Destellos de Hans Eysenck

|

No cabe la menor duda de que Hans J. Eysenck es uno de los psicólogos más importantes de nuestra disciplina. Su fama se debe a su teoría de la personalidad, en la cual idea tres dimensiones de la personalidad: la dimensión neurótica (se refiere a la activación de las emociones en función de estímulos, una persona con mucho nivel de neuroticismo es una persona que tiene una alta sensibilidad a ciertos estímulos, las personas con bajas puntuaciones serían personas tranquilas), el psicoticismo (grado de afectación por las emociones... "me importa un rábano que tengas el hígado en la boca..." y otras emociones respuestas similares serían el grado extremo) y la intraversión/extraversión (grado en el que somos capaces y nos interesa relacionarnos con los demás). Aquí tenéis su teoría bastante bien resumida. También son memorables sus críticas al psicoanálisis, entre las que destaca un estudio de 1950 en la que demostró que dejar pasar el tiempo sin hacer absolutamente nada era significativamente más efectivo que las terapias psicoanalíticas de la época para ayudar a enfermos mentales... al que también le dedicaremos un momento en este blog.

Sin embargo, me van a permitir que hoy sólo pase por encima de las teorías de este grande, sino que refleje un pequeño estracto de uno de sus libros llamado "Psicología: hechos y palabrería", que me regaló mi buen amigo Ctugha. En la página 46 se puede leer, refieréndose al hecho de que varios puntos que se iluminen puedan dar la sensación de que la luz se está moviendo, cuando realmente se apagan unos y se encienden los que se encuentran junto a su lado...

En relación a este fenómeno hay varias leyes que rigen cosas tales como el intervalo óptimo entre los dos estímulos, el efecto de su intensidad lumínica y de la distancia que los separa; todo esto parte de ese amplio cuerpo de conocimiento experimental sobre el que impera general acuerdo y cuya existencia con tanto éxito se le oculta al profano por la absurda importancia que se da al tópico de las en pugna con otras bagatelas por el estilo, lo cual tiende a llamar más la atención que el trabajo serio experimental que se ocupa de hechos y no de las fantasías.

Dedicado a Iker Jiménez.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 26 de Junio 2004 12:00 AM.

'Under my skin' de Avril Lavigne es la entrada anterior en este blog.

¡¡Neoconservadores!! ¡¡Os han descubierto!! es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es