| | Comentarios (6)

¿Es aceptable que un grupo de personas se independice del Estado y se organicen como quieran? Esa es la pregunta que se me viene a la cabeza tras leer el post de Alberto Neira, colega de Un Toque de Farlopa (me van a disculpar la costumbre de cambiar los nombres de los blogs). Dividiré mi respuesta en dos partes: la aplicable a la cuestión vasca (que es de lo que iba el tema) y, a partir de ahí, la más teórica.

Sobre la cuestión vasca, y en mi opinión, al día de hoy no es aceptable ningún referéndum. No hasta que ETA y sus basuros camaradas acaben en la cárcel (hablo de amenazas, kale borroka, extorsiones y demás) y pase un periodo razonable de tiempo. Una vez introducido este elemento, discutamos. ¿Puede esto dar alas a los nacionalistas, cuando no a los terroristas? Si se dan las condiciones anteriormente, no. Más aún, las erradicaría. ¿Es dar la razón a los terroristas? Teniendo en cuenta que la posibilidad de un referéndum sólo se puede dar una vez ETA y todo lo que le rodea desaparezaca y que después ha de transcurrir un periodo razonable de tiempo... yo diría que es más bien un incentivo para acabar con ellos de una vez por todas. En caso contrario, tal referéndum habría de ser rechazado.

Llevemos el caso a una región neutra elegida porque sí: Extremadura. Supongamos que una gran cantidad de extremeños se sienten únicamente extremeños (o que consideran que el Estado español recauda demasiados impuestos, o que invierten poco... o lo que sea) y se quieren independizar. Según la Constitución Española, esto no es posible ("... indivisible unidad de la nación española..."). Esto a nosotros nos puede parecer una broma, pero en Iberoamérica no lo es. En lo que se conocen como "Estados fallidos", hay regiones que pretenden separarse del país. Ejemplos tenemos en Bolivia y, con mucho menor peso, en Argentina y Venezuela. ¿Acaso no tendría una región el derecho a librarse de semejante carga de Estados tan intervencionistas que consideran mejor cortar lazos con el Estado central? No es por nada, pero si yo viviera en la región de Santa Cruz, estaría rezando para independizarme de Bolivia y las chaladuras populistas de Evo Morales. ¿Es la situación trasladable a cualquiera de las regiones de España? No. Pero si a Zapatero le diera por ser un Hugo Chávez o un Evo Morales (cosa que yo creo que quiere pero no puede porque la Unión Europea le tiraría de las orejas hasta quedarse con ellas), el "derecho de autodeterminación", me temo, tendría una justificación aplicable a cualquier región gobernada por el Estado español (no me gusta usar tal expresión, pero creo que describe bien lo que quiero decir).

Vamos ahora a la teoría. Lo que se conoce como derecho de autodeterminación es un invento de la ONU en un contexto de descolonización, y no tiene que ver absolutamente nada con el País Vasco, Navarra, Canarias, Galicia, Ceuta o Melilla, y, en principio, no sería aplicable a la suposición planteada anteriormente.

Ahora bien: tendría legitimidad un referéndum en el que una mayoría pudiese imponer su opción a una minoría. Si nos ponemos anarquistas, no, y si nos ponemos demócratas, sí. Si nos ponemos anarquistas (una postura siempre atractiva) el problema no sería el referéndum, dado que a fin de cuentas seguiría existiendo un Estado que limita las libertades individuales (es cambiar de dueño pero seguir con la correa). Si nos ponemos demócratas, el pueblo manda, con todas sus consecuencias. Y si la mayoría quiere que todo el mundo que se encuentre en un territorio delimitado haga X, el pueblo (el Estado, más bien) manda.

¿Cuál es, según mi criterio, la diferencia entre los referéndums puertoriqueño y canadiense y el vasco? Cuando yo decía que aquello parecía una fiesta, no comenté algo mucho más de fondo. Decía Hayek que, en elecciones, la abstención era un signo positivo, puesto que significaba que, ganase quien ganase, el Estado no interferiría mucho en la vida de los ciudadanos. Por eso, ganara quien ganara, se relativizaba el resultado y se consideraba casi una fiesta. No era algo traumático. Lo ideal sería que en el País Vasco se dieran las mismas condiciones... cosa que dudo que se dé.

