Un año de rayas... Ésta será la última

| | Comentarios (20)

Hace un año que comencé con este blog. Un maravilloso viaje. Muchas cosas he conocido y aprendido. Ha merecido la pena. Es el momento perfecto para dejarlo. Sí, leen bien. He dicho "es el momento perfecto para dejarlo". Y no me refiero a mis "obligaciones como liberal", cosa con la que quiero seguir cumpliendo ahora y más adelante. Hablo de dejar el blog y cedérselo a alguien de mi confianza y que sé que estará a la altura. Lamentablemente, este amigo posteará a una velocidad muy inferior a la que lo hago yo, y únicamente se dedicará a tirar fotos. Me refiero, obviamente, a Burrhus. Descuíden, lo poco que haga, estará a la altura de las circunstancias, se lo garantizo.

¿Por qué? Muchas razones. Serían demasiadas para enumerar en este blog. Pero bueno, supongo que cuanto mejor detallada la respuesta, mejor.

En primer lugar, este blog ha sido algo importante para mí. Muy importante. Y eso no puede ser. La vida está para ser feliz y para pasárselo bien, no para estar dedicándole demasiado tiempo a un blog que apenas llega a los 200 visitas por día y no llegue a los 20 comentarios por post. Ni aunque fueran estos números multiplicados por 10000 merecería la pena perder el tiempo a cambio de un miligramo de vida real. Un blog merece la pena cuando importa una mierda, no cuando es algo importante. Y, para mí, lo es.

En segundo lugar, porque quiero acabar la carrera, conseguir un trabajo, independizarme y vivir la vida lo más a pelo posible. Y esto no lo puedo conseguir si tengo que estar pendiente de gente como Moratinos, Zapatero, Ibarretxe, Carod Rovira, el viejo tío Joe y demás pandilla. Me resulta muy complicado... qué quieren que les diga...

En tercer lugar, porque estoy cansado. Hace un año que hice este blog. Hace más de dos que blogueo. Y hace más de tres que tengo una vida política activa. Siempre me he considerado un guerrero. Antes defendía los fines equivocados, y ahora creo que estoy defendiendo los valores correctos; eso ha merecido la pena, pero también ha tenido un precio. Miro a mi alrededor y sólo veo miles de argumentos en estado de putrefacción como los cadáveres en estado de descomposición provocados por un sanguinario e infatigable carnicero que además, te sonríe como diciendo... "y sólo he empezado" (ese es el verdadero origen del nombre, sólo así tiene sentido para mí). Y a veces he abusado de "gatillo fácil". Suele pasar con los soldados que han estado demasiado tiempo en el frente, que les cuesta cada vez más controlarse. A mí me ha pasado eso, y era precisamente lo que jamás quería que pasara. Es mejor renunciar cuando aún tenemos dignidad que cuando se ha perdido definitivamente. No estoy diciendo con esto que sea malo tener gatillo fácil (yo sería el primero que tendría el gatillo fácil según qué cosas), digo que ese no era el estilo que debiera tener en este blog. Supongo que a todos les pasará por la cabeza algún post que otro. Si hablamos del fondo de las cuestiones, lo único que lamento es no haber sido aún más duro y agresivo. Si hablamos de las formas, creo que se podrían haber hecho de otro modo, aunque del que estaba tampoco era necesariamente malo, simplemente no es el estilo que yo me prometí en un primer momento [esto es sólo válido para mí y para este blog, respeto profundamente la toma de decisiones duras que adopten otras personas respecto a temas o individuos que les toquen las narices]. Como me dijo un amigo... "Eso no te pega, Manolo". Creo que es coherente con una filosofía, aunque seguramente me equivoque.

[Estoy esperando a que algún idiota se crea que es por algún comentario que hizo y me eche un último puteo... la verdad, son estos comentarios los que más ansiosamente espero para partirme el pecho a costa de gente que se toma en serio algo como un blog personal, y más aún por las patéticas justificaciones que puedan dar. Por favor, escribidlas... prometo no responder... salvo algunas carcajadas de las que no me responsabilizo...]

En cuarto lugar, porque tampoco tengo demasiado que aportar. Y si lo hiciera, me llevaría demasiado tiempo. La inmensa mayoría de elementos a las que le quería prestar atención pueden ser cubiertas por otras personas, y de modo mucho más eficiente que yo. Quitando lo que se refiere al ateísmo, por supuesto, pero también habrá gente que sabrá hacerlo... y si no, llegarán con el paso del tiempo, no importa.

En quinto lugar, porque tampoco creo que sea yo el más indicado para convencer a nadie. No soy economista. Ni abogado. Ni filósofo. Ni tengo tampoco un gran dominio de la psicología (quizás sí para los que no tienen una mínima formación, pero me diluiría como un azucarillo si me pusieran una prueba sencilla). En ese sentido, prefiero volver a comentar cuando esté mucho mejor preparado de lo que lo estoy actualmente.

