Globalización neoliberal en la Edad de Piedra

|

hacha de mano acheulense.jpg

Poco después del chico de Nariokotome de hace 1,6 millones de años, aparció en la tierra una herramienta magnífica: el hacha de mano acheulense. Fue sin duda inventada por miembros de la especie del chico, los Homo ergaster, que tenían un cerebro más grande que sus antecesores, y supuso un gran salto adelante respecto a las sencillas e irregulares herramientas Olduvai que la procedieron. Era simétrica, tenía dos caras y forma de lágrima, estaba afilada por todos los lados y era de pedernal o de cuarzo. Un objeto bello y misterioso. Nadie sabe con certeza si la utilizaban para lanzar, cortar o raspar. Se difundió por le norte de Europa en la diáspora del Homo erectus, como si fuese la Coca-Cola de la Edad de Piedra, y su hegemonía tecnológica permaneció intacta durante un millón de años: hace medio millón de años se seguía usando. Su era un meme, fue extraordinariamente fiel, fecundo y duradero. Sorprendentemente, durante todo ese proceso ninguna de esas personas vivas desde Sussex a Sudáfrica parece haber inventado una versión nueva. No hay ningún mecanismo acumulativo cultural, ni ningún fermento para la innovación, ni ningún otro experimento, ni ningún producto rival, no hay una Pepsi. Lo único que hay es un millón de años de monopolio del hacha de mano. La Sociedad Anónima del Hacha de Mano Acheulense debió de forrarse. Buenos tiempos.

Matt Ridley. Qué nos hace humanos. Páginas 375 y 376.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por y publicada el 14 de Marzo 2006 4:10 PM.

Una de encuestas es la entrada anterior en este blog.

Ayuntamientos costeros, resumidos en una frase es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es