Análisis de la política internacional de Zapatero

| | Comentarios (7)

Voy a intentar hacer un análisis de la nueva política exterior española sobre los escasos conocimientos que tengo de teorías de las relaciones internacionales y ciertas noticias. Intentaré no basarme exlusivamente en los elementos que comenta el Wall Street Journal (Vía comentario de More en Barcepundit) para criticarle, sino que voy a intentar ser incluso algo más profundo (reconozco que es difícil superar a un medio como el WSJ).

Parto de la base de que los ejes de nuestra política exterior, independientemente del tipo de relaciones que se puedan tener después con cada uno de estos, son siempre cuatro: Europa, mundo árabo/islámico (el Mediterraneo y Oriente Medio), Iberoamérica y Estados Unidos (esa potencia de la que los expertos del grupo Prisa siempre disfrutan ignorando como eje), aunque para la ocasión añadiré un quinto elemento: el tercer mundo. Lo haré en base a los siguientes hechos: la retirada de las tropas de Irak, la nueva constitución europea, las amenazas a Irán por parte de EEUU, el discurso de Zapatero ante la ONU, la visita de Chávez y el fracaso de la última Cumbre Iberoamericana y, finalmente, el Cuarteto "contra el hambre".

La llegada de Zapatero al poder, independientemente del empujón que pudo recibir (o no) del atentado terrorista más grave de nuestra historia, supuso el cumplimiento de una de las promesas más repetidas del hasta ese momento por el candidato socialista: la retirada de las tropas de Irak. Más allá de la justicia, la legalidad o necesidad de la guerra (en relaciones internacionales, esto es irrelevante) esta decisión supone dos nuevos problemas y un elemento positivo.

Foto de las Azores.jpg
Por un lado, perdemos las buenas relaciones que habíamos conseguido con Estados Unidos, donde llegamos a salir en la "Foto de las Azores", y donde el compromiso por la lucha contra el terrorismo era (en principio) la máxima prioridad. De aquella guerra el nuevo gabinete decidió retirarse, lo que supone el aumento de los gastos a un país (Estados Unidos) que tenía un problema de exceso de gasto público importante, y al que se le añadía una carga más... en una ciudad (Faluya) que en fechas muy recientes ha tenido que ser tomada casa por casa, y que anteriormente fue sometida a un duro estado de sitio.

Bush con los reyes.jpg
No sabemos aún lo que se habría ganado si hubiéramos mantenido las tropas en Irak, pero ya da igual. Era una consecuencia natural que las relaciones con la potencia hegemónica mundial se enfriaran. Sumemos ahora un par de detalles significativos: la falta de respeto de Zapatero por no levantarse ante el paso de la bandera americana durante un desfile militar y sus alegres declaraciones donde tomaba partido por el candidato demócrata a las elecciones de presidente americanas... Decirle al hombre más poderoso del mundo que no respetas su bandera y que esperas que gane su rival en las próximas elecciones son errores fácilmente corregibles que habrían ayudado a suavizar las relaciones antes de tener que recurrir a los reyes (quienes tampoco han conseguido un gran éxito más allá de la foto). Zapatero no sabía que en relaciones internacionales "se toma nota", y a veces en rojo. Esperemos no acabar pagando su incompetencia entre todos.

El segundo aspecto negativo es que no tenemos una política internacional clara. Bueno... sí la tenemos... en función del partido que mande... pero esa no es la mejor opción para un país que quiere dejar de ser una potencia media. Francia o Estados Unidos no se plantean las directrices en política internacional salvo en casos muy extremos: es una política de Estado que se presupone, ya está escrita y la ejecutan. Aquí no. Las relaciones son del tipo "O papá o mamá... ", es decir, que o se apoya a los Estados Unidos o se apoya a la "Unión Europea" (hablaré de ella en profundidad más adelante).

Apoyar a Estados Unidos tiene unas consecuencias relativamente previsibles, y apoyar a la "Unión Europea" también. El caso es que, en nuestras relaciones internacionales, apoyamos a unos o a otros en función del partido que gobierne, no es algo ya escrito y los gobiernos sólo actúan en consecuencia. Personalmente, no creo que esta sea la mejor solución para pretender aumentar nuestra influencia en la escena internacional. Nosotros hacemos lo que tengamos que hacer y los demás conocen de inicio cuales son nuestras posiciones. Saben a qué atenerse y nos ahorramos relaciones diplomáticas que parecidas a los estados emocionales de un neurótico (inestables desde el punto de vista emocional).

