona que salvará la naviera y además la agricultura de la nación conocida como Chaveslandia?

Por otra parte, ¿no es posible que en estos partidos de listas abiertas siempre habrá unos mínimos que los partidos siempre defiendan? ¿Y son estos mínimos siempre liberales? No tenemos ninguna garantía de que ello sea así.

Yo en su momento propuse una idea que sigue sin parecerme excesivamente descabellada (más allá de que sea inviable desde el punto de vista político). Es la de cambiar el sistema electoral. Actualmente, la redistribución de diputados se lleva a cabo mediante la fórmula D'Hont, una fórmulita cuyo resultado principal es el bipartidismo en la región en cuestión. Así podemos comprender cómo es posible que CiU pueda sacar más votos que IU a pesar de que IU tiene representación en toda España, por ejemplo. Este bipartidismo tiende a hacer que terceras, cuartas y quintas alternativas sean vistas como inviables o inútiles, por lo que perderían muchas más posibilidades de las que normalmente tienen. Pero hay una segunda fórmula que sí podría conseguir más representatividad y pluralidad de partidos y, por lo tanto, mayor competencia entre estos. Se la conoce como fórmula danesa o nórdica, y facilita el que puedan surgir terceros, cuartos y hasta quintos partidos.

Y finalmente formulo el siguiente disparate... ¿Se imaginan un partido liberal con el mismo peso en el partido en el gobierno que ERC...? Nos íbamos a reír unos cuantos...

Ahora me van a disculpar... tengo que ir a por la medicación...

28 Abr 05 @ 08:37 PM |

Campaña por la libertad individual

El nunca suficientemente recomendado blog de Juan Freire nos ofrece una campaña por la libertad individual... para darle vueltas a la cabeza...

individual-i-button.gif Today, the rights of individuals are being eroded: by government, by corporations, by society itself. This icon — the Individual-i — represents the rights of the individual.

It represents the right to privacy and anonymity in the information age. It represents the rights to an open government, due process, and equal protection under the law. It represents the right to live surveillance free, and not to be marked as "suspicious" for wanting these other rights.

...Y si se estima oportuno... ¡apoyar!

20 Abr 05 @ 04:42 PM |

¡VIVA LA LIBERTAD DE ARMAS!

Esta noche han intentado atracarme. Tranquilos, no me ha pasado nada, ni he perdido ningún dinero. Todo fue muy rápido. Pero analizando los hechos y las consecuencias que pueden tener a medio plazo, puede ser preocupante.

Les pongo la situación. Esta noche, sobre la 1:30 de la noche, mientras volvía a mi casa tras estar con unas amigas, unos kinkis(dos niñas y un niño, demasiado oscuro para dar rasgos identificativos) que no tendrían más de 15 años y no medirían más de 1.60 cm me han pedido dinero, algo a lo que me he negado de modo muy educado. Hasta aquí, todo tan normal como siempre. Hasta que me salió un cuarto. Un imbécil que no tenía ni media hostia (15/16 años, no llegaría al 1'70, entre gordo y corpulento con corte de pelo de calorro -flequillo largo teñido de rubio, el resto corto, color natural negro- y con gafas, piel morena... todo esto por si sirve a la policía como descripción)... que me pidió 50 centimos, a lo que también me negué. Sin embargo, "tuvo el detalle de enseñarme" una navaja tan grande que lo primero que me dije fue... "¡Dios mío!" (navaja de mango blanco, con una hoja similar a ésta, el tamaño de la hoja puede ser de unos 15 cm más o menos) al grito de "¡Que tú no vas a vaciar los bolsillos?".

Lo primero que me dije fue "Dios mío... ¿Cómo es posible que este niñato tenga semejante cuchillo?". Lo segundo que me dije es "Quiero una pistola para reventarle los sesos y dar ejemplo"... pero dado que no tenía y que, hasta ahora, jamás las he necesitado, no tenía nada. Finalmente, viendo que no quería enzarzarme en una pelea en la que pronto se convertiría en un 4 contra 1, y que llevaba mucho dinero en la cartera, decidí salir corriendo... No recuerdo bien lo que me dijo... supongo que algo relacionado con su ego y el que no se hiciera lo que este quería...

Hasta ahora, nunca me había pasado algo así en mi barrio de La Malagueta. Había tenido noticia de pequeños hurtos en la playa (el típico chorizo que roba carteras a extranjeros, poco más), pero no en lo que sería La Alameda, que está a 200 metros de mi casa. Y me preocupa.

No dudo en que el impulso de volarle los sesos a un cretino sea algo totalmente irracional, pero sí veo sensato el sacar una pistola, desarmar al cenutrio de turno y llamar a la policía. A lo que no hay derecho es a tener miedo de ser atracado a 200 metros de tu casa cuando no le has hecho daño a nadie.

Quizás esté más sensibilizado por el hecho de que hará cinco días, otro tío me "invitó" a que vaciara los bolsillos (a lo que me negué y salí por piernas). En cualquier caso, esta noche entiendo más el derecho a la libertad de armas y menos a Michael Moore.

Y, sobre todo, he aprendido que no existe mayor horror que tener miedo en tu propia casa.

10 Abr 05 @ 02:58 AM |

Ciencia política Vs Filosofía política. Por Murray Rothbard

Desde nuestro punto de vista es patente que la principal misión de la "ciencia política" o, por mejor decir, de la "filosofía política", es construír aquella parte del edificio de la ley natural que se relacionea con las realidades políticas. Es más evidente que esta tarea ha sido casi enteramente ignorada por los politólogos de nuestro siglo. La ciencia política, o bien ha conseguido un "modelo de construcción" positivo y científico, en vana y engreida imitación de la metodología y los contenidos de las ciencias físicas, o ha emprendido una investigación meramente de los hechos empíricos. Los politólogos contemporaneos creen que puede evadirse de la necesidad de emitir juícios morales y que pueden contribuir a construir sistemas o programas públicos sin tener que asumir una posición ética personal. Pero lo cierto es que, apenas alguien esboza cualquier sugerencia política, por reducida o limitada que sea, está emitiendo, lo quiera o no lo quiera, un juício ético. La diferencia entre el científico político es que los juícios morales del primero están encubiertos y, al no estar sujetos a un riguroso escrutinio, están más expuestos a la posibilidad del error. Además, cuando se evitan juícios éticos explícitos se abre la puerta a los juicios de valor predominantemente implícitos de los científicos políticos -en beneficio del statu quo político imperante en una sociedad dada. Y, en definitiva, esta falta de ética política sistemática impide que los científicos políticos puedan convencer a nadie del valor de cualquier cambio frente al statu quo

Los filósofos políticos contemporaneos se limitan, por su parte, en una especie de Wertfrei o actitud neutra frente a los valores, a descripciones y exégesisde anticuario sobre las opiniones de otros, a gran distancia de su papel de filósofos de la política. Al actuar así, están eludiendo la principal misión de la filosofía política o, en palabras de Thomas Thorson, "la justificación filosófica de las posiciones de valor aplicables a la política".

Murray N. Rothbard.
La ética de la libertad. Pags 54-55.

Como ya sabrán, a un servidor le ponen nervioso este tipo de cosas en plan "no se puede aplicar el método de las ciencias naturales a las ciencias sociales", "todo análisis está contaminado por las expectativas/creencias del experimentador", y demás excusas... Y muchos de sus críticos, hasta cierto punto, tienen buenas razones para esgrimir tales argumentos. Empezando por la idea de que todo juício de valor tiene un componente ético. Pero para eso está la metodología, que nos enseña las técnicas apropiadas para controlar todas las variables y, así, efectuar el mejor análisis posible.

Por otra parte, la teoría de Rothbard de que los científicos políticos de un régimen lo critican se cae, como demuestra la experiencia. La experiencia, por ejemplo, de la perestroika, donde un comunista como Gorbachov tuvo que, debido a la experiencia de fracasos anteriores, comenzar reformas de carácter económico que acabaron por suponer la caída del régimen comunista soviético. La experiencia fue superior a la ética.

Con esto no quiero decir que la ética no sea más importante. Sinceramente, con lo poco que he leído de este autor, creo que es lo más interesante que tiene (el énfasis en la ética), si bien una ética puede sustituir por una interpretación distinta de la misma.

4 Abr 05 @ 06:23 PM |

La vida con sentido (dedicado a mis amigos pro-life)

Hermann Hesse.jpg La raya que hoy les proporciona un servidor es el resultado de la experimentación mezclando mi nivel habitual de psicosis con otras drogas tales como la filosofía de la vida, la neurología y la lingüística.

No voy a hablarles de filosofía de la vida. Sólo los grandes pedantes o cursis como Hermann Hesse o Paulo Coelho pueden darnos tal sabiduría. Lo que sí voy a hacer es darle la vuelta al concepto. Es decir, en lugar de hablar del sentido de la vida, voy a hablar de la vida con sentido, siendo ésta la coherencia que mantiene conductialmente en base a su biología y a su experiencia. Y no lo voy a hacer desde un punto de vista liberal. Voy a hacerlo desde lo que es.

El ser humano, desde pequeño, tiene la necesidad de aprender. Esta capacidad, independientemente del uso que hagamos de la misma, se mantiene a lo largo del tiempo, de tal modo que el yo, la identidad o autoconciencia o cualquier otra palabreja rara que nos podamos imaginar queda integrada en un sólo concepto: la personalidad. Esta capacidad, sin entrar en el debate entre psicólogos, depende de factores genéticos/biológicos y de factores ambientales. Pero de lo que nadie duda es de que:

Annette Karmiloff-Smith.jpg - Ambos son imprescindibles para un desarrollo normal de la pesona. Una persona con un déficit en el aspecto biológico (un déficit en un área concreta del cerebro) tiene problemas de aprendizaje y, por lo tanto, en su desarrollo posterior, como bien demostró Annette Karmiloff-Smith. Los niños con un déficit estimular (véase los casos de niños salvajes o niños aislados por padres maltratadores) también tienen problemas en su posterior desarrollo vital. Ambos elementos son complementarios, necesarios pero no suficientes.

- Ambos elementos tienen repercusiones posteriores en el cerebro, el cual se encarga de "almacenar" y "moderar" la información que llegue desde el exterior. Dadas estas funciones y a pruebas neurológicas, podemos establecer que en el cerebro residen la memoria y la personalidad de la persona. la esencia de la persona con respecto a sí misma están ahí. El resto del cuerpo es una "máquina" imprescindible de la que nos servimos para llevar a cabo nuestra vida.

- El cerebro puede tener una tendencia a funcionar de un modo u otro según a qué aspectos nos refiramos. Esta tendencia puede ser modulada por el ambiente, y tiene sus límites (poco claros) en el diseño biológico del cerebro.

- El cuerpo humano, sin ese cerebro, no puede llegar siquiera a construír o tener los elementos necesarios para construír el conocimie0nto al través del cual se adaptará al entorno que le rodea. Aquí tengo que decir que presupongo la conservación del sistema nervioso parasimpático, es decir, al menos aquellas partes del sistema nervioso imprescindibles para el funcionamiento , es un "vegetal" en el sentido de que tiene las funciones biológicas imprescindibles mínimas.

Gato mirandose al espejo.bmp En el caso del que hablamos, lo que vengo a decir es que la construcción de la personalidad es el cómo una vida adquiere sentido, y en todo esto el cerebro es una pieza fundamental, siendo válido hablemos del animal que hablemos. La concepción del sí mismo de un gato no existe si este no tiene un cerebro que permita procesar del exterior y, por ejemplo, verse en un espejo. Podemos decir lo mismo del ser humano. Sin estas cualidades el ser humano no sería un montón de genes acumulados y desarrolados para... nada, más allá de ser un "vegetal". Para nada, porque no existe la posibilidad de la conciencia de sí mismo de ser diferenciado del resto del ambiente. Un ser humano que naciera sin cerebro no sería nadie, o al menos, sería lo mismo que un vegetal. El sentido de su existencia no es posible. De aquí se deriva una cuestión que debemos analizar: ¿Es importante, desde el punto de vista biológico, la vida con sentido, en referencia a la autoconciencia, para el ser humano? A mi modo de ver, es fundamental. Este sentido o, dicho de otro modo, esta necesidad, viene determinado en las primeras etapas de nuestra vida de modo genético, para ser posteriormente modificada por el aprendizaje ambiental, hasta el punto de que las personas lleguen "racionalmente" (en el sentido de que tiene una lógica, otra cosa es que esa lógica no sea producto de una enfermedad o de un razonamiento equivocado).

La dotación genética es condición imprescindible, pero no suficiente, para que la personalidad pueda desarrollarse. Esta identidad, aquello por lo que puede identificarse como individuo, supone la esencia de la persona. Y esta esencia viene de su sistema nervioso, más concretamente, de su cerebro.

Cualquier alteración en el funcionamiento del cerebro puede tener consecuencias muy negativas para la persona. La gravedad dependerá de dos factores: la edad y la zona afectada. La edad porque en función de esta, la posibilidad de recuperación puede ser mucho mayor o practicamente nula. El principio de equipotencialidad establece que, en los niños, zonas específicas dañadas pueden ser cubiertas por otras, pero este principio no es aplicable a otras, dado que su cerebro ya está especializado en sus tareas. Esto quiere decir que, en adultos, y hoy por hoy, las lesiones cerebrales son casi irrecuperables.

¿Qué pasaría con respecto a la personalidad en el caso de que una persona tuviera un daño cerebral en una zona concreta del cerebro? Por ejemplo, una persona que, como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico padezca amusia (la incapacidad de reconocer melodías musicales). Esto no perjudica a la personalidad. A mi modo de ver, hay dos elementos que definen biológicamente la personalidad: la memoria episódica y la regulación de las emociones.

¿Qué pasaría si, por la razón que fuera, perdiéramos la zona del hipocampo relacionada con la memoria episódica? Pues que no recordaríamos nada de lo que somos, no existe una coherencia entre nuestra vida pasada y lo que estamos haciendo.

El sentido de la vida.jpg ¿Y si perdiéramos la corteza prefrontal? Pues que seríamos unos desinhibidos que no respetaremos las reglas sociales. Orinaríamos o nos masturbaríamos en público, agrederíamos a la gente si nos apeteciera... no tendríamos un inhibidor de impulsos que regulara nuestro comportamiento. En el caso de que la zona afectada fuera la amígdala, esta persona tendría un nulo aprendizaje emocional por condicionamiento y una escasa regulación de las emociones.

[En lo que se refiere a emociones y regiones cerebrales implicadas, recomiendo este artículo de Juan Pedro Sánchez Navarro y Francisco Román, de la Universidad de Murcia, donde hacen una revisión de este tema.]

Si perdiéramos una de estas dos facetas, nuestra personalidad resultaría alterada. El cuerpo puede seguir sus funciones vitales, e incluso puede tener áreas que estén perfectamente preservadas, pero la persona no volvería jamás a ser la que fue. Y en el caso de que ambas resultaran dañadas, podríamos decir que la personalidad, esto es el resultado de todas las experiencias de aprendizaje procedan de donde procedan, habría muerto.

La vida humana, por lo tanto, no es sólo la maquinaria básica que utiliza para desenvolverse. Es, esencialmente, el resultado de su aprendizaje en el exterior. De ésta es de donde viene su variabilidad comportamental. En ella están implicados tanto la herencia genética como el ambiente al que nos expongamos. La destrucción de uno de estos elementos es la destrucción de la persona. El que el cuerpo siga vivo (que mantenga intactas las regiones dedicadas al funiconamiento del sistema nervioso parasimpático) no quiere decir nada.


Hay tres cuestiones relacionadas con el tema. Pero para ello, creo que el análisis de estos hechos ha de tener los menos prejuícios posibles. Creo que tanto las argumentaciones más "defensoras" de la vida como aquellos que "defendemos la muerte" buscamos la mejor de las soluciones, según nuestros criterios personales, y que defendamos lo que defendamos, nos podemos equivocar. Es por ello por lo que no tiene ningún sentido el que nos tildemos de "genocidas asesinos" o "integristas torturadores". Entre otras cosas, porque a ninguno de nosotros nos gustaría que esas situaciones ocurrieran. Únicamente discrepamos en la solución.

La primera cuestión se refiere a las consecuencias que puede tener para aquellas personas que han perdido algunas de estas regiones tan importantes para la personalidad y la "vida con sentido", la eutanasia. Obviamente, no es lo mismo un tipo de daños que otros, y si una de estas zonas queda preservada (especialmente el área relacionada con la memoria episódica), se crea una personalidad nueva. El hecho de que esa persona haya muerto desde un punto de vista psicológico (no cerebral o biológico) no justifica que se elimine como ser vivo, de modo que aquellos derechos que hubiera adquirido durante su vida anterior se mantendrían. Y el derecho a la vida y a la libertad se mantienen. ¿Pero qué ocurre cuando los daños son generales e irreversibles desde el punto de vista, no ya de la personalidad, sino del mismo ser vivo? Es decir, cuando tanto el control emocional como la memoria han sido destruidas y la persona quede en situación de coma. Desde luego, prevalece la última voluntad de la persona. Pero en el caso de que ésta no haya dictado nada, tendríamos que analizar el grado de reversivilidad de la situación, algo prácticamente imposible por la ausencia de equipotencialidad del cerebro humano adulto. Me refiero, obviamente, al caso de Terri Schiavo. Si existiera la posibilidad de que esta situación fuera reversible, esto ni se cuestiona. Pero en el caso de que no sea reversible, y dada que la personalidad sí ha muerto, mantener el cuerpo vivo no tiene ningún sentido. Y no lo tiene porque el mismo ser no lo tiene. Lo ha perdido. Y "construír" una nueva personalidad resulta practicamente imposible. Por todo esto, podría tomarse la decisión de matar una "vida". ¿Cómo hacerlo? El hecho de que no sienta nada no quiera decir que se le tenga que dar una muerte lenta. Si se sabe que la situación es irreversible, hay métodos sobrados para conseguir una muerte rápida e indolora. Y esto no es un derecho a matar, como dice Thomas Sowell. No se está matando a nadie, porque ya está muerto. El cuerpo no deja de ser una "carcasa" inútil.

Este derecho a la muerte no es aplicable a personas con un retraso mental o déficit cognitivo de nacimiento. Esa precisamente es su dotación biológica innata. Este artículo se refiere expresamente a aquellos déficits que han sido adquiridos una vez la persona ha nacido y ha desarrollado una vida normal. Y tampoco es aplicable a "niños salvajes", resultado de una pobre estimulación. Ese es su historial de aprendizaje.


Embrion de 3 semanas donde la placa neural supondra sistema nervioso.jpg El segundo aspecto iba dedicado al aborto. Hace tiempo, Albert Esplugas publicó un excelente artículo con respecto a este tema. En él, amparándose en que un ser humano es tal desde el primer día de concepción (como cigoto) y en el derecho de no agresión para que no se mate al cigoto. En realidad, tampoco se estaría "matando" nada más allá de una o unas células que, si bien tienen la capacidad de un ser humano, aún no han formado el elemento principal de la persona: el sistema nervioso. El que se haya formado un cigoto no significa nada. No deja de ser un punto arbitrario más, el primero para el desarrollo de la persona, es decir, es algo irrelevante. Pero la persona, entendida como algo con personalidad, sí es relevante. Asi, el inicio de la formación del sistema nervioso, situado en la tercera semana tras la gestación, marca el nacimiento de la personalidad y, por lo tanto, de la vida humana como tal. Con su sentido. Mientras tanto, las células tienen los materiales para componer ese inicio de sentido, pero aún no está conformado. Por lo tanto, se puede decir que el aborto, al menos en este periodo, no supone ningún asesinato, puesto que sólo se están eliminando componentes para la formación de esta persona. Fíjese que no cuestiono la humanidad, niego que sea persona. A diferencia del primer caso, donde la persona había muerto desde el punto de vista mental, en el cigoto no ha sido creada ninguna personalidad.

Cuando Esplugas dice que "La vida de un individuo tiene su origen en el zigoto y concluye con la muerte, y cualquier fotograma que se elija de este proceso vital se percibirá idéntico al fotograma anterior y al posterior" en realidad está tomando dos puntos arbitrarios para defender un concepto de vida, un concepto de vida necesario, pero no suficiente, para lo que es la vida humana. Podemos pensar que el cigoto (una única célula) tiene capacidad para construír un cuerpo humano, pero también lo tienen el óvulo y el espermatozoide, sin que ello suponga un asesinato. El matiz está en que el cigoto supone la construcción del individuo. Pero el individuo que plantea es sólo una carcasa, la misma que mantiene el cuerpo de Terri Schiavo con vida, lo que no quiere decir que sea Terry Schiavo quien, en el caso de que llegara a pasar, "despertara".

Feto.jpgEn lo referente a los derechos, Esplugas afirma que "Si se afirma que la persona es portadora de todos los derechos individuales, y la persona surge cuando lo hace el ser humano, entonces desde el día 1 el nuevo ser poseería todos los derechos individuales." Repasemos el caso Schiavo. ¿Tiene derechos algo por tener un origen humano? ¿Aunque sea un vegetal irrecuperable? No. Este individuo diríamos que ha muerto. En el caso del cigoto, diríamos que "no ha nacido", por lo que no tiene derechos.


Como tercer elemento, la investigación con embriones no supondría la violación de ninguna libertad individual, dado que el elemento básico de la personalidad, el sistema nervioso, no está creado.

29 Mar 05 @ 09:35 AM |

Reformas en la ONU (se abre la veda)

En BBC Mundo.

En la SER.

Dado que estamos hablando de la ONU, institución donde casi todas las decisiones que se toman son intermedias, podemos considerar abierto un nuevo polvorín en la esfera internacional. Desde luego, hasta esta resolución se aprobará bajo el permiso de los países con derecho de veto. Y si estos no mantienen sus privilegios, da igual lo que se proponga.

