¿Qué Europa queremos los liberales?

| | Comentarios (20)

Estaba escribiendo un post sobre la decisión del sentido de mi voto a la Constitución Europea y, entre buscando y buscando información, me he dado cuenta de que los liberales podemos estar de acuerdo en las pegas a la nueva Constitución... pero... ¿qué proponemos como alternativa?

Quiero decir: Podemos estar de acuerdo en que el riesgo a interferencias estatales es algo a evitar claramente. Pero me temo que, dicho con todo el respeto, no nos damos cuenta de lo que supone la Unión Europea: una nueva estructura estatal que entra en competencia con otras inferiores: Estados, regiones/comunidades autónomas, provincias y ayuntamientos. Honestamente, creo que una crítica que vaya al no por unas cuantas razones

En otras palabras: ¿Qué transferencias deben tener cada uno de estos actores?

Este debate puede tener los doscomponentes fundamentales de la ciencia política: el normativo (lo que debería ser) y/o el realista (lo que puede ser). Puede abarcar tantas áreas como se estimen oportunas (derechos, sanidad, educación, seguridad, política exterior común, financiación, defensa, organización del sistema judicial, investigación, etc etc etc), y tantas soluciones como se estimen oportunas (desde el modelo federal americano hasta el anarcocapitalismo más fervoroso, pasando por el estado central único y ayuntamientos). Vale (casi) todo.

Abro el fuego: Los estados tradicionales (Francia, España, Alemania, Italia...) me sobran. Sus competencias pueden ser perfectamente transferidas a instituciones superiores (la Unión Europea) o inferiores (ayuntamientos y comunidades autónomas).

Su turno.

20 Commentarios

Milton dijo:

¿Que tal amigo Butcher?. Como ya habrás comprobado, ando bastante desconectado de la red en general y de las págs. de liberalismo en particular por lo que no he caído en la cuenta de que, aunque ya levas un tiempo, no te había felicitado por tu nuevo blog en Redliberal. Lo siento mucho.
Espero que sigas adelante con él y que sigas dando la brasa a golpe de cuchillo carniecero

Un saludo

Milton

Junjan dijo:

... y encima pro-europeo... de esta te echan... :-)
Estoy bastante de acuerdo, si Europa se convierte en "estado", los subestados miembros tenderían a perder competencias...

Eaco dijo:

Pues a mi me sobran todos, pero puesto en una perspectiva realista, lo que sobra son las instancias superiores. Primero la UE, luego los Estados y finalmente los ayuntamientos.

Como éste puede parecer un planteamiento un tanto anarko, veamos qué dice Hayek, alguien poco sospechoso de radicalismo, al respecto:

"The concentration of all decisions in the hands of authority itself produces a state of affairs in which what structure society still possesses imposed upon it by government and in which the individuals have become interchngable units with no other definite or durable relations to one another than those determined by all-comprehensive organization. In the jargon of moderns sociologists this type of society has come to be known as mass society(...) In large nations the process of centralization will much sooner reach a point where deliberate organization from the top smothers those spontaneous formations which are founded on contacts closer and more intimate than those that can exist in the large unit.

It is not surprising that in the ninetheeth century, when theses tendencies first became crearly visible, the opposition to centralization became one of the main concerns of the individualist philosophers. This opposition is particularly marked in the writings of(...) De Tocqueville and Lord Acton(...) There is even more reason now to think that the small countries may befoe long become the last oases that will preserve a free society. It may already be too late to stop the fatal course of progressive cenralization in the bigger countries which are well on the way to produce those mass societies in which despotism in the end comes to appear as the only salvation"

La cuestión es más de fondo, no sólo contra la Constitución europea, sino contra el Estado europeo (que no contra la sociedad europea) Claro que, en particular, también contra esta Constitución europea por ser singularmente socialista.

advenedizo dijo:


Yo no me planteo que competencias deben tener cada uno. Simplemente me planteo si es necesaria la union europea, en general. Con un tratado de libre comercio y libre circulacion de personas yo me apaño. El resto es molestar

Milton: ¡¡¡TÍO!!! ¡¡¡Me alegro un montón de verte!!!... ¿Qué te cuentas? En principio, te diría que me entristezco por no verte (lo cual es cierto)... pero creo que esto de los blogs es terriblemente adictivo... así que si con ello consigues no perder el tiempo en estas absurdas batallitas, pues me alegro más. Una cosa por la otra...

