|

Una de las pocas cosas que quedaban mínimamente democráticas en Bolivia era la separación de poderes. Digo lo de mínimamente porque al ex-presidente Sánchez de Lozada se le persigue por un delito de genocidio por la muerte de 60 personas (viva el uso correcto del vocabulario, dentro de nada llamaremos catástrofe humanitaria a no desayunar).

Pues bien, parece que la justicia actual no acaba de convencer al presidente boliviano y les ha acusado de corrupción. Pero a lo bestia.

"En una investigación encontramos que cada año, término medio, hay una denuncia sobre los miembros del Poder Judicial, 1.500 sobre algunos miembros del Poder Judicial están envueltos en temas de corrupción"

Perdón, he dicho a lo bestia...

'Ha habido una investigación, no del Estado boliviano, sino de un organismo internacional, nada menos que de USAID de EE.UU., que demuestra que en el poder judicial (...) se roban 300 millones de dólares por año'.

Esto ha sido desmentido por dicha organización, y los jueces están que trinan. Uno ya ha dimitido y el resto, al margen de exigirle pruebas, se plantea si hacer lo mismo.

Blogbis... Estados fallidos... Ideas al vuelo, simplemente...

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 23 de Mayo 2007 8:48 PM.

Meme ecologista es la entrada anterior en este blog.

Las matemáticas de Amnistía Internacional (y las de Evo) es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es