21 Mar 05 @ 10:00 PM |

Servicio de bomberos privado de Ankh-Morpok

terry_pratchett.jpg El patricio había ilegalizado el Gremio de Bomberos el año anterior, tras multitud de quejas. La cuestión era que, si firmabas un contrato y pagabas tu cuota al Gremio, tu casa quedaba protegida contra incendios. Por desgracia, la ética general de Ankh Morpok se adueñó de la situación, y los bomberos solían visitar por grupos las casas de los posibles clientes, haciendo en voz alta comentarios como "Este lugar parece muy inflamable" y "seguro que arde como la paja con una simple cerilla de algún descuidado, no sé si me entiendes"

Terry Pratchett
¡Guardias! ¿Guardias?

13 Mar 05 @ 06:59 PM |

Planificación del delito en Ankh Morpokh

Guardias Guardias.jpg

Una de las más notables innovaciones introducidas por el patricio fue hacer que el Gremio de ladrones fuera responsable de todo robo, con presupuesto y cuota anual, planificación previa y, sobre todo, una fuerte protección contra el intrusismo profesional. Así, a cambio de un nivel de crimen anual concretado, los mismos ladrones se encargaban de que el crimen no autorizado cayera todo el peso de la injusticia, generalmente en forma de garrote con clavos de punta.

Terry Pratchett.
¡Guardias! ¿Guardias?

7 Mar 05 @ 06:00 PM |

¿Más paises permantentes en el Consejo de seguridad de la ONU?

El socialismo es la vía... reafirma Chávez en India... "El segundo día de visita oficial del Primer Mandatario nacional, Hugo Chávez, a la India, se saldó con la petición del Presidente para "repensar" y "relanzar" al socialismo del siglo XXI." No hay que ser un lumbreras para replicar a Chávez... pero hay un elemento interesante en su discurso...

"A la par, el Primer Mandatario nacional brindó su apoyo incondicional para que el Gobierno indio integre el Consejo Permanente de Seguridad de la ONU"

Paul Kennedy.jpg En relaciones internacionales siempre prevalece el concepto de realidad: haz lo que puedas y actúa sobre seguro. Pues bien: ¿Alguien cree que, no ya EEUU, sino el resto de países permantentes del consejo de seguridad, va a permitirlo? Y luego, ¿qué se gana? Lo más natural es que aquello se convierta en una jaula de grillos, incapaz de tomar resoluciones y aumentando la conflictividad entre los países. Las soluciones de consenso serían más difíciles de conseguir.

El asunto no es baladí, recuerdo a historiadores como Paul Kennedy publicando artículos en El País defendiendo recientemente la idea de que haya más países como Alemania o Brasil que tengan título de miembro permanente del Consejo de seguridad, con todos los derechos incluídos.

6 Mar 05 @ 08:50 AM |

Un paseo por la playa

Esta puede ser considerada como la segunda parte del post sobre la playa de la Malagueta.

En estos momentos, hay un temporal sobre Málaga de tres pares... (este es el tercer día). A lo largo de estos días he estado tomando algunas fotos. Creo que esto puede ayudar un poco mejor a definir el problema de las playas.

Playa malagueta con temporal de noche.JPG

Consecuencias basura en playa.JPG

Distancia entre orilla y agua.JPG

Distancia entre playa y orilla.JPG


La torre se la lleva el agua.JPG

Loseta de playa abandonada.JPG

Losetas destrozadas.JPG

Paso de tractor por Malagueta tras temporal.JPG

Esto es sólo un paseo por delante de mi casa. Cuando remita definitivamente el temporal, traeré más.

Reflexión inicial. De momento, si el objetivo del Estado es mantener la playa... está fracasando. No sé si alguien conseguiría tener éxito.

1 Mar 05 @ 07:20 PM |

Fisking a Pilar Moreno (II)

Sí, soy reincidente...

Página 131. 3.1.5. Política social y servicios sociales. El concepto de bienestar social debe ser entendido desde la responsabilización colectiva, que permita recuperar la dignidad en la vida en convivencia (Bueno, 1993). Hay que buscar el equilibrio de lo social dentro de lo público que considere la convivencia mediante la compatibilidad, no la imposición; se deben superar tanto las actuaciones del control social como las perspectivas que defienden la absoluta preponderancia de lo privado, del mercado como regulador de la actuación social.

Interesante... Renuncia a que sea el Estado el que resuelva el problema, aún con la crítica de que desconfía del mercado como posibilidad de resolver problemas sociales... pero sigamos adelante para entender lo que entendemos por "mercado".

Libertad guiando al pueblo.jpg "El desarrollo del Estado del Bienestar ha originado la diferenciación entre lo público (Estado) y lo privado (mercado). Por un lado, lo público ha expandido su actuación a situaciones consideradas privadas, por otro lado, desde políticas neoliberales, lo privado y lo público no dialogan, lo que ocasionan una falta de integración entre ambos ámbitos"

Esto no tiene sentido. De hecho, la autora sólo describe, no da una argumentación más allá (basada en la historia del derecho, por ejemplo: ¿qué fueron las peticiones de derechos de 1628, la declaración de derechos de 1689 o la de 1789 sobre los derechos del hombre y el ciudadano sino limitaciones del poder estatal -el monarca- a los ciudadanos?)... creo que confunde conceptos y lo deja todo remezclado. Es precisamente el Estado del Bienestar el que lo mezcla todo (el estado del bienestar, recordemos, permite la intervención del mercado, pero intenta corregir sus "imperfecciones"), no el que lo diferencia (podríamos decir que las dos opciones son totalmente opuestas -algo que tampoco tiene porqué ser cierto, salvo que entendamos los conceptos de "mercado" o "privado" desde un punto de vista anarcocapitalista, punto de vista que, recuerdo, no es casi nadie y que, además, es falso: en el sector privado se dan ayudas a otros necesitados mientras que desde lo público no se deja de tener estima a ciertos objetos que podemos sentir como propios, independientemente de la ley).

Gunnar Myrdal.gif"Lo comunitario sería la vía intermedia entre el Estado y el Mercado, la tercera vía, con autonomía de acción, capacidad de intercambio y con reconocimiento común. Esta institucionalización de lo comunitario debe conocer tanto el comportamiento humano, como el del grupo y la comunidad, asumiendo la existencia de conflictos sociales y la existencia de unos usuarios con derechos. En la participación se propone que intervengan los tres sectores implicados: en primer lugar, los usuarios y entidades sociales de la comunidad, en segundo lugar, los profesionales que intervienen directamente en los servicios y por último, los responsables institucionales de las administraciones"

Lo siento, pero tengo la sensación de que está todo mezclado... y da la sensación de que se retracta de lo anterior (es decir, de que sea el Estado el que resuelva el problema). Si por institucionalización de lo comunitario entiende político/burócrata, no ha resuelto nada. El papel del gobierno (estemos hablando del nivel que sea, ya sea nacional o local) ha de ser casi siempre el de no estorbar, laisser faire. Si se requiere de su "ayuda" más allá de ese punto, ello puede suponer una transferencia de dinero no deseada (impuesto), lo cual entra en contradicción con los derechos de los ciudadanos (a la propiedad privada). Recordamos que los derechos son absolutos, se respetan o no (no hay más alternativa, ni son cambiables por otros), y en el caso de que no se respeten de modo absoluto, están sujetos a la arbitrariedad del gobernante. Y si están sujetos a la arbitrariedad del gobernante... no se puede decir que sea un punto de integración (si bien, de facto, podríamos establecer diferencias entre unos gobernantes u otros en lo que se refiere a respeto a estos derechos).

Isaiah Berlin.gif Un segundo elemento es el de "conflicto social". ¿Qué entendemos por conflicto social? ¿El caso de los Astilleros de Izar, por ejemplo? La demagogia suele fluír con este tipo de problemáticas, en las que una industria representativa de la población tiene dificultades para adaptarse a las circunstancias del mercado. Reclaman la defensa de "sus puestos de trabajo", y las soluciones en las que interviene el Estado suelen tener repercusiones negativas para personas inocentes (es decir, pague impuestos para sostener negocios inútiles y/o improductivos). ¿Respeta ese marco integrador comunitario los derechos de personas inocentes? ¿Y si se cree en la reconversión y despido de trabajadores como la solución más eficaz? ¿Es respetuoso con las decisiones individuales?

Locke.jpg Y lo del reconocimiento de unos usuarios con derechos. ¿Con qué derechos? Mucho tememos que hablemos de unos derechos arbitrarios. Los derechos, al menos basándome en John Locke, son tres. A la vida, a la libertad y a la propiedad privada. O bien podríamos ir a la concepción de libertad positiva de John Stuart Mill, entendida como la posibilidad de hacer cosas, independientemente de que se pueda entrar en conflicto con los derechos de otras personas, aunque bajo este planteamiento inicialmente se respetaran los derechos planteados por Locke. Creo que se refiere al acceso de los "placeres superiores". Pues para entrar en estos derechos superiores, suele ser necesaria la coacción estatal (en forma de impuestos, regulaciones del mercado de trabajo, de salarios,...). Estas no son sino restricciones e interferencias en la libertad individual para que las personas libremente acuerden las condiciones a partir de las cuales van a colaborar.

Una última pregunta: ¿Por qué a la ayuda privada se la tiene que llamar "comunitaria"?

Página 132

"Las políticas sociales deben proteger a los sectores que pierden poder adquisitivo o se encuentran en situaciones de marginación social, desempleo, etc. Los objetivos generales se plantean respecto a la exclusión social se basan en organizar las políticas de transferencia de rentas, basadas en la renta básica o salario ciudadano, de carácter universal e incondicional; implementar políticas de acción social, con personas, familias y colectivos vulnerables y excluídos, que posibiliten pasar de la situación de dependencia a la integración social plena..."

Keynes.jpg Keynesianismo de la vieja escuela. Esto nos va a suponer el siguiente problema: El Estado va a tener que intervenir. Podría aumentar el déficit y endeudarse (en función del ciclo económico puede ser más o menos duro), y probablemente tendría que privatizar algunos servicios públicos de los que hasta ese momento se hacía cargo, o bien aumentar la recaudación fiscal. Y un dinero que se va en impuestos (para esos salarios, evitar marginación,...) implica menos dinero invertido en empresas ==> - Puestos de trabajo creados. ==> + Paro ==> + Pobreza ==> - Recaudación de impuestos ==> + Endeudamiento estatal ==> + Impuestos ==> - Inversión... Y otra vez... y otra vez... y otra vez... Hasta que la situación se hace insostenible. Las palabras renta básica o salario ciudadano no son sino la misma cosa con nombre distinto. Esto ya lo hemos visto. Se comió entera la crisis del petróleo de 1973. La pregunta es: ¿Por qué insistir en un modelo que ha demostrado ser un fracaso y, además, generar consecuencias aún peores?

Milton Friedman.jpg Por cierto, no deja de ser una ironía que el mismo padre del malvado neoliberalismo, Milton Friedman, también propusiera una solución al respecto: el impuesto negativo. ¿Contradicción en términos?

Recogiendo las ideas de diferentes autores [1], se propone una Política Social basada en el empleo, el salario social y el asociacionismo:

"· Empleo: la política de lucha de exclusión requiere un planteamiento que garantice los ingresos de esta población. Aspectos como la formación y el reciclaje profesional, la creación de empleo favoreciendo a los nuevos empresarios capaces de crear nuevas empresas competitivas y los beneficios fiscales son algunas propuetas".

Desde luego, en lo que se refiere a reciclaje profesional, tiene más razón que una santa. Precisamente es uno de los principales problemas que existe ante el fenómeno de la relocalización. Sin embargo, esto está en contradicción con lo comentado anteriormente de intervenir en empresas ineficaces. Seremos generosos y nos quedaremos con esta segunda versión. Sin embargo, no soy partidario de generar beneficios fiscales a las nuevas empresas. Lo que, como casi siempre tiene que hacer el Estado, es garantizar la libre competencia. Eso incluye eliminar burocracia que impide la creación de nuevas empresas. Recojo de un artículo de Jorge Valín: Según fuentes del Banco Mundial (BM) si un empresario quiere montar una empresa desde cero en España necesita hacer 6 procedimientos legales de puesta en marcha, 3 para registrar la propiedad, 23 para hacer efectivos sus contratos comerciales y todo ello lleva a 4 meses de espera no consecutivos con un coste inicial superior al 16% del ingreso nacional bruto per cápita (que equivale a unos 3.000 euros sin contar los trámites subsiguientes). A partir de aquí el empresario “ya puede” alquilar un despacho, invertir en maquinaria… Sobran los comentarios. Lo que ayuda es la eliminación de dificultades burocráticas para crear nuevas empresas.

"...Hay que crear empleo a través de nuevos trabajos, considerando las áreas donde se pueden encontrar lo cual requiere conocer las necesidades del mercado..." Todo esto ya lo hace solito el empresario, no es necesario decirle lo que tiene que hacer (¿se imaginan que hay que decirle a los médicos qué tienen que hacer?) "crear redes de información capaces de detectar las necesidades de actividades tanto en el sector público como en el privado" ¿En el sector público? El sector público tiene sus obligaciones, pero meterle más cuando a ellas puede llegar el mercado no tiene ningún sentido. Y del sector privado, ya se encarga el empresario.

"Una segunda idea se basa en crear empresas de inserción para los excluídos y los parados de larga duración. En general, se propone mantener un nivel alto de empleo y un desarrollo económico sostenible que se base en utilizar las capacidades de las personas y no sobre la explotación de los recursos naturales, una economía al servicio de la persona." ¿Y las otras empresas no son sostenibles? Nuevamente, el razonamiento económico está por encima de las buenas intenciones. Por desarrollo sostenible podemos entender una menor productividad a cambio de una mejor calidad en el trabajo. Sin embargo, con unos mayores beneficios, se tiene más dinero para contratar a más trabajadores (y sacarles de su situación). Todo esto pueden hacerlo los empresarios desde su razonamiento. Sobre la explotación de los recursos naturales, es la explotación de los mismos los que podrían generar puestos de trabajo.

Página 134
· Salario social: "Las propuestas actuales incluyen la transferencia de rentas que ya se encuentran implantadas en algunas comunidades autónomas"... Muchos profesionales apoyan la adopción de esta medida (equipo de acción social, 1990)" La pregunta es: ¿Cuántos economistas apoyan esta medida? Si no, sería como preguntarle a un psicólogo qué le parece el consumo de tal fármaco para un tratamiento de estómago...

Indigencia.jpg "La renta mínima de inserción es una política del corto plazo, que no va a la raiz del problema pero sirve como nueva política de redistribución de renta y trabajo que supere la renta mínima y se oriente al salario ciudadano, como política social a medio y largo plazo (Salinas, 1990). No obstante, la renta mínima sin inserción social y sin participación es paternalista y enquista al pobre en la prestación; pero del mismo modo, las políticas de inserción sin garantía de una renta mínima constituyen inseguridad económica (Rodríguez Cabrero, 1998)". El reconocimiento de las políticas de renta mínima sin inserción social (a cambio de un empleo), supone un avance en el fracaso de muchas de las políticas sociales. La pregunta clave es ¿quién verdaderamente necesita tales ayudas? La necesitan quienes realmente tienen una discapacidad o dificultad que les impide tener igualdad de oportunidades para vivir, pero para ello se puede emplear perfectamente la caridad privada. El resto, en la mayoría de los casos, supone, como bien resalta la autora, el enquistamiento de la pobreza. Sin embargo, también mucho que ver tendrá que ver las subvenciones, ayudas y trabas burocráticas que impone el Estado a mantener esta situación. Recordemos que es el Estado el que tiene poder coactivo para imponer las reglas de juego. Por otro lado, ello supone también el que los ciudadanos no dispongan de su dinero, no consuman o inviertan y no generen nuevos puestos de trabajo. Es decir, lo que supuetamente se gana por un lado con una subvención a cambio de "nada", por otro se pierde un puesto de trabajo productivo.


Permítanme unas últimas reflexiones personales.

Burocrata.gif No se ha resuelto el debate sobre el derecho (derechos positivos o negativos). Las personas trabajan muy duro para conseguir sus propiedades, por lo que el respeto no es baladí. Decía John Stuart Mill (padre de la socialdemocracia) que no existía ninguna bienestar que no emanara de la libertad individual. Proporcionar bienestar a costa de la libertad de otras personas, por muy útil que pueda ser, no es respetuoso con estas. Si seguimos a John Rawls (otro socialdemócrata), la virtud de las instituciones públicas (la justicia) no está en sus fines, sino en sus mecanismos, lo que implica que no se puede condenar a inocentes por algo de lo que no son responsables.

En segundo lugar, tampoco resuelve el dilema económico. La apuesta por el modelo keynesiano conlleva los mismos riesgos que en el pasado que provocaron su serio cuestionamiento, que son por un lado aumento constante del gasto público y aumento del déficit, y por otro la crisis de la legitimidad. Estamos hablando, en muchos casos, de medidas coactivas para intentar resolver problemas económicos, medidas que entrañan otros poblemas económicos que han de ser, como mínimo, claramente tenidos en cuenta antes de que sean adoptadas como decisión, cuestión que normalmente no se tiene en cuenta.

Adam Smith.jpg La tercera y última es una cuestión lingüística. Del mismo modo que hay muchos políticos que suelen hablar de economía en primera persona cuando realmente lo que se suele hacer es estorar (cada mes vemos al ministro de trabajo de turno diciendo "hemos conseguido reducir el paro en un tantos por ciento" cuando es una cuestión estrictamente empresarial -es el empresario el que crea el puesto, no el Estado) se suele usar mucho "hay que...": hay que fomentar, hay que activar... Todo esto está muy bien, pero siempre y cuando no viole las leyes del mercado ni los derechos negativos y libertades de las personas. El empresario es el experto para este tipo de cuestiones. Y del mismo modo que no tiene ningún sentido que sea un psicólogo el que le diga a un médico lo que ha de hacer, tampoco tiene sentido que se lo digamos a un empresario. Precisamente ha sido el criterio de "maximizar el beneficio" el que ha logrado tantas mejoras en la sociedad (la mano invisible de Adam Smith), por lo que no ha de ser minusvalorado a la hora de analizar los hechos o las decisiones. Por otro lado, si el Estado ha de tener algún papel, este ha de ser el de juez. Intervenciones más allá pueden suponer arbitrariedades y consecuencias posteriores no deseables. La petición de que intervenga, bajo esta perspectiva, supone un riesgo y un cuestionamiento de los ciudadanos para que sean ellos mismos (y no el político/planificador/burócrata) los que se autorregulen, al margen del implítico cuestionamiento de sus libertades y derechos. En ese sentido, el uso del lenguaje puede llevar a deducir medidas que no serían deseadas ni deseables.

[1] Aganzo y Linares, 1997; Alonso Torrens, 1989; Cáritas, 1998; Laparra, Gaviria y Aguilar, 1996; Renes, 1996; Royo, 1994)

__________________________________________________________________

Esto no es una crítica personal hacia nadie.
Esto no es un cuestionamiento de la ideología de nadie.
Esto no es un descrédito o cuestionamiento a la libertad de cátedra de nadie.
Esto no es un cuestionamiento de la libertad de publicar de nadie.

Esto es sólo una opinión personal.

28 Feb 05 @ 01:30 PM |

Solidaridad mal entendida

Interesante artículo de Joaquín Trigo Portela (director general de Fomento del Trabajo) en La Vanguardia (suscripción gratuita) sobre la solidaridad.

Desde un punto de vista socialdemócrata (la solidaridad es algo estatal), al menos reconoce la importancia del control del gasto público, de que las medidas que se adopten han de ser siempre muy concretas y del reconocimiento del mérito de aquellos que más contribuyen. Recordamos a los lectores menos avezados que la solidaridad es voluntaria, no coactiva (si no pagas, te metemos en la cárcel). Sólo así mantiene su sentido original, ese del que parece se olvida el señor director general del fomento del trabajo en su artículo.

28 Feb 05 @ 11:05 AM |

Intervenciones ecológicas: La Malagueta

Hace mucho tiempo que se habla del protocolo de Kyoto... y sigo sin enterarme todos los detalles. He llegado a hacerme una idea general que nos dice que el planeta está sufriendo un aumento de temperatura (dejemos de un lado las causas), lo que provoca un derretimiento del hielo de los polos (en especial de la Antártida) y un aumento del nivel del mar. Y parece que será España una de las zonas más afectadas.

2005_0220 playa Malagueta.JPG

2005_0220 Edificios malagueta.JPG

Yo vivo en La Malagueta, Málaga, pegado al mar. La zona de La Malagueta es una zona artificial, esto antes era mar. Únicamente que con el boom urbanístico de los 60, se decidió eliminar la parte de la playa, ampliarla para crear edificios de quince pisos para arriba y crear una playa artificial de la que, a mi corta edad, recuerdo casi el doble de la extensión que tiene actualmente. Sin embargo, creo que hay pruebas significativas que demostrarían que la playa antes era mucho más grande.

2005_0226 escalon por la playa.JPG

Los temporales se han encargado de destrozarla poco a poco. Todos los años suele haber uno o dos temporales que tranquilamente devoran entre 5 y 10 metros de arena cada uno. Se ha intentado reponer la arena (por los meses de abril y mayo vemos camiones cargados de arena de un lado para otro... si bien este año han comenzado antes, como puede verse en la fotografía) sin demasiado éxito. Se han intentado crear oasis para agarrar la arena, pero hay sitios donde no son ayuda suficiente... al margen de que los oasis no sobreviven si están bañadas por agua salada.

2005_0226 Camion con arena.JPG

2005_0226 Malagueta Manguera.JPG

2005_0220 Ducha Malagueta.JPG

2005_0220 ducha malagueta antes.JPG


Ducha Malagueta 26022005.JPG

A mi modo de ver, creo que esta problemática global debe ser analizada desde una perspectiva local. La problemática de la playa de la Malagueta no es la misma que las que puedan tener en las playas de Cantabria, Asturias o el País Vasco. Las soluciones generales (disminución de emisión de gases contaminantes) parece que no son remedio suficiente (se discute si es necesario o si merece la pena el costo de su puesta en práctica) para solucionar estos problemas. ¿Qué mas da que la temperatura aumente siete o tres grados, si en cualquiera de los dos casos el agua se va a comer las playas?

