La vida son contradicciones...

|

Zarkozy, el socialista...

Los postres fueron más largos e indigestos. Sarkozy expuso a la brava sus ideas sobre la manera de afrontar la globalización. Su teoría de la "preferencia comunitaria" dejó una honda preocupación. Para el presidente francés, Europa debe establecer un sistema de preferencia de los productos comunitarios frente a los de los otros países. Se trata de una visión que muchos interpretaron como proteccionista y que se desmarca del discurso de la Comisión Europea, y especialmente de Alemania, el primer exportador mundial, y del Reino Unido, que ven en la apertura de los mercados y la globalización más una oportunidad que un riesgo.

También fueron inquietantes sus comentarios sobre la manera en que se llevan a cabo las negociaciones en la OMC y, sobre todo, sus ideas sobre la protección de la agricultura. El presidente francés es partidario de volver a una Política Agrícola Común más intervencionista, basada en precios subvencionados, lo que supone desandar la dirección de la UE de los últimos años que acentuaba las ayudas a las pequeñas explotaciones.

El País, el liberal...

Que Bruselas haya sido uno de los primeros destinos de Sarkozy es significativo. Pero su paso por la capital europea ha dejado una estela de preocupaciones. No respecto a lo que ahora llama el "tratado simplificado" para salir del problema de la Constitución europea, sino por su visión proteccionista, aunque él rechace tal apelativo. No está dispuesto a cambiar una reducción de las subvenciones agrícolas por la apertura a bienes y servicios en otros países. Es más, se ha mostrado partidario de reforzar la política de precios en la agricultura europea en vez de las ayudas directas, lo que será acogido con suma preocupación por los países del otrora llamado Tercer Mundo. Y aunque no sea el único a este respecto, una gran contradicción de Sarkozy y de su Gobierno es que rechaza más inmigración pero pretende rechazar productos que vienen de los países de emigración.

En sus conversaciones en Bruselas, Sarkozy ha resucitado la idea de la "preferencia comunitaria" e insistido en que Europa debe proteger a sus ciudadanos y no preocuparlos. La cuestión es cómo. Cuando habla del dumping fiscal y social de los nuevos Estados miembros olvida que sin ese desfase en salarios y apoyos sociales España, Portugal, Grecia e Irlanda no se habrían desarrollado como lo han hecho. Esta actitud, junto con una cerrazón a la armonización fiscal, puede chocar con la más liberal de Merkel en Berlín o de Brown en Londres.

[...] Un toque de liberalismo no le vendría mal.

¿Socialistas de derechas? ¿Izquierdas liberales?

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 26 de Mayo 2007 10:53 AM.

es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es