¿Cómo el socialismo escribió una novela?

| | Comentarios (13)
Unamuno.jpg

Me ha dado por leer un rato a Unamuno. Las conclusiones que he extraído de lectura de “La tía Tula” serán algo que mencionaré en un posterior post. Ahora me centraré (gracias, Arantxa) en el regalo que incluye este libro (uno de esos libros de la Biblioteca Básica Salvat de la edición de 1969, con unas tapas color hueso por la vejez y un cuadrado de color naranja que hacen tan cierto aquello de “No debes juzgar el libro por la tapa”…) llamado “Cómo escribir una novela”, donde, al margen de explicarnos cómo escribir una novela, el bueno de Don Miguel nos explica sus vivencias personales durante la época del exilio, e incluye un repaso a la España de la época.

Pongo un pequeño trocito de la obra, que estimo de suma interés.

[A este mismo mi Don Quijote le ocurrió de haber libertado a los cuadrilleros de la Santa Hermandad a los galeotes que llavaban presos, estos galeotes le apedrearon. Y aunque sepa yo que los galeotes han de apedrearme, no por eso cejo en mi empeño de combatir contra el poderío de combatir contra el poderío de los cuadrilleros de la actual Santa Hermandad de mi España. No puedo tolerar, ni aunque se me tome a locura, el que los verdugos se erijan en jueces y el que el fin de la autoridad, que es la justicia, se ahogue con lo que llaman el principio de autoridad, y es el principio del poder, o sea lo que llaman el orden. Ni puedo tolerar que una cuitada y menguada burguesía por miedo al pánico –irreflexivo- al incendio comunista –pesadillas de loco de miedo- entregue su casa y su hacienda a los bomberos que destrozan aún más que el incendio mismo. Cuando no ocurre lo que ahora en España y es que son los bomberos los que provocan los incendios de vivir de extinguirlos.]
(Página 152).

Resulta bastante habitual leer, cuando no directamente escuchar, a personas que alegremente relacionan el liberalismo con el fascismo. Ello se debe a la asociación de muchos burgueses con regímenes fascistas, cuando no directamente de países supuestamente liberales que apoyan este tipo de regímenes. En el primer caso, la asociación se debía al miedo que tenían estos ciudadanos a perder sus propiedades y derechos ante la ascensión de regímenes más socialistas. Si los fascistas conseguían el poder, supuestamente garantizaban las propiedades de estos, por no proponer directamente situaciones económicas de las que estas personas resultarían claramente beneficiadas.

(En un hipotético segundo caso, el que naciones más o menos liberales apoyaran regímenes fascistas sería, se supone, apoyar la solución menos mala. Las potencias democráticas se aliaron con un tirano con mayúsculas como Stalin para intentar erradicar un mal que, en aquel momento, fue considerado como peor, que era el régimen hitleriano. La pregunta es: ¿son comunistas estos regímenes democráticos? La respuesta es obvia.)

Sin embargo, no he explicado la relación entre liberalismo y fascismo. Sí he intentado dar una explicación al origen de las relaciones entre fascistas y burgueses. La otra relación es la de los burgueses son liberales, y que el liberalismo beneficia a la burguesía porque le da una serie de derechos especiales o privilegios y que, por ello, los burgueses son liberales. Sólo así se puede entender una posible relación de hecho entre el liberalismo y el fascismo (es decir, los burgueses, que eran liberales, apoyaron el fascismo, luego los liberales son fascistas).

Este conjunto de ideas no sólo no es falso (no todos los burgueses, ya no digamos los liberales, apoyaron el fascismo), además es una falacia conocida como falacia de la pendiente resbaladiza, a partir de la cual se pretende montar una cadena de ideas del estilo “si a, entonces b; si b, entonces c; luego a = c”, aún incluso dando por válidas cada una de las unidades que componen el razonamiento o cadena.

Si vamos a la teoría del liberalismo (la de Locke, por poner al primero de todos ellos), nos encontraremos que a lo que se opone el liberalismo es a toda la intervención estatal. Se la teme, en tanto puede ejercer el monopolio de la violencia para imponer su voluntad sobre la de los ciudadanos. ¿Qué supondría el fascismo? Imponer criterios ideológicos, morales o económicos que pueden violar derechos de los ciudadanos, es algo no liberal, independientemente de quién lo pueda defender o quien se pueda beneficiar de ella (por ejemplo, la burguesía).

