| | Comentarios (38) | TrackBacks (0)

Yo no soy católico. Entiendo que el funcionamiento interna de la Iglesia es una cuestión privada que no me incumbe. Pero tampoco soy musulmán o votante de Izquierda Unida, y no por ello dejo de decir lo que pienso. El caso es el siguiente:

Si es usted paralítico o impotente y tiene intención de casarse por la Iglesia, ni se le ocurra confesarle al cura que padece esa disfunción. Porque en caso de que sus problemas de erección llegasen a oídos de las autoridades eclesiásticas, es muy posible que acabe quedándose sin boda ante el altar. ¿Qué no se lo cree? Pues acaba de suceder en Italia, donde el obispo de la localidad de Viterbo se ha negado a casar a una pareja de jóvenes porque el novio es parapléjico, lo que pone en entredicho su capacidad de procreación. Y ya se sabe la importancia que la Iglesia da la copulación entre los esposos, hasta el punto de que una de las causas admitidas por el Tribunal de la Rota para declarar nulo un matrimonio es que éste no se haya consumado.

Así las cosas y con el código de Derecho Canónico en la mano, lo que ha hecho el obispo Lorenzo Chirinelli está plenamente justificado. Pero negar el matrimonio eclesiástico a un joven de 25 años al que un accidente de tráfico condenó hace dos meses a una silla de ruedas la verdad es que no parece muy misericordioso. De hecho, la decisión del obispo de Viterbo de no permitirle casarse ha desatado una agria polémica en Italia, poniendo una vez más en evidencia la brecha existente entre la Iglesia y la sociedad.

Se recomienda seguir con la lectura.

Yo, que para estas cosas de la Iglesia soy un analfabeto patológico, tengo mis dudas. Me sorprende la razón de que no acepten un matrimonio porque alguien se ha quedado parapléjico. Tampoco sé demasiado de ciencia, pero creo que hoy en día se hacen virguerías con esto de la inseminación in vitro. Una cosa es que una persona padezca una disfunción y otra bien distinta que no se puedan extraer espermatozoides.

Interesante tema para el Derecho Canónico.

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: .

URL de TrackBack de esta entrada: http://www.redliberal.com/cgi-bin/tmises.cgi/2668

38 Commentarios

La cosa es que el matrimonio canónico para ser valido debe de incluir la cupula carnal al menos una vez entre los esposos. Aunque el objetivo sea la reproducción, el requisito es el contacto sexual.

Así que o reforman el código o no van a cuadrar muy bien las cosas, en mi opinión, si se quiere permitir casarse canónicamente a estas personas.

¿Me equivoco?

CMRR dijo:

"¿Qué no se lo cree?"

Ese "Qué" daña la vista. El nivel del periodimo español cada día más por los suelos.

Marzo dijo:

Te remito al Código de Derecho Canónico, libro IV, parte I, título VII, capítulo III, canon 1084:

>1084 § 1. La impotencia antecedente y perpetua para realizar el acto conyugal, tanto por parte del hombre como de la mujer, ya absoluta ya relativa, hace nulo el matrimonio por su misma naturaleza.
> § 2. Si el impedimento de impotencia es dudoso, con duda de derecho o de hecho, no se debe impedir el matrimonio ni, mientras persista la duda, declararlo nulo.

Si yo fuera abogado, diría que hay interesantes posibilidades de juego entre el "ya absoluta, ya relativa" del primer parágrafo y el "si el impedimento es dudoso... no se debe impedir el matrimonio". Claro que, si fuera abogado, sabría (espero) qué quiere decir el CDC con "relativa".

Alfredo dijo:

"Interesante tema para el Derecho Canónico."

sin lugar a dudas es un tema interesante. Todo matrimonio que no tenga como objetivo la procreación es un fraude ante los ojos de Dios. Y esto no sólo lo dice la Iglesia Católica sino la mayoría de confesiones Protestantes y responsables de mantener los puntos de vistas ortodoxos.