El lado positivo es que mejoramos nuestras relaciones con la "Unión Europea"... ¿La "Unión Europea...? No, porque la Unión Europea será europea... pero no es Unión. Quiero decir: ¿La Unión Europea son 24 países (25 con nosotros) o bien Francia Alemania y algunos países terceros mucho menor frente a otro importante bloque de países, aunque no tan ricos ni poderosos poblacionalmente? Una vez hecha esta división, cabe suponer que de lo que se trata es de apoyar a Francia y a Alemania (que no a Europa) frente a Estados Unidos. Y los intereses de esos dos países no tienen porqué coincidir con los del resto de la Unión. Ni siquiera tienen que ser necesariamente diferentes a los de Estados Unidos desde el punto de vista ecónomico. El caso de Francia y Costa de Marfil (donde las empresas públicas que fueron privatizadas fueron a parar a manos de multinacionales francesas, eso sin hablar de los recursos naturales del país), dado el código moral del presidente, debiera haber hecho replantear las relaciones entre España y Francia... y es obvio que esto jamás se hará. Al menos por el actual Zapatero. La cosa es mucho peor: España tiene intereses encontrados con Francia, especialmente en el Norte de África (Marruecos y el Sahara). Las decisiones de Zapatero son una verdadera incognita.

Los intereses de Europa.jpg
Para apoyar a la Unión Europea, esta ha de tener una capacidad política por encima de los Estados que la componen, ha de ser respaldada por todos estos, y ha de tener unas políticas económicas que permitan el desarrollo de sus ciudadanos, cosa que no se consigue con muchas políticas proteccionistas hoy en vigor. Mientras la utopía se hace realidad, los Estados lucharán independientemente por sus intereses. Y nosotros no podemos ser una excepción. Es la pescadilla que se muerde la cola. En ese sentido, la Constitución Europea no creo que vaya a ser lo que resuelva los problemas de cohesión en la Unión Europea. Es más, sólo la idea de intentar leer ese mamotreto de casi 350 páginas es algo que aleja fóbicamente a cualquier persona con un mínimo de estima por su tiempo. Una nueva nación sin el apego de los ciudadanos que pretende representar no le augura una buena vida. Zapatero podría estar apostando a caballo perdedor una vez ha renunciado al caballo ganador.

Con todo, una piedra de toque interesante es Ucrania. Veremos si el poder económico europeo tira más que la fuerza de Vladimir Putin... y que los Estados Unidos.

Extensión de la guerra de Irak.jpg
Luego tenemos nuestro papel en el mundo araboislámico. Se está formando poco a poco un run run sobre una posible intervención en Irán. Esta jugada es arriesgadísima. Intentar acabar con el fanatismo islámico (el verdadero problema, el terrorismo es una horrible consecuencia derivada de ella) va a suponer unos costos y unos riesgos enormes. Ahora bien, es un riesgo derivado de la intervención en Irak. Pero no nos engañemos, otro enorme riesgo se llama Arabia Saudí. E incluso una cuarta ha tomado en Sudán una de sus peores exhibiciones. ¿Se requerirán intervenciones en todas estas zonas, dada la inoperancia de la ONU para resolver estos problemas?

No creo que funcione el dialogo en Darfur.jpg
La idea de Zapatero sobre la unión de civilizaciones a primera vista podría ser una idea sensata para resolver este problema. Colaboras con los países que tienen ese problema en su territorio, ahorras costos, concedes "ayudas" para desarrollar esos países y todos contentos. Mucho me temo que esto sea una de las mayores pifias que pueda cometer Zapatero. El ejemplo más claro lo vemos en Arabia Saudí, donde nacieron Osama Bin Laden y la mayoría de terroristas del 11-S... y que siempre ha recibido el buen trato de Estados Unidos. Si estos países tienen unas instituciones totalmente corrompidas por el fanatismo religioso, es como intentar dialogar de paz con una cobra. Con esto no quiero decir que la opción de Estados Unidos esté bien. Es una opción terrible, donde inocentes mueren, resultan heridos o pierden familiares o amigos, donde los ciudadanos de los países atacados pierden muchas de las pocas posesiones que tienen y donde los ciudadanos de los países occidentales nos dejaríamos una pasta gansa. No es como decidir si se va al campo a hacer un picnic. En la medida en que los países con terrorismo en su país estén dispuestos a eliminar a estos grupos, deben ser ayudados, pero tampoco podemos descartar soluciones más radicales si estos se oponen. Ni que decir tiene que las razones que se arguyan deben ser lo suficientemente sólidas como para tomar una decisión de tales características, y recuerdo que estamos hablando de UNA GUERRA. Ahora bien, creo que la idea de diálogo de Zapatero deja de ser un recurso de valor cuando uno ve cómodamente por la televisión el genocidio que los islámicos (que no musulmanes) están llevando a cabo en Sudán.
Las alianzas que importan.jpg
Nuestras relaciones con Iberoamérica tampoco van por los mejores derroteros. El fracaso de la última Cumbre Iberoamericana no tiene paliativos. Sin embargo, no creo que la responsabilidad la tenga el gobierno actual, como arguye Rajoy. Seamos realistas: España tiene el peso económico que tiene, por lo que sólo aspiramos a condonar la deuda externa a cambio de que esas inversiones se hagan en educación... y da la casualidad de que el mismo fin de semana se celebra otra cumbre en Chile en la que China y su población de 1300 millones de personas tiene un enorme interés en firmar acuerdos económicos. No hay color. La última posibilidad que queda es recurrir a la Unión Europea, para que estos se den cuenta de las oportunidades de negocio que existen en Iberoamérica... y que sea España la que haga de puente. Sea como fuere, estamos condenados a perder peso, aunque no es esta responsabilidad de Zapatero, aunque sí de su gestión final.

