|

Tío... lo tuyo era devoción por la causa...

La rocambolesca historia --de la que ayer se tenían pocos detalles y algunos contradictorios-- empezó con la petición de socorro del hijo a un pastor en un monte francés cercano a El Portalet, en el Pirineo oscense, según la agencia Vasco Press. El muchacho explicó que había estado en el Pirineo con un acompañante adulto al que no identificó. Aitona se había ido al ver a un grupo de excursionistas, por temor a que fueran policías, según la versión ofrecida por Efe. El etarra indicó al chaval qué camino debía seguir, pero este se perdió y anduvo extraviado varias horas hasta que halló al pastor.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 9 de Agosto 2007 11:10 AM.

es la entrada anterior en este blog.

¡¡Mi doooosiiiiiiiis!! ¡¡Necesito una inyección!! es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es