Quizás sea en el estudio de los problemas concretos donde se puedan hallar las mejores soluciones.

Actualización. Este post fue escrito entre el 20 y el 26 de Febrero. Como ya sabrán, hay un temporal de tres pares rondando por esta España de mis dolores y mis dolores. Habrá una segunda parte.

Actualización II:

A las sieeeeete treintaicinco.... de la ma ñana...
A las sieeeeete treintaicinco.... de la ma ñana...
A las sieeeeete treintaicinco.... de la ma ñana...
A las sieeeeete treintaicinco.... de la ma ñana...

28 Feb 05 @ 09:00 AM |

¿Por qué Estados Unidos es tan importante?

Las relaciones que tenemos actualmente con Estados Unidos no pasan por su mejor momento. O por lo menos, no andan por los cauces habituales que en el caso del resto de las cancillerías. Hace poco, Rajoy le recriminaba al presidente Zapatero la "falta de fluidez en nuestras relaciones con el gobierno Bush", a lo que este replicó: "Me llama la atención su partido. En los últimos años siempre pendientes de Bush y ahora también pendientes de Bush". Zapatero no habría espetado este mensaje si no tuviera un electorado en el que calara, sólo así se explicaría semejante bobada. Si Estados Unidos no fueran tan importante, Zapatero no estaría intentando arreglar las relaciones diplomáticas. Luego algo ha de tener. ¿Y qué es lo que tiene?

- Es la primera potencia económica mundial, tecnológicamente avanzadísima y con una cultura del trabajo y la innovación realmente ejemplares. Sus empresas llegan a todo el mundo y en todos los sectores. Además, la moneda de referencia para todo el planeta es el dólar. Esto permite, en caso de necesidad, que el Estado pueda recaudar en momentos puntuales más impuestos que los pueda invertir en otras necesidades. Económicamente, en este mundo globalizado, lo que le pase a Estados Unidos nos afecta a nosotros.

- Militarmente es la primera potencia mundial. Tiene todo tipo de arsenales, así como capacidad de despliegue de ejércitos en cualquier lugar del mundo. Tecnológicamente, no tiene competidor, al menos a corto plazo. Y sobre todo, si cree que sus intereses están amenazados, no dudará en actuar en cualquier rincón del mundo. En Iberoamérica lucharon contra el comunismo, si bien a costa de apoyar regímenes fascistas como los de Pinochet o Videla (o más actualmente el régimen pakistaní de Pervez Musharraf). Ello pone en relieve su capacidad de influencia. Esto supone que no tienen problemas en aliarse con "muy malos" si con ello consiguen eliminar a "aún peores".

- El principal apego que debe sentir Europa con respecto a Estados Unidos nace de la Historia. Estados Unidos ayudó a Europa a liberarse de la tiranía del nazismo y probablemente del socialismo soviético. Pusieron millones de muertos por nuestra libertad, y eso no se olvida fácilmente. Además, Estados Unidos ha sido un país de inmigrantes que han llegado principalmente de Europa.

- A nivel de instituciones internacionales, tiene capacidad de influencia en todas ellas. En la ONU, donde es miembro permanente del Consejo de Seguridad (y con derecho de veto a las posibles resoluciones), lo que le da capacidad de influencia significativa en asuntos internacionales muy delicados, como puede ser el conflicto de Israel y Palestina. En otras organizaciones como la OTAN, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional entre otras, si bien estas dos últimas como consecuencia indirecta de su poder económico.

Estos son sólo cuatro ejemplos. En las circunstancias actuales, en las que prevalece la globalización económica y la lucha por garantizar la libertad y la seguridad en todo el planeta, y en las que estamos en el mismo bando (aunque a veces no se entienda las relaciones que tenemos con Cuba o con Venezuela: ellos son la amenaza de Iberoamérica), no tiene ningún sentido tener las relaciones internacionales que tenemos con ellos.

Todo esto lo sabe Zapatero. De ahí sus intentos... (dejémoslo en) poco ortodoxos de mejorar sus relaciones con los EEUU, aunque también hay detalles interesantes como el ofrecimiento de Bono de entrenar a futuras fuerzas de seguridad irakíes. Respuestas tan demagógicas como la del otro día en el Parlamento no hacen sino impedir el reconocimiento de Estados Unidos como, no sólo el que manda, sino el que nos conviene que mande, sin que esto impida el desarrollo de una Europa fuerte en el ámbito internacional. De hecho, en Europa saben lo que les conviene.

25 Feb 05 @ 08:35 AM |

John Stuart Mill, análisis de sus teorías económicas

Hace tiempo le dedicamos un post a las teorías morales de John Stuart Mill. Sin embargo, una parte muy importante de su pensamiento quedaba en buena medida abandonada: su parte económica. Viene influenciada de su concepción moral, así que sirva para completar aquello en lo que no pude comentar con las debidas explicaciones.

Permítanme un inciso. Mientras que para los posts anteriores dedicados a la historia del liberalismo me basaba en el Manual de Ciencia Política de la editorial Trotta, especialmente en el capítulo de Fernando Vallespín sobre el Estado liberal, así como en otros artículos de internet, en este me voy a basar en el "Historia de la teoría económica y de su método" de R. Ekelund y R. Hébert.

Mill tenía un concepto de libertad individual profundamente desarrollado, pero con el problema de que creía que todos debían partir desde un punto de vista equitativo. Ello incluía poner un impuesto importante sobre las grandes rentas heredadas, mientras que procuró no poner impuestos a los más pobres para no limitar aún más sus impuestos. En materia de impuestos indirectos, planteaba que estos no recayeron sobre los que más dependen los más pobres.

En principio, podríamos dividir las intervenciones estatales en dos:
- Igualdad ex ante: Imposiciones que se hacen para mantener la igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos.
- Igualdad ex post: Pretende conseguir la igualdad de resultados para todos los ciudadanos.

Mucho temo que el bueno de John Stuart estuviera sentando las bases de las excusas de los políticos para justificar las intervenciones. Mill prestaba una especial atención a los más desfavorecidos, e intentaba hallar el modo óptimo para que personas que no necesitaran de estos recursos chuparan de la teta del Estado. Este fue la filosofía que siguió durante la reforma de la Ley de los pobres, y lamentablemente todos sabemos que ha fracasado. Sólo hay que ver cómo todo aquel que tiene la posibilidad de chupar de subvenciones. En realidad, a estas personas se les desincentiva para trabajar a cambio de un dinero. Mill fue consciente de ese problema, y siempre fue defensor de los incentivos económicos positivos frente a la dependencia de una masa ingente de personas dependientes de la ayuda estatal.

Defensor de los pobres, afirmaba que los impuestos impedían que los pobres pudieran salir de su nivel de vida. Llegaba a renunciar de muchos elementos liberales al defender valores hoy tan extendidos como la educación gratuíta (sería interesante saber qué piensa de la idea de los cheques escolares) o que el Estado concediera préstamos a las familias más pobres. Estas políticas de John Stuart Mill pueden confirmarle como un socialdemócrata. En buena medida, sus políticas han dado una coartada al robo estatal del dinero de los ciudadanos y ha promovido valores no deseables para ninguna sociedad, al margen de que, en momentos puntuales, haya conseguido resultados muy positivos en ámbitos concretos pero que no justificarían lo anterior. Tampoco tuvo en cuenta la posibilidad de las iniciativas caritativas privadas, que podían controlar mejor el gasto de su dinero y los resultados que obtenían.

Con todo, uno de los mayores economistas de la Historia.


A Burrhus.

23 Feb 05 @ 07:00 PM |

¿Justifica la psicología evolucionista la propiedad?

Mi viejo colega Castilero ha hecho una referencia a un artículo del prestigioso CATO Institute en el que se intenta relacionar la psicología evolucionista con la concepción biológica de la propiedad privada.

Una buena referencia en castellano la podemos encontrar en un artículo publicado en liberalismo.org por Alberto Gómez Corona, en el que se defiende que esta teoría como aquella que resuelve los dilemas causados por la evolución humana.

A mi modo de ver, de tal premisa (la psicología evolucionista) no se puede llegar a tal conclusión. Una pregunta simple: Si el ambiente influye en la biología y es capaz de modificar las conexiones neuronales para facilitar una respuesta ante lo que se estima propiedad privada: ¿Dónde está esa región? Y en el más que probable caso de que exista, ¿es puramente biológica o procede del ambiente? Que yo sepa, hasta ahora esta área no se ha hallado. No deja de ser curioso que en el artículo del Cato Institute se cite a animales y a sus mecanismos de marca de territorios (los cuales sí pueden ser considerados como propiedad privada) olvidando que la capacidad lingüística de los animales y la de los humanos, por tanto, de la representación de la realidad, fuera la misma...

Para que se pudiera argüír como derecho natural el derecho de propiedad, este habría de haber sido innato, como es innato el que lata el corazón más aprisa cuando corremos o el que una fuerte estimulación sensorial nos haga retroceder. Lo contrario sería construído (y consolidado), luego no natural. Pues bien, tal y como se plantea en el artículo de Alberto, en el que se afirma que en la época de los recolectores, estaríamos hablando de tribus, por lo que habrían sido humanos cooperativos, luego no habría derecho a la propiedad privada de un modo estrictamente individual. El concepto de propiedad privada no podría haber nacido allí. Y si no nació en los orígenes de la humanidad, no puede ser "natural".

A largo plazo, podríamos argüír que los recursos naturales son potencialmente ilimitados... como afirma George Reisman... y aunque no tenga en cuenta el que los recursos sean limitados en momentos temporales (dado el desconocimiento de recursos y la incapacidad tecnológica), lo cierto es que se abre una vía al cooperativismo, puesto que si los recursos en algún momento son ilimitados, no hay justificación para competir, sólo para cooperar. Y en ese caso... ¿Qué sentido tendría la propiedad privada?

Peor aún. El ser humano, como he comentado antes, tiene una capacidad lingüística muy superior a la de otros animales, hasta el punto de que puede reconstruír su propia realidad y establecer nuevas relaciones mentales si considera que estas pueden ser más beneficiosas. Es decir, su supuesta concepción biológica preparada para retener propiedad privada no le impediría irse a una sociedad cooperativa y renunciar a sus propiedades si con ello aumenta su bienestar personal. Y ello es independiente del momento histórico en el que se viva, ya sea presente, pasado o futuro.

La pregunta clave ahora es: ¿Cómo este tío aún no ha tenido la decencia de cerrar el blog y meterse a defender a los progres? O dicho de otro modo: ¿En qué se puede basar una persona en la actualidad para ser liberal? Varias razones lo justifican:

1.- Siempre, en el caso de este cooperativismo, se estaría hablando de relaciones voluntarias. Una cosa es que que el concepto de propiedad privada pueda ser construído gracias al ambiente y otra que el ser humano no sea un individuo que piensa por sí mismo por su propio beneficio. Es decir, estamos hablando de relaciones de mutuo acuerdo. Y de ahí a que una enorme institución tome decisiones que afecten a la vida de alguien o que se justifique en base a cuestiones como la solidaridad un acto como el robo hay una enorme distancia.

2.- Estamos aquí y ahora. Nuestro apego a la propiedad privada es altísima, y probablemente se haya consolidado por el aprendizaje pasado, tanto personal como de mis antepasados. Los medios aún siguen siendo limitados, y las decisiones que adopten los políticos no se pueden basar en el hecho de la construcción hace cientos de años del concepto de propiedad para hacer lo que les dé la gana.

3.- Ha demostrado ser el sistema más eficaz para progresar y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

4.- No me da la gana irme al campo a subsistir.

18 Feb 05 @ 03:00 PM |

Corrección a Esperanza Aguirre

Las muy sonadas declaraciones de Esperanza Aguirre sobre el Holocausto, los pasos en la mala dirección y demás bla bla bla necesitan una puntualización al respecto. A mi modo de ver, creo que Esperanza abusó del Camino de servidumbre de F. A. Hayek.

Esperanza Aguirre, sin mencionarle, se basaba en Hayek para argumentar que el totalitarismo comenzaba con gestos como los que sucedieron tras el suceso del ministro de Defensa en la manifestación de Asociación de Víctimas del Terrorismo, en la que dos personas del Partido Popular fueron llamadas por la policía e interrogadas. Sinceramente, creo que Esperanza usa mal a Hayek. Lo usa mal porque para Hayek, el inicio del totalitarismo era la renuncia de la libertad individual a cambio de fines mayores. Era precisamente esto lo que había visto en Alemania y lo que estaba vislumbrando en Gran Bretaña: el cada vez mayor menosprecio a la libertad individual. ¿Se está produciendo esto en España? A mi modo de ver, no. O al menos, no como lo planteaba el austriaco. Reconozcamos un componente nacionalista en algunas regiones de España. Ese grupo de referencia es lo que se estima que ha de defender... pero con una diferencia: el enemigo. En el caso alemán, el enemigo era el individuo: el individuo frente a la patria. En el caso español, es la nación propia (una parte) contra la nación extranjera o traidora (la otra).

Por otro lado, las medidas emprendidas por el gobierno socialista no serán muy liberales, pero no llevan debajo del brazo el signo de la renuncia al individuo. Por ejemplo, el fracaso de las medidas emprendidas por el ministerio de vivienda (un fracaso, desde la existencia del ministerio hasta todo lo que consiga, dado que será obtenido de modo artificial y perjudicando a terceros que sí compitan de modo natural, y salvando excepciones muy puntuales, pero que en absoluto justificarían el montante final) no va acompañado del eslogan "la libertad individual y el mercado, para facilitar viviendas a los desfavorecidos y los jóvenes, ha fracasado" no existe, aunque esa sea la idea que subsista de fondo. Otras muchas medidas pueden ser analizadas desde ese punto de vista. Creo que es justo decir que la libertad individual no está en peligro. Teniendo en cuenta que el totalitarismo consiste, entre otras muchas cosas, en la eliminación de la libertad individual, esta no está en peligro (o, mejor dicho, está tan amenazada como siempre).

De lo que sí existe riesgo es de un conflicto civil. El lenguaje usado por todas las partes no es de recibo (como oyente de la SER, tengo que decir que me da vergüenza cómo usan el apelativo "neoconservador", y en esto señalo a Antón Losada, a Joaquín Estefanía, a Javier Pradera y a Nicolás Sartorius como los primeros que abusan del apelativo de un modo lamentable, aplíquese a otras emisoras de radio y medios de comunicación para otros apelativos). No es de recibo el victimismo de Bono, no lo son las declaraciones de un grupo de personas del PP que recuerdan al PNV cuando hablan de las víctimas del terrorismo (condenamos, pero en el fondo bla bla bla...)... Ese sí es un riesgo serio, del que ya hemos tenido consecuencias tan horribles como la Guerra Civil. Los ataques a las sedes populares son una prueba clara, llamar 'Asesino' a José María Aznar por el 11-M, es otra, y la consideración del adversario político y colega para irse a tomar cervezas como el enemigo al que no hay que pasarle ni una (sin olvidarnos de que debe reinar siempre el imperio de la ley y la justicia) es otra.

Y centrándonos en Esperanza Aguirre, no es de recibo su victimismo al hablar de los dos concejales del PP que fueron interrogados por unos hechos tan serios como si lo hubieran sido en el caso de que las víctimas hubieran sido otros: interrogar a los que insultaron e intentaron agredir a Josep Piqué y a Rodrigo Rato durante las manifestaciones de Barcelona por el 11-M era lo que se debió haber hecho (esto no limpiaría de culpa a los responsables policiales en el caso de que se hibiera cometido una ilegalidad). Como tampoco es de recibo el victimismo de una carta hecha por uno de estos dos concejales en los que se pide que se proteste contra el gobierno en una manifestación EN FAVOR DE LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO, cuyo apoyo total se presupone para cualquier persona de bien. Y tampoco es de recibo el uso de las palabras 'totalitarismo', 'holocausto' o 'Gestapo'.

Sinceramente, creo que ha deshonrado a las víctimas, no ya del nazismo, que era lo que se homenajeaba, sino de todas las víctimas de los liberticidas. Pero lo que más me duele es que ha despreciado nuestra propia historia. La que nos debió haber enseñado que ver al otro como enemigo a muerte nos conduciría nuevamente a la guerra entre nosotros, y que para estos casos lo mejor es ser firmes pero cuidando las formas. Las formas son la imagen percibida por otros (irónicamente, la razón es irrelevante), y si el otro ve en nosotros una imagen de amenaza, la respuesta será una consecuencia directa.

Precisamente porque ella es la esperanza liberal que tenemos en el PP para toda España es porque me ha dolido lo que ha dicho.

OFF TOPIC: El blog tiene problemas para recibir sus comentarios. Les sugiero que hagan una copia en el bloc de notas y lo manden a la siguiente dirección de correo electrónico, prometo contestación:

thehappybutcher@gmail.com

Disculpen las molestias.

31 Ene 05 @ 02:00 PM |

El futuro de la ONU

Un interesantísimo artículo de mi nunca suficientemente admirado Jorge Valín (digo esto sin ser anarco-capitalista) plantea muy seriamente la necesidad de la ONU y de su disolución.

El problema de la ONU no es su manifiesta incompetencia (vease Irak, Darfur, corruptelas... la lista es infinita). El problema es que emana de la voluntad de los Estados, y estos, en relaciones internacionales, ya sabemos que son cualquier cosa menos democráticos. No sólo eso, el sistema de reglas está hecho para que, independientemente del ascenso de algunos países en su importancia internacional, todas las decisiones deban ser aprobadas por los cinco países con derecho de veto (Francia, EEUU, Rusia, Gran Bretaña y China). Es decir, que todas las decisiones dependerán siempre en última instancia de la voluntad de varios estados, no de la igualdad de derechos de los ciudadanos.

Entonces, ¿por qué seguir manteniendo esa institución de ineficacia y corrupción demostradas? Porque es necesaria. Más allá de cualquier deseo moral o político, no podemos negar que los actores más importantes de las relaciones internacionales (sin menospreciar otras) son los Estados, y es en base a la naturaleza de estas sobre la que hay que trabajar, incluso para su futura disolución (algo improbable). Lo cierto es que los Estados necesitan un marco en el que poder reunirse y donde sean capaces de resolver sus diferencias, y la ONU dispone de los suficientes instrumentos "equidistantes" para "conseguirlo". Como se ha demostrado que no se consigue absolutamente nada es echando a países especialistas en violar derechos humanos de la Organización.

Hay un dato que se suele omitir en la ONU, y es que ha sido capaz de integrar a 192 países. Su futuro depende de la voluntad de estos, y a todos estos países les conviene que la ONU exista y estar integrados en ella, a pesar de ser, en la inmensa mayoría de los casos, un impresionante desperdicio de dinero. La voluntad de los ciudadanos es, como siempre, irrelevante. Pero no nos engañemos, la culpa de su ineficacia no la tiene la ONU, la culpa la tiene quien la crea por culpa de su propia naturaleza: Los Estados. Y esta seguirá viva hasta que los Estados no renuncien a su monopolio del derecho en las relaciones internacionales.

15 Dic 04 @ 08:40 AM |

Partido de fútbol contra las subvenciones y los aranceles

Ronaldo y Zidane.jpg

Me parece fantástico que la gente quiera resolver la pobreza y sensibilizar a las personas de este problema. En serio. Soy un firme creyente en los movimientos sociales, y creo en su papel de mejora con soluciones alternativas para la sociedad. El origen de esta idea es muy sencilla: es el ciudadano (y no un planificador) el que resuelve por sus propios medios los problemas que a él le interesan. El problema está cuando tocan el bolsillo ajeno, a la que casi adictas son la mayoría de las ONG's (aunque en casos muy contados es justificable su dependencia y su subvención).

En ese sentido, me parece muy interesante la iniciativa de Ronaldo y Zidane de hacer un partido de fútbol en la que los beneficios se destinen al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Son sus piernas y es su dinero. El problema es la solución que plantean. Sin duda, en momentos puntuales, la ayuda económica es necesaria para evitar desastres aún mayores. Pero creer que la solución de la base de la pobreza en el mundo son las donaciones me parece un error ya demostrado que no nos podemos permitir.

Las políticas de donaciones estatales ya se idearon en las décadas 70 y 80 del siglo pasado, y fracasaron. Y lo hicieron porque no atacaron dos de los principales males que hacen que esos países sean pobres: por un lado la democratización de los países, o lo que es lo mismo, el aseguramiento de los derechos de los ciudadanos (vida, libertad, seguridad y propiedad privada); y por otro las ayudas de los países ricos a sus propias empresas (vía subvenciones o aranceles a los productos de los países pobres). Y si fracasaron las gigantescas ayudas estatales, ¿van a tener éxito las ayudas de individuos? Mucho me temo que las soluciones sean otras a las que, "casualmente", los que más luchan contra la pobreza se oponen.

Desde mi punto de vista, si algún día llego a organizar un evento de tales características (algo así como "Los amigos de The happy butcher contra los amigos de Burrhus, el elefante conductista), el slogan será...

"CONTRA LAS SUBVENCIONES Y LOS ARANCELES"

Otra cosa será la calidad del partido...

14 Dic 04 @ 01:01 PM |

Valor, honor, orgullo

Quisiera darle desde aquí las gracias a este hombre. No es que le conociera de nada, no, no... es que creo que merece un reconocimiento por ser un ejemplo en el mar de la mediocridad en el que le tocó vivir.

Y también quisiera dar las gracias a todos aquellos que tienen que aguantar todos los días el chantaje de los basuros de ETA y se niegan a humillarse, llevando una vida lo más normal que saben en la medida de sus posibilidades. Algunos han pagado un precio demasiado alto por querer mantener esos valores que en las circunstancias más difíciles se echan en falta: valor, honor y orgullo.

12 Dic 04 @ 09:42 PM |

Málaga inundada... otra vez

La Costa del Sol, desde el punto de vista climático, se caracteriza por tress cosas. La primera es que casi siempre hace calor, y normalmente bochornoso. La segunda es que, cuando hace frío, hace frío de verdad. Ya tercera es que cuando llueve, que no es muy frecuentemente, llueve en serio, hasta el punto de que una o dos veces al año se inunda una ciudad de la provincia de Málaga.