Yo este año me he cogido ("sólo") un par de asignaturas de economía: Historia del Pensamiento Económico e Historia Económica Mundial... otra absoluta pérdida de tiempo... pero es lo que me gusta, qué le voy a hacer... Me lo estoy pasando de maravilla con la primera, ya veremos cómo queda la segunda (es en el segundo cuatrimestre).

¿Cómo está Clara? ¿Sigue empeñada en desperdiciar su vida estudiando psicología? Ya conoces mi opinión sobre mi carrera. Mándale un abrazo de mi parte.

Advenedizo: en principio, tu idea me parece muy sensata y deseable. Pero las dinámicas políticas van por otra parte. En ese sentido, creo que, sin renunciar a nada, deberíamos adaptarnos a las circunstancias. Lamentablemente, no creo que se quiera "volver al pasado".

Eaco: En buena medida, comparto el temor de Hayek y tuyo. Por ello, me parece fundamental el que el sistema judicial europeo tenga muy claro lo que lo que ha de defender son los intereses individuales, no las "buenas intenciones" estatales o sus amiguetes.

Por otro lado, yo tampoco le tengo demasiado miedo a una superestructura si tiene muy claramente delimitadas sus competencias. Es más, creo que está más garantizada.

Eaco dijo:

El argumento de Hayek es complementario al de la imposibilidad del socialismo. Los Estados grandes, es decir, aquellos que toman decisiones vinculantes para un enorme número de personas (y por tanto, más heterogénas entre sí) toman las decisiones incluso más a ciegas que los pequeños. Esto significan que el caos productivo en aquellos sectores monopolizados por ese Estado aumentará.
En la jerga hayekiana, que las pretensiones por organizar las instituciones de un mayor número de personas degenerará más rápidamente en la necesidad de destruir esas instituciones, por no comprenderlas ni poderlas dominar.
La instituciones sociales cumplen múltiples funciones, pero en especial, la de reducir la incertidumbre y servir como guía a la acción en la reducción del error.
La destrucción o sobrerregulación de esas instituciones (que en definitiva constituye su congelación y atrofia, ergo, destrucción), por tanto, incrementará la incertidumbre. Y aquí se producirá otro fenómeno que tan bien identificó Hayek, esto es, la creencia de que el Estado mediante rígida regulación puede reducir esa incertidumbre.
Es decir, si el Estado mediante la PAC garantiza a los agricultores una renta fija, reduce su incertidumbre. Pero el precio de todo ello es, obviamente, el incremento de la incertidumbre de la sociedad en su conjunto frente a reacciones futuras "inciertas".
En todo caso, lo que parece probable es que se caiga en la trampa de pedir un gobernador más poderoso que reduzca la incertidumbre mediante la rígida planificación de todo. La gente suele creer que todo lo concebido por la mente individual está vacío de errores, especialmente si ésa es la mente del sabio planificador.

Por otro lado, a lo que vamos, no sólo con la Unión Europea, sino incluso sin ella, es hacia una decapitación de la autonomía judicial, a no dejarles margen de interpretación. En este sentido, es irrelevante qué crean que tienen que hacer los jueces, si la Constitución socialista los ata a atacar la libertad individual.

En definitiva, el problema de la UE no es tanto que tenga definidas sus competencias, cuantos los problemas que necesariamente generará el ejercicio de esas competencias sobre 300 millones de personas.

Virgulilla dijo:

Yo sí estoy de acuerdo en la pervivencia de los estados, tal y como los conocemos hoy día. Además la tendencia es a ir creando más y más nstituciones públicas.
Sin ir muy lejos, en España, se crearon las provincias -teniendo ya los concejos o ayuntamientos y el estado-, luego la CCAA, ahora una estructura supraestatal. En fin, en lugar de ir a menos control público parece que vamos a más. O, como mínimo , a más funcionariado.
Hace poco salió, lo diré de memoria, el estudio de lo que costaba el funcionariado tras la aparaición de las CCAA y el número de efectivos. Se había multiplicado el gasto y el número de funcionarios.
La Unión Europea debería ser un mercado libre de personas y productos entre diferentes estados. Que las CCAA descentralicen competencias a los ayuntamientos, que se aceruqe al ciudadano, y los estados que mantuviesen cuatro o cinco cosas básicas e imprescindibles, cosa que por cierto España es pionera en Europa. No así Francia o Reino Unido.