Y en sexto lugar... pues... no... espera... creo que ya está. Sí. Básicamente, esas son las cinco razones que me impulsan a dejarlo durante un largo periodo de tiempo. Sería feliz si estuviera sin conectarme un par de años, tiempo en el que sería Burrhus el que se encargaría de hacer el trabajo por mí. Esto no quita implica que renuncie a otras colaboraciones o actividades que tengo pendientes con otros colegas, pero sí digo que en todo lo que se refiera a postear, lo haré de un modo más lento del habitual. Esa es mi intención, y espero cumplirla.

Hay una serie de detalles que quiero dejar claros antes de que la gente pueda especular con tonterías que le señalarían como el imbécil oficial de la blogosfera (esto se presupone, pero me gusta dejarlo todo "atado y bien atado").

No me he peleado con nadie de la red, y en su defecto, no justificarían tal medida. Desde luego, con nadie que pertenezca a Red Liberal o que me importe algo (algo... como un átomo de tamaño o importancia, quiero decir). Es más, la relación con ellos es de una amistad a la que quiero seguir unido y un profundo agradecimiento por el apoyo que se me prestó en los momentos más complicados sin que lo llegara a pedir y del que difícilmente podré olvidarme (ni ganas).

Sigo siendo liberal. Jodidamente liberal. Y no en el sentido de liberal (=socialdemócrata) américano. Liberal en la cartera y en la bragueta, quiero decir, como siempre. Es decir, ni me he cambiado de acera ni tengo ganas. Ni he sido abducido por alguna secta netocrática conspiranoica de las que pululan por la blogosfera (como buen ateo, más bien me producen arcadas, o una risa desmedida en su defecto).

No he sido presionado por nadie para tomar esta decisión. Nadie de mi ambiente personal me ha dicho nada al respecto. Ni lo hago para ganar nada (más allá de los beneficios planteados anteriormente), recuperar algo o protegerme de lo que sea. Lo hago porque me da la gana y porque me viene bien, básicamente.

Muchas cosas dejo pendientes. Desde acabar el monográfico de la Acción humana hasta un repaso a los clásicos del liberalismo, pasando por un análisis del conductismo... Pero lo que más me duele es lo de Bolivia. Se tarda poco tiempo en cogerle cariño a ese país y a ese continente. Todo lo que pasa allí sería trabajo más que suficiente para un colectivo de gente como Hispalibertas o Ajopringue, y yo solo no puedo. Si a esto añado todo lo anterior, comprenderán que no puedo llegar a todo lo que me gustaría y en la profundidad deseada... Lo bonito sería que hubiera un colectivo de personas que le dedicaran un blog especial a Iberoamérica desde España. Lamentablemente, no podría formar parte de esa idea. Ojalá algún día reine la justicia y el capitalismo por aquella tierra. Se la merecen.

Pero lo que no puede ser, no puede ser. Y, además, es imposible. Y hay que dejarlo. Nunca más firmaré como The happy butcher, aunque pase de modo más discreto por las bitácoras. Red Liberal, con la gente que tiene, siempre tendrá algo importante que decir.

Muchas gracias a todos los amigos que han visitado este blog. Un abrazo a los extranjeros (me quedo con las ganas de saber, por ejemplo, quién demonios me visita desde una base de la OTAN en Holanda... cosas del nedstat).

También a aquellos que se han molestado en escribir comentarios, aunque a veces las opiniones fueran discrepantes. He aprendido mucho con ellos.

A "los fieles". El alma de este blog.

Y a los colegas de Red Liberal con los que he tenido el inmenso honor de compartir batallas, links y servidor, poneros a todos es... no sé si imposible, muy jodido o terriblemente complicado. Después, me olvido de alguien y se me mosquean... Mejor lo dejamos en todos los que están en la barra de enlaces + aquellos que por descuído u otra justificación boba no he colocado.

Y en especial, quiero dar las gracias a Daniel Rodríguez Herrera. Placer, honor y privilegio.

Salud y libertad, amigos.

Soy un orgulloso miembro de Red Liberal.jpg

20 Commentarios

Eaco dijo:

Una auténtica pena Happy, si bien será lo que juzgues mejor y, por tanto, me tendré que alegrar por ti.

Un abrazo

Mao dijo:

Vaya... esto si que no me lo podía esperar... y así de pronto. Y después de la cena de la semana pasada. Bueno, espero que te pueda más el mono y vuelvas pronto otra vez. :-)
Te echaremos de menos, carnicero.
Un abrazo!

Ctugha dijo:

Intenta no volver pero lo acabaras haciendo :D

PS: no me habia dado cuenta de que habia una estatua francesa en el logo de red liberal :o

Caso para estudiar, Ctugha... tú trabajas en visión...

Palimp dijo:

Joder, siempre se van los mejores....

Un poco más en serio: me siento huérfano. Todos los blogs amigos que suelo leer lo están dejando, o bajando el ritmo escandalosamente. Snif, snif....