Málaga, por ejemplo, tiene como costumbre inundarse al menos una vez al año. Es como la feria o la Noche de San Juan, no falla. El ayuntamiento se gasta un montón de pasta en el Museo Picasso y en el Palacio de Exposiciones y Congresos... parece ser que nos falta ahora que el sistema de alcantarillado funcione cuando lo tiene que hacer.

Hará media hora, las retenciones en las vías de acceso a la ciudad llegaban a los 20 kms. Los trenes de cercanías están anegados. El acceso al aeropuerto, complicado. La playa de la Malagueta (artificial) ha perdido otros cinco metros de arena. De aquí a diez años, tengo que salir de mi casa en barca.

Y todos los años... lo mismo.

¿Soluciones liberales sobre la gestión del ayuntamiento (a parte de que me compre la barca)?

PD: No responderé ahora a los mensajes. Ha salido el sol y quiero sacar la colchoneta para darme un garbeo por la ciudad..

Actualización( 12:53): La cosa se ha arreglado mucho. Línea de cercanías incluída.

1 Dic 04 @ 11:38 AM |

¿Qué Europa queremos los liberales?

Estaba escribiendo un post sobre la decisión del sentido de mi voto a la Constitución Europea y, entre buscando y buscando información, me he dado cuenta de que los liberales podemos estar de acuerdo en las pegas a la nueva Constitución... pero... ¿qué proponemos como alternativa?

Quiero decir: Podemos estar de acuerdo en que el riesgo a interferencias estatales es algo a evitar claramente. Pero me temo que, dicho con todo el respeto, no nos damos cuenta de lo que supone la Unión Europea: una nueva estructura estatal que entra en competencia con otras inferiores: Estados, regiones/comunidades autónomas, provincias y ayuntamientos. Honestamente, creo que una crítica que vaya al no por unas cuantas razones

En otras palabras: ¿Qué transferencias deben tener cada uno de estos actores?

Este debate puede tener los doscomponentes fundamentales de la ciencia política: el normativo (lo que debería ser) y/o el realista (lo que puede ser). Puede abarcar tantas áreas como se estimen oportunas (derechos, sanidad, educación, seguridad, política exterior común, financiación, defensa, organización del sistema judicial, investigación, etc etc etc), y tantas soluciones como se estimen oportunas (desde el modelo federal americano hasta el anarcocapitalismo más fervoroso, pasando por el estado central único y ayuntamientos). Vale (casi) todo.

Abro el fuego: Los estados tradicionales (Francia, España, Alemania, Italia...) me sobran. Sus competencias pueden ser perfectamente transferidas a instituciones superiores (la Unión Europea) o inferiores (ayuntamientos y comunidades autónomas).

Su turno.

27 Nov 04 @ 01:30 PM |

Análisis de la política internacional de Zapatero

Voy a intentar hacer un análisis de la nueva política exterior española sobre los escasos conocimientos que tengo de teorías de las relaciones internacionales y ciertas noticias. Intentaré no basarme exlusivamente en los elementos que comenta el Wall Street Journal (Vía comentario de More en Barcepundit) para criticarle, sino que voy a intentar ser incluso algo más profundo (reconozco que es difícil superar a un medio como el WSJ).

Parto de la base de que los ejes de nuestra política exterior, independientemente del tipo de relaciones que se puedan tener después con cada uno de estos, son siempre cuatro: Europa, mundo árabo/islámico (el Mediterraneo y Oriente Medio), Iberoamérica y Estados Unidos (esa potencia de la que los expertos del grupo Prisa siempre disfrutan ignorando como eje), aunque para la ocasión añadiré un quinto elemento: el tercer mundo. Lo haré en base a los siguientes hechos: la retirada de las tropas de Irak, la nueva constitución europea, las amenazas a Irán por parte de EEUU, el discurso de Zapatero ante la ONU, la visita de Chávez y el fracaso de la última Cumbre Iberoamericana y, finalmente, el Cuarteto "contra el hambre".

La llegada de Zapatero al poder, independientemente del empujón que pudo recibir (o no) del atentado terrorista más grave de nuestra historia, supuso el cumplimiento de una de las promesas más repetidas del hasta ese momento por el candidato socialista: la retirada de las tropas de Irak. Más allá de la justicia, la legalidad o necesidad de la guerra (en relaciones internacionales, esto es irrelevante) esta decisión supone dos nuevos problemas y un elemento positivo.

Foto de las Azores.jpg
Por un lado, perdemos las buenas relaciones que habíamos conseguido con Estados Unidos, donde llegamos a salir en la "Foto de las Azores", y donde el compromiso por la lucha contra el terrorismo era (en principio) la máxima prioridad. De aquella guerra el nuevo gabinete decidió retirarse, lo que supone el aumento de los gastos a un país (Estados Unidos) que tenía un problema de exceso de gasto público importante, y al que se le añadía una carga más... en una ciudad (Faluya) que en fechas muy recientes ha tenido que ser tomada casa por casa, y que anteriormente fue sometida a un duro estado de sitio.

Bush con los reyes.jpg
No sabemos aún lo que se habría ganado si hubiéramos mantenido las tropas en Irak, pero ya da igual. Era una consecuencia natural que las relaciones con la potencia hegemónica mundial se enfriaran. Sumemos ahora un par de detalles significativos: la falta de respeto de Zapatero por no levantarse ante el paso de la bandera americana durante un desfile militar y sus alegres declaraciones donde tomaba partido por el candidato demócrata a las elecciones de presidente americanas... Decirle al hombre más poderoso del mundo que no respetas su bandera y que esperas que gane su rival en las próximas elecciones son errores fácilmente corregibles que habrían ayudado a suavizar las relaciones antes de tener que recurrir a los reyes (quienes tampoco han conseguido un gran éxito más allá de la foto). Zapatero no sabía que en relaciones internacionales "se toma nota", y a veces en rojo. Esperemos no acabar pagando su incompetencia entre todos.

El segundo aspecto negativo es que no tenemos una política internacional clara. Bueno... sí la tenemos... en función del partido que mande... pero esa no es la mejor opción para un país que quiere dejar de ser una potencia media. Francia o Estados Unidos no se plantean las directrices en política internacional salvo en casos muy extremos: es una política de Estado que se presupone, ya está escrita y la ejecutan. Aquí no. Las relaciones son del tipo "O papá o mamá... ", es decir, que o se apoya a los Estados Unidos o se apoya a la "Unión Europea" (hablaré de ella en profundidad más adelante).

Apoyar a Estados Unidos tiene unas consecuencias relativamente previsibles, y apoyar a la "Unión Europea" también. El caso es que, en nuestras relaciones internacionales, apoyamos a unos o a otros en función del partido que gobierne, no es algo ya escrito y los gobiernos sólo actúan en consecuencia. Personalmente, no creo que esta sea la mejor solución para pretender aumentar nuestra influencia en la escena internacional. Nosotros hacemos lo que tengamos que hacer y los demás conocen de inicio cuales son nuestras posiciones. Saben a qué atenerse y nos ahorramos relaciones diplomáticas que parecidas a los estados emocionales de un neurótico (inestables desde el punto de vista emocional).

El lado positivo es que mejoramos nuestras relaciones con la "Unión Europea"... ¿La "Unión Europea...? No, porque la Unión Europea será europea... pero no es Unión. Quiero decir: ¿La Unión Europea son 24 países (25 con nosotros) o bien Francia Alemania y algunos países terceros mucho menor frente a otro importante bloque de países, aunque no tan ricos ni poderosos poblacionalmente? Una vez hecha esta división, cabe suponer que de lo que se trata es de apoyar a Francia y a Alemania (que no a Europa) frente a Estados Unidos. Y los intereses de esos dos países no tienen porqué coincidir con los del resto de la Unión. Ni siquiera tienen que ser necesariamente diferentes a los de Estados Unidos desde el punto de vista ecónomico. El caso de Francia y Costa de Marfil (donde las empresas públicas que fueron privatizadas fueron a parar a manos de multinacionales francesas, eso sin hablar de los recursos naturales del país), dado el código moral del presidente, debiera haber hecho replantear las relaciones entre España y Francia... y es obvio que esto jamás se hará. Al menos por el actual Zapatero. La cosa es mucho peor: España tiene intereses encontrados con Francia, especialmente en el Norte de África (Marruecos y el Sahara). Las decisiones de Zapatero son una verdadera incognita.

Los intereses de Europa.jpg
Para apoyar a la Unión Europea, esta ha de tener una capacidad política por encima de los Estados que la componen, ha de ser respaldada por todos estos, y ha de tener unas políticas económicas que permitan el desarrollo de sus ciudadanos, cosa que no se consigue con muchas políticas proteccionistas hoy en vigor. Mientras la utopía se hace realidad, los Estados lucharán independientemente por sus intereses. Y nosotros no podemos ser una excepción. Es la pescadilla que se muerde la cola. En ese sentido, la Constitución Europea no creo que vaya a ser lo que resuelva los problemas de cohesión en la Unión Europea. Es más, sólo la idea de intentar leer ese mamotreto de casi 350 páginas es algo que aleja fóbicamente a cualquier persona con un mínimo de estima por su tiempo. Una nueva nación sin el apego de los ciudadanos que pretende representar no le augura una buena vida. Zapatero podría estar apostando a caballo perdedor una vez ha renunciado al caballo ganador.

Con todo, una piedra de toque interesante es Ucrania. Veremos si el poder económico europeo tira más que la fuerza de Vladimir Putin... y que los Estados Unidos.

Extensión de la guerra de Irak.jpg
Luego tenemos nuestro papel en el mundo araboislámico. Se está formando poco a poco un run run sobre una posible intervención en Irán. Esta jugada es arriesgadísima. Intentar acabar con el fanatismo islámico (el verdadero problema, el terrorismo es una horrible consecuencia derivada de ella) va a suponer unos costos y unos riesgos enormes. Ahora bien, es un riesgo derivado de la intervención en Irak. Pero no nos engañemos, otro enorme riesgo se llama Arabia Saudí. E incluso una cuarta ha tomado en Sudán una de sus peores exhibiciones. ¿Se requerirán intervenciones en todas estas zonas, dada la inoperancia de la ONU para resolver estos problemas?

No creo que funcione el dialogo en Darfur.jpg
La idea de Zapatero sobre la unión de civilizaciones a primera vista podría ser una idea sensata para resolver este problema. Colaboras con los países que tienen ese problema en su territorio, ahorras costos, concedes "ayudas" para desarrollar esos países y todos contentos. Mucho me temo que esto sea una de las mayores pifias que pueda cometer Zapatero. El ejemplo más claro lo vemos en Arabia Saudí, donde nacieron Osama Bin Laden y la mayoría de terroristas del 11-S... y que siempre ha recibido el buen trato de Estados Unidos. Si estos países tienen unas instituciones totalmente corrompidas por el fanatismo religioso, es como intentar dialogar de paz con una cobra. Con esto no quiero decir que la opción de Estados Unidos esté bien. Es una opción terrible, donde inocentes mueren, resultan heridos o pierden familiares o amigos, donde los ciudadanos de los países atacados pierden muchas de las pocas posesiones que tienen y donde los ciudadanos de los países occidentales nos dejaríamos una pasta gansa. No es como decidir si se va al campo a hacer un picnic. En la medida en que los países con terrorismo en su país estén dispuestos a eliminar a estos grupos, deben ser ayudados, pero tampoco podemos descartar soluciones más radicales si estos se oponen. Ni que decir tiene que las razones que se arguyan deben ser lo suficientemente sólidas como para tomar una decisión de tales características, y recuerdo que estamos hablando de UNA GUERRA. Ahora bien, creo que la idea de diálogo de Zapatero deja de ser un recurso de valor cuando uno ve cómodamente por la televisión el genocidio que los islámicos (que no musulmanes) están llevando a cabo en Sudán.
Las alianzas que importan.jpg
Nuestras relaciones con Iberoamérica tampoco van por los mejores derroteros. El fracaso de la última Cumbre Iberoamericana no tiene paliativos. Sin embargo, no creo que la responsabilidad la tenga el gobierno actual, como arguye Rajoy. Seamos realistas: España tiene el peso económico que tiene, por lo que sólo aspiramos a condonar la deuda externa a cambio de que esas inversiones se hagan en educación... y da la casualidad de que el mismo fin de semana se celebra otra cumbre en Chile en la que China y su población de 1300 millones de personas tiene un enorme interés en firmar acuerdos económicos. No hay color. La última posibilidad que queda es recurrir a la Unión Europea, para que estos se den cuenta de las oportunidades de negocio que existen en Iberoamérica... y que sea España la que haga de puente. Sea como fuere, estamos condenados a perder peso, aunque no es esta responsabilidad de Zapatero, aunque sí de su gestión final.

Pero sí la tiene es de su relación con personajes de muy dudosa moralidad (que no socialismo) como son Hugo Chávez o Fidel Castro (aunque con este en menor medida, y ya se está en negociaciones para mejorarlas). Precisamente esta serie de individuos, y especialmente sus decisiones políticas, no serán lo que ayude a Iberoamérica a salir de sus problemas.
Hambre en el mundo.jpg
Finalmente, Zapatero ha decidido contrarrestar la foto del Cuarteto las Azores con otra foto: la del Cuarteto contra el hambre. Debo comenzar diciendo que soy partidario de las donaicones de comida en casos extremos (catástrofes y cosas así)... huelga decir que en circunstancias normales deberían ser capaces de poder conseguirlos con su trabajo... Sin embargo, temo de que lo que hablen sea de donarles comida pero que no se abran las fronteras de sus productos... el peso que tiene el lobby de los agricultores europeos es enorme. Eso y olvidarnos de que los principales países pobres y con hambre lo son por tener unos gobiernos corruptos hasta el último de sus cimientos hacen que el diálogo y el talante no sirvan para nada. Mucho temo que esto sólo sea una foto que da votos pero que no resuelva problema alguno, sino que los mantenga o agrave aún más. Y Zapatero, en esa foto.

En resumen (supongo que esta será la parte que más me agradecerán), creo que la diplomacia española hace que perdamos buenas relaciones con la primera potencia mundial, apostamos por una Unión Europea que está muy lejos de estar unida y mucho más de llegar a ser una gran potencia (hoy sólo es una gran organización económica), tenemos una concepción infantil del terrorismo islámico, apoyamos en Iberoamérica a los peores referentes para la mejora de su situación sin ofrecerles nada de interés real y, finalmente, estamos en una foto que, por las políticas que propugnan sus defensores, está lejos de conseguir lo que se proponen: el fin del hambre.

Y si a todo esto le añadimos una guinda en forma de Miguel Ángel Moratinos al frente de nuestro servicio diplomático...

La imagen de la diplomacia española.jpg

Me temo que la conclusión del WSJ ("There may be four long and dark years ahead on the Iberian peninsula") es peligrosamente realista.

26 Nov 04 @ 12:40 PM |

Liberalismo moral (3): John Stuart Mill

El más criticado, el más denostado, el más mofado, el más vilipendiado y el más machacado de todos los liberales clásicos es, a mi modo de ver, John Stuart Mill. Que si era un ungido, que si su teoría del fondo de salarios era un desastre por no tener en cuenta la diferencia entre salarios reales y salarios monetarios y no darse cuenta de que se generaría un proceso de déficits (por el aumento de salario)... Y no les falta razón. Sin embargo... bueno... lo tengo así en mis apuntes, como liberal... y el profesor no era malo. Y además, he buscado bibliografía por internet... y me confirma la toería...

Bueno, al caso. Lo que no podemos negar es la enorme influencia de este economista y filósofo. Puede incluso considerársele perfectamente la piedra angular de la social democracia... ¿Y qué tendrá este individuo de liberal, se preguntarán ustedes? Iremos a la teoría... y después ya veremos.

John Stuart Mill.gif

Mill se basa en el principio de utilidad para intentar diferenciar entre los placeres inferiores (aquellas necesidades imprescindibles para la vida, comida, techo, ropa,...) de las superiores, las cuales hacen la vida más comleta (libros, teatro, viajar...). Esto supone la necesidad de imponer unas políticas concretas para redistribuír riquezas e intentar hacer más felices al mayor número de personas... a pesar de que a esas personas no quieran disfrutar de esos bienes (ni quieren ver en el teatro la última obra del "Otelo" de Shakespeare ni leer a Homero en griego antiguo... sino estar en la tasca bebiendo como un cosaco...). Es decir, que el Estado estaría imponiendo unos criterios subjetivos de felicidad a los ciudadanos...

Este dilema (y aquí viene su contribución al liberalismo) Mill lo resuelve dandole prioridad absoluta a la libertad de los individuos, basándose en su autonomía moral. Para él, no existe ningún bien social diferente al bien individual, y este no es ni más ni menos que el bien de los individuos. Y el concepto de lo que es bueno o no es subjetivo. Sólo se es responsable de todo aquello que pueda afectar a los demás, y la libertad (y soberanía) con respecto al propio cuerpo es absoluta. Para garantizar todo esto, la legislación debe reconocer la individualidad como una categoría social, de tal modo que las mayorías estarían limitadas en su poder de coacción.

¡¡ESTE TÍO FUE EL PRIMERO EN RECONOCER LA LIBERTAD EN LA BRAGUETA!! ¡¡VIVA LA MADRE QUE LO PARIÓ!!

Para impulsar el desarrollo de los placeres superiores, plantea la necesidad de las reformas en materia educativa para los más pobres, lo cual permitiría el desarrollo de las potencialidades de las personas. La social democracia, basada en la redistribución de riqueza para cubrir necesidades y el reconocimiento de una autonomía moral para hacer con ella lo que se estime oportuno está inspirada en las ideas de John Stuart Mill, con una diferencia muy significativa. Mill, en su teoría de fondo de salarios (una teoría que habla de cómo un capitalista puede mantener una empresa pagando a todos los trabajadores un salario suficiente para vivir) habla de un aumento en los salarios monetarios (es decir, en dinero contante) de los trabajadores, no habla en ningún momento de redistribución por el Estado vía impuestos (otro debate es que esta teoría sea más eficaz o no). La diferencia es muy significativa.

24 Nov 04 @ 10:30 PM |

Las historias de Tío Conrado: Conclusiones

Voy a poner el último capítulo entero del libro de nuestro amado Tío Conrado, del que ya he puesto unos cuantos fragmentos... (1, 2, 3 y 4), resume muy bien su pensamiento y el libro concreto en sí...

(En realidad, lo saco de esta página. Comprenderán que sea un poco largo y que no me guste demasiado perder el tiempo escribiendo algo que ya está escrito en otra parte y que bien resume los puntos principales que Tío Conrado expuso anteriormente.)

"Se han tratado ocho procesos diferenciables, aunque estrechamente relacionados entre si, que amenazan no sólo a nuestra cultura actual sino a la humanidad como especie.

Estos procesos son:

(1) – La sobrepoblación de la tierra que obliga a cada uno de nosotros a protegerse de la sobreoferta de contactos sociales de un modo fundamentalmente “in-humano” y que, además, directamente provoca agresiones debido al hacinamiento de muchos individuos en espacios pequeños.

(2) – La desertización del espacio vital natural que no solamente destruye el medioambiente exterior en el cual vivimos sino que destruye también en el ser humano mismo el respeto por la belleza y por la grandeza de una Creación que lo supera.

(3) – La competencia del ser humano contra si mismo que el desarrollo de la tecnología impulsa para nuestra perdición de un modo cada vez más acelerado, haciendo a las personas ciegas frente a todos los valores auténticos y les quita el tiempo parea dedicarse a la verdaderamente humana actividad de la reflexión.

(4) – El decaimiento de todos los sentimientos y afectos intensos a causa del reblandecimiento. El avance tecnológico y farmacológico promueve una creciente intolerancia frente a todo aquello que produzca el más mínimo desplacer. Con ello decae la capacidad del ser humano de vivenciar aquella alegría que sólo puede ser conquistada mediante un duro esfuerzo vencedor de obstáculos. Las oleadas naturalmente establecidas por el contraste entre el sufrimiento y la alegría se achatan y se convierten en las imperceptibles oscilaciones de un inmenso aburrimiento.

(5) – El deterioro genético. Dentro de la civilización moderna no existen – aparte de “sentimientos naturales de justicia” y algunas tradiciones jurídicas legadas – factores que ejerzan una presión selectiva hacia el desarrollo y el sostenimiento de normas de comportamiento sociales, a pesar de que las mismas se hacen cada vez más necesarias debido al crecimiento de la sociedad. No se puede excluir la posibilidad de que muchos de los infantilismos, que convierten en parásitos a gran parte de los actuales jóvenes “rebeldes”, estén genéticamente condicionados.

(6) La demolición de la tradición se produce cuando se llega a un punto crítico en el cual la generación más joven ya no consigue entenderse culturalmente con la generación más vieja y menos aún identificarse con ella. La generación más joven tratará, por ello, a la más vieja como a un grupo étnico extranjero enfrentándola con un odio político. Los motivos de esta perturbación de identidad se hallan sobre todo en la falta de contacto entre padres e hijos, lo cual tiene consecuencias patológicas ya en la etapa de la lactancia.

(7) – El aumento de la adoctrinabilidad de la humanidad. El aumento del número de personas que se aglutinan en un único grupo cultural, en conjunción con el perfeccionamiento de los medios tecnológicos para manipular a la opinión pública, conducen a una uniformización de las opiniones que no ha existido en ningún momento anterior de la historia de la humanidad. A esto se agrega que el efecto sugestivo de una doctrina firmemente sostenida crece con el número de sus partidarios, quizás hasta en una proporción geométrica. Ya hoy se tacha de patológico al individuo que se sustrae concientemente al efecto de medios masivos como, por ejemplo, la televisión. Los efectos des-individualizadores resultan bienvenidos por todos aquellos que desean manipular grandes masas de seres humanos. Las encuestas, el mercadeo y modas hábilmente dirigidas ayudan a los grandes productores de este lado y a los funcionarios del otro lado de la cortina de hierro a obtener el mismo poder sobre las masas.