Saludos.

Virgulilla: A mí me da la sensación de que sobra bastante estado. Ya sea por un lado o por el otro.

Eaco: planteémoslo de la siguiente manera: O tenemos un gran único sistema malo... o 25 medianos malos... a cual peor...

Creo que es más factible el que se opte por la libertad en un sistema serio y sensato que 25 que pueden competir en proteccionismo... Es más, yo creo que el socialismo es más "eficiente" a pequeña escala que a gran escala... Los problemas son parciales, quiero decir que un problema de vivienda en España no tiene porqué afectar en Alemania. Con un gobierno central, el problema se disuelve.

No puede ser lo mismo si hablamos de sectores globales (agricultura, por ejemplo). En esa tesitura, me temo que da igual una gran institución a una pequeña. Estamos hablando de política... y de políticos.

Eaco dijo:

¿Uno grande muy malo que nos incluya a todos o 25 medianos menos malos? Creo que la opción parece clara, a ti sólo te afectará uno de esos 25 menos malos, mientras con la UE te afectaría el gran Estado ruin.

Por otro lado, los Estados no compiten en intervencionismo, o no necesariamente. No voy a establecer conductas praxeológicas, pues no es posible en este sentido. Pero si podemos hablar de tendencias: los Estados pequeños tienden a ser más librecambistas que los grandes. ¿Razón? Los grandes enfrentan una suerte de ficción de autosuficiencia, los pequeños carecen de recursos y necesitan comerciar.
De hecho, la UE es sólo librecambista internamente, pero muy proteccionista hacia fuera (mi crítica aquí: http://constitucion.redliberal.com/001819.html)

Y efectivamente, el socialismo es más eficiente a pequeña escala. Ése es el quid del problema. Ése es mi punto, o mejor dicho el de Hayek. Como el socialismo funciona mucho peor a gran escala, se pasará de la planificación a la represión para quedarnos todos quietos.

La planificación a pequeña escala no tiene porque acabar con las instituciones sociales, o al menos, no tiene porque intentar liquidarlas con semejante prontitud. A gran escala sí, porque la ceguera es, si cabe, mayor. No creas que los eurócratas abandonarán el socialismo cuando vean que no funcione: muchos ni lo verán, otros culparán al mercado y seguirán regulando.

Claro que si el socialismo total es impuesto, corrigiendo nuevas regulacones con otras regulaciones, la UE caerá y se disolverá. Pero mejor no pasemos por ahí.

Otra cosa, la PAC nació con la intención de garantizar la autosuficiencia alimentaria de la UE. Esos proyectos suelen emprenderse mucho más alegremente con la creencia de un poder estatal mucho mayor.

Por último, enlazado con lo anterior, si por algo me preocupa especialmente la UE es por la acumulación de poder que detenta todo gran Estado. Un Estado fuerte vuelve más arrogantes a sus políticos; externamente puede suponer la multiplicación de las guerras. Y ya sabemos cuando contradictorias son las guerras para la libertad de los individuos.

Las pifias estatales tienden a aumentar exponencialmente, mientras que las libertades sólo lo hacen aritméticamente (si es que lo hacen). La PAC, el impuesto de la renta en Estados Unidos, la OTAN (esta organización no tiene razón de ser una vez desaparecida la amenaza comunista)... En eso estamos de acuerdo, no es plan de tirar de ejemplos.

Sobre la prepotencia adquirida de los políticos, prefiero tirar hacia los clásicos. Control del gobierno para que no cometa abusos hacia los ciudadanos. Hasta ahora, no ha funcionado mal.

Creo que la opción parece clara, a ti sólo te afectará uno de esos 25 menos malos, mientras con la UE te afectaría el gran Estado ruin. Eso depende de la "eficacia" estatal. No soy partidario de excluír tampoco el aspecto cultural en todo esto. Quiero decir, la explicación de Hayek está basada (esto lo deduzco, no lo sé a ciencia cierta) en aspectos puramente biológicos, pero esto no ha pasado (que yo sepa) en sociedades nórdicas, incluso a pesar a de su sistema socialdemócrata.