El caso este en particular que usted menciona es bastante interesante y según el "Westminster Confession" (el derecho canónico de nosotros los presbiterianos), eso no sería motivo para anular el matrimonio puesto que no es auto impuesto. Otra cosa sería un matrimonio que "opte" y diga "no queremos tener hijos" (nosotros permitimos eso en la fe si se llega a ese acuerdo después de que haya oración. Nosotros no tenemos confesión. Para nosotros, eso es un asunto entre el hombre y Dios y no somos nadie para "saber" o "averiguar" los pecados particulares siempre y cuando no pongan en peligro la integridad moral de la Iglesia.

De todas formas, yo respeto que usted no sea un hombre de fe...aunque si soy franco (que lo soy y aun mas en persona), me molesta un poco el hecho de que cada día que pasa veo en el liberalismo un ateísmo jamás visto. No creo que usted en particular sea un problema...pero sí pienso que ateísmo es el hijo del socialismo...los ateos, de forma mayoritaria, suelen estar con el socialismo.

No interprete esto como un ataque personal porque no lo es...hablo en términos de filosofía y no personales. No hace falta ser Cristiano para ser liberal: Norman Tebbit era uno de los liberal-conservadores mas radicales en el gobierno de Thatcher y es un ateo militante.

Por último: el/la que dijo que el nivel del periodismo está de pena tiene toda la razón. Cada vez más empeora la gramática y las formas.

reciba usted un saludo

CLD dijo:

Esta pareja, o bien es católica, o bien no lo es. Si lo primero, lo normal es que acepten la doctrina de la Iglesia acerca del matrimonio, y respeten entonces la decisión del cura. Si a pesar de todo quieren vivir juntos, o casarse por lo civil, nadie se lo va a impedir. ¿Que a lo mejor choca con sus creencias y temen estar "en pecado"? Pues coño, que decidan qué prefieren, si hacer vida en común, o seguir manteniendo una concepción rigorista de su fe católica. Nadie les obliga, insisto, a adherirse a ningún tipo de credo religioso, sea ultra o light.

Y por supuesto, si no son católicos ¿qué pretenden con ese paripé de querer casarse por la Iglesia?

En definitiva, no me dan ninguna pena, y me parece que la Iglesia tiene todo el derecho de defender su doctrina, y los demás de seguirla o no.

CLD: Si lo primero, lo normal es que acepten la doctrina de la Iglesia acerca del matrimonio, y respeten entonces la decisión del cura.

Como ateo que no se ve afectado por estas cosas, me pregunto la fundamentación que tenía el cura para llegar a tomar tal decisión.

Alfredo: Todo matrimonio que no tenga como objetivo la procreación es un fraude ante los ojos de Dios.

Me pregunto si esta pareja puede realmente procrear o no. Si pudieran, y veo que sabes bastante más de religión que yo, me pregunto si sería válido.

CLD dijo:

Pues ya que insistes, a primera vista, y sin conocer los detalles, opino que ese cura debe ser un poco borde, porque él no es nadie para especular sobre la fertilidad de una pareja, sólo porque el hombre necesite silla de ruedas. Pero la cuestión de fondo es la que he tratado de exponer en mi anterior comentario, y a ella me remito.

Un saludo.

CLD: Institución privada, decisión privada.

Saludos.

unoquepasa dijo:

hombre, si una razón para estar en contra del matrimonio homosexual es que es una institución para procrear.....según ese punto de vista alguien que no puede no debería casarse, no?

Anonymous dijo:

Señor Millón:

"Me pregunto si esta pareja puede realmente procrear o no. Si pudieran, y veo que sabes bastante más de religión que yo, me pregunto si sería válido."

Si pudieran procrear, dentro de nuestro Westminster Confession sería fraude, sí...porque el fin del matrimonio para nosotros es la procreación. Ahora bien, lo que nos distingue de la Iglesia Católica es que aunque eso sea el fin del matrimonio, hay parejas que después de mucha oración con Dios, han optado que es su voluntad absoluta que no tengan hijos. Nosotros no cuestionamos eso ni nos metemos en esos asuntos...atención: siempre y cuando sea una decisión individual del matrimonio en su relación con Dios. Si ellos empiezan a decir por ahi, por la Iglesia, de que "da igual tener hijos o no en el matrimonio, qué más da, etc" entonces las autoridades de la Iglesia sí tomarían medidas por intentar difundir herejías que hacen daño al cuerpo de Cristo (cuerpo de la iglesia, etc). Si no pueden procrear por condiciones físicas, no es fraude, no. Pero insisto: como no tenemos "confesión" en la Iglesia, es imposible saber esas cosas.