(8) – El armamento de la humanidad con armas nucleares expone la humanidad a peligros que son más fáciles de evitar que aquellos emergentes de los siete procesos antes citados.

Los procesos de deshumanización descriptos en los Capítulos I a VII resultan fomentados por la doctrina pseudo-democrática que afirma que el comportamiento social y moral del ser humano no está de manera alguna influenciado por la organización filogenéticamente evolucionada de su sistema nervioso y de sus órganos sensoriales sino que resulta determinado exclusivamente por el “condicionamiento” que la persona sufre en el transcurso de su ontogénesis por parte del entorno cultural en que se encuentra."

De todos lo que ha dicho Tío Conrado anteriormente, me voy a centrar sólo en el último párrafo. El autor critica el condicionamiento... Le echa la culpa de todos los males del mundo... al condicionamiento. Konrad Lorenz no tenía ni la más repajolera idea de lo que era (y es) el condicionamiento. El condicinamiento (en cualquiera de sus vertientes) es una variante más del aprendizaje dentro del desarrollo evolutivo del ser humano. Y es tan natural como cualquier otra. Y otra cosa es el uso, el mal uso o el abuso que se pueda hacer de esta cualidad del ser humano para llegar a fines más espurios o que violen la libertad de los individuos. Para que nos entendamos, puede ser lo mismo que el uso (suministrar electricidad a hospitales), mal uso (no control de los residuos) y abuso (bombas nucleares) de la energía nuclear. ¿Por qué critica Lorenz un tipo de aprendizaje necesario para el desarrollo del ser humano? Eso por no hablar de ella como técnica terapéutica, donde se ha probado como técnica muy util para diversas problemáticas (fobias, por ejemplo).

Da la sensación de que incluso Tío Conrado no sabe qué es el aprendizaje... Hasta el punto de que una de sus críticas, el sexto, el del quebrantamiento de la tradición, olvida (o ignora) que la cultura no es sino el que unas tradiciones que no dejan de ser una serie de conductas ante unos estímulos para unos fines concretos que han sido útiles para una comunidad de individuos... y que posteriormente se han enseñado a sus hijos. Pues bien: todo esto se ha hecho por condicionamiento operante. Y ahora resulta que los padres no educan a sus hijos... ¿Qué usaran los padres para educar a sus hijos sino el condicionamiento operante? ¿Qué mejor técnica que esa? La realidad es (era) que los padres no enseña(ba)n bien a sus hijos (vía condicionamiento operante) los valores que Lorenz defendía... y que sin pretenderlo intentó cargarse atacando a su máximo garante: el condicionamiento.

El resto se lo dejo a ustedes.

23 Nov 04 @ 08:00 PM |

Las historias de Tío Conrado. Capítulo 4

"Correspondiendo a la similitud fundamental de los objetivos propuestos, los métodos son también iguales en el mundo entero y, por su medio, los diversos stablishments pretenden hacer de los respectivos súbditos representantes del american way of life, funcionarios ideales, hombres soviéticos ideales o cualquiera otra cosa ideal. Nosotros ya desconocemos hasta qué punto se dejan manipular presuntamente los hombres occidentales civilizados por las decisiones comerciales del gran fabricante. Si vamos a la Repúlbica Democrática Alemana o a la Unión Soviética, nos asombrarán las innumerables pancartas rojas con los consabidos lemas que mediante su omnipresencia surten efectos profundos y sugestivos, tal como las babling machines (máquinas parlantes) de Aldous Huxley, que murmuran sin interrupción, con machacona insistencia, los dogmas propagandísticos. Por el contrario, encontramos agradable la ausencia de anuncios luminosos y sobre todo de lujo. Allí no se desecha nada de lo que sea utilizable; el papel del periódico se emplea para empaquetar las compras, y se atiende con amor a los viejos automóviles. Entonces se precibe poco a poco que la gran publicidad de los fabricantes no es ni mucho menos de naturaleza apolítica, sino que -mutatis mutandi- desempeña la misma función que las pancartas del Este. Uno puede opinar de modo diferente si se le dice que todo cuanto pregonan esos letreros rojos es estúpido y nocivo. Pero sin duda el desechar mercancías usadas pro culpa de la publicidad apenas usadas por culpa de la publicidad con su ímpetu arrollador de producción y consumo es demostrablemente tan estúpido como nocivo... en el sentido ético de estas palabras. Ante el constante desarraigo de la artesanía, inerme frente a la gran capacidad competidora, la industria, y ante la incapacidad para sobrevivir de los modestos empresarios, incluídos los labradores, nos vemos obligados sencillamente en nuestra existencia a acatar los deseos del gran fabricante, es decir engullir los alimentos y ponernos la indumentario que él estima convenientes para nosotros, y lo peor es que, en virtud del condicionamiento, nos pasa inadvertida esa maniobra." (páginas 102-103)

Ya...

Supongo que por aquellos lares "demócratas" el "empecinamiento" no era delito... y que los carteles se ponen para difundir las supuestas virtudes de un sistema... no por publicitar un negocio... o que allí conserbavan los coches lo más que podían por amor a los coches antiguos y peores, no porque fuera dificilísmo comprarse otro... o que debemos comprar los productos de los productos más caros o de menor calidad sólo por salvar a una pequeña empresa (a la grande, por ser grande, que la den)...

Ya...

22 Nov 04 @ 02:53 PM |

Liberalismo moral (2). Jeremy Bentham y el utilitarismo

Su momia en el London College University.jpg

A lo largo del repaso que le estabamos dando al liberalismo clásico, comentamos sus orígenes, habíamos comentado algunos de sus antecedentes, homenajeamos a su gran precursor, mostramos nuestro respeto al primer liberal de la historia y, en la última raya, habíamos comenzado a desarrollar el núcleo moral del liberalismo, donde el derecho natural no quedaba demasiado bien parado debido a la crítica de David Hume.

Será con este trasfondo moral (el de Hume) con el que Jeremy Bentham formule su concepto de utilitarismo. Básicamente, en el mundo existen estímulos positivos que nos hacen felices y estímulos negativos que nos hacen infelices, de tal forma que el objetivo de las sociedades será conseguir la mayor cantidad de felicidad posible para la mayor cantidad de ciudadanos; ésta deberá ser la finalidad de las instituciones públicas, y será más perfecta a medida que sea más representativa de los deseos de los ciudadanos.

Una de las cosas más interesantes de Bentham, desde el punto de vista de la ciencia económica, es el concepto de utilidad marginal que inventa para estimar los límites de satisfacción. A su entender, los bienes tienen una cantidad en la cual las personas sienten satisfacción por haberlas consumido... pero llega un punto en el cual las cosas dejan de ser placenteras, e incluso negativas en comparación con su último consumo.

Jeremy Bentham.jpg

[Más allá de mi sublime incompetencia, les invito a pulsar este link (se activa cuando se clickea posteriormente en la pantalla) que explica las ideas benthamianas de modo magistral.]

El momento simpático llega cuando nos damos cuenta de que todos estos conceptos y aplicaciones a la vida política, que parecen sacados de un manual teórico de socialdemocracia, son expuestos a partir de la evolución del liberalismo... Que el Estado se dedique a maximizar preferencias es sólo cuestión de aplicación de las ideas propuestas por Bentham. La contribución posterior de John Stuart Mill intentará basar la utilidad en criterios individuales, y no en criterios estatales.

31 Oct 04 @ 08:21 AM |

Estado, pseudociencias y libertades individuales

La cuestión de las pseudociencias y su aparición en medios de comunicación u otras instituciones públicas es una cuestión que nunca ha sido estudiada desde el punto de vista liberal. Bueno, en realidad sí… es un robo estatal, dado que un agente que nos roba dinero y cree que conoce mejor las prioridades de los ciudadanos que estos mismos... Pero voy a intentar no ser tan simplista en el análisis para centrarme en conceptos más morales.

Pongo esto a colación por, principalmente, dos razones.

En primer lugar, se ha originado un revuelo ciertamente importante dentro de la comunidad escéptica que tiene como raíz la invitación de la Universidad de Alicante al magufo Íker Jiménez. Si menciono a algunos de los blogs de corte escéptico, El retorno de los charlatanes o Por la boca muere el pez son sólo dos ejemplos de denuncia (para ver las opiniones al respecto, visíntese los comentarios).

En segundo lugar, usando un artículo de David Millán en el que consigue ridiculizar (realmente, los argumentos son ridículos por sí mismos) los planteamientos por los cuales el Gobierno pretende controlar la calidad de la televisión en horarios infantiles y en aspectos relacionados con las pseudociencias (aquí en PDF), podemos decir que lo de garantizar la televisión como un servicio pública, nada de nada. En realidad, esto no va a impedir que el gran magufo español, J J Benitez, pueda ser nuevamente contratado para repetir sus patrañas (aquí algunas del año pasado, vía Ctugha) sobre las más variadas facetas de lo "desconocido", ni que el citado milenarista pueda participar en programas de televisión matutinos hablando de esos misterios de lo desconocido.

En el fondo, no dejamos de hablar del mismo problema, y es que los defensores de las pseudociencias puedan tener acceso a medios (educativos o de comunicación) públicos. Hay que resaltar un hecho muy importante, y es que lo que defienden estos señores NO ES CIENCIA. Las explicaciones que suelen dar a los hechos pueden ser falaces o falsas cuando no ridículas. El rigor metodológico que siguen brilla por su ausencia, cabe perfectamente la definición de pseudociencia de Wikipedia, quedando únicamente un rastro de beneficio a base de mentiras. Sólo hay que ver la mofa que ha causado el reciente descubrimiento de nuevas caras de Bélmez en la casa en la comunidad escéptica…

Vayamos primero al tema del acceso a la Universidad de la pseudociencia. Los hechos de los que estamos hablando se producen en un sistema público. En el caso de que fuera privado, podría pensarse que son iniciativas privadas, y que ellos se están jugando su dinero, por lo que el hecho de que sea público o privado no va a incidir en la erradicación definitiva de las pseudociencias. La única réplica que cabe es la del deber ético de los profesores en dar las mejores clases posibles a sus alumnos. Sin embargo, la moral del profesor puede ser tan escéptica como un lobo que cree que aulla a la Luna por creerla un ente superior, y los alumnos tendrán que tragarse una ración de superchería bajo el consejo “como científicos, debéis investigar con la mente abierta”… que es algo así como pedirle a los aprendices a catador de la Guía Michelín que tengan la mente abierta para degustar la presentación, los aromas y componentes de las hamburguesas del McDonalds…

Recuerdo una entrevista al siempre enorme Milton Friedman en el que comentaba que el problema de la libertad era la responsabilidad. El hecho de que sean públicas o privadas las Universidades no guarda relación con la verdadera solución de este problema. Si el director de una organización cree interesante invitar a alguien que se inventa historias de un modo bastante comercial, no hay modelo político que pueda impedirlo.

¿Quiere decir que sólo se puede creer en lo que "ordene la ciencia", y que todo lo demás es pseudociencia? Bajo este punto de vista, algo con tantos problemas de sostenibilidad científica como una religión no podría entrar en las aulas. Dando por hecho que hablamos de un sistema público, lo que no puede hacer es influír en ninguna creencia más allá de lo que influya de modo el efecto indirecto de la enseñanza de hechos científicamente demostrados. En un sistema privado evangélico, Dios sería el creador del Universo y el mundo tiene los problemas que tiene por el pecado de Adán... o en una islámica rigorista, la Luna sería más grande que la Tierra, pero es la educación que la familia elige para su hijo.

Con respecto a los medios de comunicación, nada se puede replicar en el caso de se trate de empresas privadas, aunque quizás fuera deseable distinguir la verdad de la ficción y la ciencia de la pseudociencia. Ello también dependerá del ejercicio de la libertad que todos los actores hagan. En el supuesto de que hablemos de una televisión pública, como mínima, también debería hacerse efectiva la diferenciación. Pero si lo que se pretende es proponer una televisión de calidad, los programas dedicados a la pseudociencias y demás paranoias paranormales sobran. Y ello, dado el código que se ha propuesto el gobierno hacer cumplir (pensando en las posibles hipnotizaciones a los niños)… no se cumple (se olvida por completo del resto de casos y del resto de franjas horarias). Bueno… hay una solución bastante más coherente: ¡¡PRIVATIZACIÓN DE RTVE YA!!

Otro artículo de David Millán al respecto abre realmente el debate de "¿Quién tiene la culpa?". Son los padres los que les dan a los hijos la posibilidad de ver la basura que ponen en la tele, y me parece normal, dado el cansancio con el que suelen llegar del trabajo. Pero ahí tragan desde pseudociencia hasta a los idiotas de Gran Hermano.

28 Oct 04 @ 09:00 PM |

Liberalismo moral (1). David Hume y la crítica al derecho natural

David Hume.jpg

Ya hemos visto los antecedentes del liberalismo, así como al precursor y al primer liberal. Ahora pasaremos a estudiar de modo más detallado cada uno de los núcleos que la componen: el moral, el político y el ecónomico.

Voy a hablar primero de David Hume porque es a partir de la crítica que efectúa del iusnaturalismo y, por ende, del derecho natural, a partir de la cual comienza a formarse la idea del utilitarismo (creada por Jeremy Bentham y perfeccionada con John Stuart Mill)... y conformándose como una influencia filosófica reconocida de Immanuel Kant.

Hume es uno de esos grandes filósofos de la ciencia que hay que unir a Occam, Bacon o Locke (perdón por los que omito). Cuando hablando de Locke, comentaba que este autor consideraba que el ser humano tenía una serie de derechos fundamentales otorgados por Dios y reconocidos por el Estado (derechos naturales), en el fondo estaba hablando de una corriente denominada iusnaturalismo. En el fondo, el iusnaturalismo no dejaba de ser una explicación religiosa de porqué el hombre tenía unos derechos... y esto no le gustaba demasiado a nuestro buen amigo escocés. A su modo de ver, la religión no es ciencia, sino sentimiento, considerando además las ideas aportadas como indemostrables, por lo que su capacidad para explicar los fenómenos humanos y de la naturaleza no puede ser válido: es falso. Por lo tanto, el derecho natural (dado que Dios no tenía por costumbre presentarse a los tribunales científicos para dar explicaciones) se va a freír pimientos... Lo único que puede justificar la existencia de esos derechos es la utilidad para la convivencia de los individuos.

Tengo pendiente la lectura de "El hombre, la economía y el Estado" de Murray Newton Rothbard... pero ya les informo de que esta es una de las razones por las cuales estimo el derecho natural como algo similar al psicoanálisis: dar por supuestos unos hechos y, a partir de ahí, teorizar hasta la extenuación... lo que no quita, por otra parte, que si un Estado cogiera los derechos naturales y los estimára como válidos, estos fueran malos: muy al contrario.

Finalmente, me permito remarcar el ejemplo de este gran filósofo defensor del empirismo, quien no se dedicó a dar explicaciones marcadas por lo que decía la cultura imperante de su época sino hallando relaciones observables entre los hechos... Si levantara la cabeza y se fijara en algún que otro magufo, se echaría a llorar.

22 Oct 04 @ 12:00 AM |

Derecho de manifestación, derecho al trabajo...

Quedarse sin trabajo es una situación muy complicada para cualquier persona, no ya sólo desde el punto de vista económico. Sin embargo, cuando se analiza lo que hacen los trabajadores (bien impulsados por los sindicatos), sorprende que en lo último que piensen los sindicatos sea en la readaptación de los trabajadores a los que dicen representar... y siguen empeñados en mantener negocios totalmente inútiles (como el de los astilleros de Izar, que lleva subvencionado más de 20 años -si alguien tiene la gentileza mandarme información del tamaño de las subvenciones a lo largo de las décadas, se lo agradeceré-). La incapacidad de readaptarse a las nuevas circunstancias es algo muy palpable para una persona que lleva trabajando 20 años con la misma máquina, es ahí donde la incapacidad de los sindicatos para hacer algo constructivo se hace más patente. De ahí podría nacer la necesidad de las manifestaciones para conseguir readaptaciones, subvenciones, prejubilaciones y demás salidas políticas. Sin embargo, no justifica ningún tipo de agresión ni de movilización violenta. Cádiz se queda cada dos por tres totalmente aislada en nombre de los derechos de los trabajadores... (los enfermos tienen que ser trasladados en helicópteros) olvidándose por completo del derecho al trabajo de los demás trabajadores. Acciones violentas también se han llevado a cabo en otros puntos de España.

Ayer mismo, en San Fernando (creo, es como si la noticia haya desaparecido de la faz de internet), unos trabajadores de Izar se manifestaron frente la sede local del PSOE para reclamar que los astilleros sigan siendo militares... llegándoles a tirar piedras y tomates. La preguta que cabe formularse es: ¿Acaba toda agresión únicamente cuando se reclaman de modo pacífico? ¿Basta simplemente con parar la fábrica y concentrarse silenciosamente frente a la sede del partido político en el poder? En realidad, no. Para que las medidas demandadas por los trabajadores puedan llegar a efecto, es imprescindible que el Estado pueda sacar dinero al resto de los ciudadanos y seguir subvencionando a las empresas, prejuvilando a trabajadores, recolocándolos, etc, etc... todas injerencias estatales en la libertad individual del resto de los individuos, al margen de ser ineficaces (ese dinero puede gastarse en cosas más útiles, proporcionando puestos de trabajo).

Es probablemente el lado que menos se enfatiza de las manifestaciones pacíficas (algo que ni siquiera los manifestantes se plantean... bueno... ellos mismos quieren que esa agresión se lleve a cabo...) (no hablo de los liberales, eso es algo que tenemos bastante claro), la intromisión en la libertad individual en nombre de derechos... y para que al final, la defensa de esos derechos sea la peor defensa que se pueda hacer a los trabajadores. Cuando hablamos de movilizaciones que conllevan el que otros trabajadores no puedan desempeñar su labor, la agresión al individuo y a su derecho al trabajo acaba siendo doble.

19 Oct 04 @ 12:00 AM |

Chile, Juan Torres y su concepto de liberalismo

El caso chileno es, desde el punto de vista de los antiliberales, uno de los más espinosos para quienes no piensan así. En España, por poner un ejemplo, existió una dura polémica entre Carlos Rodríguez Braun (aquí) y Manuel Vázquez Montalbán (aquí) sobre las responsabilidades del liberalismo en la dictadura pinochetista (el origen estaba en una entrevista que Montalbán concedió al Subcomandante Marcos).

A partir de una pintada en la Universidad Complutense en la que se podía leer "Hayek = Pinochet", el Catedrático de Derecho Juan Torres López (más conocido por estos lares por haberse presentado a las elecciones más sucias -por los modos- con Adelaida de la Calle para el control del rectorado de la Universidad -ganó quien lo hizo más sucio...) replica a Rodríguez Braun (aquí su comentario) diciendo que F. A. Hayek sí defendió el totalitarismo a partir de la siguiente sentencia que recoge del diario chileno El Mercurio el 12 de Abril de 1981, donde el austriaco dice... "Mi preferencia personal se inclina a una dictadura liberal y no a un gobierno democrático donde todo liberalismo esté ausente", y el colega intenta crucificarlo..."Creo que no son precisos más comentarios"... Más adelante haré referencia a esta cita, no tan desafortunada como lo plantea el autor, del austriaco... me temo que sí son precisos algunos comentarios...

Continúa el catedrático con la siguiente sentencia: "me gustaría señalar que, en mi modestísima opinión, el hecho de que Milton Friedman haya asesorado a dos dictaduras, o a más, en lugar de a una sola no cambia para nada la principal. A saber, que sus propuestas fueron muy bien atendidas por los militares chilenos y que hoy día es un hecho histórico irrefutable que las políticas dimanantes de ellas provocaron un deterioro brutal de la distribución de la renta, un privilegio extraordinario de los sectores más adinerados y, al mismo tiempo, una gran crisis económica, pues el liberalismo asumido con la disciplina que cabía esperar de la milicia no sirvió sino para empeorar los desequilibrios de la economía chilena." ¿Y cual es la otra dictadura...? Adivínenlo ustedes... El autor no hace referencia a esa dictadura (a mi modo de ver, la omite descaradamente para demostrar más la validez de sus argumentaciones), mucho más larga y sanguinaria que la chilena... como todos los demás críticos de Friedman... Analicémoslo desde la siguiente afirmación personal: "Las democracias de la 2ª GM eran stalinistas porque se aliaron con el régimen stalinista para derrotar a Hitler"... o "El régimen stalinista era democrático porque se alió con los regímenes democráticos que lucharon contra las potencias del Eje". ¿A que son dos soberanas gilipolleces? Aplíquese al razonamiento del señor Torres.

Prosigue el frustrado rector: "...me gustaría señalar que me parece completamente injusto y sectario mencionar al "desastroso Gobierno de Salvador Allende" sin traer a colación el papel jugado por el gobierno de Estados Unidos y por otras instituciones internacionales. Y es injusto y malévolo olvidarlo porque su permanente injerencia, sus prácticas desestabilizadoras, sus continuas actividades de amenaza y boicot deberían contrastar con el discurso de respeto a la libertad que con tanto ahínco mantienen los neoliberales. ¿Qué sentido de la libertad y el liberalismo los invistió de poder para actuar de manera tan antidemocrática frente a un gobierno legítimamente constituido?" Me gustaría formularle la siguiente pregunta este señor: ¿No sabe que los Estados, desde el punto de vista de las relaciones internacionales, no son liberales? ¿Tampoco conoce la época en la que acontecen estos hechos: la Guerra Fría? Da igual que desde el punto de vista interno sean lo que quieran ser. El mundo de las relaciones internacionales, desde el punto de vista de la intervención estatal (y de cualquier estado), no tiene mucho que ver con el liberalismo, más bien al contrario.

