Las voces críticas en las relaciones internacionales

| | Comentarios (4)

Éste es el último de los capítulos dedicados a la teoría de las relaciones internacionales, e irá dedicado a aquellas teorías que se han opuesto al discurso "clásico", ya sea más o menos evolucionado, de la materia. Ni que decir tiene que todo (o casi) lo extraído en estos posts tiene como base el libro "Relaciones internacionales", escrito por Esther Barbé, y perteneciente a la editorial Tecnos. Dejo pendiente un análisis de la situación actual de la disciplina.

Porque todo en esta vida tiene un bien y un mal, un ying y un yang, un Beethoven y una Avril Lavigne, una comida casera y un Ferrán Adrià... las relaciones internacionales no podían ser menos, y siguiendo el ritmo de toda disciplina, pues eso... que siempre tiene que salir alguien a tocar las narices de la teoría clásica... aunque normalmente se la pegue por no argumentar nada serio.

Es el caso del posmodernismo, cuyos máximos defensores son Richard Ashley, Robert Walker y, especialmente, James Der Derian. Esta gente básicamente se dedica a hacer dobles lecturas o análisis de los discursos sobre lo que los demás han escrito para conocer los objetivos de sus autores... El principal ataque se centra en la concepción moral que tienen los teóricos racionalistas, puesto que siempre planteaban teorías para mejorar la situación de los Estados Unidos, y su finalidad es la de superar la concepción clásica. Hasta aquí todo más o menos bien... siempre es divertido analizar el discurso de los demás para ver sus objetivos (ya sean estos explícitos o implícitos), el problema es la propuesta alternativa, cosa que no han sabido desarrollar... pero sobre todo su base posmoderna hace que no sea realmente tomada en serio. Gente como Tío Petros o Asigan son platos a catar ante los peligros que tiene esta degustación posmoderna, por mencionar sólo a dos blogueros, pero en el campo del las relaciones internacionales ha llegado a obtener una de sus mayores cotas de... sabor que... bueno... El más claro ejemplo es J. Ann Tickner, una tía que, no me pregunten cómo, ha llegado a ser profesora de relaciones internacionales de la USC (o University of Southern California), lo que para los malpensados puede suponer un claro signo de decadencia en la sistema educativo universitario americano. Ella sí es capaz de proponer una alternativa a la teoría clásica de las relaciones internacionales, pero...

(Lo que extraigo a continuación viene recogido en el citado libro de Esther Barbé, en el que se recoge un análisis del discurso que efectúa la susodicha sobre algunos conceptos del realismo político de Morgenthau, aunque yo sólo recojo las dos que más me convienen)

MORGENTHAU: "La política, como la sociedad en general, está gobernada por leyes objetivas que encuentran sus raices en la naturaleza humana, que es invariable: por tanto, es posible desarrollar una teoría racional que refleje estas leyes objetivas"

TICKNER: "Una perspectiva feminista cree que la objetividad, tal y como está definida culturalmente, está asociada a la masculinidad. Por esto, las supuestamente leyes de la naturaleza humana están basadas en una visión parcial y masculina de la naturaleza humana. La naturaleza humana es tanto masculina como femenina: contiene elementos de reproducción y desarrollo así como también de dominación política. La objetividad dinámica nos ofrece una visión más relacionada de la objetividad, con menor potencial de la dominación.

MORGENTHAU: "El realismo político defiende la autonomía de la esfera política. Éste se pregunta ¿Cómo influye esta política en el poder de la nación?"

TICKNER: Una perspectiva feminista niega la validez de la autonomía política. Teniendo en cuenta que, en una cultura occidental, la autonomía está asociada con la masculinidad, los esfuerzos disciplinarios para construir una visión del mundo que no se base en una concepción pluralista de la naturaleza humana son parciales y masculinos. La construcción de límites en torno a un campo político determinado, define lo político de una manrea que excluye las preocupaciones y contribuciones de las mujeres".
...
...
...
...
(Les estoy dando tiempo para que acaben de reirse)
...
...
...
...
(¿Cómo? ¿Que no han acabado aún?)
...
...
...
...
(Bueno... creo que ya es suficiente)

Por razones como esta es por la que el posmodernismo no ha... acabado de cuajar. En este caso hemos propuesto la visión feminista de este marco, hay otros que pueden ser más interesantes, pero que tienen el problema de no saber proponer una alternativa sólida a lo planteado por los racionalistas.

