¿Neoliberalismo en Bolivia?

| | Comentarios (1)

En Iberoamérica, cada vez que se usa la expresión "neoliberalismo" se echan a temblar. Esta idea viene asociada al robo por parte de multinacionales de los recursos naturales y dinero del país, a la llegada del americanismo y a la opresión a los más pobres (quienes normalmente pertenecen a poblaciones indígenas).

En el caso boliviano, país al que estoy dedicando muchos de mis esfuerzos, la inestabilidad ha llegado a tal punto que no importa violar los derechos de las personas a comerciar libremente y a suministrar alimentos a las personas si con ello se consigue fastidiar a terceros (a saber, las malvadas, explotadoras e imperialistas multinacionales).

Los objetivos de los colectivos izquierdistas son varios, pero hay una filosofía de trasfondo. La de que sea el Estado el motor central de la economía. Básicamente, lo que pretende Evo Morales es "recuperar el gas" para que este sea el motor a partir del cual se desarrolle la economía. Para ello, tiene pensado recuperar la empresa gasística privatizada en 1996 YPFB. Así se entiende que el país más pobre de toda Iberoamérica decida poner un impuesto del 50% a la producción de gas (que no a los beneficios, algo así como si el Estado se queda con la mitad de los sofás que fabrico, en vez de los beneficios que pueda obtener de la venta de sofás). La excusa es que, por culpa del neoliberalismo, los extranjeros se llevan la riqueza del país, y como son extranjeros, pues da igual.

Bolivia es sólo la última de una lista donde, de un modo u otro, la idea de que el (neo)liberalismo es malo está expandida por todo el continente y que, cada vez que al demagogo de turno le apetezca, use esa idea para desacreditar al contrario. ¿Pero cuánto de realidad tiene todo esto?

A mi modo de ver, hay varios hechos fundamentales que pueden explicar esa imagen del liberalismo en aquellas tierras. Me refiero al colonialismo español y su independencia; al conflicto (entre otros) de Bolivia y Chile por el acceso al mar, más conocida como la Guerra del Pacífico; las dictaduras y golpes de Estado (ya fueran militares o civiles); la dependencia económica de minerales; la hiperinflación; la llegada de Gonzalo Sánchez de Losada a la presidencia del país; y, finalmente, a esta nueva crisis por ponerle impuestos a las multinacionales.

Bolivia siempre ha sido un país que ha gozado de enormes riquezas naturales. Durante la conquista de América, los españoles violaron (entre otros) los derechos de vida, libertad y propiedad privada que toda persona tiene, independientemente de la época en la que se viva, de los indígenas que posteriormente formarían parte de la República de Bolivia. Ya desde este periodo se empiezan a abrir minas (la más famosa fue la de Potosí) en el que se sacaron ingentes toneladas de plata durante varios siglos. Este es el imperialismo al que se recurre para criticar cualquier acto que se le parezca, siendo irrelevante el que, a diferencia del ejemplo anterior, otras "concesiones" han sido otorgadas bajo acuerdo mutuo, no por vía de la invasión.

En 1825, consiguió independizarse de España y un año después Simón Bolivar le otorgó su primera Constitución (aquí ya se reconocía la propiedad de las tierras de los indígenas). Hasta 1938 ha tenido conflictos limítrofes, algo que le ha hecho perder mucho suelo, por un lado, y por otro generar un fuerte componente nacionalista, además de trufado de diferentes gobiernos, dictaduras y una enorme inflación. La batalla más importante fue la Guerra del Pacífico, que comenzó en 1870 y que significó, entre otras cosas, la pérdida de la salida al mar de Bolivia. Si bien Chile garantizó a Bolivia acceso al mar a través de un puerto franco (en Arica, 1953), esto siempre ha significado un recelo hacia este país en concreto, que se puede ver en diferentes artículos donde se ve a Chile como un enemigo al que no hay que darle concesiones.

[Para los interesados, he encontrado esta página (1), donde se hace un estudio más detallado de Bolivia hasta comenzar el siglo XX. Hasta los liberales tuvieron su periodo, justo antes de la Guerra del Pacífico. Hubo reconocimiento de propiedad privada para indígenas y libre comercio exterior, entre otras cosas, todos estos regímenes con sus golpes de Estado incluídos. Lástima que otro golpe de Estado por parte de militares que derrocara el régimen liberal.]

A partir de 1930, comienzan a sucederse nuevamente los golpes de Estado, incluyendo los asesinatos de jefes de Estado. Primero por civiles, después por militares. Las razones iban desde la crisis provocada por el crack de 1929 hasta el apoyo a las potencias del Eje, pasando por dictaduras más tiránicas como la de Germán Busch Becerra.