saludos

Mónica dijo:

Pues yo –Dios me perdone– creo en Dios y en su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, pero no entiendo ni mucho ni poco semejante política de la Iglesia católica. Vamos, que en la Biblia (y menos en el Nuevo Testamento) no encuentro apoyatura teológica alguna para tamaña arbitrariedad. A Galileo tampoco le fue en su momento demasiado bien. Quizir, que Dios nos pone a prueba.

Fritz dijo:

Si el mejor argumento es que la Iglesia como institución privada puede tomar cualquier decisión por cuestinable que sea desde un punto de vista moral, mal vamos. Éso es a lo sumo un hecho, no una justificación. Me parece lamentable que la calidad de "privada" de una institución invalide la crítica moral más elemental.

Es una puta vergüenza, joder.

Saludos

judas dijo:

A mí también me parece una putada y algo vergonzoso, Fritz, pero son los riesgos de mantener una institución religiosa más de 200 años: se petrifica y de resquebraja.

Ahora, que la solución es sencilla y no pasa por obligar a ningún cura a nada: que la gente deje de casarse por la iglesia si no cumple los preceptos que se supone debería. Un poquillo menos de hipocresía y «por alegrar a la familia».

Fritz y Judas: Esto es como lo de ser mala persona. Una cosa es que a mí me parezca mal y otra, muy distinta, que no esté en su legítimo derecho. Si soy idiota y no quiero a parapléjicos en mi casa, seré un perfecto idiota... pero es mi derecho. Y, en mi opinión, el derecho de propiedad privada, incluso para hacer el idiota, es indiscutible.

Iván Moreno dijo:

El problema al tratar este tema es el mismo de siempre:

¿Qué es el matrimonio como sacramento? ¿Qué sacraliza?

Muchas veces nos hacemos ideas equivocadas sobre lo que son las cosas y dejamos de entender.

Por poner un ejemplo: millones de personas piensan que un médico forense es el que se encarga de los muertos. Así, relacionan el término forense con los muertos y no con la ley. De esa forma se extrañan cuando ante un caso de lesiones que entrañan un problema judicial, se necesita un forense. ¿Pero por qué, si yo no he muerto?

Pues exactamente igual pasa con el matrimonio. La evolución social externa al matrimonio ha permitido variar la concepción social de éste (que no su razón de ser ni su esencia). De esta forma, la sociedad valora el matrimonio no por lo que es, sino por la idea que se ha hecho del mismo. Lo cual no puede llevar más que ha confusiones... ¿Pero por qué, si yo no he muerto?

Un saludo

Iván Moreno dijo:

no encuentro apoyatura teológica alguna para tamaña arbitrariedad

Mónica, las propiedades esenciales del Matrimonio para la Iglesia son: unidad, indisolubilidad y apertura a la fecundidad.

Realmente si ni puedes ni siquiera mantener relaciones sexuales no cumples dichos requisitos. Eso sí, yo lo que me pregunto es... ¿por qué quieren entrar a formar parte de un sacramento que no cumplen? No es una pregunta retórica, me gustaría una respuesta de todos aquellos que ven inmoral la postura de la Iglesia.

El sacramento es el que es. Esas personas por el hecho de convivir no van a estar en pecado ni a ser rechazados como creyentes. Tampoco van a tener ningún privilegio especial ni a carecer de ellos. ¿Dónde está el problema? ¿Alguien me puede decir dónde está el problema?

El problema, como ya comenté, está en que no se comprende el significado del sacramento. La gente cree que el matrimonio es una fiesta, en un bonito lugar y con bonitos ropajes, donde te regalas un anillo y te juras amor eterno. Pero para eso no es necesaria la Iglesia. Y la Iglesia hace bien en alejarse de ello.

Un saludo

Iván Moreno dijo:

Lo cual no puede llevar más que ha confusiones...

