Porqué no quiero la clase de educación para la ciudadanía

| | Comentarios (9)

La inmensa mayoría de visitantes de este blog conoce su filosofía con respecto a cuestiones relacionadas con la religión: Literalmente, las únicas iglesias, mezquitas, sinagogas y demás templos religiosos que iluminan son las que arden. No es una cuestión antirreligiosa (que supongo que también, cosas de la religión de los ateos en su vertiente más fanática y estúpida), sino más bien de física. Como tampoco creo que el "insight" que tiene una persona religiosa pueda llamarse "iluminación" -aunque provenga de un fuego de un templo-. Pero en lo que concierne a la asignatura de "Educación para la ciudadanía", comparto su postura y sus temores.

Parto de la base de que el Estado no es quién para gastarse el dinero de los contribuyentes para poner escuelas, no hablemos ya de imponer temarios. Pero dado que no vivimos en tal planeta, nos ajustaremos a las circunstancias. Para empezar, diré que soy laico. Tomo la definición de wikipedia:

Los laicistas consideran que están garantizando la libertad de conciencia además de la no imposición de las normas y valores morales particulares de ninguna religión o de la irreligión.

Es decir, que no me mola la clase de religión. Obligatoria, quiero decir. Me opongo porque se trataría de un orden moral impuesto por el Estado. Y es por la misma razón por la que me opongo a un temario como el de Educación para la ciudadanía: porque es un orden moral impuesto por el Estado.

El laicismo ha sido una posición política enmarcado en un contexto histórico, un contexto en el que la Iglesia tenía mucho poder a la hora de educar a los jóvenes y donde dicho poder estaba respaldado por el Estado. Esto sí ha tenido mucho peso en España. Pero antes de eso, en el resto de Europa habían sucedido unas cuantas guerras y revoluciones motivadas por cuestiones religiosas.

En mi opinión, la más importante fue la británica. Gracias a ella aparecieron teóricos como Thomas Hobbes o John Locke, quienes defendieron que el rey (es decir, el Estado) no tenía ninguna legitimidad para imponer su religión a los ciudadanos, dado que esta pertenecía a su ámbito personal. De lo que estaban hablando era del orden moral impuesto por el Estado. Con esto pretendo ahorrarme el comentario de Lüzbel al respecto:

Lo importante es que el niño no es un ser humano, sino un objeto más de su exclusiva propiedad, y si sus enseñanzas contribuyen a la formación de monstruitos racistas, machistas o totalitarios es lo de menos.

Pues va a ser que no. Más bien son más de trescientos y pico años de tradición. Llevemos a la práctica estos temores. ¿Qué es esta clase de Educación para la Ciudadanía? Aquí tienen unos cuantos enlaces. Y aquí, los objetivos de la asignatura:

En cuarto de ESO, se formará a los estudiantes sobre los interrogantes del ser humano, los sentimientos y emociones en las relaciones interpersonales, las teorías éticas, el pluralismo moral, instituciones democráticas, valores constitucionales, factores que generan problemas a distintos colectivos, la globalización, dignidad de la persona, causas, factores y alternativas a la discriminación de las mujeres, entre otras cuestiones. Los contenidos comunes a los cinco bloques de este curso tratarán el reconocimiento de los sentimientos propios y ajenos, la exposición de juicios, el análisis de la información de la prensa y el reconocimiento de las injusticias.

En todos los cursos de esta materia, que será evaluable y computable, estos contenidos tienen su triple dimensión de contenidos conceptuales, procedimentales y actitudinales, según ha explicado Pérez Iriarte al término del encuentro con estas entidades. "Se trata de transmitir un cuerpo de conocimientos que permita manejarse en el conjunto de la ciudadanía pero sobre todo de educar en comportamientos y actitudes propios de la educación ciudadana", ha dicho.

¿Y quiénes han hecho el temario?

Entre las organizaciones con las que el MEC ha negociado hoy el diseño de la nueva asignatura están Amnistía Internacional, Asociación Pro Derechos Humanos, Asociación Universitaria de Profesores de Didáctica de las Ciencias Sociales, Cáritas, Coordinadora de ONGs para el Desarrollo, Intermón-Oxfam, Federación Española de Religiosos de Enseñanza y Fundación Luis Vives

Y a todos esos añado los sindicatos (ver inicio de página linkeada anteriormente):

La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, se ha reunido hoy con el secretario general de UGT, Cándido Méndez , y el secretario general de la Federación de la Enseñanza FETE-UGT, Carlos López, en la sede del Ministerio de Educación

Es entonces cuando me pregunto: ¿Qué tiene que enseñarle un sindicato a mis hijos sobre la globalización? Eso por no hablar de Intermón-Oxfam, los que publicaron aquel infumable Informe Lugano y tienen campañas de similar deguste como el "Por un consumo responsable"...

No sólo eso. Todo este conjunto de conocimientos ignoraría la capacidad innata que tienen los niños para aprender ciertos temas o informaría de modo erroneo: Nadie se ríe de un discapacitado, ni siquiera los niños. Las mujeres pueden ser menos contratadas que los hombres por la posibilidad de quedarse embarazadas (y el tiempo que supondría tener que dejar de trabajar), no porque sean peores. ¿Por qué tengo que enseñar religiones a mis hijos?

