Zahira: la que florece

|

Este será el homenaje que Canal + le dedicará a las víctimas del atentado del 11-M (a las 22:00). No debería verlo. Me costaría demasiado. La conocí personalmente.

Zahíra (o Zaira, marcando la primera a, así recuerdo que la llamabamos), como yo, es de Tarifa, en Cádiz. Yo veraneaba siempre allí y formabamos parte de un relativo mismo grupo de amigos (como son todos los grupos de amigos de verano, donde los lazos afectivos llegan hasta donde llegan, es decir, no muy profundos). La recuerdo vitalista, simpática, agradable, madura y hermosa. Muy hermosa. Recordarla de ese modo es un privilegio del que no quiero privarme, como buen cobarde y egoísta que soy.

Ya había tenido noticia de que ella había sido afectada por aquel atentado, si bien más allá del 11-M. Los pueblos pequeños son así, todo se acaba conociendo. Y pretendí ignorarlo, a sabiendas de que algún día volvería a la cruel realidad para demostrarme que la vida es algo que hay que beberse de un trago y a palo seco y los que vacilan son tontos. Ese día ha llegado. Hoy. He puesto la televisión y he visto el anuncio del documental. He visto las cicatrices sobre un familiar bello rostro. He visto una tirita que tapaba un ojo que no existía. Y su cabello tapará otras muchas marcas que le hicieron aquellos que se atreven a matar a la gente por creer que tienen razón. Ha sido horrible. A pesar de que la relación no fuera demasiado profunda (apenas merecería el apelativo "colegas del verano") ha sido horrible. Debería ser motivo más que suficiente para no ver el documental.

Pero la he escuchado decir... "Tengo que salir adelante". Con una voz rota y emocionada, como gusta en los spots. Y no le falta razón. Podría estar muerta, y así no se sale adelante. Eso me da fuerza y esperanza. Lo dice una persona totalmente sana que se queja muchas veces sin que el problema sea realmente tan grave. Como ciudadano, no me cabe otra alternativa. Como alguien que conoció a la persona en la que se basa el documental, aún menos. Y como blogger político que soy, creo que el mejor homenaje que puedo hacerle es clamar justicia, aunque no haya condena que pueda, no ya saciarla a ella, sino a todas aquellas personas heridas o muertas, y a sus familiares, amigos y compañeros, tengo que verla cueste lo que cueste. Por eso, también intentaré verlo. Porque no puedo afirmar tener un pretexto moral de lo que hago sin al menos haber escuchado a aquellos a quienes afirmo defender.

No sé si volveré a verla. Desde luego, no tal y como era. En cualquier caso, desde aquí mi más sincero, cálido y fuerte abrazo. A ella y a todos aquellos afectados de un modo u otro por aquellos atentados (estos, los del 11-S y de otros atentados terroristas), así como aquellos a los que tanto se esfuerzan para que no vuelva a ocurrir, sean lo que sean y estén donde estén.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 10 de Marzo 2005 4:40 PM.

Bolivia, vía de la confrontación civil es la entrada anterior en este blog.

Si son Bush y Musharraf, muy mal... pero si son Chávez y Jatamí... es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es