Ahora, si esto está gobernado por políticos de "raza" española (durante el ídolo nacional durante casi cinco siglos ha sido Lazarillo...) apaga y vámonos.

la UE es sólo librecambista internamente, pero muy proteccionista hacia fuera... Por desgracia, como todos los Estados. Si un país cree que le va mejor con el proteccionismo, lo aplicará, y al contrario. Lo importante es controlar las instituciones (sean las que sean) para que la libertad prevalezca. El problema llega cuando hablamos de 25 batallas.

seneca dijo:

Yo viendo como actúa el gobierno autonómico que me ha tocado vivir casi prefiero a la unión europea, pero no sé.

Mónica dijo:

El problema es que los euroburócratas han ido, por su cuenta y riesgo y a espaldas de la gente, desnaturalizado completamente el proyecto inicial europeo. Así, lo que en principio iba a ser una zona de libre comercio –un mercado único con libre circulación de personas y mercancías, y, si acaso, alguna institución más o menos imprescindible para garantizar la limpieza en la competencia– se convirtió luego en una unión aduanera proteccionista y con ínfulas políticas. Luego se transformó en una inmensa burocracia y ahora va camino de convertirse en un perfecto Leviatán. Además, con dos narices: sin tomarse la molestia de disimular un poco. Sin ruborizarse a la hora de proponerle a la gente que pierdan todo control democrático sobre el poder, como hace el dichoso engendro dizque constitucional. Debería haber gente explicando la necesidad no sólo de rechazar este texto, sino incluso de volver al proyecto europeo original. Aunque, claro, como los tienen entretenidos en zurrarle al pobre Buttiglione ... La zorrunez de los socialistas en esto es sólo comparable a la candidez infinita de quienes caen en su trampa. Estos aguerridos liberales pata negra, que no se enteran de nada.
Y a mí, por lo menos, no me sobran los actuales estados, no me sobra España. Prefiero al burócrata en Madrid y a tiro de urna que en Bruselas desmadrado y sin control.
Los autonómicos, lo ves, ya es otra cosa. Me parece que no han servido más que para molestar: para crecer desmesuradamente y sacarnos el dinero a espuertas; para dificultar la movilidad de la gente y hacer que las empresas tengan regulaciones diferentes a cada paso; para alimentar artificialmente agravios entre los españoles, según le va interesando al político de turno. Y en casos extremos como el andaluz, que es el que conozco, para crear un verdadero régimen clientelar, con tentáculos en todas partes y casi ningún espacio libre fuera del control de esos tentáculos, y al que ya le va quedando poco de democrático.
Así que de burocracias interpuestas dentro de España a mí que no me hablen. Prefiero mil veces depender de Madrid –con un estado recortadito, eso sí, lo más limitadito posible– y luego unos ayuntamientos con más dinero mejor que con más competencias. Y secesiones de barrios, si hace falta, para poder atar bien en corto las decisiones más cercanas.
Y en Europa, ya digo: el mercado común del principio. Y, por ahora, ni un paso más.

Mónica: En lo que se refiere a movimientos de población, las dificultades existen incluso ahora mismo en la Unión Europea de un país a otro (Holanda a España). Por lo que sé, los permisos de trabajo que puedes obtener son muy cortos, no te pueden hacer un contrato de un año (por ejemplo).

Yo también soy de Andalucía, estoy hasta las narices de Chaves... pero comiéndome el tarro... he llegado a la conclusión de que el problema reside en la dependencia de las subvenciones, ya sea por parte de los agricultores, de los astilleros, del sector automovilístico... concedidas por el ayuntamiento, la diputación provincial, la comunidad, el estado o Europa... y la cosa no tiene visos de cambiar.

"lo que en principio iba a ser una zona de libre comercio –un mercado único con libre circulación de personas y mercancías, y, si acaso, alguna institución más o menos imprescindible para garantizar la limpieza en la competencia– se convirtió luego en una unión aduanera proteccionista y con ínfulas políticas" Conclusión: el problema está en crear instituciones. Estas, a la larga, se acaban excediendo en sus atribuciones iniciales.

seneca dijo:

Tampoco el pp es que sea austriaco, el otro día oyendo una entrevista en la radio, un político del pp parecía de IU, mayor oreja en las europeas también parecía un socialista, diciendo que había que ser fuertes en europa para defender a nuestros agricultores, supongo que se referiría también a subvenciones, la verdad que hayek tenía toda la razón, SOCIALISTAS hay en todos los partidos.