Continúa el catedrático Torres diciendo que "Para entender, pues, lo que significa la retórica de la libertad en el liberalismo es preciso echar abajo un velo y descubrir que la libertad a la que se hace referencia no admite otra adjetivación de la naturaleza humana que no sea la económica". Y añade... "En la concepción liberal no se procura más momento de libertad que el del intercambio, no se precisa más democracia que la que garantiza que éste se lleve a cabo. Lo que equivale a decir que en el orden liberal la libertad y la democracia no son valores de rango universal ni aspiraciones preferentes de los seres humanos." Aquí mismo estamos haciendo un especial sobre el liberalimso que demuestra (ahora y más adelante) que, esta corriente política, económica y filosófica, vista única y exclusivamente como libre mercado, es pura propaganda sesgada de los antiliberales.

Concluye nuestro amigo afirmando que... "en el discurso neoliberal, el mercado se convierte en el catalizador inexorable de las relaciones sociales que quieran resolverse en libertad y eso no puede llevar sino a instituir un concepto empobrecedor y empobrecido de la misma -la que sólo se concibe como ausencia de coerción en el comercio- como condición primera de la felicidad humana. De esa forma, el Estado, la política…la democracia, no son sino simples excrecencias". A semejante chorrada sólo cabría replicar con la mofa... pero eso no me da la verdad, por lo que haré con este link... o, siendo más simplistas, diciéndole que toda relación humana no es símplemente gracias al mercado (o directamente, decirle que no tiene porqué, que la gente no sólo trabaja...).

Y sentencia... "En suma, es cierto que igualar mecánicamente a Hayek y los neoliberales con Pinochet es un simplismo injusto. A aquellos les basta el mercado, mientras que al dictador chileno le bastaron las armas. Sin embargo, tampoco puede olvidarse que, en puridad, a ambos les sobra la democracia." Si volvemos a la primera crítica a Hayek, su argumento no era antidemocrático, muy al contrario. La virtud de la democracia es que reconoce (que no impone, otorga u otros verbos similares) que todos los ciudadanos tienen una serie de derechos, y entre ellos está el de la propiedad privada. Y éste es uno de los elementos más importantes, puesto que es a partir de ella el que las personas puedan conseguir mejores niveles de bienestar en sus vidas. No reconocer este derecho es reconocer que a partir de unas mayorías, pueden decidirse los derechos y libertades de unas minorías. En el caso alemán, por ejemplo, esto tiene una relevancia fundamental. Fue una democracia la que instauró a Hitler en el poder... ya me contarán en lo que acabó... Y además, en el caso concreto de Hayek, teniendo en cuenta que escribió una obra como "Camino de servidumbre", la afirmación raya lo obsceno. Para que el señor Torres pudiera sostener esa argumentación, Hayek habría tenido que decir algo así como... "Mi preferencia personal se inclina a una dictadura liberal y no a un gobierno democrático donde el liberalismo esté presente". Y eso no lo dice.

Pondré nuevamente este link para los que no conocen la opinión de los liberales al respecto del caso chileno...

Por cierto... yo le voté... imagínense cómo es Adelaida...

10 Oct 04 @ 12:00 AM |

El lado liberal del PSOE

No me cansaré de criticar a los socialistas españoles por todo lo que estime como antiliberal (astilleros, sistema educativo, nacionalismos, gestión económica, las no privatizaciones... hay donde elegir), pero tampoco me cortaré a la hora de felicitarles en todo aquello que me parezca oportuno.

La medida de legalizar el matrimonio homosexual es claramente liberal. El estado no es quien para decidir sobre la felicidad de otra persona, esto forma parte del núcleo moral del liberalismo (que explicaré en posts posteriores con más detalles), ni en lo religioso ni tampoco en lo sexual. Hasta ahora, el Estado no negaba la posible convivencia, pero sí que pudieran establecerse como matrimonio, así como que pudieran adoptar hijos. Estos son dos puntos polémicos para algunas personas. Intentaré eliminar algunos de los miedos que algunas personas puedan tener al respecto.

En el primer caso, el contraer matrimonio supone adquirir derechos que, a largo plazo, suponen impuestos a costa de los ciudadanos (pensiones de viudedad, por ejemplo). Sin embargo, al margen del sexo de ambas personas, lo cierto es que estos derechos existen en principio para los matrimonios convencionales. Es decir, que el Estado se compromete a ejercer la función de aseguradora (que es lo mismo que decir, salvando las distancias, que una empresa acepta un compromiso con unos particulares, lo que implica que tiene unas obligaciones que cumplir). Bien, pues dado que la Constitución reconoce que todos tenemos los mismos derechos, lo que no es comprensible es una discriminación por esta razón. Podemos pensar que las pensiones que reciben los vuidos/as deberían proceder de pensiones privadas, es decir, que la gestión y sufragación de estos servicios no provenga del Estado. Ahora, si una empresa se compromete a una serie de servicios (a cambio de los impuestos que bien se encarga de cobrar), lo justo es que las personas reciban los servicios que les fueron prometidos. Lo mismo podemos decir del Estado.

En el segundo caso, existe un miedo de que la educación de los homosexuales pueda influír en el desarrollo de la personalidad de sus hijos. Parece ser (las últimas investigaciones así lo afirman) que la orientación sexual está influída por factores genéticos, es decir, que al margen de tu elección de "lo que te gusta", habrá siempre unas preferencias establecidas de modo biológico. Y esto no es clasificado actualmente como patología dentro de los manuales diagnósticos de patologías mentales (DSM y CIE). Es decir, ser gay no es malo ni, en principio, se aprende. El ejemplo más claro lo tenemos en España con Franco: ¿Cuántos gays no dejaron de serlo a pesar de la represión sexual de la sociedad franquista? No es algo que dependa de la cultura. También hay dudas de que los niños salgan peor educados, pero parece ser que los niños tienen más valores morales (tales como ayudar en las tareas del hogar) en convivencia con parejas homosexuales que heterosexuales.

Pero, en el fondo, la segunda pega comprende un prejuício, la de que "ser gay es malo", y que las parejas podrían hacer de sus hijos. La pregunta es: ¿qué hay de malo en ser gay? Cada cual es feliz como estima oportuno. Punto. Si esa persona se lo pasa bien o es feliz con otra persona del mismo sexo... ¿qué más da? Cabe una última posibilidad, y es que, el niño, por imitación, crea que es gay... y en el futuro pueda llegar a una posible indefinición que le produciría serios problemas psicológicos... pero esto también se puede dar en matrimonios heterosexuales... y no hay más problema que el mismo que pueda tener esa persona de padres heterosexuales. No creo que pueda suponer un nuevo riesgo.

Esto me hace pensar que el PP, en este aspecto, es antiliberal. El estado no es quien para interferir en este tipo de relaciones personales (más bien, en ninguno), y no existe ningún riesgo para el niño.

30 Sep 04 @ 01:00 AM |

¿Cómo el socialismo escribió una novela?

Unamuno.jpg

Me ha dado por leer un rato a Unamuno. Las conclusiones que he extraído de lectura de “La tía Tula” serán algo que mencionaré en un posterior post. Ahora me centraré (gracias, Arantxa) en el regalo que incluye este libro (uno de esos libros de la Biblioteca Básica Salvat de la edición de 1969, con unas tapas color hueso por la vejez y un cuadrado de color naranja que hacen tan cierto aquello de “No debes juzgar el libro por la tapa”…) llamado “Cómo escribir una novela”, donde, al margen de explicarnos cómo escribir una novela, el bueno de Don Miguel nos explica sus vivencias personales durante la época del exilio, e incluye un repaso a la España de la época.

Pongo un pequeño trocito de la obra, que estimo de suma interés.

[A este mismo mi Don Quijote le ocurrió de haber libertado a los cuadrilleros de la Santa Hermandad a los galeotes que llavaban presos, estos galeotes le apedrearon. Y aunque sepa yo que los galeotes han de apedrearme, no por eso cejo en mi empeño de combatir contra el poderío de combatir contra el poderío de los cuadrilleros de la actual Santa Hermandad de mi España. No puedo tolerar, ni aunque se me tome a locura, el que los verdugos se erijan en jueces y el que el fin de la autoridad, que es la justicia, se ahogue con lo que llaman el principio de autoridad, y es el principio del poder, o sea lo que llaman el orden. Ni puedo tolerar que una cuitada y menguada burguesía por miedo al pánico –irreflexivo- al incendio comunista –pesadillas de loco de miedo- entregue su casa y su hacienda a los bomberos que destrozan aún más que el incendio mismo. Cuando no ocurre lo que ahora en España y es que son los bomberos los que provocan los incendios de vivir de extinguirlos.]
(Página 152).

Resulta bastante habitual leer, cuando no directamente escuchar, a personas que alegremente relacionan el liberalismo con el fascismo. Ello se debe a la asociación de muchos burgueses con regímenes fascistas, cuando no directamente de países supuestamente liberales que apoyan este tipo de regímenes. En el primer caso, la asociación se debía al miedo que tenían estos ciudadanos a perder sus propiedades y derechos ante la ascensión de regímenes más socialistas. Si los fascistas conseguían el poder, supuestamente garantizaban las propiedades de estos, por no proponer directamente situaciones económicas de las que estas personas resultarían claramente beneficiadas.

(En un hipotético segundo caso, el que naciones más o menos liberales apoyaran regímenes fascistas sería, se supone, apoyar la solución menos mala. Las potencias democráticas se aliaron con un tirano con mayúsculas como Stalin para intentar erradicar un mal que, en aquel momento, fue considerado como peor, que era el régimen hitleriano. La pregunta es: ¿son comunistas estos regímenes democráticos? La respuesta es obvia.)

Sin embargo, no he explicado la relación entre liberalismo y fascismo. Sí he intentado dar una explicación al origen de las relaciones entre fascistas y burgueses. La otra relación es la de los burgueses son liberales, y que el liberalismo beneficia a la burguesía porque le da una serie de derechos especiales o privilegios y que, por ello, los burgueses son liberales. Sólo así se puede entender una posible relación de hecho entre el liberalismo y el fascismo (es decir, los burgueses, que eran liberales, apoyaron el fascismo, luego los liberales son fascistas).

Este conjunto de ideas no sólo no es falso (no todos los burgueses, ya no digamos los liberales, apoyaron el fascismo), además es una falacia conocida como falacia de la pendiente resbaladiza, a partir de la cual se pretende montar una cadena de ideas del estilo “si a, entonces b; si b, entonces c; luego a = c”, aún incluso dando por válidas cada una de las unidades que componen el razonamiento o cadena.

Si vamos a la teoría del liberalismo (la de Locke, por poner al primero de todos ellos), nos encontraremos que a lo que se opone el liberalismo es a toda la intervención estatal. Se la teme, en tanto puede ejercer el monopolio de la violencia para imponer su voluntad sobre la de los ciudadanos. ¿Qué supondría el fascismo? Imponer criterios ideológicos, morales o económicos que pueden violar derechos de los ciudadanos, es algo no liberal, independientemente de quién lo pueda defender o quien se pueda beneficiar de ella (por ejemplo, la burguesía).

Luego está el que el liberalismo beneficia a los poderosos (en este caso, a la burguesía, es decir, los fascistas). Sin embargo, todas las personas tienen los mismos derechos para llegar a conseguir llegar a conseguir sus objetivos, los cuales dependerán de sus preferencias. Esto, por un lado, permite a las personas el mantener lo que han podido conseguir. Por el otro, permite a las personas que puedan desarrollarse en función de sus capacidades, de tal forma que pueden ascender en el nivel económico en función de sus criterios. Y, en una tercera posibilidad, el que en un momento es poderoso, puede llegar a caer de su posición privilegiada si no es capaz de hacer las cosas de modo correcto, algo que, en un Estado que garantiza la posición de unos pocos aún a costa de lo que sea, no va a llevar a cabo.

Off topic: El relato está muy chulo. Se lo recomiendo.

26 Sep 04 @ 12:00 AM |

Locke: el primer liberal

John Locke.JPG

John Locke.

Su importancia en la historia y en la ciencia hace que tenga que dejar unos espacios de más como pequeña muestra de respeto a su obra. Desde la filosofía de la ciencia, su “Ensayo sobre le entendimiento humano” plantea ideas muy importantes sobre el desarrollo del hombre, como es la idea de la tabla rasa (los niños no saben nada cuando nacen, son una tabla rasa… hablar de “La tabla rasa” de Pinker ahora no es plan, estamos hablando de política) o su defensa radical del empirismo (primacía de la importancia de la experiencia frente a la deducción), por poner dos ejemplos.

En la historia, lo hizo de modo mucho más evidente a través de su “Segundo tratado sobre el gobierno civil”. Porque John Locke es el primer autor liberal. Reconoce una serie de derechos fundamentales que tienen todas las personas, usando como justificación el tantas veces vilipendiado derecho natural. Esto implica el reconocimiento de un ámbito de libre disposición para organizar su vida como cada persona estime oportuno.

Según este derecho natural, Dios proporciona en los hombres la capacidad de razonamiento suficiente para guiarse en sus intereses. Los principales derechos son el derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad privada (propiedad de tierras o posesión de bienes). Estos derechos son anteriores al Estado, y este únicamente los reconoce, teniendo la obligación de respetarlos. Su restricción depende del consentimiento de los titulares.

Varios puntos a comentar aquí:

El primero es el del origen de Dios en estos derechos naturales. Más tarde, en especial por el trabajo de David Hume, se consideró a Dios como alguien prescindible a la hora de estimar que las personas tienen derechos independientes de la voluntad del Estado. Una vez Dios ha sido eliminado, estos derechos en sí mismos parecen bastante razonables. Si no fuera así, el Estado de derecho no sería tal, sino que los criterios estatales de utilidad prevalecerían sobre los de las demás personas, lo cual supone el inicio de una injusticia, cuando no una tiranía. Y esto, cualquier democracia mínimamente seria no puede aceptarlo.

Sobre la restricción de las libertades individuales, decir que las relaciones de intercambio son válidas si son consideradas por las personas como voluntarias. Es decir, que si, por ejemplo, ponemos el caso de una hipoteca o el salario de una persona, este es un acuerdo voluntario entre ambas personas, y por duro que pueda ser, es consentido, y el Estado no sería quien para manipularlo, puesto que es una relación voluntaria. Esto establece un dilema importante en el caso de los países más pobres, por ejemplo, cuando no cabe otra posibilidad de que las personas tengan que trabajar en durísimas condiciones laborales… o que incluso los niños tengan que trabajar. La respuesta a esto es de carácter económico, es decir, que hay lugares donde el nivel de miseria es tal que no se pueden permitir ninguna pérdida de ingresos económicos.

El Estado se concibe a partir de un doble pacto: Por un lado, un contrato social que une a las personas en una comunidad con la capacidad para conformar el poder constituyente. Por otro lado, un segundo contrato por el que el poder es entregado a unos representantes (actualmente se les conoce como parlamentarios), con los cuales se mantiene una relación de confianza. La relación entre los políticos y los ciudadanos será establecida por consentimiento, y la capacidad de acción de este será limitada (de aquí la idea de Estado limitado). Es decir, el gobierno tiene unos fines concretos y unas restricciones para controlar sus poderes efectivos. En el caso de que el gobierno no atienda a las demandas de los ciudadanos o cuando directamente viola sus libertades, se plantea el derecho de resistencia y a la revolución para derrocar la nueva tiranía.

A partir de los deberes del Estado no se puede llegar a imponer ninguna doctrina religiosa, el Estado es neutral para que la persona dirija la vida como estime oportuno. De aquí se deduce que cuando se arguye, “…es que los liberales del PP están apoyando a la Iglesia católica con sus subvenciones y sus leyes…”, está diciendo dos gilipolleces simultaneamente:
1ª: El PP es liberal.
2ª: Apoyar a la Iglesia católica es liberal.

El control de poderes del gobierno es fundamental para salvaguardar las libertades individuales. Para ello, se somete a los poderes públicos a la ley. El Estado de derecho supone la existencia de una constitución, así como el predominio de una Asamblea legislativa frente a otros poderes del Estado. Además, se produce una separación de poderes, de modo que estén en . Un parlamento crea las leyes, un poder ejecutivo (la Corona y su Gobierno) las aplica y un poder… federativo, dedicado a llevar la responsabilidad de las relaciones internacionales. Este poder también queda en manos del ejecutivo. El poder judicial viene de la mano de Montesquieu.

El gobierno será elegido a partir del sistema de elecciones, es decir, hablamos de un gobierno representativo de los ciudadanos. Estos serán elegidos a partir de elecciones frecuentes, y será la mayoría de los ciudadanos los que marquen las directrices básicas de la política. Esto es una base ciertamente muy interesante para una democracia, pero con algunos problemas muy importantes, como son la falta de un sufragio universal. Por la época sólo podían votar los contribuyentes de la época los varones que contribuyeran dinero al Estado y aquellos que tuvieran un acceso al “interés general de la sociedad”… A los demás, que les den. Es a partir de la Revolución Francesa de 1789 cuando la idea del sufragio universal se hace patente. Tampoco parecen demasiado claros los mecanismos por los que relacionan el poder legislativo y el pueblo, un defecto de todo sistema democrático. Por suerte, los liberales de hoy día no estiman que tenga que haber restricciones (más allá de la edad mínima) para ejercer el derecho al voto.

Mención aparte para el derecho de propiedad, el cual nace de la necesidad de autopreservación y se consigue a través del trabajo, lo que añade un componente de individualidad. El dinero, al ser algo aceptado por todos, se considera aceptado por estos a través de un consenso tácito. Esto permitirá adquirir a las personas más bienes que las que se podrían conseguir simplemente trabajando. Sin embargo, rompe la concepción igualitarista inicial que pudo tener el liberalismo. Es por ello por lo que personas como Jeremy Bentham o John Stuart Mill, posteriormente, reclamarán la existencia de unos servicios educativos mínimos, con el fin de que todo el mundo pueda disfrutar de más oportunidades de las que podía disfrutar inicialmente.

De la obra de Locke surgen los tres núcleos del liberalismo: el moral, el económico y el político, a la que dedicaremos sus respectivos posts para conocerlos en profundidad.

25 Sep 04 @ 12:00 AM |

Thomas Hobbes: El absolutista precursor del liberalismo

Thomas Hobbes.JPG

En el fondo, lo que los autores anteriores estaban haciendo era otorgar todo el poder a un soberano (el príncipe-rey), una serie de justificaciones para el mantenimiento del poder (es necesario para mantener la paz social, en el caso de Maquiavelo ni se lo planteaba, es sólo el poder por el poder), y una serie de justificaciones a los derechos del pueblo, que se otorgaban, bien por utilidad para el príncipe, bien por el riesgo de guerra. L’Hôpital no deja de ser un intento de separar la religión de la esfera pública y, de algún modo, evitar más conflictos.

Estos son los antecedentes teóricos de la política hobbesiana. Desde el punto de vista histórico, como ya se ha comentado, estamos en un periodo de enormes disputas religiosas entre protestantes y católicos. En Inglaterra esto se hace especialmente virulento. Dos guerras civiles en un mismo siglo es demasiado traumático para cualquier país, ya no digamos si estamos metemos por medio causas religiosas. El mismo Hobbes tendrá que salir exiliado por sus problemas con Oliver Cromwell, por lo que podemos estimar como normal el que Hobbes propusiera lo que propuso.

En resumen (es decir, sin acercarme en profundidad a la justificación de porqué el hombre tiene conciencia lingüística para construír leyes, aunque siempre de modo relativo) Hobbes construye su teoría de la legitimidad del poder basándose en que su justificación nace a partir de un acto de voluntad racional, es decir, que la sociedad política y el Estado son entes artificiales. La base que toma esta teoría es radicalmente individualista, como se puede ver cuando plantea que la sociedad política es un ente artificial construído por cada persona. La justificación de la existencia de este artificio estará en lo que el denomina “estado de naturaleza” del ser humano, un ser totalmente anárquico capaz de llevar a cabo… hechos como los acaecidos en la Inglaterra del Siglo XVII: una cruentísima guerra civil. Para evitar el estado de naturaleza del hombre, es necesario que exista una fuerza mayor capaz de impedir que triunfe esta situación: el Estado. En su obra, Leviathan, Hobbes define el estado de naturaleza humano o anarquía con la figura bíblica del Behemoth, mientras que al Estado lo representa con el Leviathan, un Leviathan capaz de vencerlo y del que todos reconocemos formar parte y al que debemos obediencia. Reconózcase el contrato social implicando a todos en el Estado y los problemas de legitimidad que acarrea. No obstante, esto de democrático tenía lo que Paco Porras tiene de Premio Nobel de Medicina. El estado hobbesiano es un estado absolutista, su poder es total, indivisible e irrefutable, y todos debemos obediencia Y, por supuesto, tiene el derecho, el deber y la capacidad de defenderse de aquellas agresiones por parte de sus propios súbditos que intenten su desmantelamiento. Su objetivo (es un ente finalista) es el de mantener la paz social. Sí plantea la posibilidad de que el Estado sea útil ante los ciudadanos, puesto que en caso de que fuera despótico, las sublevaciones populares serían constantes.

Ironías de la vida, por un lado, este defensor del absolutismo se convertirá en el precursor del liberalismo. El hecho de que para sobrevivir, el Estado tenga que beneficiar a los ciudadanos no deja de ser un reconocimiento desde el punto de vista práctico (desde el teórico no, puesto que el Estado no tiene la obligación de nada, sólo de sobrevivir y mantener la paz social) de que hay derechos individuales que deben ser respetados. La obra política de Hobbes está llena de contrasentidos, hasta el punto que puede llegar a dar a entender una cosa, la opuesta y la contraria de ambas. Sin embargo, su defensa implícita e indirecta del derecho individual y del individualismo metodológico le hace imprescindible en el contexto histórico para entender al primer teórico liberal de verdad, John Locke.

Por otro, no deja de ser curioso que los progres de hoy en día defiendan lo mismo que defendía Hobbes, que es necesario un ente superior (en este caso, “Papá Estado” o cualquiera de sus versiones menos democráticas) para impedir que el estado de naturaleza del ser humano (es decir, los malvados capitalistas) surja y destruya al propio ser humano. El debate de sacrificar libertades a cambio de más seguridad está muy vivo en la actualidad, como puede ser la sanidad, la educación, el ejército. Pero, por encima de todos, está el plano económico. Este, en un porcentaje muy importante, acaba convirtiéndose en la fuente de todas las discusiones.

