| | Comentarios (12)

Mi buen colega José García Palacios me ha tirado una pelota (y a todos los de Red Liberal) con respecto al tema del canibalismo. Al parecer, defender cosas de sentido común da mala prensa... y de lo que se trata es de dar una imagen más comercial a las ideas liberales, no vaya a ser que el canibalismo (o la explotación infantil, la libertad de armas o cualquier otra cosa) destruya lo poco de buena imagen que da el liberalismo en general.

Muy bien. Hago ahora el siguiente comentario: Si se diese la circunstancia de que un servidor muriese en una situación en la que un grupo de personas no pudieran ser rescatadas y no tuviesen la posibilidad de alimetarse con cualquier cosa (y presupongo que nadie me mata ni nada por el estilo sino que se da por circunstancias "normales", así como que estas personas pueden estar sin comer sin riesgo para su salud), doy mi autorización para que usen mi cadáver como comida o cualquier cosa que les ayude a sobrevivir. Y me importa una mierda lo que diga el Estado y su legislación, la prensa o quien sea. Es mi decisión y mi libre deseo: si no puedo sobrevivir, que al menos otros tengan la oportunidad de hacerlo. No es una cuestión de anarcocapitalismo o Estado mínimo... es mi última voluntad.

Porque a ver si lo pillo: Yo puedo dar órganos de mi cuerpo una vez fallecido para que otras personas vivan mejor pero no mi carne para que otras personas sobrevivan el tiempo suficiente como para poder ser rescatados. ¿No es hipocresía? Nadie debería ordenarle a otra persona qué hacer con su cuerpo. ¿Se imaginan a médicos o psicólogos clínicos practicando la coacción en sus trabajos con los cuerpos de los demás?

Dudo mucho que un periodista vaya a preguntarle a Zapatero si él es socialista y acto seguido le pregunte por Stalin o por Fidel Castro (una pena, dicho sea de paso), los políticos que se autodenominan liberales nunca tendrán esa suerte. A los liberales sólo nos queda ser lo suficientemente listos como para saber responder bien a las preguntas de demagogos.

Siempre podemos irnos a los casos patológicos que afectan a una persona entre cincuenta millones: ¿Y si una persona decide vender su carne a cambio de dinero para ser comido en un restaurante? La respuesta es sencilla... Eso da igual. El problema no es la "liberalización", sino la enfermedad (nadie en su sano juicio quiere que le maten para que su cuerpo sea comido en un restaurante). ¿O es que creen que alguien se va a enterar de que una persona vende su propio cuerpo como comida?

Un caso que me parece paradigmático es el de los jugadores de la ruleta rusa: Siempre habrá gente que no encuentre sentido a su vida y necesite llenarlo con altas dosis de riesgo. Y se podrá prohibir tanto la ruleta rusa como todos los juegos parecidos... pero nunca se enterarán hasta que se haya producido la desgracia. Las prohibiciones, en la mayoría de los casos, sólo son un intento de remedio inútil que pretende no afrontar el verdadero origen de los problemas.

Ahora la pregunta es: ¿Qué debemos hacer los liberales? ¿Pretender que nuestras ideas pasen con un filtro de caramelo a la gente o plantear nuestras opiniones con rigor, precisión y razón, por muy polémico que esto pueda llegar a ser y aún sabiendo que nuestra postura es la correcta? ¿Y qué lugar mejor que este para debatir lo que nos venga en gana?

12 Commentarios

Marzo dijo:

Te felicito, Manolo, por rechazar el "qué dirán" como criterio de verdad.


Yo puedo dar órganos de mi cuerpo una vez fallecido para que otras personas vivan mejor

Pero no a quien tú quieras. ¡A dónde iríamos a parar!

Eduardo dijo:

A mí me parece que el error, el trágico error de todo esto, es pretender que una escuela filosófica puede establecer una ética y una moral sui generis, de acuerdo con una axiomática particular. Sea la que llaman "ética de la libertad" o sea la ética comunista (Trotsky: "Su moral y la nuestra").En este sentido, los "liberales", los comunistas, los keynesianos o los anarcoextremeños no deberían tener nada especial que decir al respecto.

Hmmm... interesante comentario. ¿Desde dónde abordarías tú tal punto de vista?

Que yo sepa, el liberalismo tiene tres núcleos: uno político, uno moral y uno económico... Al menos, así es como lo he estudiado. ¿Cómo abordarías tú el problema?

Eduardo dijo:

No digo que el liberalismo deje de tener implicaciones "morales", como cualquier ideología, pero desconfío de la pretensión de crear axiomáticamente criterios éticos o morales especiales. Presupongo que la moral, o la ética, es ya algo dado en nuestras costumbres y en nuestra naturaleza. Sin embargo, es una tentación permanente de todos los partidos abordar su reforma particular: los socialistas también pretendían tener una moral diferente a la moral buguesa, hoy el leninista Zizek habla de "reinventar la ética"...y resulta que algunos entre los liberales o los "anarquistas de mercado" pretenden tener también una "ética de la libertad". A partir de aquí, cuando uno se aparta del sentido común moral, es lógico encontrarse con lo estrafalario, como esa justificación del canibalismo voluntario desde la "ética de libertad" -una práctica que repugnará prácticamente a todos los ciudadanos haciendo uso simplemente de su sentido moral corriente.