Pero sí la tiene es de su relación con personajes de muy dudosa moralidad (que no socialismo) como son Hugo Chávez o Fidel Castro (aunque con este en menor medida, y ya se está en negociaciones para mejorarlas). Precisamente esta serie de individuos, y especialmente sus decisiones políticas, no serán lo que ayude a Iberoamérica a salir de sus problemas.
Hambre en el mundo.jpg
Finalmente, Zapatero ha decidido contrarrestar la foto del Cuarteto las Azores con otra foto: la del Cuarteto contra el hambre. Debo comenzar diciendo que soy partidario de las donaicones de comida en casos extremos (catástrofes y cosas así)... huelga decir que en circunstancias normales deberían ser capaces de poder conseguirlos con su trabajo... Sin embargo, temo de que lo que hablen sea de donarles comida pero que no se abran las fronteras de sus productos... el peso que tiene el lobby de los agricultores europeos es enorme. Eso y olvidarnos de que los principales países pobres y con hambre lo son por tener unos gobiernos corruptos hasta el último de sus cimientos hacen que el diálogo y el talante no sirvan para nada. Mucho temo que esto sólo sea una foto que da votos pero que no resuelva problema alguno, sino que los mantenga o agrave aún más. Y Zapatero, en esa foto.

En resumen (supongo que esta será la parte que más me agradecerán), creo que la diplomacia española hace que perdamos buenas relaciones con la primera potencia mundial, apostamos por una Unión Europea que está muy lejos de estar unida y mucho más de llegar a ser una gran potencia (hoy sólo es una gran organización económica), tenemos una concepción infantil del terrorismo islámico, apoyamos en Iberoamérica a los peores referentes para la mejora de su situación sin ofrecerles nada de interés real y, finalmente, estamos en una foto que, por las políticas que propugnan sus defensores, está lejos de conseguir lo que se proponen: el fin del hambre.

Y si a todo esto le añadimos una guinda en forma de Miguel Ángel Moratinos al frente de nuestro servicio diplomático...

La imagen de la diplomacia española.jpg

Me temo que la conclusión del WSJ ("There may be four long and dark years ahead on the Iberian peninsula") es peligrosamente realista.

7 Commentarios

hare dijo:

Me ha gustado tu análisis, solo añadir otro punto: ZP dijo que todos los países de la coalición debían irse de Irak.

Yayo dijo:

¿El color gris que predomina en esta bitacora es intencionado??
Jeje una vez mas demostrando tu buen criterio, nada es ni blanco ni negro, todo son grises. Aunque a veces sea un gris muy oscuro.

Bueno... realmente elegí estos colores porque eran los que mejor combinaban con el logotipo...

Saludos.

Ctugha dijo:

No te deberias preocupar mucho por la foto de las Azores. Ningun estadounidense (de los que he preguntado, que son unos 3 o 4, con un nivel cultural alto) sabia que Espania colaboraba de manera alguna con su pais.

Marzo dijo:

Happy, off-topic: las fotos en cuyo nombre hay vocales acentuadas o eñes las veo bien con Mozilla, pero no se me cargan en Opera ni en Internet Explorer.

duarte dijo:

Buen análisis.Quizá señalar la falta de realismo de la política exterior actual

Ctugha: Lo que importaba de la foto era que los gobernantes sí lo sabían...

Marzo: Normalmente, aquí no acentúo las fotos... no sé porqué no se me cargan... Será cuestión de seguir intentándolo. Por otro lado, uso Firefox... y no puedo ver los nombres de los dibujos, con los que tanto me gusta jugar.

Duarte: Ciertamente. Da la sensación que se basa en el estructuralismo y en las teorías críticas... lo cual creo que es una óptica demasiado arriesgada, no porque no se haya probado antes, sino porque las soluciones que aportan no parecen ser las más adecuadas para resolver los problemas planteados.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 26 de Noviembre 2004 12:40 PM.

Se confirma la tragedia es la entrada anterior en este blog.

¿Qué Europa queremos los liberales? es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es