En 1952 llega al poder Víctor Paz Estenssoro, quien reformando la economía, tiene la brillante idea de nacionalizar las minas y monopolizar la exportación de estaño, con la casualidad de que el precio del estaño en el mercado internacional comenzara a depreciarse y que comenzara un periodo de inflación bastante elevado, lo que no quita algunas medidas positivas como la institución del sufragio universal. En su segunda legislatura, pidió que se pudiera reelegir al mismo presidente, así como aún más autoridad del poder económico por el gobierno. Al mes siguiente de la tercera reelección, se organizó una revuelta que llevó al poder a René Barrientos, "casualmente" militar. Reabrió las minas de estaño a inversiones privadas dos años después se presentó a unas nuevas elecciones como civil, que ganó. Comenzaron a formarse movimientos guerrilleros en las zonas montañosas, pero su lider, Ernesto Guevara, el Che, fue capturado y ejecutado. Barrientos muere en accidente de helicóptero y comienzan a sucederse los régímenes militares y (por supuesto) el golpe de Estado en 1971. En este caso, el Premio "Salvador de la patria" le "tocó" a Hugo Banzer, quien suspendió todos los derechos y comenzó una dura represión contra todo lo que le pareciera malo. Dimitió en 1978, habiendo logrado una hiperinflación galopante, una inmensa deuda y en una situación coyuntural mala (los principales ingresos venían de la venta de estaño, y como suele pasar cuando la principal fuente de recaudación es una, y el precio de esa fuente baja, pierdes fuente de financiación). Las divisas tuvieron que llegar del contrabando de cocaína. Dimitió en 1978 y cuatro años después, se convocaron elecciones.

Hagamos memoria. De todo lo expuesto anteriormente, ¿cuáles creen que son las principales causas de la pobreza de Bolivia? Guerras entre Estados... golpes de Estado con su consiguiente situación de inestabilidad, la inflación e hiperinflación provocada por la mala gestión monetaria (cuyo monopolio ejerce el Estado), exceso de riqueza generada por un sólo producto del cual depende el Estado... No soy economista, pero dados mis escasos conocimientos sobre el tema, yo aquí no veo nada justifique la situación de pobreza de Bolivia que haya sido provocado por el liberalismo. Muy al contrario, estamos hablando de asuntos estrictamente estatales, no del mercado libre.

Prosigamos pues. En 1982, Hernán Siles Zuazo toma la presidencia, pero fue incapaz de resolver los problemas económicos generados por los anteriores gestores, como el pago de deudas a bancos internacionales o poner freno a la hiperinflación, que por aquella época rondaba el 27000%. Volvió al poder Víctor Paz Estenssoro, quien sí pudo controlar la hiperinflación, pero se grangeó las antipatías de los cocaleros por perseguirles (todo esto, con el apoyo de los Estados Unidos, un probable origen más real del odio que sienten los indígenas cocaleros hacia este país).

Tras un nuevo cambio de poder, y unas nuevas elecciones, llega al poder en 1993 Gonzalo Sánchez de Lozada, quien adoptó algunas medidas de corte liberal, como son la reducción del gasto público y la privatización de empresas estatales, entre ellas, el gas (2). Lo bueno fue que consiguió frenar la inflación hasta el 6,5% y e inició un periodo de descentralización administrativa. Lo malo es que cerrar programas de educación o minas no es demasiado populista.

Pero el colmo del cachondeo (que me perdonen los bolivianos) viene en 1997, cuando elecciones resulta elegido Hugo Banzer. Sí, he dicho Hugo Banzer, el mismo impresentable que 25 años antes dio un golpe de estado, comenzó una durísima represión, y llevó al país a una situación de hiperinflación, entre otros "grandes éxitos". Claro, no tardó siquiera un año en saltar el consiguiente escándalo de corrupción que desembocó en la formación de protestas populares, huelgas y cortes de carretera. Como en la actualidad. ¿Y a que no adivinan quien estaba ya en aquellas manifestaciones? Exacto. Evo Morales. Y su partido Movimiento Al Socialismo. Bruenor, colega de Ajopringue, me dejó un enlace por el que podemos ver algunos elementos del régimen de impuestos (3):

- Las ventas facturadas 13% mensual.
- Régimen Complementario RCIVA Ingresos Personales 13% mensual.
- Las ventas facturadas 3% mensual.
- Utilidades antes de impuesto (Bruenor dice que esto sería impuesto de sociedades) 25%.
- Las importaciones tienen un 30% de impuestos (Arancel de Importación 10%; Tasa de Almacén aduanero 0.5 %; Tasa de Verificación 1.95 %; Aporte Gremial 0.3 %; Despacho Aduanero 0.5 %; Imp. al Valor Agregado 14.94 %. Todo esto sumado).


