Bolivia (XXXV): Autogolpe en Bolivia (según Rebelión, claro)

|

¿Se puede ser más radical que Evo Morales? ¿Les parece poco un impuesto como el 18+32 a las petroleras? Pues no se pierdan el artículo publicado en Rebelión por Osvaldo Coggiola, absolutamente disparatado, y en el que las soluciones que se proponen son... bueno... juzguen ustedes mismos.

Es preciso superar el programa “opositor”, con un programa transitorio que, partiendo de la nacionalización sin pago de las riquezas del subsuelo y de las empresas imperialistas (que se han beneficiado de subsidios monumentales desde la década del 80), y de la defensa de la unidad nacional del país, plantee la lucha por el poder obrero y campesino y la unidad revolucionaria continental. Con esa plataforma, es posible construir una organización revolucionaria en Bolivia. Únicamente recordar que la privatización del gas comenzó durante la década de los 90, con el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada. El resto del fragmento tiene un temible parecido con el programa del Partido Nacionalista de la Tierras Vascas.

El artículo viene a decir que en Bolivia hubo un momento de crisis en el que hubo un autogolpe de Estado que impide que se pueda llegar a lo planteado arriba. Y arguye lo siguiente...

El operativo de salvataje de Mesa, jaqueado por las movilizaciones, estuvo encabezado por el gobierno y la embajada yanquis –que pidieron oficialmente “consenso” (fueron atendidos)-, las FFAA –que amenazaron a las movilizaciones con la represión- y, decisivo, los gobiernos de “izquierda” y “antiimperialistas” de la región, que se pronunciaron “en defensa de las instituciones” (contra el pueblo en lucha), que acababan de ser “puenteadas” por la presidencia y la mayoría parlamentaria derechista. En eso estuvieron Kirchner, Lula (cuya Petrobrás envía diariamente al Brasil 24 millones de m3 de gas, usando casi toda su capacidad instalada) y hasta el venezolano Hugo Chávez, que declaró públicamente apoyo a Mesa.

Pero Lula también presionó a Evo Morales, del MAS, cuyo líder parlamentario declaró que ahora hay que trabajar con la ley de Mesa.[...] El Pacto por la Defensa de la Dignidad y la Soberanía Nacional, firmado por MAS, MIP, COB, organizaciones campesinas y “sociales”, con un programa muy por debajo del nacionalismo burgués de los años 50, es un aborto, incapaz de impulsar o coordinar cualquier movilización real.

Sí señor, eso es un autogolpe y lo demás son tonterías. Los viejos tiempos bolivianos de cortar la cabeza al opositor de turno e imponer una dictadura han acabado. Ahora la gente pide calma, afirman defender los derechos individuales de los cuidadanos (no hubo enfrentamientos entre fuerzas de seguridad del Estado y manifestantes), tratan de acercar posturas... ¡¡Y lo llaman autogolpe!!

Evo Morales es un dirigente populista que ha llevado al país en una situación de crisis, pero no es lo peor. Lo peor es la camada de gente que tiene detrás, donde se encuentran movimientos mucho más radicales y totalitarios. Este es sólo un ejemplo de algún grupo de los muchos que le sostienen.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 3 de Abril 2005 10:11 AM.

Adiós, Boitila. Adiós es la entrada anterior en este blog.

Explicación sencilla de la teoría de la relatividad es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es