Mónica dijo:

Happy, tú mismo estás sugiriendo una institución europea no sólo tolerable sino necesaria: la que se encargase de garantizar que la libre circulación de personas y mercancias se cumple, sancionando a los estados que la impidiesen. Y un tribunal de defensa de la competencia también me aceptarás, ¿no?. En fin, que yo creo que una mínima infraestructura política para estos menesteres sí que podría haber. Eso sí: con unos límites bien claritos e infranqueables en sus atribuciones, que sería lo que debería establecer, para limitarlos, una constitución europea digna de ese nombre.
Y en cuanto a Chaves, el asunto da no para un post sino para un libro entero. Parte del problema son –cómo no– las subvenciones, pero en otras autonomías también las hay y no pasa lo que aquí. La podredumbre en Andalucía está mucho más generalizada. Afecta a las infinitas empresas públicas y para-públicas, algunas de las cuales no tienen otro objeto que dar de comer a la secta, mientras que otras estás directamente dedicadas a purgar sectores económicos enteros de gente no afín (esto lo conozco de cerca porque mi familia lo ha sufrido). Ellos deciden quén puede hacer negocios y quién no, y actúan en consecuencia utilizando a veces procedimientos prácticamente mafiosos. Otras veces, les basta la increible discreccionalidad con que actúa la Junta en todo, sin que nadie le tosa.
La podredumbre afecta también a la Universidad, donde quién tenga la tentación de pensar por su cuenta, ya sabe lo que le espera: ser purgado arbitrariamente como Agapito Maestre. O, en casos menos extremos, el ostracismo y la marginación por parte de los propios departamentos. Y así sale la mayoría de la gente: con el cerebro convenientemente lavado y listo para no coscarse de cuál es en verdad la realidad que les rodea.
Las cajas, supongo que no te tendré que explicarte para qué están: como yo digo, a falta de filesas, buenas son cajas. Los más pequeños deseos del PSOE son órdenes para extraños entes público-privados que, por cierto, a estas alturas no me explico para qué tienen que seguir existiendo.
No hay institución que no sea una inmensa agencia de colocación del PSOE. Soportamos una burocracia que ya supera en número a la del Estado central, si se exceptúa de ésta última a las fuerzas del orden (policía y ejército). Y no se mueve una hoja sin que ese partido y sus infinitas terminales burocráticas lo sepan y consientan.
Los medios de comunicación, para qué hablar. Los que no son directamente panfletos del PSOE parecen más preocupados por no perder las subvenciones que otra cosa. Como el ABC que, si un día da la de cal, ya procurará al siguiente dar la de arena (por cierto, menuda joya del jesuitismo hemos mandado a dirigir el ABC de Madrid). Un poco se salva El Mundo de Andalucía –excepción hecha de algunos de sus columnistas, como Gómez Marín, que me provocaba ardor de estómago hasta que dejé de leerle–. Vamos, que ni la COPE, cuyos programas de local por lo menos aquí en Sevilla son lamentables. Y la información andaluza, como ni se molestan en tratarla ...
Por último, no puedo dejar de mencionar la increible pachorra de los andaluces, su conformismo patológico, su predisposición para el servilismo. Y escribo esto con furia y dolor desde la ciudad que es el sumum del ensimismamiento rancio. De la incapacidad para salir de su estúpida autocomplacencia para darse cuenta de una vez de hasta qué punto la están engañando.
Lo siento, Happy. Ya sé que no debería haber monopolizar de esta manera tu blog, y menos con un tema ajeno al de la entrada, pero tenía que desahogarme. Si alguna vez consigo saber cómo diablos hacerlo, puede que monte el mío propio. Y entonces me voy a jartá.

Mónica: "tú mismo estás sugiriendo una institución europea no sólo tolerable sino necesaria"Exacto. Para garantizar libertades y derechos. También le sumaría las oficinas de asuntos exteriores de los países y el ejército... o incluso una policía global (con funciones muy específicas) aunque reconozco que esto es una utopía...