Nuevas elecciones en 2002, y aparece nuevamente Gonzalo Sánchez de Lozada elegido por el Congreso (Evo Morales ganó las elecciones, pero en Bolivia el presidente del gobierno es elegido por el congreso). Y a Sánchez de Lozada, para mejorar el estado de la economía, no se le ocurrió otra cosa que subir el 12% de impuestos a los trabajadores, mientras que se bajaban los impuestos a los empresarios. Los sindicatos vuelven a echarse a la calle para pedir justicia, encabezados por el cocalero Evo Morales. La situación se vuelve tan crispada y violenta, hasta el punto de que la represión también lo fue. En estos conflictos murieron más de 60 personas. Sánchez de Lozada tuvo que dimitir y exiliarse, tomando el poder el actual presidente Carlos Mesa, quien lo hizo a cambio de un referéndum en el que se preguntaba sobre si parecía bien poner un 50% de impuestos, y en el que obviamente salió el SÍ. Sin embargo, hay otro problema que tenía (y tiene) que afrontar Bolivia, y que está en buena medida relacionadas con la situación actual.

Me refiero a la facilidad que tienen los bolivianos de crear un negocio. Albert Esplugas me manda un informe del Banco Mundial de 2004 (4 y 5)que recopila datos alarmantes. En Bolivia, el problema no está en que se tarden 67 días, ni que haya que pasar 18 procedimientos burocráticos. El problema está en que construír una empresa cuesta 1499$ sólo en trámites burocráticos, esto, en el país más pobre de toda Sudamérica. Ustedes imagínense que todo lo que ganan durante un año, y dos tercios del segundo, tienen que invertirlo para crear una empresa (y no cuento comidas). ¿Quién va ser el héroe capaz de crear una empresa, si es prácticamente imposible? Obviamente, nadie. Normal que surja el mercado negro como medio para evitar este hiperrobo estatal, lo que a la larga lleva a una menor recaudación de impuestos.

Y ahora vuelvo a preguntar: ¿Dónde está el liberalismo? ¿Dónde está ese malvado neoliberalismo que ha condenado al país a ser el más pobre de Iberoamérica, si ni siquiera los más pobres pueden crear una empresa para arruinar al país? ¿En el 30% de aranceles que pagan los productos que vienen del extranjero? ¿En los impuestos como el IVA, del 13%? ¿En el impuesto de sociedades del 25%?

¿De qué tiene la culpa el liberalismo en el siglo XX boliviano? Si se adoptan medidas liberales, no es por "amor al arte" o "vender el país". Se hace porque el Estado tiene muchas limitaciones y no puede con todo. Porque tiene problemas muy serios como la corrupción, la ineficiencia, el autoritarismo... y así hasta un largo etcétera (no me negarán que ese arancel a las importaciones por el "despacho" no les provoca, cuanto menos, sospechas dignas de risa). A mi modo de ver, estamos ante un fracaso estrepitoso del Estado, no del malvado neoliberalismo, palabreja que no deja de ser algo así como el responsable de todos los males, no ya de Bolivia, sino de toda Iberoamérica, para ejercer las mínimas responsabilidades para las que fue creado.

Un amigo me ha mandado hace poco la carta de un señor boliviano (al ser privada, me permitirán que omita el nombre) pidiendo que se denuncie la situación que está atravesando el país, de las pretensiones de los colectivos indígenas/socialistas y de un constituyente. Al menos, desde este humilde blog, que sepa que no les olvidamos y que seguiremos, en la medida de lo posible, todo lo que pase (ahora mismo vamos por más de 30 artículos). Para finales de este año, se planea una reforma constituyente que podría discriminar a los ciudadanos por su origen.

Para A. T.
_________________________________________________________________

(1) http://www.bolivia.gov.bo/BOLIVIA/paginas/historia5.htm

(2) http://www.aipenet.com/Indice/article.asp?Articulo_Id=10960

(3)http://www.cadex.org/bolivia/tributaria.htm

(4) http://rru.worldbank.org/Documents/DoingBusiness/2004/db2004-country-tables.pdf

(5) http://rru.worldbank.org/Documents/DoingBusiness/2004/db2004-indicators.pdf

1 Commentarios

topgun dijo:

Happy se que has recibido muchas felicitaciones por tu exhaustivo seguimiento de lo que ultimamente está ocurriendo en Bolivia y sólo puedo decirte que me disculpes por no haberte felicitado antes. Muy sinceramente mi enhorabuena

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 31 de Marzo 2005 9:34 PM.

Serbia 0- España 0. ¿A qué jugamos? es la entrada anterior en este blog.

El neocapitalismo es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es