Luego está el que el liberalismo beneficia a los poderosos (en este caso, a la burguesía, es decir, los fascistas). Sin embargo, todas las personas tienen los mismos derechos para llegar a conseguir llegar a conseguir sus objetivos, los cuales dependerán de sus preferencias. Esto, por un lado, permite a las personas el mantener lo que han podido conseguir. Por el otro, permite a las personas que puedan desarrollarse en función de sus capacidades, de tal forma que pueden ascender en el nivel económico en función de sus criterios. Y, en una tercera posibilidad, el que en un momento es poderoso, puede llegar a caer de su posición privilegiada si no es capaz de hacer las cosas de modo correcto, algo que, en un Estado que garantiza la posición de unos pocos aún a costa de lo que sea, no va a llevar a cabo.

Off topic: El relato está muy chulo. Se lo recomiendo.

13 Commentarios

R dijo:

Vamos, es lo mismo que cuando los liberales para hablar de comunismo, sólo se refieren al stalinismo.

Pordesgracia es así, una cosa es la teoría, y otra es la práctica, que sí,que el liberalismo como tu lo piensas, utópico, es tan bonito como elcomunismo, utópico también. Ahora bien, la realidad es otra, en elcomunismo el poder lo tenían cuatro, y el resto a callar, en elliberalismo el poder lo tienen 4 empresas megagigantes,superglobalizadas, y la gente a consumir y callar.

Mismo lobocon distinta piel de oveja. Que tú dirás que no, que si la competencia,que si la iniciativa personal... bla bla bla, lo mismo pensaban loscomunistas rusos de su sistema y ya hemos visto como acabaron.

Sólo por casualidad... si sólo existen cuatro monopolios en el mundo...¿de qué va a vivir el resto de la gente? Porque, desde luego, paraconsumir hay que trabajar...

Mepuedo equivocar, pero creo que, junto a las empresas grandes (¿qué hayde malo en que estén globalizadas?), habrá mucha establecimientoespecializado. ¿O es que las multinacionales también tienenpeluquerías, pequeños bares, pequeños restaurantes, libreríasespecializadas...

Con respecto a la diferencia con la URSS, hayuna diferencia significativa. Con el Komitern funciona el amiguismo (almargen de enviarte 20 años a un gulag por "sabotaje", con lacompetencia, prevalece la idea de maximizar los beneficios... y si teechan, nadie te impide montar tu pequeña empresa...

Ahora, también puedo estar equivocado...

R dijo:

Quien dice cuatro, dice un número reducido, igual que en rusia no eran sólo cuatro personas.

Lasempresas grandes siempre tienden a expandirse, no hay freno posible.Ejemplo claro lo tienes en los centros comerciales, cada vez hay máscentros con todos los servicios, pero de la misma corporación.Resultado... todos esos pequeños establecimientos especializados estáncondenados a desaparecer, porque no pueden competir contra los gigantes.

Paraconsumir hay que trabajar, y el amiguismo no es sólo de los comunistas,tráfico de influencias y enchufismo son características innatas en lasempresas. Alguien tachado por una de las megacorporaciones, no podráoptar a ningún puesto de trabajo, porque de una manera u otra tododepende de esas megacoporaciones (comunicaciones, construcción,informática, petroquímicas...). No habrán gulags, símplementedesaparecerás para el mundo, porque nadie podrá defenderte de losabusos de la "autoridad", que se amparará en su "libertad".

Montar su propia empresa será materialmente imposible, aunque tengas toda la libertad para hacerlo.

En Rusia era UNA ORGANIZACIÓN con el monopolio de la violencia, en elotro caso hay varias y no tienen derecho a hacerte daño (aunque tampocolo necesiten).

Elcaso del enchufismo o de tachar a una persona, es sólo una excepción.No desvirtúa la regla. Ah, y el poner a gente más "familiar" en unaempresa no es innato de la empresa, es normal en el comportamiento delser humano. La diferencia está en que, si eres un incompetente, teacabarán echando.

El que las grandes emrpesas se expandan no meimporta (así los pobres africanos algún día podrán comprar un SEAT... ode nuestro aceite de oliva. No sé dónde está el problema.

Montar su propia empresa será materialmente imposible ¿Me lo explique...?

R dijo:

Los acontecimientos actuales, en los que la fusiones demegacorporaciones está a la orden del día, y los gigantes cada vez sonmás grandes, me lleva a pensar que si no tienen nada que se lo impida,serán los auténticos gobernantes del mundo.

Muchasde esas empresas tienen un poder económico superior al de la mayoría delos estados existentes, y la tendencia no es precisamente que esto vayaa invertirse.

En el modelo actual, y por supuesto en un modelotodavía mucho más liberal, las empresas que YA son capaces de dictarleyes al dedillo tanto en los EEUU como en la Unión Europea veríanincrementado su poder infinitamente.

Para mí esto es negativo, yes la realidad, los estados cada vez tienen menos fuerza, cada vez elciudadano cuenta menos, y el liberalismo (en la situación actual) sólojuega a favor de esos aspirantes a tener el mundo a sus pies.