... ¡Pero dejen ya de reírse!

La otra perspectiva, conocida como la teoria crítica, fue propuesta por Robert Cox, y es defensor de... exacto: la teoría crítica propuesta por la Escuela de Frankfurt... de Horkheimer, Adorno, Marcuse y... sí, Habermas. Permítanme una mínima orientación para introducirles en este pegotazo.

Partamos de la diferenciación entre "teoría tradicional" y teoría crítica" establecida por Horkheimer. Para él separar los hechos de las cogniciones (lo que hacen las teorías tradicionales, supone la separación entre hechos e intereses, y al pretender reproducirlos, lo único que consigue es presentar estos hechos e ideas como inmutables. La consecuencia es una replicación de sociedades injustas. La teoría crítica pretende lo contrario. Habermas, por su lado, defiende que la función de la teoría crítica es desenmascarar ideologías que, de un modu u otro, impiden el cambio social. La alternativa quedaría reflejada en la teoría normativa, que propone una sociedad en la que todos pudieran comunicarse para hallar las soluciones que más convengan a todos (a esto, a sus críticas y a la Teoría de la acción comunicativa habría que dedicarle también unos cuantos posts... pero bueno, tiempo al tiempo).

La aplicación de esta visión a las relaciones internacionales viene de la mano de Robert Cox. No podemos evitar ver un componente posmodernista en su propuesta (ya que plantea que toda teoría tiene un fin... y la suya no va a ser menos... siendo crítica). A partir del análisis del funcionamiento del sistema mundial y de cómo las estructuras sociales dominantes son capaces de mantener un orden mundial que beneficie a sus intereses, defiende la posibilidad de alterar el ámbito de las relaciones internacionales. Junto a estas propuestas, el autor ataca el positivismo que sustenta las corrientes racionales, especielmente al neorrealismo de Kenneth Waltz.

4 Commentarios

Felicidades, Happy Butcher.

He estado echando un vistazo más profundo a todo lo que has hecho y me parece muy bueno. Me pasaré por aquí con más frecuencia.

A propósito ¿que tal los exámenes?

The happy happy happy butcher dijo:

Muchas gracias, Alberto. De veras me siento orgulloso de que alguiencomo tú se de garbeos por este blog y me dedique semejante piropo.Espero seguir trabajando para estar a la altura de las expectativas...y ya trabajo para ello.

Exámenes:un desastre. Lamentablemente, yo ya no tengo la mente de estudianteuniversitario, sino de un estudiante, lo que implica una dosis deaburrimiento a la hora de hacer exámenes. Ahora estoy haciendo elPRÁCTICUM... en una ETT... ya leerás una opinión al respecto.

Off Topic, Happy. ¿Has leído La Tabla Rasa de Pinker? En tal caso, ¿Qué te parece?

Un saludo.

The happy butcher dijo:

Hola, Jose Carlos. En primer lugar, decirte que conozco el libro, y queme han llegado a comentar algunos de sus párrafos. Muy buenos, porcierto. Tengo un amigo que sí lo ha leído. Si quieres, te puedo mandarsu opinión.

Particularmente,Pinker me parece de los defensores del innatismo más sensatos que haydentro del campo del comportamiento humano entendido en sentido amplio(no sólo comportamiento, también lingüística, por ejemplo). Encualquier caso, sólo por ser de quien es, me lo leería. Escribe muyameno (a diferencia de la mayoría de los lingüístas, véase Chomsky),con ejemplos que puedes entender perfectamente.

Un saludo.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 7 de Julio 2004 12:00 AM.

Un himno para la ciencia es la entrada anterior en este blog.

Grandes éxitos de la estupidez religiosa es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es