La canción gilipollas del verano

| | Comentarios (4)
delpita.jpg

Ya tenemos canción del verano. El año pasado hubo suerte y la ONCE se llevó el gato al agua con el memorable
I have gambas,
I have chopitos
I have croquetas...

Afortunadamente, batracios musicales como Raúl se fueron a freir pimientos, aunque puede suponerse que la evolución futura será a peor.

Este año, como demostración de la nueva tiranía publicitaria, ha llegado todo un clásico de la publicidad: Coca-Cola, y se ha hecho con la melodía de una canción ultraestúpida (ya me dirán lo que quiere decir la letra: bebo porque quiero) y más pegajosa que un accidente en una fábrica de Super-glue. En este caso, resulta que hay un camarero que, ante la sed que le agobia y la imposibilidad de escaparse, ya que está en una fiesta, decide tomarse una Cocacola escondida tras un arbusto, pero la dueña de la casa le pilla y ante su reproche, al tío no se le ocurre otra cosa que cantar la infecta canción... y todo el mundo que estaba en la fiesta se pone a bailar con él y a cantar algo... que no entiende... algo así como el Aserejé de "Las Ketchup" pero en versión india.

La jefa no podía ser menos, hasta el punto de que, al final de la canción, le llega a preguntar... ¿Qué significa? Es decir, que igual se estaba cagando en su puta madre en un idioma que no entiende por echarle la bronca y ella... ¡¡lo estaba bailando!! La cosa está clara, si la canción es pegadiza, ya se puede acordar de todos los antepasados de los que lo bailan que da igual. La respuesta no puede ser más ridícula y comercial (aunque por otra parte, no podría ser así si no fuera Coca-Cola): "Sigue el dictado de tu espíritu"... le llega a espetar el camarero con cara de subnormal profundo e iluminado por el poder del alma libre que hace lo que quiere. Es decir, que se ha cagado en la puta madre de la jefa, se ha cargado por completo la fiesta, ha hecho de esta un desmadre... y la tía no sólo no lo despide... sino que lo baila.

Dudo que los publicistas de compresas hayan llegado más bajo... aunque también creo que lo habrían intentado.

4 Commentarios

A mí lo que me sorprende es que todos los invitados, nobles,aristócratas o de la burguesía empresrial sean todos bailarinesprofesionales con una coreografía preparada para la ocasión.

Enfin, yo no me pasaré a la Pepsi que es muy dulzona... quizá a laMecacola o podíamos montar un negocio con la nueva Hindúcola.Piénsatelo Happy hay muchos decomisos en España

the happy butcher dijo:

Es verdad, Alberto. ¿Se puede saber qué hacen los aristócratas bailandoy haciendo el idiota... para regocijo de un camarero que se estállevando la bronca? No tiene sentido.

Bueno... sobre las marcas... yo es que me he pasado a la Rally-Cola. Lo siento. ;D

buscemi dijo:

me parece que no conoceis como funcionan las pelis en Bollywood.

La reflexión, como bien te acabo de decir por msn, es buena Manolo,pero sólo un detalle. No la considero la canción del verano. Todo elmundo la cantaba, pero.. ¿cuál fue la apoteósica que sonaba en lasdiscotecas a todo volumen? "Marica tú" de los Morancos. Parece que losespañoles cada vez al menos prefieren más algo que les haga reir quealgo imbécil, como se vio con la ONCE y ahora con los Morancos. Quieroel CD hits con ese y otros memorables temas como "Churrería Churreríalos vendo to los días" mientras me despido a ritmo de "hay quegritarlo... soy GAY".

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 26 de Julio 2004 2:00 AM.

Si fuera mujer, habría hecho lo mismo es la entrada anterior en este blog.

Pifias del Estado, Capítulo 98364: Cómo crear un nuevo mercado negro es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es