Los ministros de ZP

| | Comentarios (12) | TrackBacks (0)

Estoy que me subo por las paredes. Aún mi cerebro está asumiendo a la cantidad de inútiles o, en el mejor de los casos, mal preparados que ha elegido ZP para ocupar las carteras de los ministerios. Lo mejor es que los veamos uno por uno, a ver quién le ha hecho el proceso de selección.

María Teresa Fernández de la Vega. Vicepresidenta primera y Presidencia. Dudo que sea capaz de igualar en niveles de demagogia a Alfonso Guerra. Dada su incapacidad para argumentar con un mínimo de coherencia y sensatez, creo que sigue en el cargo por dos razones: porque es mujer (lo cual no es un argumento que vaya más allá de la propaganda) y para dar un toque de humor a la política (algo que, salvo para este blog, resulta prescindible para el resto de ciudadanos). También cabe destacar la fe en su defensa de sus ideas, partido y gobierno, algo que carece de valor cuando se está equivocado.

Pedro Solbes. Vicepresidente segundo y Economía y Hacienda. El hombre clave de la próxima legislatura. Va a tener en sus manos el rumbo de la economía española y, casi con total seguridad, que el PSOE vuelva a ganar las próximas elecciones. Básicamente, su papel será el de no cagarla, donde la mitad de su trabajo consistirá en evitar que la caguen los demás, algo muy difícil visto el programa electoral, las promesas que hizo el presidente en la sesión de investidura (que son para echarse a temblar) y el nivel de incompetencia/ignorancia generalizada de sus compañeros.

Alfredo Pérez Rubalcaba. Ministro del Interior. Más allá de tener el mando de la policía, Rubalcaba tendrá como misión (o debería) acabar con ETA. La pregunta son las formas. No creo que el estómago le de para soportar otro GAL, así que sólo quedarán dos vías: o el palo duro con todos los instrumentos que le da el estado de derecho o la negociación. Si se da el segundo caso, la esperanza de la ciudadanía estará en que sea capaz de engañar a los terroristas tan bien como lo hace con nosotros. También mostraría algo de utilidad si rebajara los índices de violencia doméstica, pero no creo que apoye los cursos en uso armas de fuego para mujeres maltratadas o algo por el estilo.

Miguel Ángel Moratinos. Ministro de Asuntos Exteriores: Uno de los mayores incompetentes que hemos tenido como ministro en la historia de la democracia. Es difícil encontrar a alguien con tanta expericiencia y tan poco peso y prestigio en el panorama internacional. Su gran oportunidad consistirá en mejorar las relaciones con Estados Unidos, aprovechando que George W. Bush ya no puede ser reelegido. Para ello, será fundamental evitar por todos los medios que el presidente no use su bocaza. Otro marrón es el papel español en Iberoamérica, donde deberíamos pintar algo más de lo que normalmente hacemos.

Mariano Fernández Bermejo. Ministro de Justicia. De Fernández Bermejo sabemos tres cosas: Que es un despilfarrador nato del dinero público, que negocia rematadamente mal cuando los funcionarios se ponen en huelga y que hará todo lo posible para que la separación de poderes siga siendo en España una utopía mucho más difícil de conseguir. Debo destacar también la necesidad de la agilización de los juícios... más que nada para evitar que pederastas y gente así salga a la calle por defectos de forma o esperar más de cuatro años para que se acabe el juício.

Carme Chacón. Ministra de Defensa. Ahora mismo todos os estareis preguntando algo así como "¿pero qué coño hace este tía en un Ministerio como el de Defensa?" Me sumo a la lista. Todos nos imaginamos a alguien de convicciones suficientemente regias, sentido mínimamente cómun de la patria, algo de experiencia militar o experiencia internacional... cosa que yo no encuentro por ninguna parte en su currículo. Sumo a la lista de razones por las que prescindiría de ella el que fuera ministra de vivienda cuando la burbuja inmobiliaria estaba a punto de estallar y que se negó a dar explicaciones a un medio de comunicación (cosa que a un servidor no le hace ninguna gracia, se supone que se le paga para eso)... Vistas sus aptitudes para callar, con perdón de la expresión, como una p..., será del agrado del CNI.

Magdalena Álvarez. Ministra de Fomento. Con la designación de Magdalena Álvarez como ministra de Fomento, queda asegurada la futura independencia de Cataluña del resto de España. Y se aceleraría si los garrulos de ADIF se empeñan en que el AVE pase por debajo de la Sagrada Familia. Y mucho más si vuelven los apagones, algo bastante probable.

Celestino Corbacho. Ministro de Trabajo e Inmigración. Una de las pocas buenas noticias que tiene esto de los nuevos ministros es la desaparición de Jesús Caldera como Ministro de Trabajo. Como no conozco al señor Corbacho, me limitaré a hablar de los problemas que se le avecinan. El paro y la inmigración. Sobre el paro, únicamente decir que la medida de subir el salario mínimo hasta los 800 euros no le va a ayudar lo más mínimo. Y menos aún a los inmigrantes, que verán mucho más difícil el ser contratados. Un Ministerio perfectamente prescindible si no fuera por los problemas que, supone, tendrá que afrontar.