Comoutopía es muy bonita, que si superación individual, comercio justo,competencia, desarrollo mundial, fin de la pobreza... todo lo quequieras, pero la realidad es otra, y es mucho más cruel.

"Montar su propia empresa será materialmente imposible ¿Me lo explique...?"
Enel supuesto que comentaba de la presencia de las supercorporaciones, noen el supuesto utópico que se suele hablar en referencia alliberalismo, si no tienes el permiso de esas corporaciones, ni podrástrabajar para ahorrar dinero, ni por supuesto, podrás pedir un préstamopara montar tu empresa, porque el dinero, los bancos, están en su poder.

Yoveo bien lo del libre comercio, pero como no seamos capaces de parar aestos todopoderosos, serán las leyes de esas empresas las que nosgobernarán, no las leyes de los ciudadanos. Con lo que ello implicapara las Libertades de las que ahora disponemos.

Vamos a ver: no discuto el tamaño ni la importancia de lasmultinacionales en el mundo. Pero ello no tiene nada que ver con lainfluencia que estas puedan tener sobre los Estados. Se supone que losgobiernos de los Estados están por encima de los poderes empresariales.La responsabilidad es del gobierno. Las multinacionales hacen lo quetienen que hacer... y los gobiernos (o deberían) hacen lo que tienenque hacer. Locke (y posteriormente Montesquieu) hablaba de laseparación de poderes (no se hacía referencia al poder económico, perollegará si las cosas se ponen así). Bien, creo que la idea se entiende.

Puesbien: lo que hay que hacer es controlar los Estados, no a lasmultinacionales (a esas se las controla comprando -o no- susproductos).

Y tampoco olvides de que, independientemente de lariqueza de las multinacionales, el Estado tiene el monopolio de laviolencia (lo que compensa algo las cosas).

si no tienes el permiso de esas corporaciones, ni podrás trabajarpara ahorrar dinero, ni por supuesto, podrás pedir un préstamo paramontar tu empresa, porque el dinero, los bancos, están en su poder.A ver si lo he entendido... (sin recochineo)... entonces resulta quepor pelearte con alguien con enchufe vas a dejar de poder comprarcosas... de tener cuentas corrientes... ¿no? Con alguien muy gordo tetienes que pelear... y mucha manía ha de tenerte...

No tienesque pedir permiso para trabajar, si la empresa te necesita, tecontratará. No veo el problema. Otra cosa es que te pelees con eldirector de la empresa...

Una última posibilidad es que estasmultinacionales se dediquen a explotar a los trabajadores de maneratiránica. En ese supuesto, ya alguien como Hobbes reconoce que unsistema despótico tendría constantes sublevaciones, por lo queresultaría insostenible.

R dijo:

"Se supone que los gobiernos de los Estados están por encima de los poderes empresariales."

Lodices bien, "se supone", la realidad es otra, mira la legislacióneuropea, las últimas leyes que recortan derechos y libertad en España,son dictadas por esos mastodontes empresariales.

"Locke (yposteriormente Montesquieu) hablaba de la separación de poderes (no sehacía referencia al poder económico, pero llegará si las cosas se ponenasí)."

Llegas tarde, el poder económico ya ha conseguido elpoder político, el judicial siempre ha estado a las órdenes del que másdinero ha tenido. No todos somos iguales ante la ley.

Repito, que como utopía es muy bonito lo del liberalismo, la realidad es bien distinta.

"Ytampoco olvides de que, independientemente de la riqueza de lasmultinacionales, el Estado tiene el monopolio de la violencia".

El Estado está a las ordenes de las grandes corporaciones, no se va a tirar piedras contra su propio tejado.

"Unaúltima posibilidad es que estas multinacionales se dediquen a explotara los trabajadores de manera tiránica. En ese supuesto, ya alguien comoHobbes reconoce que un sistema despótico tendría constantessublevaciones, por lo que resultaría insostenible."

Un sistemadespótico no siempre tiene sublevaciones, y hoy en día se conoce losuficiente al ser humano como para explotarlo y además dé las gracias.El nazismo era un sistema despótico y explotador, y nadie se atrevía asublevarse a pesar de las atrocidades del régimen.

Elliberalismo tiende a dividir la fuerza del colectivo, ¿por qué? porqueantepone los intereses personales a lo demás. Las empresas seaprovechan de esto, los trabajadores (con mentalidad liberal) sólo sepreocupan de ganar ellos más, no se unen en sindicatos (¿para quémalgastar dinero con esa gentuza?) y no tienen ninguna fuerza.Resultado, las empresas lo controlan todo sin la menor oposición a losrecortes de derechos y libertad a los trabajadores, que ensimismados ensu propio egoismo, no son capaces de ver más allá.

the happy butcher dijo:

las últimas leyes que recortan derechos y libertad en España. ¿Cuales? ¿No es el responsable el Estado de tal ineficacia?