28 Ago 04 @ 12:00 AM |

Prehistoria del liberalismo I: De Maquiavelo en adelante

Maquiavelo.jpg

Comenzaremos esta serie de artículos relacionados con las bases liberales por sus antecedentes históricos. Estimo de alto valor esta parte porque, en mi opinión, buena parte del error intelectual con respecto a lo que es en realidad del liberalismo procede de desconocer el contexto histórico e intelectual de las épocas precedentes.

Estamos a finales del siglo XV y principios del siglo XVI, un periodo de guerras locales y regionales que ponen en riesgo la existencia de los estados nación, y siendo su origen los conflictos religiosos. Martín Lutero propondrá a principios del siglo XVI que los asuntos espirituales deban estar separados de los terrenales… cosa que nunca ha hecho demasiada gracia a la Iglesia Católica, la verdad. A pesar de que el gobierno (los asuntos terrenales) esté en manos del príncipe (sea de la religión que sea), el pueblo puede declararse en rebeldía si viola algunas de las ordenanzas de Dios con respecto a los derechos de los súbditos.

El papel del rey en el concepto de soberanía es básico. Juan Bodino, aún en el siglo XVI, escribió sus SEIS LIBROS DE LA REPÚBLICA, defendió la idea de que la soberanía era el poder absoluto y perpetuo del poder, y sólo podía emanar de una única figura: el rey. Ni que decir tiene que estamos hablando del Teocentrismo o Derecho Divino, es decir, que era Dios el que por su gracia le daba el poder para gobernar redactando las leyes fundamentales del reino. Los súbditos ya en aquella época disponían de una serie de derechos, los que se llamarían ya Derechos Naturales.

Una de las corrientes derivadas de este pensamiento es el IUSRACIONALISMO (o derecho derivado de la razón), siendo Grocio uno de sus máximos representantes. Esta sigue respetando la idea del derecho natural, pero establece una relación rey-súbditos como un pacto en el que los estos han de obedecer a sus monarcas, pero no hasta el punto de suponer una ruptura del pacto hipotético si el monarca violaba los derechos. Este contractualismo evolucionará a partir de John Locke, pasando por Rousseau, Kant y, finalmente, John Rawls.

Sin embargo, la evolución más próxima será el planteamiento de Les politiques, un grupo de pensadores franceses capitaneado por Michele de L’Hôpital. Para ellos, la aceptación del pluralismo religioso en el ámbito privado es una condición necesaria para poder alcanzar la paz social, que tan amenazada estaba por los conflictos religiosos. La esfera pública debe quedar totalmente al margen de la privada en lo que se refiere a la religión. Aquí estamos ante un precedente muy interesante de la tolerancia religiosa que después desarrollaría John Locke.

Pero no nos engañemos. Desde el punto de vista político, quien manda es Nicolás Maquiavelo. Su obra “El príncipe” (1513) es una maravilla para quienes pretendar conocer los orígenes del realismo político. Es un ejemplo (para mí, para los teóricos de las teorías normativas o de “lo que debería ser”, no) a la hora de analizar la realidad, totalmente ausente o indiferente ante los juícios morales (que se lo digan ahora a los científicos sociales actuales) y con el único objetivo del mantenimiento del poder por parte del soberano. De ello se deduce que prima más la efectividad a la moralidad. Para la conservación del poder, no hay que tener en cuenta supuestos ciclos en la historia, tal y como se defendía en la época, sino la suficiente habilidad e inteligencia para adaptarse a los cambios. Esto queda mejor definido por dos conceptos: Virtud (entendida como capacidad para ver las situaciones y moverse en ellas) y Fortuna (los cambios imprevisibles que escapan a la voluntad humana). Y hay una última idea necesaria para el análisis: la concepción republicana de la política. Es necesario mantener la adhesión de la ciudadanía para conseguir sus objetivos, y son una garantía de su firmeza y cohesión. La popularidad del príncipe pasa a ser un instrumento de gobierno más. Su concepción acaba resumida en su tan popular frase de la razón de Estado: El fin justifica los medios.

Si analizamos la evolución del reparto de poder entre el soberano, la nobleza y la burguesía, veremos que el poder del soberano se agranda cada vez más en contra de los intereses de la nobleza. Esto es una consecuencia de las teorías maquiavelistas, puesto que la nobleza era una seria oposición al poder efectivo del monarca. La evolución nos llevará hasta el absolutismo representado en la idea de Estado de Luís XIV: El Estado soy yo. Su principal teórico será Thomas Hobbes… nuestro siguiente paso en el eslabón antes de llegar a los primeros liberales.

Permítanme dos últimas reflexiones. La primera relacionada con el papel de la religión en la historia de Europa, y la segunda con aquellas tendencias maquiavelianas.

En referencia a la primera, se habla mucho de las raices cristianas de Europa. Al margen de que Europa tenga más de 2000 años o, que para raíces, serían iguales o incluso más importantes las raíces heredadas de la Grecia Clásica, el Imperio Romano… o que también sería muy importante reconocerle un papel a la cultura judía o árabe, es el papel que ha tenido la Iglesia en el liberalismo. Por un lado, es cierto que Lutero es fundamental para entender la separación entre Iglesia y Estado. Ni que decir tiene la influencia de la Iglesia en el Renacimiento. Es decir, que el cristianismo ha tenido momentos muy buenos y muy malos a lo largo de la historia de Europa (entre los malos… pues no sé, la Guerra de los 100 años, la Inquisición española y de otros países… la lista es larga). La pregunta es ¿para qué se quieren mencionar las supuestas raíces cristianas en el preámbulo de la Constitución Europea? ¿Como reflejo histórico o como medio para llegar a tener alguna influencia en las decisiones políticas que tomen los organismos europeos? Hay hechos que no pueden designar las futuras decisiones. Curiosamente, eso era lo que pretendía Lutero, que lo espiritual no influyera en lo político. La solución puede ir por allá. Ahora bien, si se mencionan esas raíces, han de mencionarse esas y todas las demás, cosa que me permitirán que dude que se consienta.

Sobre la segunda, probablemente este autor sea imprescindible a la hora de entender las políticas adoptadas por los Estados, siendo sus ideas más amoldables a aquellos Estados que opten por políticas más totalitarias frente a otras más liberales. Cuando hablamos de Estados liberales, estos se caracterizan por tener las fuentes de poder fraccionados, a diferencia de los fascistas o comunistas, donde el poder reside en el Estado y en el partido que lo dirige.

15 Ago 04 @ 12:00 AM |

Reflexión peregrina

Felicidad.jpg

No sé si es injusto el reparto de dinero. Lo que sí creo injusto es el reparto de la felicidad.

11 Ago 04 @ 01:00 AM |

Comienza la serie: "El liberalismo: ese gran desconocido"

Dios no es liberal.gif

En las discusiones relacionadas con la política (tales como la orientación de los partidos, las opciones económicas que estos toman, los derechos que estos conceden a los ciudadanos) se suelen hallar (gracias, Marzo) múltiples conexiones entre unas tendencias políticas y otras. Algunas de ellas están muy bien fundamentadas (la comparación entre fascismo y socialismo en lo que cada uno de estos hacen en la práctica quedó totalmente demostrada en el "Camino de servidumbre" de Hayek, le valió medio Nobel), y otras, como la conexión entre fascismo y liberalismo, no (o, al menos, no les han dado premios Nobel a los que lo han hecho).

Es cierto que se suelen mezclar los nombres de los partidos y su respectiva propaganda con lo que...
a) realmente hacen
b) la teoría dice que se debería hacer...

... dando como resultado cosas tales como que un gobierno que liberaliza sectores económicos sea fascista por ello; que un gobierno social-demócrata no pueda ser liberal (al menos, en otros sectores que no sean el económico); que a un fascista como Pinochet se le pueda añadir el adjetivo de liberal (quizás el único que pueda ponersele sea asesino, ladrón, tirano, sátrapa... insultos a parte); que defender el derecho a los homosexuales no es liberal; que el liberalismo defiende que los ricos, por el derecho de ser ricos, tengan más derechos jurídicos que otra persona;...

Por ello, he decidido tomar la decisión de intentar destripar algunas de las estupideces que se suelen soltar en este tipo de conversaciones. No haré como ya hice con las relaciones internacionales (a partir del artículo "La teoría de las relaciones internacionales: Introducción"), es decir, yendo teoría a teoría, explicándola y criticándola, sino que más bien me centraré en los orígenes del liberalismo, y especialmente en lo que se refiere a los núcleos del liberalismo, a saber:
a) El núcleo moral
b) El núcleo político
c) El núcleo económico...
para, a partir de ahí, hablar de la situación actual.

Porque, por si no lo sabían, el liberalismo no sólo comprende el económico (más conocido y erroneamente llamado como neoliberalismo), sino que también abarca objetos de estudio tales como la moral o los sistemas políticos. ¿A que no lo sabían? No cabe duda de que existe mucho error intelectual en la defensa de estas propuestas, pero permítanme que también hay mucho prejuício interesado para seguir manteniendo esos errores ideológicos.

La conclusión final será divertidísima: La mayoría de la gente es, como mínimo, un 66% por ciento de su ideología... ¡liberal!... incluyendo a aquella gente que más reniega de esa ideología.

Soy consciente de que mi trabajo será simplemente un mero acercamiento, y que probablemente sea incapaz de eliminar muchos de los complejos que todavía existen en referencia a esta ideología (si no lo consigue la gente de liberalismo.org a pesar de su sección de respuestas, pues ya me dirán), muy mejorable por otros liberales con conocimientos más profundos... y errores que un servidor puede cometer, por supuesto. Es por ello por lo que quisiera invitar a los lectores a que aporten todo aquello que estimen oportuno, así como que critiquen lo que les dé la gana. Todo ello será bien recibido.

No creo que sea capaz de añadir algo ya conocido para los liberales (más bien serían ellos los que me aportarían a mí), pero sí lo estimo muy interesante para aquellos que se las dan de socialistas o socialdemócratas renegadores del liberalismo y que, en el fondo, comparten con esa ideología más de lo que se pueden imaginar.

En pocas palabras... ¡Para tí, que eres progre!

30 Jul 04 @ 12:00 AM |

Las voces críticas en las relaciones internacionales

Éste es el último de los capítulos dedicados a la teoría de las relaciones internacionales, e irá dedicado a aquellas teorías que se han opuesto al discurso "clásico", ya sea más o menos evolucionado, de la materia. Ni que decir tiene que todo (o casi) lo extraído en estos posts tiene como base el libro "Relaciones internacionales", escrito por Esther Barbé, y perteneciente a la editorial Tecnos. Dejo pendiente un análisis de la situación actual de la disciplina.

Porque todo en esta vida tiene un bien y un mal, un ying y un yang, un Beethoven y una Avril Lavigne, una comida casera y un Ferrán Adrià... las relaciones internacionales no podían ser menos, y siguiendo el ritmo de toda disciplina, pues eso... que siempre tiene que salir alguien a tocar las narices de la teoría clásica... aunque normalmente se la pegue por no argumentar nada serio.

Es el caso del posmodernismo, cuyos máximos defensores son Richard Ashley, Robert Walker y, especialmente, James Der Derian. Esta gente básicamente se dedica a hacer dobles lecturas o análisis de los discursos sobre lo que los demás han escrito para conocer los objetivos de sus autores... El principal ataque se centra en la concepción moral que tienen los teóricos racionalistas, puesto que siempre planteaban teorías para mejorar la situación de los Estados Unidos, y su finalidad es la de superar la concepción clásica. Hasta aquí todo más o menos bien... siempre es divertido analizar el discurso de los demás para ver sus objetivos (ya sean estos explícitos o implícitos), el problema es la propuesta alternativa, cosa que no han sabido desarrollar... pero sobre todo su base posmoderna hace que no sea realmente tomada en serio. Gente como Tío Petros o Asigan son platos a catar ante los peligros que tiene esta degustación posmoderna, por mencionar sólo a dos blogueros, pero en el campo del las relaciones internacionales ha llegado a obtener una de sus mayores cotas de... sabor que... bueno... El más claro ejemplo es J. Ann Tickner, una tía que, no me pregunten cómo, ha llegado a ser profesora de relaciones internacionales de la USC (o University of Southern California), lo que para los malpensados puede suponer un claro signo de decadencia en la sistema educativo universitario americano. Ella sí es capaz de proponer una alternativa a la teoría clásica de las relaciones internacionales, pero...

(Lo que extraigo a continuación viene recogido en el citado libro de Esther Barbé, en el que se recoge un análisis del discurso que efectúa la susodicha sobre algunos conceptos del realismo político de Morgenthau, aunque yo sólo recojo las dos que más me convienen)

MORGENTHAU: "La política, como la sociedad en general, está gobernada por leyes objetivas que encuentran sus raices en la naturaleza humana, que es invariable: por tanto, es posible desarrollar una teoría racional que refleje estas leyes objetivas"

TICKNER: "Una perspectiva feminista cree que la objetividad, tal y como está definida culturalmente, está asociada a la masculinidad. Por esto, las supuestamente leyes de la naturaleza humana están basadas en una visión parcial y masculina de la naturaleza humana. La naturaleza humana es tanto masculina como femenina: contiene elementos de reproducción y desarrollo así como también de dominación política. La objetividad dinámica nos ofrece una visión más relacionada de la objetividad, con menor potencial de la dominación.

MORGENTHAU: "El realismo político defiende la autonomía de la esfera política. Éste se pregunta ¿Cómo influye esta política en el poder de la nación?"

TICKNER: Una perspectiva feminista niega la validez de la autonomía política. Teniendo en cuenta que, en una cultura occidental, la autonomía está asociada con la masculinidad, los esfuerzos disciplinarios para construir una visión del mundo que no se base en una concepción pluralista de la naturaleza humana son parciales y masculinos. La construcción de límites en torno a un campo político determinado, define lo político de una manrea que excluye las preocupaciones y contribuciones de las mujeres".
...
...
...
...
(Les estoy dando tiempo para que acaben de reirse)
...
...
...
...
(¿Cómo? ¿Que no han acabado aún?)
...
...
...
...
(Bueno... creo que ya es suficiente)

Por razones como esta es por la que el posmodernismo no ha... acabado de cuajar. En este caso hemos propuesto la visión feminista de este marco, hay otros que pueden ser más interesantes, pero que tienen el problema de no saber proponer una alternativa sólida a lo planteado por los racionalistas.

... ¡Pero dejen ya de reírse!

La otra perspectiva, conocida como la teoria crítica, fue propuesta por Robert Cox, y es defensor de... exacto: la teoría crítica propuesta por la Escuela de Frankfurt... de Horkheimer, Adorno, Marcuse y... sí, Habermas. Permítanme una mínima orientación para introducirles en este pegotazo.

Partamos de la diferenciación entre "teoría tradicional" y teoría crítica" establecida por Horkheimer. Para él separar los hechos de las cogniciones (lo que hacen las teorías tradicionales, supone la separación entre hechos e intereses, y al pretender reproducirlos, lo único que consigue es presentar estos hechos e ideas como inmutables. La consecuencia es una replicación de sociedades injustas. La teoría crítica pretende lo contrario. Habermas, por su lado, defiende que la función de la teoría crítica es desenmascarar ideologías que, de un modu u otro, impiden el cambio social. La alternativa quedaría reflejada en la teoría normativa, que propone una sociedad en la que todos pudieran comunicarse para hallar las soluciones que más convengan a todos (a esto, a sus críticas y a la Teoría de la acción comunicativa habría que dedicarle también unos cuantos posts... pero bueno, tiempo al tiempo).

La aplicación de esta visión a las relaciones internacionales viene de la mano de Robert Cox. No podemos evitar ver un componente posmodernista en su propuesta (ya que plantea que toda teoría tiene un fin... y la suya no va a ser menos... siendo crítica). A partir del análisis del funcionamiento del sistema mundial y de cómo las estructuras sociales dominantes son capaces de mantener un orden mundial que beneficie a sus intereses, defiende la posibilidad de alterar el ámbito de las relaciones internacionales. Junto a estas propuestas, el autor ataca el positivismo que sustenta las corrientes racionales, especielmente al neorrealismo de Kenneth Waltz.

7 Jul 04 @ 12:00 AM |

Neorrealismo Vs Neoliberalismo

¿Hueles eso? ¿Huelen eso? Napalm. No hay otro olor en el mundo igual. Me encanta el olor del napalm por la mañana. Una vez tuvimos que bombardear una colina durante doce horas. Cuando terminó todo fui hasta ella. No había un solo cuerpo, se habían esfumado durante la noche. Pero ese olor, ese olor de gasolina, toda la colina, olía a… victoria… algún día esta guerra terminará.

Creo que estas mismas palabras las pudo decir la disciplina de las relaciones internacionales tras la batalla ideológica que se produjo durante la década de los 80. Sencillamente brutal. Tres bandos enfrentados entre sí, con diversas microteorías en cada una de ellas, algunas de ellas también enfrentándose entre ellas mismas, y cuya lucha aún continúa, pero que han dado enormes frutos para la comprensión de la realidad de su época... y también para la nuestra. Cada uno de ellos enfatiza un lado de la realidad, por lo que no puede olvidarse a ninguno de ellos. Sería inútil, cuando no contraproducente.

Sólo a modo de aproximación, les diré que en el continuo donde podemos situar las partes enfrentadas, un primer bando será posteriormente conocido como el "racionalista", que en el extremo opuesto se encontrarían los reflectivistas o posmodernistas, y que en el medio se encuentran los constructivistas, intentando unificar las dos primeras corrientes.

La primera de las batallas fue entre los realistas (que ahora se conocerán como neorrealistas, cuyo máximos defensores son John Mearsheimer) y los transnacionalistas (ahora neoliberales, encabezados por Joseph Nye, de quien ya hemos hablado anteriormente en el apartado de transnacionalismo), que tuvo como consecuencia un acercamiento de ambas corrientes (algo previsible, dado lo que son cada una de estas), llegando a conformar lo que hoy se llama racionlaismo. Ambas teorías son el discurso dominante de la época.

Bien, pasemos a ver las cosas que les unen.

- Comparten (y de ahí que se hable de aproximación) la premisa de la inexistencia de una autoridad central capaz de someter a los países a ciertas normas.
- Se mantiene una imagen de las relaciones internacionales anarquica, ya que es difícil (aunque no se niegue su importancia) que los estados puedan colaborar entre sí.
- El estado sigue siendo el actor principal dentro del escenario, aunque no el único.
- La agenda de investigación, centrada en las reglas y las instituciones internacionales en el comportamiento de los estados en esta situación de anarquía, también es compartida.
- Usan la misma metodología para analizar el comportamiento (a su modo de ver, racional) de los actores.
- Las preguntas clave para sus defensores son cuando, como y por qué los actores aceptan la cooperación internacional.
- Y desde luego, se busca influír en la política internacional norteamericana.

En mi modesta opinión, la Unión Europea es un ejemplo perfecto para lo que estas corrientes defienden: un grupo de estados intentando crear un marco común, pero a la vez luchando por sus intereses... aunque siempre tendrá algo que decir la Public Choice de Buchanan en referencia a los políticos como actores principales para que esta situación se produzca... la "batalla", planteada desde puntos de vista diferentes (o interdisciplinariedad), es fundamental para comprender mejor la realidad...

Y ahora hablemos de diferencias:
- Los neorrealistas piensan que la anarquía puede limitar más la acción de los estados que los neoliberales.
- Según los neorrealistas, las instituciones internacionales ni los regímenes pueden controlar los prejuícios de la anarquía, mientras que los neoliberales piensan que estas sí pueden facilitar la cooperación.
- Los neorrealistas piensan que la cooperación internacional es mucho más difícil de conseguir y mantener que los neoliberales.
- Los neorrealistas piensan en las ganancias relativas de la cooperación internacional (es decir, ¿quién gana más con la cooperación internacional?), mientras que los neoliberales tratan de analizar cómo se pueden maximizar las ganancias absolutas a partir de la cooperación internacional.
- La preocupación de los neorrealistas está centrada en la seguridad, mientras que la de los neoliberales está más centrada en la economía y en el medio ambiente (preocupación esta última que surge a partir de la Conferencia de Estocolmo de 1972).
- Para los neorrealistas, lo que importa son las capacidades, mientras que para los neoliberales, lo que prima son las intenciones.

Pues bien. A todo lo anterior, hay que añadir que los neorrealistas también se pueden dividir en otros dos grupos... el neorrealismo defensivo y el neorrealismo ofensivo.
· El neorrealismo defensivo, cuyo principal exponente es Kenneth Waltz, defiende que las potencias se sienten seguras cuando disponen de un nivel adecuado de poder que les permite mantener el equilibrio (o statu quo en el escenario internacional) aunque no dominen el sistema.
· El neorrealismo ofensivo, propuesto por John Mearsheimer, plantea que los países buscan siempre maximizar el poder.

Este autor plantea que Estados Unidos es actualmente la potencia hegemónica, y que tiene que competir con países como China, por lo que tendrá que aumentar su capacidad armamentística, así como desarrollar una visión de las ganancias relativas. Por su parte, Joseph Nye afirma que el potencial de los Estados se puede encontrar en el poder duro (es así como se llama a la capacidad militar y económica), pero especialmente en el poder blando (la capacidad que tiene para influír en otros actores).

Estas corrientes conforman el discurso dominante de las relaciones internacionales. En el siguiente capítulo hablaremos de las voces críticas...

23 Jun 04 @ 12:00 AM |

La visión estructuralista de las relaiciones internacionales

Hemos visto anteriormente las visiones realista y transnacionalista de las relaciones internacionales. Ambas tenían como objetivo el dirigir la política internacional de los Estados Unidos en diferentes contextos históricos concretos. Pues bien, con la llegada del estructuralismo se puede decir que aparece por primera vez una visión de las relaciones internacionales que no tiene como principal objetivo modificar la conducta de ese país, sino más bien de criticar todo un sistema político internacional que sólo tiene como objetivo, siempre desde el punto de vista de estos autores), el de mantener las relaciones de poder entre unos Estados y otros, e incluso que estas relaciones deriven en el aumento de la dependencia de los más desfavorecidos sobre los más poderosos. Más concretamente, quiere conocer a fondo el sistema capitalista, sus orígenes y sus consecuencias, especialmente en lo que se refiere a los más pobres.