Bibiana Aído Almagro. Ministra de Igualdad. Si vamos a tener una ministra perfectamente prescindible pero aspirante a hacernos más que De la Vega, es ella. La señora Aido, de 31 años, no ha llegado a estar en una empresa privada más de un año, pero ello no ha sido problema para que ZP la elija como ministra. No obstante, si Ludwig Wittgenstein fue capaz de idear dos filosofías casi completas siendo ingeniero aeronáutico, ¿por qué ella no va a ser capaz de descubrir que las diferencias entre hombres y mujeres son, a parte de biológicas, positivas? Sería un gran avance y un gran ahorro de dinero para las futuras generaciones.

Miguel Sebastián Gascón. Ministro de Industria, Comercio y Turismo. En circunstancias normales, este hombre tendría que hacer muchas cosas, tales como eliminar toda clase de trabas y regulaciones al libre comercio, reducir impuestos, eliminar ayudas, subvenciones y demás... Pero teniendo en cuenta que hablamos de un socialdemócrata amante del intervencionismo, podemos echarnos a temblar.

Cristina Garmendia. Ministra de Ciencia e Innovación. Garmendia pertenece al gremio, donde tiene un gran prestigio. Esto, y el hecho de que tendrá un presupuesto limitado para su ministerio (para variar) nos hace ser optimista respecto a su gestión. Lamentablemente, no tiene ninguna mano para privatizar las universidades y aumentar su gasto en innovación (y becarios), por lo que la fuga de cerebros seguirá. Además, debería intentar eliminar todo tipo de trabas que, de una u otra manera, impide la inversión en I+D... cosa para la que se requeriría cepillarse media legislación laboral... así que seguirá siendo un "Ministerio maría".

César Antonio Molina. Ministro de Cultura. Las dos únicas misiones que debería tener el señor Molina son la de erradicar el Canon de una vez por todas y destruir el modelo de subvenciones tan perjudicial para el cine español. Cosa que no pasará por dos razones muy sencillas: porque no es liberal y porque no lo ha hecho antes.

Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo. Ministra de Educación, Política social y Deporte. Esta ministra es la que quiere adoctrinar a nuestros hijos con los valores de la izquierda. ¿La libertad individual, el capitalismo y la necesidad del control al Estado? Eso es para países civilizados. Dado que ni me planteo la privatización de la educación, lo único que podemos hacer es rezar por que los hijos españoles tengan la oportunidad de mejorar sus conocimientos en matemáticas e inglés. Pero para lograrlo tendríamos que usar las horas de una asignatura como Educación para la Ciudadanía.

Elena Salgado Méndez. Ministra de Administraciones Públicas. La tarea de la señora Salgado es brutal: pelear con las comunidades autónomas por dinero. Viene a ser algo así como cuando los 300 espartanos fueron al Paso de las Termópilas a combatir contra el millón de hombres de Jerjes... salvo por la pequeña diferencia que la batalla será en campo abierto y que nuestra Leónidas no tiene a 300 espartanos detrás. En ese sentido, es un alivio que Zapatero no haya firmado otro pacto con los nacionalistas. Aunque nunca se sabe.

Beatriz Corredor. Ministra de Vivienda. Lo reconozco. Admiro su valor. Hay que tener pelotas para coger un Ministerio como el de Vivienda, y más aún con la que se nos avecina. Esta registradora de la propiedad va tener que enfrentarse con un sector en crisis, de la cual intentará salir convirtiendo en VPO todas las casas que pueda y vendiéndolas por debajo del precio de mercado. El problema que me surge ahora no es que crea que la medida le saldrá bien, sino que las consecuencias de esa medida van a ser desastrosas. Si todo sale bien, se pulirá casi todo el superávit, pero más familias quedarán endeudadas. Y la no reducción del gasto público supondrá un aumento de la inflación, con lo que los precios subirán y el paro aumentará. Es algo así como cuando en un cubo de Rubik quieres poner un cubito en un lugar concreto, que descolocas todas las demás. Su futura relación con Solbes es prometedora.

Bernat Soria. Ministro de Sanidad y Consumo. Poner como reto a Soria la reducción en las listas de espera es como pedir a mi gata que se saque el nivel Advance de inglés hablado y escrito. Por suerte para él (y desgracia de los contribuyentes) las iniciativas se centrarán en la investigación con células madre embrionarias, debates sobre el aborto, la eutanasia y cosas similares, cuestiones muy lejanas de la inmensa mayoría de las necesidades de los ciudadanos.

Elena Espinosa. Ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Lo mejor que nos puede pasar es que no actúe más de lo que ya lo hace. Comentario aparte merece esto del "medio marino". Si todo sale como muchos temen, es el momento ideal para hablar de la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero: un 25% de la economía puede irse al garete. La verdad, prefiero a la ministra desquiciada y reprochándonos lo malos que somos.