Sentiré tu ausencia y te echaré de menos ¿Qué sentido tendrá leer a Stuart Mill? Pero aunque de izquierdas hasta la médula, soy individualista: respeto tu decisión y supongo que será para bien.

Ven a verme de vez en cuando. Suerte en todo (o en casi todo ;))

Un abrazo!!

Palimp: tengo pendiente la reseña de un libro...

Te la mandaré al correo. No te preocupes, no me he olvidado.

Otro abrazo.

PD: Antes de leerte a JS Mill, te recomiendo "La economía en una lección", de Henry Hazlitt. Gracias a este libro comencé a hacerme liberal. Hace algo muy sensato: explicarte cómo es la economía de por sí. Imprescindible.

Palimp dijo:

Coño, pues entonces no me lo leo, no vaya a ser que me pase lo mismo :)

Esperaré tu reseña y la colgaré con honor. Lo dicho, una pena.

Algo se muere en el alma cuando un amigo se va....

Trotsky dijo:

Lo malo de la libertad es que no puedes obligar a nadie a escribir en su blog. Mierda de fascistas... :P

Ahora en serio, espero que descanses. Y ya tendrás momentos en los que volverás. Yo por si acaso vendré de poco en poco, a ver si lo has hecho.

Un abrazo, salud y libertad.

Milton dijo:

Manolo, mis mejores deseos para un futuro que se aproxima prometedor... sólo pedirte que no te olvides de nosotros.

Un abrazo, amigo

Cucucais dijo:

no ha muerto de sobredosis, ahora mismo está ingresado pero volverá, lo sé que volverá. Te deseo lo mejor Manolo ,-)

Albert Esplugas dijo:

Que vaya muy bien tu vida de no-blogger. Un fuerte abrazo happy.

Virgulilla dijo:

Pues yo no me lo creo. Debes estar de broma. ¿Has bebido mucho en la comida? ¿O es que te has pasado con otra cosa, como el nombre de tu blog indica? En fin, como ha dicho Trotsky -el bueno, es decir, el de Ajopringue-, esto es lo malo de la libertad: que no se puede obligar a alguien a escribir en su blog...

Mucha suerte.

Es una verdadera pena. Te leía asiduamente y siempre he pensado que eras un gran blogger (si esa palabra existe). Si de verdad dejas la página, me vas a obligar a no volver a visitar redliberal :-). Espero que lo hablemos con unas cervezas de por medio despues de los examenes, que algo habrán tenido que ver en todo esto. Un saludo viejo amigo!!

Joseba dijo:

Siempre se vuelve.. . Te lo digo yo. Por experiencia.
Saludos.

Freelance dijo:

No había leído este post, Manolo, lo acabo de leer gracias a la reseña que hace Freire. Y me llena de sorpresa y de tristeza.

Mira, Manolo: si vejestorios como yo seguimos al pie del cañón, escribiendo casi todos los días, no me creo que tú no vayas a sacar un rato para seguir enriqueciendo la red con tus artículos y reflexiones. Pasa el embolado, aprueba tus exámenes y vuelve. El escritor no sólo escribe para sí: asume un compromiso con sus lectores. Tus lectores, pues, te esperamos.

Libertat de pensamiento dijo:

Yo soy de esos que te leen pero no escriben, mi admiración y mi respeto, gracias, un saludo.

Gracias a todos.

Juro por lo que más quiero que volveré. Y lo haré siendo mejor persona y mejor analista. Pero ahora no puedo. No, tal y como estoy. Y no, con todo lo que he sacrificado. Necesito realidad. Estudiar. Aprobar. Sacarme el carnet de conducir. Conseguir curro y que me despidan... Todo eso no se consigue con un blog.

Pero tranquilos... Volveré. Aunque tengan que pasar años... volveré.

rojobilbao dijo:

Se te echará de menos. Como sigais con este ritmo d ebajas empiezo a escribir yo. COJONES. ¿Vais a dejar estop en manos de 4 mangarranes? "Cada vez que se abre una puerta , cada vez se cierran las demás" TACHENKO

pepitogrillo dijo:

Tu y yo sabemos que te puedes tomar unas vacaciones.Para estudiar concentrado de aqui a Julio.Eso lo aceptamos.Icluso que cuando vuelvas de esas vacaciones no escribas todos los dias sino si acaso una vez por semana o incluso una por quincena.Pero no podras desengancharte de cocaina intelectual.Eres un drogadicto liberal de mucho cuidado.No nos engañes y no te engañes a ti mismo.
Vamos,¿No tienes nada que comentar sobre ese informe policial hecho por el escolta de esa concejal de malaga?
Tu necesitas tu dosis y nosotros tambien.
Se que no me vas a defraudar.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 30 de Abril 2005 4:21 PM.

Sobre la ética del pensamiento de BF Skinner es la entrada anterior en este blog.

Declaro la guerra a toda la Humanidad es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es