Si nos centramos en la teoría, creo que un derecho a la autodeterminación podría suponer una opción interesante para los liberales, en tanto que se trate de que personas se liberen de un yugo estatal más intervencionista. Esto no quita para que también tengamos algo así como una Asturias en 1934, donde se impuso el socialismo más salvaje y se negó la jurisdicción al Estado central. ¿Sería aplicable en el País Vasco? ¿Por qué no? ¿Dónde se pone la raya al derecho de un grupo a desprenderse de otro? ¿Cuándo sí y cuándo no? A fin de cuentas, los grupos están compuestos por individuos. Si se limita eso, se limita la libertad de asociación... Pero claro... ningún Estado respeta tal libertad.

6 Commentarios

Coase dijo:

El problema es si das validez a unas elecciones tienes limitar el grupo de votantes. ¿Qué ocurre si Extremadura vota su independencia y Cáceres quiere seguir formando parte de España? ¿Y si un barrio de Cáceres pide la independencia pero una calle determinada pide permanecer en España?

Si aceptas elecciones tienes que establecer cual es el conjunto soberano. Las razones de que ese conjunto es el que es son históricas. Pueden gustar más o menos pero cuál es la alternativa. ¿Qué sea en base a la lengua? Que aquellos que hablen un mismo idioma sean el conjunto soberano. ¿O el color de la piel? ¿O el Rh? ¿Cuál es la alternativa para limitar geográficamente quién vota y quién no?

Hayek no sabía hasta donde llega la caradura de los políticos cuando tuvo esperanzas en la abstención. Olvídalo. Jamás la abstención hará cambiar a los políticos. Ya lo vista en los referéndum de la constitución europea y del estatut.

"Si aceptas elecciones tienes que establecer cual es el conjunto soberano. Las razones de que ese conjunto es el que es son históricas."

El problema es que algunos no aceptamos las elecciones como motivo legitimador de ninguna agresión, ni en nombre del pueblo español ni del vasco ni del Asturiano. Desde este punto de vista cada segregación con respecto al estado central se tiene que juzgar caso a caso en función de si el protoestado secesionista es presumiblemente más o menos intervencionista que el estado del que surge. No tiene sentido desde el punto de vista anarquista apoyar o rechazar las secesiones regionales por principio.

Si hablamos de una región que se pretende separarse del estado central para poder pasar a un punto de menor intervención estatal, hablamos de un cambio positivo. Por contra si hablamos de la creación de estados nacional-totalitarios o marxistas no cabe más que oponerse.

Coase: ¿Qué ocurre si Extremadura vota su independencia y Cáceres quiere seguir formando parte de España? Pues lo mismo que en cualquier otra democracia. No haciendo nada, perjudicas a unos. Haciéndolo, perjudicas a otros. Y, en una democracia, manda la mayoría. Para quienes les gusta y para quienes no. O aceptas el mecanismo para todo... o no lo aceptas.

Stewie: Creo que podrías estar confundiendo el posicionamiento con el derecho a... Esto no va de posiciones... va de derechos. En este caso, el derecho a renunciar a un estado y a crear otro que los ciudadanos entiendan que les beneficie (o represente o lo que sea) más.

Coase dijo:

Millón: "manda la mayoría"

Pero esa mayoría dependerá del conjunto que escojas. Una mayoría en Cáceres, pueden ser minoría en Extremadura y mayoría en España.

¿Qué conjunto escogerías: Cáceres, Extremadura o España?

Injusto son todos. Pero si quieres un sistema democrático tendrás que elegir uno.

El problema es que el derecho de unos a renunciar a un Estado supone la obligación de otros a aceptar un Estado que no desean.

Siempre está la solución de Ikea: la independencia de cada casa... Pero yo no soy ancap.

Coase: ¿Cuál elegiría yo? ¿Ves? Por eso simpatizo con el anarquismo: porque quita preguntas de la ecuación. Puestos a elegir, pues mejor por pueblos... Pero si se hiciera, se haría por regiones enteras.


El problema es que el derecho de unos a renunciar a un Estado supone la obligación de otros a aceptar un Estado que no desean. Y, en el caso contrario, también... pero al menos podrías tener mayorías basadas en localizaciones concretas...

Y los efectos perversos de la intervención estatal serían más visibles, creo yo, en un estado más pequeño.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 11 de Octubre 2007 6:10 PM.

Hugo Chávez se dispone a hacer una reforma monetaria es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es