Esto es un breve resumen del equipo de gobierno que ha montado Zapatero y de los problemas a los que se van a enfrentar. Ciertamente, la mayoría de ministerios son perfectamente prescindibles, pero a nuestros amados gobernantes les gusta aparentar que se preocupan por nuestras necesidades. Tenemos cinco "ministerios florero": presidencia, medio ambiente, cultura, ciencia e innovación e igualdad. Dos que la van a pifiar de modo insultante, el de vivienda y el militar. Y sólo nos quedará suplicar para que los restantes no resulten más incapaces de lo que lo han sido hasta la fecha. Oremos.

0 TrackBacks

Abajo están listados los blogs que hacen referencia a esta entrada: Los ministros de ZP.

URL de TrackBack de esta entrada: http://www.redliberal.com/cgi-bin/tmises.cgi/2531

12 Commentarios

JotaEle dijo:

A mi eso de ministerio de innovación me parece una contradicción de términos.

Terminator dijo:

Bueno creo que zETAp se esta moderando.
Me imaginaba que en Defensa pondria a Zerolo, total para lo que vale nuestro ejercito no habria otra forma mas clara de humillacion, pero porbablemente le hayan reconvenido, no cebarse demasiado especialemnte ahora que el ejercito esta repleto d emagrebies y sudamericanos no vaya a ser que alguno de ellos se lo tome a la tremenda :-)))

Silvio dijo:

Si tú y algunos que piensan igual hubiesen ido a votar quizá nos hubiésemos ahorrado este sainete, pero claro, eso mancharía tu pureza liberal...

Sí, bueno, ahora la culpa de que haya ganado ZP la tengo yo, no quien le vota.

Votar al PP no habría manchado mi pureza liberal. Mis principios, sí.

Silvio dijo:

Tus principios de liberal purista con pretensiones de superioridad moral

Mis principios. Punto.

Sanders dijo:

Yo estoy con Manolo, tampoco vote al PP, y yo no soy tan libertal como Manolo.

Votar a un PP pusilanime y pastelero es como votar PSOE light. Y sinceramente para tener que defender a un gobierno del PP que gobernaria echando mano de toda suerte de contradicciones, pues creo que es peor que que lo hagan los inutiles de los sociolistos.

Que queremos otro gobierno "bobo" del PP? mas 11-emes?

O queremos regeneracion?

El PP actual me da nauseas, el PSOE asco, pero hacen lo que se espera de ellos.

Alguna cosa Manolo, por encima. Bibianita tiene poca experiencia en el sector privado, como tú indicas, pero la ministra de la Vivienda no tiene ninguna y no dices nada (espero que ser registradora de la propiedad no compute como sector privado).

El ánimo para atacar a Bermejo deja indemne a la Junta de Andalucía... y tú sabes de que hablo.

Sobre Miguel Sebastián sólo tengo indicarte que ha sido al único político español al que le he oído hablar de quitar la mayor subvención que hay en España: la deducción por gastos de compra de vivienda.

Es tarde... y tengo sueñecito. Espero que ya estés menos agobiado con tus cosas y me alegro que estés en disposición de cabrearme de vez en cuando.

Sanders: No tengo porqué ser más liberal que tú.

Y soy partidario de la limpia total del aznarismo, y creo que Acebes sigue en plantilla. Pero claro... el PP no es mi partido, así que salgo mucho más satisfecho si no espero nada de ellos. En cualquier caso, prefiero votar al partido más liberal que exista en cada momento.

Geógrafo: La idea de retiro de la subvención por parte de Sebastián no es mala. Pero creo que el propio Estado se lleva una terrible cantidad de pasta en todo lo que es la compraventa de viviendas. Si no recuerdo mal, creo que está rondando el 10%. Si un piso te sale por 60 millones de las antiguas pesetas y el Estado se queda con 6... pues muérete de la risa.

Lo de la nueva ministra de Vivienda. Bueno... yo creo que ser registradora de la propiedad es, al menos, una mínima garantía de que conoces el sector. En el caso de la de Igualdad, teniendo en cuenta que, principalmente, con quien tendrá que trabajar es con empresas, pues pinta menos que un niño sobre un cuadro de Dalí.

Lo de la Justicia en Andalucía, es para mirarlo con lupa.

Sobre el tiempo... tempus fugit.

Manolo, una precisión, creo que confundes el aprovechamiento urbanístico del 10% y lo que se lleva el Estado en términos generales.

Bazán dijo:

Eres demasiado benevolente con Solbes. El mismo que al día siguiente de aprobar los PGE corrigió los datos de crecimiento, el mismo que mintió en las cifras macroeconómicas en plena campaña... Y esto es lo más reciente. No es buen currículum.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 12 de Abril 2008 8:23 PM.

Chaqueteros nacionalistas es la entrada anterior en este blog.

¿Quién es más ladrón? Mi homenaje a Jorge Valín es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es