Eduardo: Creo que tú eres filósofo. Disculpa mi ignorancia, ¿pero sabes cuál es la diferencia entre moral y ética? Personalmente, creo que esta radica en que la moral es subjetiva y la ética objetiva. Esta, desde la óptica de la libertad, ya estaba siendo delimitada desde los tiempos de J.S. Mill... y quizás el padre de todo esto sea Isaiah Berlin. Además, Murray Rothbard tiene también un libro titulado así: La ética de la libertad.

Pienso que la ética ha de tener siempre apellido para que tenga sentido. Ética de la libertad, ética social, ética científica... Zizek, como marxista, pretenderá controlarlo todo para que le beneficie (disculpa los prejuícios de ex-progue).

A partir de aquí, si nos dedicamos a filosofar, siempre se puede llegar a disparates.

Canibalismo: Lo bueno de discutir de ética es que en tal campo se pueden pensar todo tipo de barbaridades, como también pasa en la ciencia. En este caso, yo justifico una posición en base a una situación prácticamente imposible. Supongo que será estrafalario... ¿pero a cuántas vidas podría salvar con semejante posición? Yo me lo planteo desde el siguiente punto de vista: si en problemas poco corrientes no puedes encontrar una solución basada en los standars, tienes que buscar soluciones originales. Y original suele querer decir, en muchos casos, que vayas contra la moral de alguien. Qué curioso... Acabo de acordarme de cierta "Lección de anatomía"... ¿Estrafalario?

Eduardo dijo:

1) Ética y moral. Normalmente se ha trazado una diferencia académica entre ética y moral considerando que la ética venía a ser una especie de reflexión filosófica sobre la moral -por eso existen asignaturas de "ética", cátedras de "ética", etc. También la ética ha tomado un sesgo más individual y laico, frente al sentido tradicional de la moral. En realidad, el enigma puede empezar a despejarse eentendiendo el origen etimológico: la "ética" tenía que ver con ethos, es decir, con la coducta, con el carácter del individuo. Mientras que la moral tenía que ver con la costumbre (mos-moris). La consideración de la ética como una disciplina "objetiva" frente a la "subjetividad" de la moral suele proceder de esa consideración "laica" de la ética filosófica, pero en realidad tiene poco sentido: las normas morales (costumbres, tradiciones) son tan "objetivas" como las normas éticas, sólo que mientras que las primeras tratan sobre el individuo, las segundan tratan de los grupos.

2) Apellidos. Yo estoy en contra. Es decir, creo que los "apellidos" deben existir, pero no en el sentido de inventar nuevos contenidos éticos o morales. Parto de la suposición de que la moral y la ética son ya dadas en nuestra naturaleza y en nuestras costumbres, y que las distintas escuelas filosóficas sólo pueden diferir en el modo de justificarlas, no en cuanto a sus contenidos.

3) Canibalismo y estrafalariedad. Comparto que ciertas ideas "estrafalarias" pueden hacer eventualmente que la ciencia avance, pero es más problemático cuando esta estrafalariedad afecta a un campo de la acción humana tan sensible como la moral. Deberíamos ser bastante cautelosos con eso de inventarnos nuevas morales o "reinventar" las existentes. Sobre todo teniendo a la vista ciertas experiencias.

Ética y moral: Entramos en metodología experimental cuando hablas de objetividad de moral y ética para grupos e individuos. Si quieres estudiar cualquier cosa en condiciones, tienes que basarte en el individualismo metodológico. Las ciencias sociales no están tan avanzadas.

Apellidos: Desde el momento en que aceptas que algo es para grupos, tienes que ponerle un apellido. Lo que no he entendido bien es si la ética es para individuos y la moral para grupos o al revés. Por otro lado, mi experiencia me dice que la ética y la moral cambian en función de las circunstancias. Los habitantes de Tenochtitlan tenían la fea costumbre de arrancar los corazones de sus víctimas, así como de practicar el canibalismo. ¿Herencia, ambiente o mecanismo de aprendizaje?

Canibalismo y estrafalariedad: Mantener la cautela es necesario... pero cuidado con el exceso de celo... Lo de evolucionar es algo que hacemos siempre...

Saludos.

Eduardo dijo:

Lo que digo es que la moral se refiere tradicionalmente al grupo, porque trata de las costumbres, de las "mores". Otra cosa es que la metodología que empleemos para estudiar la moral pueda ser individualista. No obstante, si nos vamos de la economía a la evolución, la selecciónde grupo es una hipótesis bastante respetable por mucho que no le guste a Dawkins.

La evolución no es algo que hagamos "siempre". Evolución biológica implica cambio genético en las poblaciones, y este es un proceso lento. Donde la maniobra es más amplia es en la evolución cultural, que de todos modos tampoco es una "tabla rasa" y debe encarrilarse siempre dentro de tradiciones. Y la nuestra nunca ha incluído tal cosa. De ahí que lo del canibalismo voluntario sea una estrafalariedad se mire por donde se mire.

¿Y no crees que en determinadas situaciones el canibalismo voluntario es válido? Situaciones extremas, por supuesto...

eduardo dijo:

¿En qué situaciones? No se me ocurre ninguna cultura, ninguna "costumbre" que sea compatible con eso. Lo más cercano ha sido el consumo de carne ritual o los sacrificios humanos, pero esto repugna al sentido moral moderno de todas las sociedades. Luego están los casos de antropofagia ocasional en situación de peligro para la supervivencia, pero no creo que esto tenga nada que ver con el "canibalismo voluntario".

Lo cual quiere decir que no es incompatible con una ética liberal. Simplemente ha quedado eliminado por desuso. Es decir, estamos hablando de un problema que no nos afecta. ¿No te parece?

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 4 de Octubre 2007 12:11 AM.

es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es