Borjamari se mete con Ajopringue

| | Comentarios (3)

... o cómo los blogs políticos podemos llegar a aburrir hasta a las ovejas y quedarnos con la satisfacción del trabajo bien hecho

Borjamari, para aquellos que no lo sepan, es algo así como un The happy butcher en su sección de Gilipollas lo será tu padre, pero dedicado a la blogosfera. Bueno... en realidad The happy butcher es el imitador barato de Borjamari... pero no estamos aquí para hablar de un servidor.

Recientemente, y a pesar de su aversión por las páginas políticas, se ha atrevido a darse un paseo por Ajopringue... haciendo el destrozo consiguiente...

Más allá de su opinión sobre cierto fanatismo en nuestras bitácoras, lo cierto es que tiene razón: hacemos unos tostones de cuidado. ¡¡Somos más sosos que un zapato!! Si nos pusiéramos mínimamente serios, haríamos cuatro excepciones: El buque negro, La Página Definitiva, Hispalibertas, Barcepundit... Criterio... Freelancecorner... y sumo alguna excepción de la que lamentablemente me olvido... pero es que los demás... y un servidor el primero... debemos reconocer nuestra mediocridad. Puede que nuestros análisis sean devastadores, puede que a ZP no le queden más de cuatro días... y puede que el socialismo esté condenado a la burla durante generaciones... pero todo ello lo hacemos con una falta de... eso (gracia, salero, simplicidad, lo que quieran, eso es personal)... que realmente nos debería hacer reflexionar sobre lo que realmente tenemos: un blog.

Off-Topic: los próximos 14 posts los pienso dedicar a la estructura morfológica de las células de los chanquetes...

3 Commentarios

Puff dijo:

Esta del Borjamari es buena.

"Me dan un poco de lástima, tanto ir a colegios privados tanta fiesta en gabanna, tanto lacoste"

Es más tonto de lo que pensé en su día.

El caso es que me encontré a Sdelavega cabreadísimo con Borjamari porque le había propinado una entrada de mucho cuidado y como los progres son perfectos... dos tontos en apuros.

Y discrepo, Ajopringue es divertido y tiene mucho interés, por las entradas en sí mismas y por los comentarios que genera. Es evidente que no lo puede apreciar alguien que cree que en España hay casi 10 millones de personas mayores de edad que usan ropa Lacoste y han estudiado en colegios privados (¿sabrá si existen los concertados?)

Censura en Ajopringue dijo:

Censura y represión en Ajopringue.

Determinados principios del Estado de derecho quedan en entredicho con la actuación habitual de un colaborador del blog liberal Ajopringue. Este no es otro que Ceaucescu.

Esta persona ha asumido la capacidad de censura y la utiliza indiscriminadamente contra aquellos que el cree conveniente, amparándose en supuestos insultos que no demuestra, limitando la libertad de expresión y atentando contra el derecho a la propiedad intelectual.

Eso añadido a sus continuas descalificaciones con las que se refiere a cualquiera que no hace seguidísimo de su rechazo a la constitución y a cualquier pensamiento o ideología que el no comparta.

Todo ello por no poder soportar las críticas en su post “Se legaliza el LSD”, en cuyos comentarios se evidencia la escasa información que ha utilizado para realizarlo, basándose en informaciones intoxicadas de terceros, lo que da pie a afirmaciones total y contrastablemente falsas como que la bebida se vende o que contiene LSD, arremetiendo contra una campaña sin importar su desconocimiento total (del que se vanagloria) tanto de esta como de las entidades participantes, calificando gratuitamente y desde la ignorancia de“vagos” y “ladrones” a los participantes.

Un post desinformado, en el que se evidencia que el autor no tiene más contacto con la campaña que las referencias de medios de dudosa imparcialidad, con flagrantes errores como la capacidad del producto, únicamente para tener un argumento adulterado (una vez más) para atacar a un Ministro por apoyar una campaña hecha por y para jóvenes, asignándole peyorativa una frase que, una vez más por desconocimiento, viene impresa expresamente en las latas como base de dicha campaña.

El uso de la censura por parte de Ceacescu pone en entredicho su concepción de libertad y el respeto a las opiniones como colaborador y, por extensión de esta página. Además de constituir una manifiesta falta de recursos. Los insultos que solo el “ve” e impide ver a los demás, solo esconden un intento por su parte de evitar que determinadas posturas suyas queden en evidencia.

Es por ello que, siendo totalmente injustificable el uso de la censura, se hace necesario por parte del autor de dicha supresión que exponga los textos objetos que ha mutilado y argumente las razones objetivas de dicha represión.

Si no dicha actuación permanecerá en la misma situación que hasta ahora, como una censura injustificable y un atentado a la libertad, determinados por el criterio subjetivo de un individuo que ha demostrado escasa capacidad democrática y actitudes contrarias al ordenamiento jurídico, confundiendo incongruentemente su “Libertad” con la capacidad de privar de ella a los demás.

Va en ello la aclaración de tan deshonrosa y dictatorial acción, la violación de derechos fundamentales y la triste posibilidad de una intensa sombra de duda sobre la naturaleza y objetivos de dicha página: Ajopringue.

Conozco personalmente a Ceaucescu. No me dio la impresión de ser un tío que se dedique a censurar por ahí. A lo mejor el problema está en los modos empleados para decir que se equivocan. Y recuerdo que un blog es propiedad privada.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 22 de Diciembre 2004 4:51 PM.

Un comentario en mi blog es la entrada anterior en este blog.

El descanso del guerrero es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es