¿Qué será será en Oaxaca?

|

Para quienes lo no sepan, Oaxaca es una región al suroeste de México colindante con Chiapas que está atravesando unos momentos muy tensos. Fusilo de la Wikipedia el origen de este marrón, marrón que afectará a la economía mexicana:

El 22 de mayo de 2006 se inició (como cada año) una huelga de profesores de la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes exigían, entre otras cosas, una rezonificación laboral. El 14 de junio, bajo órdenes del gobernador Ulises Ruiz Ortiz, que al intentar cumplir un compromiso de campaña y de acuerdos políticos de no permitir plantones en el centro histórico por ser el centro turístico de la ciudad y tras varios reclamos de comerciantes afectados de la zona, ordenó a cientos de policías intentar desalojar a los maestros con piedras, gases lacrimógenos, balas de goma, disparos de armas de fuego. Los maestros respondieron con piedras y palos y forzaron la retirada de los policías. Este hecho desató una ola de protestas dentro y fuera del estado de Oaxaca en contra del uso de la fuerza publica excesiva para su propósito de coacción de las leyes. En respuesta a los actos de represión cometidos por URO, diversas organizaciones, ONGs y asociaciones se organizan en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, exigiendo, al grito de "Ya cayó, Ulises ya cayó" la renuncia del Gobernador. Posteriormente, las calles se llenaron de personas, colonias y municipios protestando por las acciones del gobernador.

Esta calma es tan tensa que ya se ha roto.

La violencia resurgió el lunes en la ciudad de Oaxaca, al sur de México, donde policías y sectores sociales opuestos al gobernador Ulises Ruiz se enzarzaron en choques que dejaron cuarenta civiles y quince agentes heridos.

Los manifestantes pretendían abortar la popular fiesta de la Guelaguetza, una de las más importantes de este estado turístico mexicano, y se enfrentaron con piedras y palos contra una policía que está siendo investigada por supuestas violaciones graves de los derechos humanos.

Parece ser que la policía ha actuado con tal violencia (a lo que habría que añadir arrestos ilegales) que está siendo investigada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Una izquierda que no duda en boicotear todo lo que puede (en Bolivia, las carreteras, en México el turismo) para llamar la atención. Una policía que abusa de la violencia. Y al fondo, bajo una capucha, el Subcomandante Marcos sonríe...

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 18 de Julio 2007 8:45 PM.

es la entrada anterior en este blog.

Una comparativa entre Una verdad incómoda y El gran timo del calentamiento global. es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es