Ufff... qué dolor... ya me he flagelado por ello...

anónimo dijo:

Es que si fuera como dice la Iglesia, Abraham y Sara no podrían haberse casado ya que Sara era estéril. Si se hubiera sabido entonces no podrían haberse casado ¿no?

El matrimonio es mucho más, o debería serlo, que procrear.

anónimo dijo:

Es que si fuera como dice la Iglesia, Abraham y Sara no podrían haberse casado ya que Sara era estéril. Si se hubiera sabido entonces no podrían haberse casado ¿no?

El matrimonio es mucho más, o debería serlo, que procrear.

rojobilbao dijo:

¿Qué más da lo diga la Iglesia? La Iglesia lo único que dice es que no va ni a molestrase en celebrar una boda en la que no hay sacramento. Si los novios no hubiesen contado su problemática se habrían casado pero no habría sacramento por lo que sería una boda invalida. Se ha evitado el fraude "causando" un escándalo.

Iván Moreno dijo:

Anónimo: el matrimonio sacraliza el sexo como fuente de vida, como garantía de fecundidad y como base de la unión familiar.

La esterilidad es un fallo dentro del matrimonio. La impotencia es la negación del mismo.

Cualquier unión de compromiso entre personas, por supuesto que conlleva multitud de matices. El matrimonio no es menos. Pero eso no quiere decir que los matices por separados puedan constituir por sí mismos un matrimonio.

El matrimonio católico así, requiere de amor, respeto, fidelidad, etc. ¡¡Por supuesto que todo eso forma parte del matrimonio!! Pero, como es obvio, no sólo porque exista amor, respeto o fidelidad puede hablarse de matrimonio cristiano.

No se puede confundir la parte con el todo, ni viceversa.

Un saludo

Mónica dijo:

Bah, ¿y nosotros (curas incluidos, hombres al fin) qué sabemos si Dios, en premio al deseo de sus contrayentes de entregarse el uno al otro ante El, decide bendecir esa unión con lo que nadie pensaba: con un hijo?

Anonymous dijo:

La esterilidad no es un fallo dentro del matrimonio si ésta es conocida antes del matrimonio, gracias a los análisis modernos.

Por otra parte la finalidad del matrimonio no es el acto sexual, sino la procreación (según la Iglesia), por tanto un impotente y un estéril están en las mismas condiciones, si ambos saben que lo son antes de casarse.

anónimo dijo:

La esterilidad no es un fallo dentro del matrimonio si ésta es conocida antes del matrimonio, gracias a los análisis modernos.

Por otra parte la finalidad del matrimonio no es el acto sexual, sino la procreación (según la Iglesia), por tanto un impotente y un estéril están en las mismas condiciones, si ambos saben que lo son antes de casarse.

Marzo dijo:

Curiosamente, la esterilidad no es impedimento para el matrimonio. Canon 1084 § 3: La esterilidad no prohibe ni dirime el matrimonio, sin perjuicio de lo que se prescribe en el ⇒ c. 1098 (que trata del engaño por dolo).

Apostaría a que tiene que ver con Génesis 2:24, "y serán una sola carne".

Iván Moreno dijo:

Anónimo:

La procreación sigue sin ser el fin único del matrimonio., Seguimos confundiendo la parte con el todo.

Mónica: La unión (o la entrega, como tú señalas) sólo es posible si ninguno de los dos es impotente. Como bien dice Rojobilbao el matrimonio solo se consuma con el acto sexual. Sin acto no hay sacramento. Por lo que no es que la Iglesia quiera conceder el matrimonio o no. Es que, dentro del catolicismo, sin acto no hay matrimonio.

Pero seguimos sin responder a la pregunta fundamental: ¿Qué necesidad hay de ser considerado matrimonio (cuando no se es) si no hay capacidad de mantener relaciones? Yo sinceramente no se la veo. Desde mi punto de vista es como querer que la Iglesia diga que yo soy rubio cuando tengo el pelo completamente negro. Y encima si no dice que soy rubio, resulta que es inmoral.

Un saludo

Iván Moreno dijo:

Así es Marzo.

Incluso el catecismo habla de la posible apertura a la fecundidad dentro de parejas estériles. Fecundidad entendida en un sentido más amplio que la procreación.