Unsistema despótico no siempre tiene sublevaciones, y hoy en día seconoce lo suficiente al ser humano como para explotarlo y además dé lasgracias. Es probable, pero se supone que lo que prevalecen son losderechos individuales de las personas, independientemente de lasasociaciones a las que puedan llegar. Y si no, ¿qué sistema alternativopropones?

El liberalismo tiende a dividir la fuerza del colectivo Esto me recuerda mucho la idea de la lucha de clases del marxismo de toda la vida.

...porque antepone los intereses personales a lo demás...El liberalismo no antepone los intereses individuales, no es unaideología que imponga nada: es la persona la que libremente anteponesus legítimos intereses a las de otras personas. Lo otro es coacción.


...no se unen en sindicatos...Lo que tienen que demostrar los sindicatos es demostrar su utilidad. Sino es así, es una pérdida de dinero. Que compitan entre sí y dejen deestar subvencionadas por el Estado, a fin de cuentas son otra empresa.

the happy butcher dijo:

Resultado, las empresas lo controlan todo sin la menor oposición alos recortes de derechos y libertad a los trabajadores, queensimismados en su propio egoismo, no son capaces de ver más alláFalso y ridículo. Casualmente, soy bastante creyente en la importanciade los sindicatos para mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.El que las empresas hagan eso no depende de la empresa en sí, sinootros muchos factores. Tú supones que todos los empresarios son malos,yo digo que hay de todo, buenos y malos. Que algunas legislacionespueden ser útiles, pero otras, lo único que hacen es pifiarla.

La pregunta que ahora te formulo es: ¿Cuál es tu alternativa?

R dijo:

El Estado es responsable de las leyes, pero como vengo comentando, sintener un sistema liberal, se hacen leyes dictadas por lasmultinacionales. Ejemplos de esto lo tenemos en la ley de recienteaprobación que condena a aquellos que posean cualquier elemento quepermita eliminar protecciones puestas por compañías telefónicas,televisiones digitales,programas de ordenador, etc. Independientementesi tengas derecho o no a hacerlo, a las empresas no les conviene, y asíse ha hecho la ley.

Yosigo proponiendo la existencia de un Estado que garantice los derechoshumanos antes que nada. Primero personas, luego lo demás. Lo del librecomercio me parece bien, pero como he dicho, siempre garantizando losderechos humanos.

Lo de los sindicatos en este pais es dechiste, pero bueno, no creo que renuncien voluntariamente a lassubvenciones, como deberían hacer.

Yo no pienso que sea falsoque en una sociedad fragmentada por los intereses individuales, estasea capaz de reaccionar adecuadamente ante un ataque a sus derechos ylibertades.

Yo no supongo que todos los empresarios sean malos,veo mal la existencia de multinacionales con más poder que el Estado. Yel liberalismo propone un estado mínimo, que deja via libre a que lasempresas gigantes impongan SU ley.

the happy butcher dijo:

Insisto, R. No te discuto que algunas multinacionales seanterriblemente poderosas, pero la responsabilidad en última instanciapertenece al Estado. Si cada una de las partes hace lo que debe, todoirá bien. Si hay presiones más allá de declaraciones por parte de lasdiscográficas (por poner un ejemplo), pues a la cárcel... y punto. Perola responsabilidad de hacer caso o no depende del político...
Y,con todo, eso no es una crítica al liberalismo. Es una crítica a lospolíticos. Es como decir que el liberalismo tiene la culpa de que losagricultores presionen a la UE para que les den más subvenciones...cuando esa medida es claramente antiliberal... y pueda ser defendidapor los empresarios de la agricultura...

Yo mismo voy a tenerproblemas (realmente no los tendré, quitaré esta tarde el Emule y yaestá), y sé que esta puñetera ley proviene de unas cuantas casasdiscográficas. Es decir, soy un perjudicado, pero creo que se debe a lamala acción estatal.

the happy butcher dijo:

Sobre lo que deben hacer los Estados... eso depende del país del queestemos hablando. Hay países que se lo pueden permitir y países que no.A mi modo de ver, lo primero que debe reconocer cualquier gobierno esgarantizar unos derechos de propiedad para que sus ciudadanos puedandesarrollar una mínima estructura empresarial. A partir de ahí, elEstado puede, poco a poco, garantizar más derechos a los ciudadanos.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 26 de Septiembre 2004 12:00 AM.

¿Qué se enseña en las escuelas? es la entrada anterior en este blog.

Esquizofrenia o estupidez es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es