Sobre Birmania

| | TrackBacks (0)

He encontrado un artículo muy interesante sobre la tiranía de Than Shwe en Birmania. Simplemente escalofriante:

La macrociudad, la última locura del dictador Than Shwe, el Hitler de Asia para sus enemigos, está cerca de completarse. Es una mezcla de parque de atracciones del despotismo, búnker militar, escaparate del botín robado al pueblo por la corrupción gubernamental y capital administrativa. Un complejo aún fantasmagórico pese a los 150.000 habitantes que ya viven en ella y que se convertirán, se vaticina, en tres millones para 2020. Su nombre hace referencia a los palacios en los que solían residir los monarcas del país. Significa, literalmente, "la Ciudad de los Reyes". Los dictadores viven aquí como si realmente lo fueran.

Nuevos ministerios, escuelas, barrios residenciales, mercados y parques han sido levantados en tiempo récord desde que en 2004 se decidiera mudar la capital 380 kilómetros al norte de la actual, Rangún. Than Shwe, siguiendo el ejemplo de sus héroes, reunió a un consejo de astrólogos para que le indicaran la fecha y el lugar más propicios para levantar su proyecto. Y, al igual que ellos, añadió a las sugerencias de los adivinos caprichos propios que incluyeron toda una ciudad subterránea destinada a evitar una invasión extranjera que cree inevitable. "Su obsesión es que los americanos invadirán el país. No importa que EEUU haya demostrado escaso interés en Birmania. Está convencido de que debe prepararse para ese momento", asegura un diplomático europeo destinado en Rangún.

[...] Cuando el pasado mes de septiembre los monjes lideraron a la población en la Revolución del Azafrán, el traslado de la capital cobró de repente todo su sentido estratégico. Las miles de personas que marchaban por las calles pidiendo libertad se encontraron que no tenían una Bastilla a la que prender fuego o un palacio presidencial que sitiar. Nada. Los dictadores se encontraban a cientos de kilómetros y, aunque su aislamiento les impidió conocer la realidad de la situación con inmediatez, cuando tuvieron una idea aproximada de lo que ocurría se limitaron a mandar al más sanguinario de sus batallones con la orden de aplastar a los rebeldes. Los dictadores, entre tanto, siguieron practicando su gran pasión: el golf.

Sigue leyendo, pero agárrate a la silla...

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: Sobre Birmania.

URL de TrackBack de esta entrada: http://www.redliberal.com/cgi-bin/tmises.cgi/2541

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 16 de Abril 2008 11:36 AM.

es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es