Paco de la Torre, ese alcalde al que quiero tanto...

| | Comentarios (3)

Hoy empiezan las fiestas de mi ciudad: Málaga. Yo, con una cojera que me deja sin ganas de hacer cualquier cosa, tendré que soportar el infumable bodrio que supone ir a la Feria. Con toda la gente borracha de Cartojal (que encima da una resaca de las que hacen afición), la mierda de caballos en medio de la calle (es entonces cuando uno prefiere el humo de los coches, el hedor es absolutamente insoportable) teniendo que bailar sevillanas porque, si no, eres el aguafiestas del grupo... porque cuidado... que si no, eres el antisocial. Odio estas fiestas.

Pero el día que más odio es el primero. Hoy, a las 12, comenzará un espectáculo impresionante de fuegos artificiales pagados con mi dinero. El espectáculo será la repanocha, pero prefiero que me devuelvan el dinero, que yo no he pedido semejante espectáculo. Y después, con toda la playa de la Malagueta hasta los topes de gente bebida, tendré que tragarme abominables conciertos de bandas ya de por sí insoportables. Si el año pasado tuve que soportar infumables elementos tales como Enrique Iglesias (pusieron la versión playback cuando se dieron cuenta de que su voz estaba hecha una alcantarilla) o Pignoise, hoy van a intentar atrofiarme el cerebro con gente como Orishas, Jamelia o Efecto Mariposa (un efecto en el que, por cierto, no creo... me da igual la teoría del caos). Vamos, que la sobredosis de somniferos está garantizada esta noche. Aunque dudo que funcione, dado que también toca Carlinhos Brown, y ya sabemos lo que a este hombre le gusta la percusión.

Nuestro amigo Paco de la Torre (PP), cual gallardonista ultramontano, es un despilfarrador nato de los bienes ajenos. Hará unos cuantos años se construyó un majestuoso Palacio de Congresos y Exposiciones del que todavía estamos esperando que deje de tener pérdidas. Vamos a ver... ese tipo de cosas tienen que hacerlo inversores privados. Si eso se va al cuerno por pérdidas... lo tendremos que pagar unos cuantos cientos de miles de contribuyentes que nunca hemos usado tal servicio ni aunque sea para ir al lavabo.

También recuerdo la obra que hiciste en el Paseo del Parque. Para que se hagan a la idea, imagínense una gran avenida. En una de las aceras hay un parque relativamente grande, y tenía mucha vegetación. En su defensa habría que decir que el suelo estaba destrozado y que resbalaba cual pista de hielo... pero es que se lo ha cargado por completo. El suelo ya no es la típica hilera previsible de losetas, sino una combinación de piedras que, aunque pueda quedar bonito por sí solas (algo discutible) queda horrenda a medida que vas viendo las diferentes hileras de losetas. Un Picasso hecho paseo. Eso, por no hablar de la vegetación. Antes, uno podía relajarse paseando y viendo el verde del parque, pero este ha sido rapado como un novato el pelo cuando entra en el servicio militar. La belleza del parque (un lugar donde mirar y relajarse) se ha ido al cuerno. Por cierto... Se rumorea que las flores que ahora adornan tal parque fueron compradas a un vivero que era propiedad de... su hermano. No será cierto, ¿verdad? Ah, las obras acabaron justo en época de elecciones, casualmente.

No se nos olvide la lucha contra el botellón. Nuestro querido y votado alcalde no ha tenido mejor idea que cerrar la Plaza de la Merced (donde se celebraba el botellón principalmente) y dejar como lugar para practicarlo... ¡una arteria de la ciudad! Para que se hagan una idea, el Paseo de los curas es uno de esos sitios de Red Básica, esto es, que si cometes cualquier infracción, te cae la multa más gorda posible. Pues eso es lo que han cortado para que la gente se emborrache. Bien es cierto que tal medida no es un gran problema para el tráfico (hay una avenida paralela a poca distancia y la desviación es mínima)... pero no creo que sea el sitio más apropiado para que la gente pueda beber. Lo mejor es la disposición de urinarios públicos... que hay que pagarlos y que, por ejemplo, un servidor no usa (y sí la carretera).

Más cositas. Cuando llegan las navidades, Málaga se transforma en la ciudad más iluminada de España. Ello se debe a la instalaciones de millones de lucecitas en el centro de la ciudad, con ánimos puramente decorativos. La ciudad quedará como el paraíso celestial... pero la pasta que se nos va en impuestos es de órdago. Y da la casualidad de que a mí no me gusta la Navidad... Pues, venga... como es fiesta, a pagar.

Estas son sólo algunas de las brillantes e innecesarias inversiones que lleva a cabo nuestro querido alcalde, Paco de la Torre. Están pendientes las obras del metro, algo que llevará a nuestro planificador local a la altura de los faraones. Yo, honestamente, prefiero ahorrarme buena parte de ese dinero (por no decir que todo) y gastármelo en otras cosas. Por ejemplo, en calmantes.

3 Commentarios

nosecual dijo:

¿Y que me dices del festival de cine de Malaga?¿O de la propia Semana Santa?¿A caso te crees que no las pagas de tus impuestos?
Por cierto , yo tambien odio la feria de Malaga y el chillerio del flamenco en cuanto lo oigo me pongo malo, aunque no peor que con los finos.

Ian Curtis dijo:

Lamentablemente, casi todos los alcaldes de España (del mundo) son como el de tu Málaga. Ahora la nueva tontería en casi todas las ciudades es el Palacio de Congresos, ése que citas aquí. Málaga por lo menos es una ciudad grande. Donde yo me muevo (Toledo y Albacete) también están en construcción o recién hechos, sacando la financiación, por supuesto, de las arcas municipales. Y dudo yo que vayan a ser muy rentables. Por qué ningún empresario se había planteado construirlo si lo fueran a ser?

Por cierto...
magestuoso?
bibero?

Manolo, esa ortografía...

Eli Cohen dijo:

También soy de Málaga, y, joder, suscribo hasta la última coma de tus impresiones sobre la Feria.

Gracias.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 10 de Agosto 2007 11:00 PM.

Prueba de resistencia es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es