| | Comentarios (13)

Siendo hoy el día de mi cumpleaños, he decidido hacerles un pequeño regalo a ustedes, oh, escasos pero fieles lectores. Para un servidor sería muy fácil poner un par de tías en bolas (como ésta o ésta otra), pero como imagino que serán tan freakies que ya las habrán visto más de quince veces (veinte, si hablamos de este otro caso), he optado por poner un texto de David Hume que seguro que les encantará... También podría haber hablado del nuevo blog de Paulo Coelho... pero tendría que volver a mi tratamiento de rehabilitación por piromanía... así que les dejo con con nuestro gordo ateo favorito...


David Hume.jpg


DE LAS RELACIONES

La palabra RELACIÓN se utiliza normalmente en dos sentidos básicamente diferentes: nombra por una parte la cualidad por la que se unen dos ideas en la imaginación, llevando naturalmente la una a la otra -como hemos explicado anteriormente-, y por otra la circunstancia particular en que, incluso en la unión arbitraria de dos ideas en la fantasía, podemos pensar que es conveniente compararlas. En el lenguaje corriente es siempre el primer sentido lo que nombramos con la palabra relación; sólo en filosofía lo extendemos, para indicar cualquier asunto determinado de comparación, sin un principio de enlace. Así, los filósofos admiten que la distancia es una nueva relación, pues adquirimos idea de ella comparando objetos; pero hablando normalmente decimos que nada puede haber más distante entre sí que tales o tales cosas, que nada puede tener menor relación: como si la distancia y relación fueran incompatibles.

Quizá podría creerse que es una tarea interminable el enumerar todas las cualidades que hacen que los objetos admitan comparación, y gracias a las cuales se producen las ideas de la relación filosófica. Pero si las examinamos cuidadosamente hallaremos que pueden reducirse sin dificultad a siete grupos generales, que cabe considerar como principios de toda relación filosófica.

1. El primero es la semejanza: es ésta una relación sin la que no puede existir relación filosófica alguna, dado que no hay otros objetos que no admitan comparación sino los que tienen algún grado de semejanza. Pero aunque sea necesaria para toda relación filosófica, no se sigue de ello que la semejanza produzca siempre una conexión o asociación de ideas. Cuando una cualidad llega a ser muy general y común a gran número de individuos, no presenta directamente a nunguno de ellos ante la mente; por el contrario, al ofrecer de golpe una opción demasiado extensa evita que la imaginación se fije en un objeto determinado.

2. La identidad puede considerarse como una segunda especie de relación. Entiendo aquí su relación en el sentido más estricto: en cuanto aplicada a objetos constantes e invariables, sin examinar aquí la naturaleza y el fundamento de la identidad personal, que se tratará más adelante. La relación de identidad es la más universal de todas, ya que es común a todo ser cuya existencia tenga alguna duración.

3. Después de la identidad, las relaciones más universales y extensas son las de tiempo y espacio, que dan lugar a infinito número de comparaciones: distante, contiguo, arriba, abajo, antes, después, etc.

4. Todos los objetos que admitan cantidad o número pueden ser comparados en ese respecto, que constituye otro origen muy fecundo de las relaciones.

5. Cuando dos objetos cualesquiera poseen la misma cualidad en común, los grados en los que poseen forman una quinta especie de reflexión. Así de dos objetos que son ambos pesados, uno puede ser más pesado o ligero que otro. Dos colores de la misma clase pueden ser, con todo, de matices diferentes, y en este respecto admiten comparación.

6. A primera vista podría decirse que la relación de contrariedad es una excepción de la regla de que ninguna relación, del tipo que sea, puede subsistir sin algún grado de semejanza. Sin embargo, cabe advertir que no hay dos ideas que no sean de suyo contrarias, salvo las de existencia o no existencia; y aun éstas son claramente semejantes, en cuanto que ambas implican una idea del objeto, aunque la última excluya a éste de todos los tiempos y lugares en que se supone que no existe.

7. Todos los demás objetos: fuego y agua, calor y frío, se ven como contrarios sólo por experiencia, y por la contrariedad de sus causas y efectos; esta relación de causa y efecto es una séptima relación filosófica, además de ser también una relación natural. La semejanza implicada en esta relación será explicada más adelante.

Podría esperarse naturalmente que añadiera aquí la diferencia a las demás relaciones. Pero yo la considero más bien como una negación de relación, y no como una cosa real o positiva. La difrencia es de dos clases: en cuanto opuesta a la identidad, y en cuanto opuesta a la semejanza. La primera se llama diferencia de número; la segunda, de género.


David Hume. Tratado sobre la naturaleza humana, Tomo I. Páginas 102, 103 y 104.


Duda existencial del día: ¿Dónde entra aquí el término social?

13 Commentarios

¡Eres libra, como yo! ¡Feliz cumpleaños!

Chema dijo:

Vaya mañana de coincidencias, hoy es mi cumpleaños también.

Y el aniversario de Lepanto, ¡cómo no vamos a ser antiislamistas!

No seamos tan optimistas... Tal día como hoy murió Edgar Alan Poe... y nació un tarado como Vladimir Putin...

José Carlos: ¿Cúando los cumples?

35. Pero el 17, queda una semana.

David dijo:

Feliz Cumpleaños Happy butcher.
En lo que me da el tiempo trato de leer el blog por informativo.
Un Saludo

rojobilbao dijo:

Los links a las tías en bolas están mal.Las tres están vestidas. Me has hecho perder el tiempo. enos mal que no he leído el artículo del mamarracho disfrazado que si no estaría mosqueadísimo.

¡Felicidades Manolo!

Mónica dijo:

Vaya, llego justo a tiempo para tu cumpleaños. Muchas felicidades, Manolo.
Y tu reseña fotográfica, insuperable. Todavía me duele la tripa de tanto reirme.

Wonka dijo:

Muchas felicidades de otro Libra (3/10).

Muchas gracias a todos.

Un feliz cumpleaños a Wonka...

Un mil gracias a David y otro para Mónica...

Rojobilbao: Estuve tentado a poner fotos más subidas de tono... Seguramente lo haga para los próximos posts.

Sobre el mamarracho disfrazado... No, es que era rico, listo, tenía una legión de seguidores y se disfrazaba como le daba la gana... Vamos, la imagen más cercana que he visto a la clásica idea de Dios...

Saludos.

BlogBis dijo:

Huuuh! Llelgé tarde, pero igual... Feliz cumpleaños, Manolo!

Josefina dijo:

hola, quisiera postear uno de estos artículos en mi blog. Puedo?

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 7 de Octubre 2006 1:15 PM.

es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es