¿Quiero que esta gente -sus temarios, sus valores... cualquier cosa suya- eduque a mis hijos? No. En este caso, se trata de una cuestión de ideales. Dudo que estos señores vayan a defender un concepto de democracia como de limitación del Estado, sino de que por vías democráticas se puede imponer casi cualquier cosa, por no hablar de mi concepto de libre mercado.

Probablemente compartiría el 60 o el 65% del temario que el Estado pretende enseñar a mi hijo, pero tampoco es una cuestión de temarios o utilidad. Es una cuestión de que el Estado no está para prefijar conductas morales en nadie, únicamente debería defender la libertad de conciencia de estos. Aunque eso implique que haya padres que enseñen valores irracionales o estúpidos a sus hijos. No es un problema el hecho de que un niño sea racista, machista u homófobo; es un problema en cuanto estos individuos agreden a otras personas. Y para resolver estos problemas, hay soluciones mucho más ingeniosas que esta moral examinable.

Cuando desde el laicismo se propone enseñar a los niños valores morales afines a los puntos de vista quienes se declaran como tales, se convierte en aquello en lo que se había comprometido a luchar. Ya nos advirtió Nietzsche...

Él que lucha con los monstruos puede ser que tome cuidado a fin de él de tal modo haga un monstruo. Y si usted mira para largo en un abismo, el abismo mira también en usted.

9 Commentarios

Palimp dijo:

Yo no entiendo tanto revuelo. Cuando yo iba al instituto había dos opciones: religión o ética. Y nadie ponía el grito en el cielo.

Sobre tus objeciones, entiendo que te moleste el temario por lo que pueda tener de adoctrinamiento ideológico, y quizás yo tampoco estaría de acuerdo con el mismo 40%, pero me parece bien que haya una asignatura de estas características.

"Nadie se ríe de un discapacitado, ni siquiera los niños. " No te lo crees ni tú.

En mis tiempos también. Ah, aquellas clases de ética, donde no se estudiaba nada...

No es una cuestión de que eduquemos a nuestros hijos o no en estos temas. Creo que cualquier padre lo haría. La pregunta es ¿quién debe hacerlo? Y ya he mostrado mis temores de que el Estado no es precisamente, el más adecuado para según que cosas. Pero incluso si lo hiciera bien, tampoco tendría sentido.

Palimp dijo:

No te creas que esto lo hace cualquier padre. Tampoco me voy a poner en plan de 'papá estado' debe hacerlo. Pero no me parece mal que lo haga.

Debo confesar que yo, como persona buenrollista que he sido y soy, estuve dando unos cursos llamados 'Programas de educación para la convivencia'. Explicábamos todos los valores del buenrollismo, en mi caso sin demagogia, y no me parecían nada mal.

Ya sé que es una cuestión de elección, pero... ¿y para qué una clase de algo que se puede aprender con un poco de sentido común?

Palimp dijo:

¿Ese que es el menos común de los sentidos?

Hay una cosa que siempre he echado en falta: una asignatura de educación práctica: desde como hacer la declaración de la renta hasta que hay que hacer si eres presidente de escalera pasando por saber realizar una reanimación cardiopulmonar.

Y ya no comento más, que escribir redliberal me da sarpullido en los dedos.

Lüzbel dijo:

Entiendo que el programa en sí no tenga una total simpatía por tu parte, después de todo chirría con un ideario liberal. A mí también hay parte de temario que no me gusta.

De lo que hablo es de la necesidad de crear no a izquierdistas desde el estado, sino a que los niños aprendan las normas básicas de convivencia, a aprender también que las libertades y el bienestar requieren de obligaciones como ciudadano, te consideres después izquierdoso, derechoso o liberaloide.

¿Tiene que hacerlo el Estado? Sí, creo que sí, porque desde el Estado puede controlarse el qué inculcamos y el qué no. Porque no es lo mismo inculcar nacionalcatolicismo que educar a la gente en qué es la libertad de expresión o el porqué matar en democracia no es aceptable. No creo que por ello nos convirtamos en lo mismo que queremos combatir.

Y el estado laico está no para educar en el ateismo, estoy de acuerdo (aun siendo laico) sino en enseñar que tú serás musulman, pero aquí la mujer tiene los mismos derechos que el hombre...y en que tú serás católico, pero los homosexuales no pueden ser perseguidos legalmente. A este tipo de cosas me refiero. Convivencia para que luego en ella te desarrolles como quieras, pero en convivencia.

Por otro lado alguien racista es más probable que agreda a un negro que alguien que no lo es. Alguien homófobo es más probable que le de dos hostias a dos chicos besándose que alguien que no lo es. Una cosa no lleva a la otra, pero la hace más probable...las acciones no se dan en el aire.