Con todo, la idea del Estado ultramínimo de Nozick me resulta muy atractiva.

Andalucía: Una enciclopedia es lo que se necesita. En la provincia de Málaga, la "liberalización" del suelo ha hecho que la corrupción esté a la orden del día. La costa del Sol entera, casi sin excepciones (¿la capital, quizas?). El transfuguismo ha sido (y seguirá siendo) un método habitual. Me río yo de los pactos antitransfuguismo... Y me imagino que la costa gaditana será tres cuartos de lo mismo. Tengo familia en Tarifa, Cádiz (de hecho, nací allí). Para que te hagas una idea de cómo van las cosas, ha habido años en los que el Ayuntamiento tuvo que cortar los salarios a los funcionarios durante varios meses. Personalmente, no sé en qué se gastan el dinero.

¿Cómo montar un blog? Ve a blogia.com. Allí es gratis y bastante sencillo de manejar... donde empecé. Después me invitaron a participar en Red Liberal y chapé aquel.

Saludos.

Mónica dijo:

Happy, yo esas ideas ya prácticamente anarco las encuentro sugerentes pero un poco ingenuas, porque creo que cuentan con aquello que se decía en la Pepa de que ”los españoles serán buenos y benéficos”, y eso no es verdad. Además, a la gente de mentalidad estatalista no se le puede entrar de golpe con maximalismos porque entonces se asustan y ya no hay manera de convencerlos. Más vale ir poco a poco, introduciendo reformas que no tengan marcha atrás y explicándolas bien, claro. Eso, en los estados. Europa era la ocasión pintiparada para crear ex novo una estructura política –ni siquiera voy a llamarla estado– verdaderamente mínima pero realista, pero me temo que estos merluzos la están tirando por la borda.
Y en cuanto a Andalucía, mira en qué se gasta los impuestos de los sevillanos el alcalde socialista: http://sevilla.abc.es/sevilla/pg041113/prensa/noticias/Sevilla/Sevilla/200411/13/SEV-REG-168.asp
Y fíjate en qué se los gastan sus socios de IU:
http://sevilla.abc.es/sevilla/pg041125/prensa/noticias/Sevilla/Ayuntamiento/200411/25/SEV-SEV-048.asp
Y esto no es más que la punta del iceberg. Como lo mollar suele darlo El Mundo, cuya edición local no está en Internet, no puedo enlazarlo. Pero aquí van algunos ejemplos: 20.381 euros en comilonas del alcalde y sus asesores sólo entre septiembre y principios de noviembre; este es el ayuntamiento de los mil y un asesores o eso que llaman personal de confianza: paniaguados contratados a dedo, a veces para dirigir organismos que nunca llegan a crearse y con sueldos que justo están en el límite que les permite eludir el control del pleno; infinitas subvenciones a asociaciones de vecinos, consumidores y colectivos varios para que digan sí con las orejitas a todo, etcétera En fin, un desastre. Y si te hablara del PGOU, que es mi especialidad ... Pero lo peor es que cuando alguien defiende públicamente –como he hecho yo mediante cartas al director publicadas en la prensa local– que la planificación urbanística municipal lleva necesariamente a la corrupción y el encarecimiento artificial del suelo, los del PP ponen más énfasis en llevarme la contraria que en criticar al PSOE.
Lo del blog lo pensaré, pero no me extrañaría que lo que para ti pueda parecer fácil sea para mí una verdadera odisea. Las máquinas y yo nunca nos hemos llevado bien. De todas formas, gracias por el consejo.

Mónica:

- Europa. Yo creo (dentro de lo que cabe) sensato que se plantee la constitución tal y como se plantea actualmente. Quiero decir: Las constituciones deben intentar integrar a todos los ciudadanos. Plantear una de corte claramente socialdemócrata o ultraliberal sería apoyada por una parte de la población, mientras que una más integradora... dependerá, dentro de lo que cabe, de la voluntad de los políticos. A estos se les puede regular (relativamente, por supuesto) mediante elecciones. Dentro de nuestras modestas posibilidades, es ahí donde se les puede meter mano.