Por eso es posible el matrimonio entre personas mayores, pero no lo es entre impotentes.

Un saludo

Marzo dijo:

Hombre, Iván, yo que la Iglesia estaría abierto a la posibilidad de remedios a o mejorías de la impotencia, incluso en pacientes parapléjicos. Por las dudas del canon 1084 § 2.

De todas formas sería insuficiente para calmar los ánimos, porque aún quedarían casos sin posible remedio no milagroso. Amputaciones, pongamos.

Fritz dijo:

Vamos a ver, si es un hecho (Millón, Judas) pero es que nadie -o eso me ha parecido- ha dicho que es una vergüenza, mientras sí ha aparecido alguno a justificar que "no es un matrimonio válido a los ojos de Dios". Además, no nos olvidemos de que más allá (o, bueno, "más acá") es una institución que pretende salvaguardar la recta moral y etcétera. Pues bien, no deja de ser cierto que como institución privada legítimamente propone una moral concreta, pero esa moral, en este caso, se presta a la crítica más feroz.

Así las cosas, reitero, es una puta vergüenza, joder ;)

Saludos

Iván Moreno dijo:

Marzo: Tienes razón. La Iglesia puede necesitar abrirse a muchas cosas.

Pero en este caso se me hace extraño. En el caso de que hubiera mejorías ya te podrías casar. Antes de eso, celebrar el matrimonio simplemente sería una farsa, pues no existiría tal matrimonio.

Fritz: Una cosa es que sin saber qué es el matrimonio católico digas barbaridades. Pero que cuando se te explica sigas erre que erre me parece que se sale de toda lógica. No es que el matrimonio de un impotente no sea válido a los ojos de Dios ni a los ojos de nadie. Es que no es un matrimonio.

No es necesario estar casado por la Iglesia para nada, salvo para mantener relaciones sexuales sin pecado. En todo caso crea obligaciones ante Dios. Pero, fíjate, un impotente no puede tener relaciones sexuales. Por lo tanto, ¿para qué quiere que digan que está casado cuando no lo va a estar? Las obligaciones para con todas las personas que quiera las puede contraer sin estar casado.

Repito la pregunta, por si quieres responderla:

¿Para qué quiere esa pareja que la Iglesia llame matrimonio a su situación?

Lo dicho, es como si quieres que la Iglesia diga que eres rubio cuando no lo eres. ¿Para qué quieres que la Iglesia diga que eres rubio? Pues para lo mismo que quiere un impotente que diga que su situación es un matrimonio.

No sé... a mí es que se me escapa.

Fritz dijo:

Lo entendí a la primera, es más, ya había oído algo así antes.

Por si no lo has entendido, por si se te escapa, por si no lo quieres entender, como liberal, como cristiano:

La posición moral de la Iglesia es una vergüenza.

No niego la coherencia absoluta de tal institución como la Iglesia en este asunto, simplemente la critico y, desde el principio, mostraba mi extrañeza porque nadie hubiera hecho la misma crítica que yo. Reconocí desde el principio y reconzco por tercera vez que la Iglesia tiene plena legitimidad para entender por matrimonio cristiano (forcemos y digamos "eclesial" por aquello de que es una institución) lo que mejor le parezca, ahora reconoce tú, si quieres, que es un chiste de mal gusto lo de este obispo.

Saludos

judas dijo:

Fritz, si yo estoy de acuerdo: es una vergüenza. Pero la mayoría de los que al leer (si han leído) algo así se llevan las manos a la cabeza... cuando les llega la edad sus hijos comulgan.

Iván Moreno dijo:

Fritz:

¿Podrías responder en algún momento cuál es el interés de esa pareja por ser considerado matrimonio (católico, por supuesto)? ¿Qué es lo que hace que esa pareja quiera ser considerada matrimonio? ¿Qué obtienen por ello?

Si es una respuesta fácil... ¿o no?

judas dijo:

«¿Podrías responder en algún momento cuál es el interés de esa pareja por ser considerado matrimonio (católico, por supuesto)?»

¿Ha pensado usted que puede ser su fe? No sé, por ejemplo.

«¿Qué obtienen por ello?»

