Día de Andalucía

|

Blas Infante.jpg Hoy es el día en el que los andaluces votamos sí al estatuto de nuestra comunidad autónoma. Afortunadamente, la semilla nacionalista que trató de implantar Blas Infante no ha acabado de cuajar, pero ello no ha impedido que la corrupción, el clientelismo, el caciquismo... y demás historias que sospechamos, intuímos, imaginamos... e incluso a veces percibimos. Además, los problemas han aumentado. Padecemos una terrible adicción a las subvenciones, vengan de donde vengan. Y cuantas más, mejor. No hay incentivos a -o mejor dicho, libertad para- la innovación (para eso ya está el Parque Tecnológico de Andalucía, útil y, por encima de todo, sin necesidad de que reciba ayudas gubernamentales), siguen existiendo enormes trabas burocráticas a la creación de nuevas empresas, la oposición se dedica a... bueno... no sé si hay oposición, pero lo que se dislumbra (Arenas, Teófila,...) no da la sensación de aportar idaes liberales a estructuras gubernamentales sobrantes...

Manuel Chaves.jpgPor otro lado, se han hecho intentos de denuncia de las corruptelas locales, como La Bahía del mamoneo (vía Trotsky), pero queda mucho trabajo por hacer. En la Costa del Sol, cada dos por tres los concejales de urbanismo deciden si le otorgan el gobierno del ayuntamiento a la oposición. Son muchísimos los casos de corrupción detectados. La ley de partidos (esa por la que supuestamente no usarán trasfugas) no pasa de ser una hermosa leyenda extranjera. La liberalización del suelo a gran escala está lejos de ser una realidad, si bien esta es una cuestión estatal y no regional.

En otro orden de cosas, las subvenciones nos mantienen en un orden de "no innovamos porque no lo necesitamos" que impide el desarrollo de una cultura del trabajo en un sector como el agrícola. Después, cuando la Unión Europea retire las subvenciones, nos encontraremos con este poderoso lobby en las calles clamando por la injusticia de que hasta los gobernantes se cansen de dar dinero por negocios inútiles.

Subvenciones.jpg Y nosotros contentos porque nos dan 400000 millones de pesetas para otras historias... Dudo mucho que esto consiga eliminar la cultura de la subvención que tenemos. A veces me pregunto si nos lo merecemos. Si nos merecemos un dirigente de las cualidades personales, que se va a Cuba como primer emisario europeo, algo normal, teniendo en cuenta las ayudas que la junta ha dado siempre al tirano Castro (aunque, al menos, sí visitó a la disidencia). Chaves se mantiene en el poder porque la droga de las subvenciones, las "ayudas" y demás argucias estatales benefician al lobby agricultor les hace dependientes de esta socialdemocracia tan ineficaz como respaldada. Permítanme que me pregunte qué habría sido de esta región si no fuera por las ayudas españolas y europeas. ¿Qué se ha sido creado sin la ayuda del Estado que sea próspero y no sea negro?

Mi esperanza está en que, a pesar de todo, la gente sale adelante. las zonas más turísticas están acostumbradas al libre comercio, y esta es una parte muy importante para Andalucía. Por el contrario, mi temor está en las zonas interiores siempre pensando en más en la subvención. Ahí no se ha podido infiltrar una idea capaz de quitar esas telarañas socialdemócratas. En Andalucía, esta población tiene mucho peso en las elecciones. Por eso está Chaves en el poder. No porque sea un buen gobernante.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 28 de Febrero 2005 11:06 AM.

Solidaridad mal entendida es la entrada anterior en este blog.

Fisking a Pilar Moreno (II) es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es