Y, dicho todo esto, es una hora a la semana. Estando como estoy a favor de la idea de la asignatura, creo que tampoco va a crear una generación de Martin Luther Kings. Lo normal es que termine siendo una "maría" y que de las 200 cosas que den los chicos se queden con una (con suerte). Y mira, si esa una tiene que ver con comprender lo que implica ser ciudadano, me doy por satisfecho.

Saludos.


Palimp: ¿Los jóvenes de hoy en día son homófobos? En su mayoría, quiero decir... Y mientras tanto, ¿dónde ha estado la clase de Educación para la ciudadanía? Vamos: hoy llamas a alguien "maricón" y, al margen de caerte una demanda todo el mundo te miraría mal. No necesitas una clase...

Y bueno... siempre hay cosas que se pueden enseñar y que son más útiles... Interesante crítica al sistema educativo público...

Por otro lado: ¿No sabías que el sarpullido es una de las consecuencias secundarias del consumo de Cocaína Intelectual? Pero cuidado: podría confundirse con Lupus...

Luzbel:

"Entiendo que el programa en sí no tenga una total simpatía por tu parte, después de todo chirría con un ideario liberal."

Con semejante temario votas del PSOE a la izquierda.

"De lo que hablo es de [...] que los niños aprendan las normas básicas de convivencia, a aprender también que las libertades y el bienestar requieren de obligaciones como ciudadano, te consideres después izquierdoso, derechoso o liberaloide."

Para la convivencia no necesitas una clase. Y el resto, visto quienes hacen el temario, será una agradable, sesgada e inútil justificación de la socialdemocracia. Tú estás especulando con lo que esta clase debería ser. Y dado que no coincidiremos en nuestros planteamientos, hay una solución: tú educas a tus hijos como quieres y yo a los míos como quiero.

"¿Tiene que hacerlo el Estado? Sí, creo que sí, porque desde el Estado puede controlarse el qué inculcamos y el qué no."

A ver si lo pillo: Yo he demostrado que el Estado puede enseñar ideas perniciosas... y tú me dices que puedes controlar al Estado. Comparemos funcionamientos de Estado y mercado. Si el Estado la caga, tengo que esperar a unas elecciones para que la cosa cambie (tiempo de espera mínimo: 4 años). Si el colegio la caga, puedo cambiar a mi hijo a un colegio con un temario más adecuado (tiempo de espera mínimo: 1 mes).

"Porque no es lo mismo inculcar nacionalcatolicismo que educar a la gente en qué es la libertad de expresión"

A mí no me importa y no es mi problema. Si los padres son idiotas, allá ellos. Por otra parte, tampoco me parece tan malo el que un niño se sienta español y/o católico. E incluso franquista: sus argumentos serían fácilmente rebatibles. Yo creo que enseñar a los hijos a ser de izquierdas es algo pernicioso para la libertad y la democracia; como también creo que obligar a la gente a aprender el idioma de una comunidad autónoma por narices es malo, así que... ¿dónde pones el baremo? Sí, hay cosas obvias, pero se pueden aprender con clases de sentido común o en temas de otras asignaturas (véase historia o filosofía).

"o el porqué matar en democracia no es aceptable."

¿Por qué no? Si una democracia comete las mismas agresiones que una tiranía... ¿dónde está la diferencia? ¿En que la gente vota? Si una democracia comete las mismas agresiones que una tiranía, se habrá demostrado que el voto es inútil para controlar el Estado. ¿Mataríamos en democracia si Franco (pongo este, pero puedes poner al que quieras: Hitler, Stalin, Pinochet, etc...) estuviese en el poder e hiciera lo mismo que hacía... aunque elegido democráticamente? ¿Y cómo le enseñarías esto a un niño si le dices que en democracia no se puede matar?

Y el estado laico está..."

El Estado español es aconfesional, no laico. El resto de cosas es, a mi modo de ver, innecesario o insuficiente para crear una asignatura.

"[...] Alguien homófobo es más probable que le de dos hostias a dos chicos besándose que alguien que no lo es. Una cosa no lleva a la otra, pero la hace más probable...las acciones no se dan en el aire."

No cuestiono eso... Lo que cuestiono es la utilidad de la asignatura. ¿Acaso crees que los niños y adolescentes dejarán de agredirse por las clases?

"Lo normal es que termine siendo una "maría" y que de las 200 cosas que den los chicos se queden con una (con suerte). Y mira, si esa una tiene que ver con comprender lo que implica ser ciudadano, me doy por satisfecho."

No... tal y como está planteado, se quedarán con la idea progre de ciudadano.

Palimp dijo:

Si los jóvenes de hoy en día no son homófobos es gracias a todos los buenrollistas que han ido inculcándolo -principalmente en televisión-. Pero hay otros valores igual de saludables que siguen campando a sus anchas.

Además de que en los pueblos todavía no está bien vista la homosexualidad, ni siquiera por los jóvenes.

Nada llega de modo instantaneo a todas partes. Aunque, por otro lado, me estarías dando la razón con tu primer argumento. Y no, no creo que todos los valores sean saludables o que campen a sus anchas. Pero tampoco creo que la "solución óptima" sea el Estado.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 2 de Julio 2007 11:24 PM.

es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es