|

Las relaciones internacionales de Hugo Chávez son cada vez menos sorprendentes. Ya nos alegró el día cuando se dio un paseo por ese paraíso de las libertades que es Libia. Ahora, en su gira, se encuentran otros paradigmas del respeto a la libertad como son Rusia, China, Siria, Corea del Norte e Irán, con el sano fin de estrechar alianzas...

De Siria, Corea del Norte e Irán todos sabemos lo que pretende obtener, estrechar las relaciones frente al Imperio. Con Rusia también conocemos los chanchullos de armas que se traen entre ambos. Y dado lo poco que le gustan a Chavez las relaciones comerciales, cabe pensar que con China también se hablará de armas y de Estados Unidos.

Ante tal panorama, a un servidor no le parece mala idea un hipotético complot de EEUU contra Venezuela para impedir que llegue a entrar en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Por cierto, penosa la actitud de Chávez ante la crisis con Perú, crisis que él mismo provocó. No me extraña que estén tan cabreados por aquellos lares:

¡Inaudito! Ahora el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, pretende que el mandatario electo del Perú, Alan García, le ofrezca disculpas por las agresiones verbales que –según él– le profirió.

En su programa radial Aló Presidente, Chávez volvió a referirse al Perú, y si bien reconoció el triunfo de Alan García, lo calificó de pírrico y aseguró que las relaciones bilaterales se mantendrán “congeladas” mientras el líder aprista no se excuse.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por y publicada el 13 de Junio 2006 3:08 PM.

es la entrada anterior en este blog.

es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es