La bendición del dios en el que creen en el acto de unión que creen que él instituyó, según esa misma Iglesia les había contado. No sé, por ejemplo (bis).

Es bastante fácil, sí.

Iván Moreno dijo:

Judas:

¿Ha pensado usted que puede ser su fe? No sé, por ejemplo.

Su fe, si es crítica, le haría distinguir lo que es el matrimonio de lo que no lo es.

Yo no quiero que la Iglesia haga un rito diciendo que cuando yo me corto el pelo estoy contrayendo matrimonio. Obviamente puedo pedir que la Iglesia diga que mi corte de pelo es un matrimonio. Pero ya me dirás qué tiene que ver la fe en ello. Decir que mi interés en que se considere matrimonio lo que según la Iglesia no lo es pueda ser la fe, es completamente ridículo. Como todos los argumentos que se están exponiendo en este hilo.

La bendición del dios en el que creen en el acto de unión que creen que él instituyó, según esa misma Iglesia les había contado.

Ni el sacramento es en sí una bendición (por supuesto... es un sacramento), ni la Iglesia enseña que el amor entre dos personas es base necesaria y suficiente para considerarla matrimonio. En el matrimonio se santifica la unión de un hombre y una mujer. La unión para ser santificada necesita la unión sexual. Si no hay unión sexual no hay nada que santificar. Y si no hay nada que santificar, ¿para qué quieres que se diga que lo tuyo en su matrimonio? Pues simplemente para considerar matrimonio a algo que no lo es.

Si la pareja quiere una bendición de su amor, puede pedirla en oración y pedir a todos los creyentes que pidan por ella. La Iglesia no sólo no lo prohibirá, sino que estará encantada del amor de esas dos personas.

Sinceramente, Judas, te he visto hacer comentarios inteligentes... éste no es digno de ti. Es más, únicamente demuestra falta de capacidad lógica, falta de conocimiento y rencor.

Un saludo

Iván Moreno dijo:

Por aclarar:

Desde el punto de vista de un creyente y ante los ojos de Dios:

- ¿Puede hacer algo la pareja de minsuválidos estando casados que no podrían sin estarlo?

No

- ¿Tienen menos posibilidades de alcanzar la santidad por el hecho de no estar casados?

No

- ¿Son peores a los ojos de Dios?

No

- ¿Qué interes pueden tener como creyentes?

Ninguno.

- ¿Qué interés pueden tener en que se considere matrimonio a su relación?

Pues que lo ven como una tradición donde se jura amor eterno y no como un sacramento. O simplemente, como Judas, no comprenden el sacramento y creen que es prometerse amor eterno ante Dios y que este bendiga ese amor. Esa promesa de amor pueden hacerla perfectamente... pero seguirá sin ser un matrimonio por sí misma.

Un saludo

Fe y Placer dijo:

El sistema eclesiástico esta naufragando en el gran océano de la FE, a causa de la mala interpretación del mapa doctrinal; donde la posición, la escala, los grados del interior del hombre yacen en espera de la libertad moral, física, mental y espiritual para completar las bases necesarias para existir.

La religión regida por el hombre, muta en un espíritu invidente, armado de filosas dagas, este espíritu se aloja en la sala del mundo ,donde en su andar y con sus movimientos bruscos decapita el cuerpo, el alma de todo fiel, que se presenta orando, o resguardándose en los templos de piedra, o las estructuras frágiles del cuerpo, allí donde se crean ecos y laberintos que fermentan las sombras puras e impuras de la FE.

Este espíritu invidente seguirá eliminando a todo el que intenta conocer, y comprender el universo de la religión y el reflejo monstruoso del rostro fanático del hombre, que depura imperfectamente la leyes religiosas mas profundas en el ser.

La raza humana se liberara del espíritu invidente, hasta que el conocimiento de la libertad sea expuesto en las leyes religiosas, y le permita ver y entender que el arma mortal de la religión contaminada, debe ser desactivada para siempre; para que el ser-humano vuelva a existir en el terreno religioso, y pueda volver a creer en el mismo, y posiblemente en algún Dios.

coco dijo:

jiji

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 8 de Junio 2008 9:52 PM.

es la entrada anterior en este blog.

Breve radiografía del cachondeo español es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es