Andalucía. En Málaga capital (donde vivo) gobierna el PP. Aún no se han descubierto escándalos demasiado engorrosos... bueno, sí, yo descubrí el del periódico. Resulta que un servidor iba a uno de esos edificios públicos para resolver un problema de papeleo sobre el billete del autobús... Una vez acabada la consulta, el funcionario me ofreció que me quedara con un periódico gratuíto, el 'Qué pasa', que los puedes encontrar también en los autobuses públicos y donde la información local brilla por su escasez pero que de cotilleos y chorradas tiene un montón... La pregunta es: ¿Por qué siguió ofreciéndomelo, a pesar de que me negara inicialmente?

No quiero imaginar lo que es Marbella, Fuengirola, Benalmádena o Torremolinos...

¿Qué es la PGOU?

Mónica dijo:

Happy, el PGOU es el Plan General de Ordenación Urbanística, aunque en el caso del de Sevilla yo lo he bautizado como el Plan Gaseoso de Opacidades y Ufanías. Se trata del principal instrumento de planificación urbanística de las ciudades y consiste en un documento a través del cual los políticos se arrogan el derecho de decidir qué es lo que sus legitimos propietarios pueden hacer o no con sus terrenos. Allí se reflejan los cambios de uso (recalificaciones) y demás manejos mediante los cuales los barandas intervienen hasta las trancas el mercado del suelo, distorsionando totalmente el sistema de precios y dando origen a todo tipo de corruptelas.
Lo normal es que, aduciendo las más peregrinas razones, los políticos tiendan a secuestrar determinadas bolsas de suelo –calificándolas como no urbanizables– , con lo que consiguen que otros suelos eleven artificialmente sus precios. Detrás de estas decisiones, que en el fondo son arbitrarias, muchas veces hay maletines o, como decían en la comisión del ladrillo en Madrid, ruido de cheques. Otras veces, es sólo la manía de los socialistas de todos los partidos de creerse omniscientes arúspices del bien común. Pero, al final, el resultado es siempre el mismo: injusticia, falta de libertad e ineficiencia.
En el caso del PGOU de Sevilla, me parece a mí que tiene que haber trinque al por mayor, porque las decisiones del ayuntamiento no tienen pies ni cabeza. Por ejemplo, prácticamente al lado del centro, en la Dehesa de Tablada, se han empeñado en hacer una reserva de terrenos (expropiándolos) se supone que para construir un parque verdaderamente elefantiásico, cuando tienen los parques que ya existen los tienen de vergüenza. No está claro ni de donde va a salir el dinero ni nada, pero ellos erre que erre, con la típica excusa ecologistoide del urbanismo humano. Mientras, resulta que vienen a autorizar el mayor número de viviendas justo en las zonas más sobresaturadas y faltas de equipamientos, como junto a la estación de Santa Justa. Se trata de un lugar ya de por sí intransitable, un cuello de botella de tráfico: pues van y colocan allí la que va a ser la segunda aglomeración urbana de España. Y así todo.
Bueno, pues a cuenta de estos manejos de los PGOU se financia toda la clase política española. Y de ahí, que no quieran oir ni hablar de la liberalización del mercado del suelo, aunque algunos de ellos sepan perfectamente que no hay otra forma de arreglar la principal causa del precio de la vivienda, que no es otra que la carestía del suelo. Las otras causas, que son las infinitas regulaciones, las mil trabas, la lentitud administrativa en conceder las malditas licencias a los constructores, tampoco las arreglan. Pero esa ya es otra historia.

Mónica dijo:

Y en cuanto a lo de Europa, es que aquí todavía nadie ha hablado de estado, por lo que no hay porque hacer ninguna constitución como la de los estados. De hecho, el engendro no lo es ( es un Tratado entre estados), aunque ya veo que empieza a calar la especie, que debe de ser parte del monumental engaño que nos preparan.
Y si, como digo, realmente, no se ha cruzado todavía ese umbral hacia una Europa-estado, me parece evidente que aún estamos en el momento procesal oportuno para pedir que, de momento, nos dejen como estabamos al principio: con un mercado común y poco más. Algo que, por otra parte, sería una forma de experimentar algo parecido a un estado mínimo –ojo, que nunca lo llamo estado–, pero construido al revés: ex novo, y no a base de recortar un poder mayor.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 27 de Noviembre 2004 1:30 PM.

Análisis de la política internacional de Zapatero es la entrada anterior en este blog.

Deportistas catalanes que apoyan el Madrid 2012 es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es