La palabra de Ignacio Ramonet

| | Comentarios (2)

Una de las cosas que tiene el turno de noche es que a veces estás dispuesto a aceptar cualquier cosa con tal de mejorar tu estado de ánimo. Por ejemplo, leerme “Ramonet: El mundo en la nueva era imperial. Conversaciones con Jorge Halperín” (2002, Ed. Le Monde Diplomatique). Lo cierto es que el libro no me defraudó: me reí mucho con sus teorías acerca del neoliberalismo en el papel del fracaso argentino (parece ser que no sabía que el país estaba endeudado hasta las orejas) hasta el punto de considerarlo una nueva caída del Muro de Berlín del capitalismo, la libertad en Cuba (si considera que se puede llamar libertad a hacer cosas que entren en el marco de la Revolución y absolutamente nada más fuera de ella…) y demás historias por las cuales un servidor sólo pensaría que cada cual es libre de pensar todas las idioteces que le dé la gana, tales como que la tierra es plana, las ranas tienen barba y cosas similares. Tampoco es que el entrevistador ayude mucho, la verdad.

Pero hete aquí que, de pronto, me viene a la memoria un párrafo sobre lo que está llevando a cabo Hugo Chávez en Venezuela. Cito literalmente:

Chávez es un presidente elegido democráticamente, varias veces. No se le puede calificar de autoritario. Tiene una pequeña mayoría en el Congreso. No tiene una mayoría absoluta, siquiera. Nadie acusa a Chávez, por ejemplo, de encarcelar a oponentes políticos. Ninguna organización internacional lo acusa de haber faltado el respeto, digamos, a la libertad de prensa, o haber detenido algún periodista, o cerrado algunos periódicos. Es decir que la acusación de déspota hacia Chávez -algunos directamente lo tratan de Hitler- viene de una oposición desquiciada, que ha perdido todo sentido de la medida en su crítica. No quiero decir con esto que Chávez sea un hombre perfecto. Digo: ha sido elegido legítimamente, gobierna democráticamente, con una oposición que ejerce su función de oposición y él trata, sencillamente, de aplicar su programa, por el que ha sido elegido. […] Globalmente, yo creo que ese proyecto de Chávez nadie lo puede criticar. Evidentemente, se nos puede criticar por apoyar a Chávez porque sobre tal o cual cuestión, pues, toca el patrimonio de una pequeña oligarquía. Bueno, es necesario que esta oligarquía comprenda que los años pasan, la historia avanza y que la mayoría de los venezolanos está también esperando un poco de justicia social. Y de momento, Chávez no lo ha hecho utilizando métodos autoritarios. [Página 34]

Y en la página siguiente podemos leer:

Yo siempre he dicho: el día que Chávez sea un dictador lo denunciaremos. Pero, por el momento, nada nos lo indica. Yo quiero que me digan cual es la decisión de Chávez, sobre tal o cual dominio, donde se ha comportado como un tirano o como un dictador, no respetando a la oposición. [Página 35]

Esto lo dijo allá por noviembre de 2002. Veamos lo que está pasando en estos momentos en Venezuela:

Chávez ha cerrado una emisora de televisión y amenaza con cerrar otra. Por todo ello, le han caído palos de todas partes, dentro y fuera (visión panorámica aquí), medios de comunicación incluidos. La oposición no ha dudado ni un segundo en salir a la calle. ¿Qué dice Ramonet al respecto?

«A nombre de nuestros amigos europeos de la Revolución bolivariana expreso mi solidaridad con las autoridades de Venezuela en su decisión de no renovarle la concesión a Radio Caracas Televisión (RCTV)»

«Aquí hay un proyecto de crear una comunicación de servicio público que esté a la orden de la verdad, de la cultura, de la educación, de la sociedad y del pueblo».

«Radio Caracas Televisión ha lanzado una campaña a través del mundo para desprestigiar y atacar, con muchas calumnias y mentiras, a Venezuela. Han tratado de desvirtuar lo que está pasando en Venezuela».

Sobran los comentarios.

2 Commentarios

framling dijo:

"Aquí hay un proyecto de crear una comunicación de servicio público que esté a la orden de la verdad"

Es curioso que el argumento para cerrar emisoras sea la verdad aquí y allí.

snipfer dijo:

y lo mejor de todo es que se queda tan ancho. Este capullo no tiene vergüenza de ningún tipo.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 1 de Junio 2007 10:15 AM.

es la entrada anterior en este blog.

Los hoteles, a pagar canon es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es