Cuando los articulistas no saben de lo que hablan

| | Comentarios (2)

En la contraportada de hoy del diario El País puede leerse un artículo llamado 'Mobbing' escrito por Rosa Montero. En este artículo, la señora Montero habla de varios casos que hablan de mobbing, una enfermedad laboral muy seria que consiste en que los compañeros de trabajo de una persona efectúan una presión psicológica con el ánimo de amargar la existencia de la víctima, hasta el punto que estas pueden tener depresión, ansiedad, disminución en su productividad laboral,... hasta el punto de que la persona puede llegar a pedir el traslado del puesto o incluso la baja. Además, suelen tener una disminución en el rendimiento percibido, por lo que su sensación de utilidad disminuye, hasta el punto de sentirse inútiles para su labor. En algunos casos, la persona puede llegar a suicidarse.

Quisiera decir en primer lugar que estimo como muy positivo que se llame la atención de este problema (la misma autora habla de un 15% de los trabajadores que lo sufren, y en la Administración Pública un 33%, ¿casualmente?) en un periódico como El País, entiendo que al menos, esta es la intención de la autora.

Sin embargo, no estoy tan de acuerdo en las causas a las que atribuye este problema. El final del artículo es de lo más patético que he visto. Literalmente dice "¿Qué nos está sucediendo para que en las empresas proliferen de tal manera los energúmenos? Debe ser cosa de la competitividad, del culto al poder y al dinero, de la pérdida de valores, de la insustancialidad ética, del egoísmo individualista, de la falta de respeto a los demás y a uno mismo."

¡¡QUÉ CARA MÁS DURA TIENE ESTA MUJER!! Y qué mal argumentado, por cierto. Según su mismo artículo, la tasa de mobbing en la empresa pública duplica la privada... ¡y se centra en la empresa privada! Y por supuesto, las causas son todos los males que a capa y espada defiende el capitalismo (con el toque prejuicioso, por supuesto): competitividad, culto al poder y al dinero, pérdida de valores, egoísmo individualista,... en fín, la esencia del capitalismo en estado puro. Esta es una asociación de ideas bastante habitual, es por ello por lo que hoy hablo aquí. Probablemente se deba a que los acosadores suelen buscar el respaldo de la dirección, quienes, en función de las informaciones que les da el acosador (informaciones totalmente preparadas por este), suelen actuar cuando están pagando a un trabajador que no rinden lo que ellos esperan, meter presión, trasladarlo o incluso despedirlo.

No voy a entrar en si el ser humano es competitivo por su propia naturaleza o si, por el contrario, ha sido el ambiente sociocultural el que ha transformado al hombre en ese individuo cuyas características se ven reflejadas en el artículo. Ese es un debate muy jorobado, aunque también se podría abordar. Ahora bien, parece ser que el perfil del acosador es el de una persona insegura de sus capacidades, que probablemente rinda mal en el trabajo y con miedo a perder "su puesto". También hay otros rasgos de personalidad que podrían estar implicados, como puede ser una tendencia a la paranoia, aunque a esta profundidad de conocimientos hay bastantes discrepancias. Ahora bien, esto puede darse tanto en una empresa pública como en una institución privada, aunque claro, para conseguir un puesto de trabajador público sólo tienes que pasar un examen (ni perfil psicológico ni leches), mientras que para
un trabajo en una empresa privada, que cuida de obtener beneficios, no es una opción válida, es decir, que lo que no puede tener la empresa es tener a un trabajador ineficaz (el acosador) que encima se dedica a putear a trabajadores más eficaces (acosados)... los malvados capitalistas... ¡están perdiendo dinero! Ni que decir tiene que estas problemáticas (las económicas) no las tienen las instituciones públicas, aunque aquí cabe replicar que toda empresa, cualquiera que sea su origen o finalidad, lo último que quiere es mantener a trabajadores improductivos además de acosadores de otros compañeros de trabajo.

Por otra parte, parece ser que la envidia lleva mucho tiempo existiendo y que, por estos motivos, se incriminaba a gente por delitos que no habían cometido y se les ajusticiaba, con fines claramente egoístas. Es el caso de la Inquisición en España o de la U.R.S.S., la clave está en que se recurre a la máxima autoridad para eliminar a una persona de en medio y conseguir unos objetivos... pero... ¿cómo? ¿en un sistema socialista como el de la URSS existió la envidia? Esto sigue sin demostrarnos si el hombre es egoísta por naturaleza o por la naturaleza de las asociaciones en el aprendizaje, pero sí queda claro que el mobbing, entendido como acto de acosar o pretender eliminar a otra persona de una situación, con ánimo de obtener unos beneficios (sean económicos o de cualquier otro tipo), puede existir en aquella situación en la que unos deseos no se puedan ver realizados por estar en colflicto con los de otras personas.

2 Commentarios

Fabrizio dijo:

Creo que el tema sería largo de tratar en un comentario. Yo vivi en unpaís socialista, Cuba, allí el acoso laboral es barbaro, todo el que nohaga lo que el régimen socialista marca es acosao y a veces denigrado ysi alguien quiere quitarte del medio sólo le basta con acusarte enforma anónima de que estas en contra del sistema.
Creoque la competencia es válida. Ocurre en el mundo animal y a nosotroslos "humanos" se nos ha olvidado que somos animales. La supervivenciadel más apto garantiza la mejora de la especie. ¿que debemos hacer conlos débiles los que se deprimen por que la secretaria de enfrente lamiró feo? ¿Darle licencia médica para que se vaya a reposar a su casa?

Fabrizio: Es cierto que pueden existir personas con unahipersensibilidad o neuróticas... Se supone que durante el paso por elsistema educativo, no sólo te enseñan matemáticas o historia, sino quetambién se forma la personalidad.

Y creo que no entiendo tu pregunta... ¿que debemos hacer con los débiles los que se deprimen por que la secretaria de enfrente la miró feo? normalmente una persona que es fea... acaba aceptándolo y desarrollando estrategias para adaptarse a la situación.

Sobre esta entrada

Esta página contiene una sola entrada realizada por Manolo Millón y publicada el 22 de Junio 2004 12:00 AM.

Mentiras, cotas de miseria y pseudociencia a tope es la entrada anterior en este blog.

¿Por qué hay que privatizar RTVE? es la entrada siguiente en este blog.

Encontrará los contenidos recientes en la página principal. Consulte los archivos para ver todos los contenidos.

Powered by Movable Type 4.32-es