estilo

sans-serif
serif

navegar

Los dedos anulares de John Manning | principal | ¿Qué hago contigo, Noam?

categorías

Bolivia
Ciencia
Ciencia Política
Desde el estrecho
Economía
España
Farlopundit
Gilipollas lo será tu padre
Historias del Emule
Iberoamérica
Malagapundit
Monografico Acción humana
Otras Drogas
Psicología
Religión
Reseñas
Viajes de Tío Burrhus

archivos mensuales

Octubre 2008
Septiembre 2008
Agosto 2008
Julio 2008
Junio 2008
Mayo 2008
Abril 2008
Marzo 2008
Febrero 2008
Enero 2008
Noviembre 2007
Octubre 2007
Septiembre 2007
Agosto 2007
Julio 2007
Junio 2007
Mayo 2007
Abril 2007
Febrero 2007
Enero 2007
Diciembre 2006
Noviembre 2006
Octubre 2006
Septiembre 2006
Agosto 2006
Junio 2006
Mayo 2006
Abril 2006
Marzo 2006
Febrero 2006
Enero 2006
Abril 2005
Marzo 2005
Febrero 2005
Enero 2005
Diciembre 2004
Noviembre 2004
Octubre 2004
Septiembre 2004
Agosto 2004
Julio 2004
Junio 2004
Mayo 2004
Abril 2004

powered by

movable type

copyright

© The Happy Butcher

w3c validator:
xhtml and css

design © the blivit

image, 400 by 100 pixels

Sobre la "refundación" de Bolivia

Interesante artículo que encuentro en El País acerca de los problemas que pueden surgir ante la futura asamblea constituyente.

En la firma del decreto de convocatoria de elecciones estaban tanto líderes indígenas y representantes del Movimiento Al Socialismo (MAS, el partido de Morales) como importantes exponentes del movimiento autonomista de Santa Cruz, entre otros el prefecto de la provincia oriental, Rubén Costas. De hecho, la sola convocatoria ya supone el primer entendimiento importante entre Gobierno y oposición, que han llegado a un acuerdo sobre el número final de congresistas constituyentes. Serán 255 y se necesitarán al menos 166 votos para aprobar los artículos.

Pero bajo el acuerdo hay numerosas fricciones. Morales ha insistido en la necesidad de reconocer a las más de 30 naciones indígenas del país y el lunes lanzó una advertencia a los autonomistas. "Autonomía significa solidaridad". Algunos sectores conservadores han advertido del peligro real de que los símbolos tradicionales bolivianos, como la bandera tricolor, pueden quedar relegados en el nuevo texto ante los emblemas indígenas.

Eso, desde el lado político. Para los más interesados, pueden profundizar aquí. Desde el punto de vista económico, Morales pretende renacionalizar las empresas...

En privado, Morales envía mensajes tranquilizadores a los responsables de las empresas y en este ambiente recibió el pasado jueves en La Paz al presidente de Repsol-YPF, Antonio Brufau. Fuentes de la compañía española calificaron de positiva la entrevista. Pero apenas horas después del encuentro, Morales proponía que las empresas privatizadas -entre ellas Andina, controlada por Repsol- volvieran a manos del Estado mediante la compra de acciones.

gaseoducto para bolivia.jpg Para Morales, la ecuación es simple. Si el Estado posee en numerosas compañías el 49% de los títulos, basta con que compre el 2% para controlarlas. Economistas bolivianos han advertido de que la operación costaría entre 1.500 y 1.700 millones de dólares, aunque el mayor obstáculo no es el dinero -que no es un problema pequeño-, sino cómo obligar a vender a los propietarios de las acciones.El indigenismo es el gran eje de la política social del nuevo Gobierno. La ciudad de El Alto, que domina geográficamente a la capital, La Paz, y cuya actuación en los bloqueos fue decisiva para la caída de dos presidentes, Sánchez de Lozada y Carlos Mesa, se convertirá en un nuevo polo de desarrollo de país gracias a las millonarias inversiones anunciadas el lunes por Morales.

Sin embargo, creo que la imagen que mejor resume lo que pretende hacer Morales es este... Pinchen en la imagen para más detalles del faraónico plan de Morales.

Bolivia está cayendo en los errores económicos que la arrastraron en el pasado (a ella y a otros muchos) a ser el país más pobre de Iberoamérica: Confiarlo todo a los recursos naturales y a enormes infraestructuras. Mientras siga costando el 67% de la economía sea sumergida, siga costando tanto crear negocios, haya problemas en el reconocimiento de derechos de propiedad y se intente ilegalizar negocios como el de la coca, Bolivia seguirá estando en peligro de arruinarse aún más de lo que ya lo está. Una economía fuerte no se puede basar en el Estado, sino en empresas competitivas y dinámicas, que se adapten a las demandas de los ciudadanos. Lamentablemente, la libertad individual no es la opción elegida.

9 Mar 06 @ 11:49 AM | Bolivia

comentarios

Hi :D
Buy Xanax ?

escrito por Xanax en 4 Abr 06 @ 10:27 AM

enviar un comentario

nombre:


email:


página:


comentarios:


¿recordar información personal?