|

No es una buena noticia la que llega desde Venezuela de que pretenda unificar a todos los partidos de izquierda en uno solo. Si al final se produce la creación de tal partido socialista que una todas las voces de la izquierda, los riesgos que se generan serían dos, y ninguno de ellos positivo.

El primero de ellos es que no va a existir la posibilidad de que la gente pueda recurrir a otros partidos de izquierda en el caso de que el desprestigio de Chávez comience a debilitarse. Las escisiones sólo se producirían en momentos críticos. La idea de Chávez es aumentar su poder controlando a aquellos que pudieran hacerle una oposición más cercana. Es cierto que, cuantitativamente, el resto de grupos carece de peso pero, cualitativamente, impide la posibilidad de la pluralidad de ideas en la izquierda. El que quiera salir en la foto no podrá moverse.

Y el segundo es que la derecha puede quedar todavía más marginada. Si deja de existir la posibilidad de una izquierda más sensata, menos "revolucionaria" y que tenga en cuenta la importancia de valores como la libertad económica e individual, Chávez lo tendrá mucho más fácil para tildar a la derecha de neoliberal, servil a Bush y toda la retahila de mediocridades intelectuales a las que nos tiene acostumbrados. Muy probablemente, esto podría derivar en una maniobra similar por parte de la derecha pero, si quiere tener el poder, ha de existir la posibilidad de un salto previo. La única posibilidad que le queda para poder tener el poder es que la propia derecha se convierta en una izquierda socialdemócrata.

De fondo, el sistema democrático y la libertad económica del país.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 23 de Diciembre 2006 7:49 PM.

Mitos de los mitos de la soberanía del consumidor es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es