El estructuralismo no tiene un único fundador, sino que son varios los autores que, a partir de sus diferentes modelos, se pueden unificar y formar un cuerpo común. Caben destacar Raul Prebisch, Gunder Frank o Inmanuel Wallerstein entre otros muchos. Lo bonito sería que pudiera estar un buen rato hablando de cada una de cada una de estas teorías, todas ellas interesantes, pero me van a permitir que deje sólo los enlaces que ven en cada uno de los nombres y que me centre en el tema: el estructuralismo en las relaciones internacionales.

La imagen que da esta corriente es la que da en buena medida el marxismo clásico: la de que el capitalismo es sólo un instrumento de dominación de los más poderosos hacia los más pobres. Se deduce de las referencias para sus defensores son personajes como Lenin, Rosa Luxemburgo, Bujarin o Hobson entre otros la tendencia que siguen los defensores de esta corriente. Podríamos decir que la antiglobalización actual tiene un referente muy importante aquí (dado que la globalización tecnológica se estaba produciendo ya, según podemos ver en el transnacionalismo). El contexto histórico que, por el contrario, es el que fija su atención, es el de la Posdescolonización (especialmente de los países africanos y asiáticos), y en la que:

- Las unidades de análisis serán tanto el sistema capitalista mundial como las partes que la integran (enfoque molecular y holístico al mismo tiempo), es decir, que tiene en tiempo las clases sociales, las empresas multinacionales, los Estados, los organismos internacionales,... Las relaciones que se hallen entre los diferentes actores serán definidas bajo el esquema de centro-periferia.

- La problemática de estudio, como ya hemos comentado anteriormente, es el sistema capitalista mundial, cómo funciona, sus orígenes y sus mecanismos de perpetuación. Destacarán los conceptos de dependencia (de cómo los países pobres dependerán cada vez más de los más ricos, que vendría dado por la fijación de precios-presupongo que de los países ricos frente a los más pobres-, políticas de ayudas, mecanismos de inversión, dominio político-militar...) y de subdesarrollo (porqué estos países no podían alcanzar el nivel de los países occidentales).

- La imagen del mundo es la de un mundo conflictivo en el que unos explotan y se aprovechan y otros se empobrecen cada vez más, siendo la metáfora la de un pulpo cuya cabeza (el centro) siempre gana y cuyos tentáculos (la periferia o países del tercer mundo) siempre pierden. Su concepción de la economía es la de, según la teoría de juegos, uno de suma cero, es decir, que los bienes son limitados y que las ganancias son siempre fijas, de forma que el hecho de ganar hace que el otro pierda en la misma proporción.

Este modelo podría ser válido en el caso de países como los africanos, donde los esfuerzos que se hicieron a lo largo de los años 6o y especialmente en los 70 no sirvieron para que estos países mejoraran su situación (en el análisis que hacen estos autores no tienen en cuenta los efectos de las subvenciones y los aranceles que tenían los países ricos, la Public choice de Buchanan, las teorías sobre el reconocimiento de la propiedad privada en los países pobres de Hernando de Soto... y especialmente a Peter Thomas Bauer, y este sí era de la época), pero fracasaron para explicar el emerger de los tigres asiáticos (Corea, Singapur o Taiwan), por lo que cabe decir que este modelo explicativo también es imperfecto o que, al menos, en su momento hubo interrogantes a las que fue incapaz de responder.

Fue por ello por lo que se produjo en la agenda internacional una síntesis de los puntos más interesantes de las tres corrientes (estructuralismo, realismo y transnacionalismo), que se llamó Economía Política Internacional, que tenía como objetivo llegar a una mayor comprensión de las problemáticas del mundo, marcando una de las líneas de investigación más interesantes y con mejores resultados de la década de los ochenta... Aunque claro, las teorías anteriormente nombradas seguían evolucionando por su cuenta, de modo que, por un lado, el realismo y el transnacionalismo se fueron aproximando bajo el nombre de neorrealismo y neoliberalismo, mientras que por el otro el estructuralismo se dividió en un conjunto de teorías críticas a ese sistema político y económico internacional.

16 Jun 04 @ 12:00 AM |

El Transnacionalismo (o teoría de la interdependencia compleja) de Keohane y Nye

A partir de los años 70, la agenda comienza a cambiar. La idea de destrucción total de la Tierra si una de los países armados nuclearmente decide atacar a su enemigo (Mutual Assured Destruction o MAD)hace que las agendas puedan ampliarse hacia otros campos. Las relaciones entre diferentes países no son sólo entre diplomáticos, sino también entre agentes económicos. En Europa, la formación de la Comunidad Económica Europea hace que las personas puedan relacionarse por diferentes vías. No debemos olvidar tampoco el proceso de descolonización de los viejos imperios hace que muchos países, especialmente africanos y en asiáticos, entren en la escena internacional (papel que se verá reforzado con su reconocimiento en la ONU y su sistema de votación "un Estado, un voto"). La ecología, por su parte, toma un protagonismo relevante ante los riesgos de la contaminación y el cambio climático.

La agenda resultante hace que no quede una jerarquía clara en las prioridades, sino que cada una debe de ser analizada de modo independiente, lo que puede dar unas alianzas en ciertos campos y otras en otros. El propio Kissinger llega a reconocer que dada la situación internacional de la época, la agenda propuesta por los realistas se ha ido a freír espárragos.

Y en estas salen Joseph Nye y Robert Keohane, americanos de pro (este modelo tenía como objetivo mantener a los USA como país dominante en un contexto para el que el realismo de Morgenthau era insuficiente), proponiendo un modelo que puede abarcar todos estos campos... y triunfan como Los Chichos en Japón. Las relaciones entre los Estados son de interdependencia, es decir, que si algo le va mal a uno, le irá posteriormente mal a otro, mientras que si las cosas les van bien a unos, ello será positivo para el resto de los actores.

Para estos autores, la unidad de análisis ya no es el Estado, el cual pierde su carácter de actor principal, sino que es esta y otras muchas, como las organizaciones intergumentales (como la ONU y otras), las ONGs, las multinacionales, los organizaciones subestatales... e incluso los individuos.

Los problemas que ahora abarcarán, no sólo las cuestiones militares (estas muy rebajadas en importancia por la idea MAD, aunque también sean importantes los derechos del mar para los Estados), sino cuestiones más económicas, energéticas, de desarrollo tecnológico y de comunicaciones, y de debates culturales y ecológicos.

La consecuencia será la de una imagen del mundo en forma de telaraña debido a las redes de interdependencia simétricas y de cooperación que generan las relaciones económicas con intereses mutuos. Las conductas de los Estados ya no serán impredecibles, hay un orden.

El problema de esta teoría se encuentra en este último punto, en lo que se refiere a las relaciones simétricas y de cooperación, lo que encubre que las relaciones internacionales son siempre conflictivas y que las relaciones no son siempre equilibradas, sino más bien al contrario. Y esto nos lleva a su teoría posterior: el estructuralismo.

4 Jun 04 @ 12:00 AM |

El realismo político en las relaciones internacionales

Hans Morgenthau es el padre de esta corriente política,la realpolitik, que no deja de ser en el fondo una evolución natural de la concepción realista de la política que se puede ver en Nicolás Maquiavelo,Thomas Hobbes o Max Weber, pero aplicado a la política de las relaciones internacionales y en un contexto histórico dado. No debemos olvidar el contexto histórico en el que nos encontramos: el momento posterior a la Segunda Guerra Mundial. En esta época, las potencias hegemónicas son dos: EE.UU. por un lado y la U.R.S.S. por el otro. El objetivo que tiene Morgenthau no es otro que hacer que EE.UU. pueda sobrevivir ante la nueva amenaza que supone la U.R.S.S., ya que esta suponía una amenaza al desarrollar armas nucleares. El método que aplicará será el de el equilibrio de poder en las diferentes regiones del mundo, tendencia que ya se había seguido desde siempre en Europa y que ahora se convertiría en la estrategia política que caracterizará la Guerra Fría.

Obviamente, cabe decir que si esta Guerra Fría se produjo fue porque las dos potencias tenían las mismas teorías, por lo que no cabe reprochar a uno de los dos bloques que tuvieran una mentalidad diferente: ambas potencias se regían por las mismas reglas, por lo que no cabe achacarle a una potencia el que sea mejor o peor, al menos en este aspecto. Ejemplos: España y Hungría son sólo un par de casos ilustrativos, ahora bien, es relaciones internacionales, se trata de una aproximación desde el punto de vista teórico, no un juício ideológico.

Características:
- Unidad de análisis o actor principal: el Estado. Se le considera el actor racional y unitario. Aquí piensas en el papel del Estado que estimaba Hegel en las relaciones internacionales, aunque posteriormente, una revisión posterior de Raymond Aron defendía una separación muy interesante entre política interna y política externa, cosa que no le sentó demasiado bien a Morgenthau.
- Problemática de estudio: la seguridad nacional. Esto no deja de ser consecuencia del contexto histórico.
- Imagen del mundo: bolas de billar. Para ellos (los realistas), las sociedades no se pueden comunicar entre sí, estarán siempre en constante conflicto, y no hay posibilidad de controlar la conducta de estas (situación de anarquía). Thomas Hobbes encuentra aquí un buen seguidor más (el estado de anarquía no deja de ser el Estado de naturaleza o Behemoth). Choca aquí el discurso de Aron, que defiende que estas sociedades sí pueden ser controlables con el planteamiento hobbesiano, aunque a mi modo de ver lo hace más completo y real.

Sin embargo, a medida que la guerra fría pasó a ser periodo de disuasión (gracias a la idea MAD, o Mutual Assured Destruction), el enfoque de los problemas cambian, pasando a ser de carácter más social o económico, lo que supone en el fondo un descenso de la alta política a la baja política. De esta necesidad de cambio de paradigma surgen dos corrientes alternativas: el transnacionalismo de Robert Keohane, y el estructuralismo, de corte marxista y defendido desde varias microteorías.

29 May 04 @ 01:00 AM |

La teoría de las relaciones internacionales: Introducción

Dado que ayer hace dos días me dediqué a hacer un exabrupto contra el origen de la política exterior del Estado norteamericano (olvidándome por completo de que todos los países siguen las mismas reglas, lo cual es un error, y por ello rectifico y pido disculpas a los lectores), he decidido dar lecciones de la materia en plan Tio Petros (salvando las distancias entre el entusiasta matemático y el humilde carnicero, claro). Podría acordarme de las teorías de Der Derian sobre la arbitrariedad de las cosas según quien las diga, o en ese puente entre el estructuralismo y el racionalismo que intenta ser el constructivismo... pero para hacer las cosas organizadas y coherentes, de modo que prefiero ir como en las lecciones de clase: del principio al final.

La motivación de esto es clara: ampliar nuestros fundamentos teóricos para que veamos cuál es la base teórica que sustentan las decisiones en este campo, y en el futuro poder aplicarlas y predecir las futuras decisiones.

Comenzaremos por las reglas básicas, los siguientes tres criterios se usan desde todas las corrientes, independientemente de la orientación política que puedan tener inicialmente: una unidad privilegiada de análisis o actor internacional, una problemática de estudio y una imagen del mundo.

La próxima lección irá orientada ya a la teoría pura y en serio: Hans Morgenthau y la realpolitik, y posteriormente evolucionaremos hacia transnacionalismos y estructuralismos.

(Aclaración posterior: Me voy a basar en la obra de la profesora Esther Barbé llamada "Relaciones Internacionales", y no dudaré en marcar aquellos links que me hayan podido ser de utilidad. Con todo, estoy abierto a las sugerencias de aquellas personas que crean que pueden corregirme o puntualizar algo.)

29 May 04 @ 12:00 AM |

Relaciones internacionales y mentiras

USA se declara defensor de los derechos humanos... eso es lo que dicen... Todos sabemos lo generosos que fueron en Chile, la calidad de vida en la cárcel de Guantánamo es estupenda (puedes ver hasta la SuperBowl en la tele de tu celda, todo un lujazo), la aplicación de condenas en las que no se puede volver atrás (con lo bello que es la perpetua)... sí, ya sé que en el primer caso se trataba de un político que se dedicaba a recortar libertades económicas a los ciudadanos, que la gente de Guantánamo eran cualquier cosa menos centristas democráticos, que los países totalitarios como China o Arabia Saudí les ganan por goleada... y que el sacrificio que hicieron los americanos liberando a Europa del nazismo fue enorme (y muy poco reconocido)

Lo que quiero decir es que estas son relaciones internacionales, y que lo que prima es la victoria por parte de USA (es decir, la realpolitik de Morgenthau (aquí la versión alternativa y anti-yanky), aunque ahora evolucionada ante las diferentes obras de Waltz, Keohane y Nye, entre otros muchos, para las nuevas circunstancias históricas, pero el objetivo planteado por Morgenthau sigue siendo el mismo para el stablishment: el que USA, paladín de la libertad, llegue a ser la única potencia dominante impera aún en los tiempos políticos actuales)... por lo que, desgraciadamente, los escrúpulos que supones debes defender quedan en un segundo plano. Eso sí, todo en nombre de la libertad, que si encima el nombre en el que cometes las atrocidades es inmoral, pierdes todo el gancho comercial. No nos engañemos, los derechos humanos son propaganda usamos por todas las partes. Lo que parece evidente es que, si cada vez que digan algo así, se le puede contestar muy fácilmente, pero siguen con defendiendo lo que es indefendible, es por que cuela, y si cuela es por algo. Y en mi opinión, es por desconocimiento de las propuestas ciencias de las relaciones internacionales.

He intentado poner enlaces directos a los nombres que he puesto y a muchos otros, pero me ha resultado dificilísimo encontrarlos, muchos de ellos incompletos o irrelevantes, por lo que en el futuro me dedicaré a recabar información de los teóricos de las relaciones internacionales y a postearla.

27 May 04 @ 12:00 AM |

La importancia de la ONU

No sería capaz el número de veces que he oído alguna crítica a la ONU. Que si no es capaz de pararle los pies a los USA, que si no puede acabar con los regímenes dictatoriales, que si es un despilfarro de dinero, que si sólo es capaz de llegar a consensos que impiden llegar a soluciones mucho mejores... la lista esen tamaño similar a las películas malas que Hollywood es capaz de producir en cinco siglos. La última, dicen, por su incapacidad para impedir que Bush atacase Irak.

Y me encuentro ahora con el titular de El País de hoy que dice... "EE UU exige a la ONU que garantice la inmunidad de sus tropas de Irak". Independientemente del toque imposicional del término exige, de lo que no cabe la menor duda es que los USA tienen que pasar por el aro de la legalidad internacional, al menos en esta ocasión. ¿Y por qué lo quieren? Para necesitan estar respaldados por la legislación internacional para hacer lo que les dé la gana, no lo duden. Además, no queda demasiado bonito ver a los gendarmes de la policía del mundo en un tribunal... ¿Lo necesitan? Puede que a efectos sobre el terreno no, pero si no lo hacen así, toda la comunidad islámica les va a odiar sin reparos, no es eso lo que necesitan los yankis después de las torturas en Abu Ghraib. ¿Qué pinta la ONU en todo esto? Da carácter de legal a lo que hagan los países, no es poco.

¿Sigue la ONU con vida? Pues aunque sea a ventilación asistida y haciendo juegos malabores (como siempre, por otra parte), sí. La pregunta sería si conseguirá recuperar el crédito moral que ha perdido hasta ahora ante la mayoría de los ciudadanos (y especialmente la población árabo/islámica), o si bien se llegará a una solución a medias que contentará a todos excepto al sentido común (la verdadera utopía en esto de las relaciones internacionales). A USA no le convendría esta segunda solución, puesto que para la guerra de Irak no basta con vencer, también tienes que convencer, y sobre la primera, unos soldados serían castigados a algo serio (cosa que se han ganado el pulso viendo las fotografías que circulan), no tardarían demasiado a la hora de señalar que sus mandos estaban informados (como ya han declarado abiertamente varios mandos), y no tardaría en salir un papel que autorizaba a hacer semejantes actos, o bien que los altos políticos estaban informados y que no hicieron nada al respecto (que es lo que se huele a kilómetros). En ambos casos, el perdedor claro es Bush (y por extensión, los USA), cuya imagen para los que aún tienen fe en él dentro del mundo islámico va a ser similar a la de un asqueroso carnicero, y para los convencidos de que él es el Señor del Mal, pues una excusa más (sí, lo malo de los idiotas es que no necesitan ninguna justificación para demostrar que lo son, pero si encima se les dan razones...). Hacer lo que le dé la gana sin la autorización de la ONU le dejaría ya definitivamente perdido en estos países, y con un descrédito importante en el suyo, con Rumsfeld pendiente de un hilo... necesita de la ONU para que la Invasión de Irak pueda convencer a alguien, aunque sea, hasta las próximas elecciones. O eso, o cargarse a Rumsfeld. Lo que no me creo es que los dejen en manos de los irakíes a los responsables de las torturas... eso iría contra los derechos humanos.

Con todo, la pregunta interesante es: ¿Qué hay que temer de la ONU? Si unos soldados han cometido una canallada, pues se les ajusticia y punto. Ganas en credibilidad, que es lo que más se necesita por aquellos lares. Pero si se le teme a eso... probablemente querrá decir que quieren limpiar los trapos sucios en casa y que no se sepan demasiadas cosas. Michael Moore se estará frotando las manos.

24 May 04 @ 12:00 AM |

Hayek: un pequeño estracto

Entre otras muchas lecturas, estoy leyéndome "Camino de Servidumbre", de Friedrich August von Hayek. Este premio Nobel de economía (tiene gracia que un economista austriaco (es decir, neo-liberal, para que todo el mundo lo entienda) como Hayek tuviera que compartir este galardón con un socialdemócrata como Gunnar Myrdal) es uno de los pensadores liberales más importantes del siglo XX. Libros como "Los fundamentos de la libertad", "La fatal arrogancia" o la enorme cantidad de artículos que escribió son imprescindibles, ya no sólo para la economía, sino para las ciencias políticas, pero fue con "Camino de Servidumbre" (1944) cuando comenzó a cimentarse la gloria.

El parrafo que quisiera subrayar de Hayek no es demasiado profundo para un teórico, pero sí lo considero muy interesante para aquellas personas que puedan tener prejuicios respecto a eso de que las medidas que se tomen, sean del signo que sean, benefician siempre a los amigos de unos en contra de otros...

"El conflicto entre la justicia formal y la igualdad formal ante la ley, por una parte, y los intentos de realizar diversos ideales de justicia sustantiva y de igualdad, por otra, explica también la extendida confusión acerca del concepto de y el consiguiente abuso de este concepto. Mencionarmos sólo el más importante ejemplo de tal abuso: la aplicación del término privilegio a la propiedad como tal. Sería en verdad privilegio si, por ejemplo, como fue a veces el caso en el pasado, la propiedad de la tierra se reservase para los miembros de la nobleza. Y es privilegio si, como ocurre ahora, el derecho a producir o vender una determinada cosa le está reservando a alguien en particular designado por la autoridad. Pero llamar privilegio a la propiedad privada como tal, que todos pueden adquirir bajo las mismas leyes, porque sólo algunos puedan lograr adquirirla, es privar de su significado a la palabra privilegio. (página 114)

Seguiré porculizando con la obra de Hayek más adelante.

6 May 04 @ 12:00 AM |

Una mirada a Max Weber

Max Weber (1864-1920) es uno de los pensadores más importantes del siglo XIX y principios del XX. De todas sus obras, “Ética Protestante y El Espíritu del Capitalismo” es la más importante. En ella se hace un análisis histórico de la religión, así como su vinculación especial con el origen del liberalismo económico. Hoy no nos vamos a detener en este elemento, sin duda uno de los más importantes y más reconocidos de su obra, sino en la aportación que hizo a la ciencia política.

En la ciencia política hay dos grandes teorías:

- Las teorías normativas, cuyo principal antecedente histórico es Platón, y cuyo defensor más importante en la actualidad es el cuasi-infernal Jurgen Habermas (cuasi-infernal por la complejidad de su obra: filósofo y alemán, menuda combinación), quienes argumentan que la realidad se puede cambiar por algo mejor, optando por modelos más democráticos o participativos, siendo la política un medio de autorrealización de las personas. El poder no es algo malo, sino algo que podemos controlar entre todos para hallar en común el máximo beneficio.

- Las teorías realistas: Entre los más famosos se encuentran Maquiavelo, Hobbes, Hayek y, actualmente destaca, entre otros muchos, Samuel Huntington. Para ellos, la política está íntimamente relacionada con el poder. Para hablar un poco más en profundidad, y como ejemplo de estas teorías, hablaré a través de las ideas principales de la obra de Weber.

Para empezar, entiende la política como toda aquella acción con la intención de dirigir el poder del Estado, siendo el Estado aquel que puede elemento que puede ejercer el monopolio de la violencia en una comunidad, pudiendo actuar para dirigir las relaciones entre los diferentes grupos de la comunidad. De este modo, la lucha entre los partidos políticos sólo será la lucha por obtener el control del Estado, así como de las instituciones por las cuales se puede ejercer una influencia sobre la comunidad. Los partidos políticos acaban por ser estructuras que funcionan de manera mecánica, independientemente de lo que puedan pensar de modo individual, con la motivación de obedecer a su director. Sin la maquinaria del partido, éste no es nada.

Al margen de las influencias que ha podido tener en la sociología y en la ciencia política, he encontrado influencias muy interesantes en la “Public choice” de James Buchanan y en el neo-institucionalismo.

En el futuro le dedicaremos un espacio a su concepción de la legitimidad.

PD: Todo parecido con la organización del PP u otras organizaciones políticas es pura coincidencia.

3 May 04 @ 12:00 AM |