estilo

sans-serif
serif

navegar

¿Y ahora qué, Juan José? | principal | Carta abierta al cardenal Ratzinger

categorías

Bolivia
Ciencia
Ciencia Política
Desde el estrecho
Economía
España
Farlopundit
Gilipollas lo será tu padre
Historias del Emule
Iberoamérica
Malagapundit
Monografico Acción humana
Otras Drogas
Psicología
Religión
Reseñas
Viajes de Tío Burrhus

archivos mensuales

Octubre 2008
Septiembre 2008
Agosto 2008
Julio 2008
Junio 2008
Mayo 2008
Abril 2008
Marzo 2008
Febrero 2008
Enero 2008
Noviembre 2007
Octubre 2007
Septiembre 2007
Agosto 2007
Julio 2007
Junio 2007
Mayo 2007
Abril 2007
Febrero 2007
Enero 2007
Diciembre 2006
Noviembre 2006
Octubre 2006
Septiembre 2006
Agosto 2006
Junio 2006
Mayo 2006
Abril 2006
Marzo 2006
Febrero 2006
Enero 2006
Abril 2005
Marzo 2005
Febrero 2005
Enero 2005
Diciembre 2004
Noviembre 2004
Octubre 2004
Septiembre 2004
Agosto 2004
Julio 2004
Junio 2004
Mayo 2004
Abril 2004

powered by

movable type

copyright

© The Happy Butcher

w3c validator:
xhtml and css

design © the blivit

image, 400 by 100 pixels

Hasta las narices de la publicidad institucional local

¿Les gusta que su alcalde de turno les diga todas las cosas que hace, aunque no les importe un pimiento? A los políticos les encanta hacerse notar. A veces lo hacen mal y a veces lo hacen menos mal, pero lo de llamar la atención es casi congénito. Por ejemplo. Si cogemos a una ministra... por coger a alguna al azar... no sé... ¡la de vivienda! (Puro azar, nada malicioso) Si cogemos a la ministra de vivienda, por ejemplo, esta tendrá que intentar demostrar su valía... por muy poca que sea... ¿Cómo lo hará? Pues no sé... quizás dando a conocer alguna de las ideas que se le pasen por la cabeza... Aunque lo normal es que se haga dando publicidad a las reformas que estos llevan a cabo, tengan competencias en la materia o no... Lo normal es que utilicen foros para dar publicidad a sus elucubraciones, aunque hay casos en los que se hacen mediante campañas de ministerios.

En el ámbito local, esto no es una excepción. Y, en Málaga (alcalde del PP), el uso que se hace roza el cachondeo. ¿Que el ayuntamiento hace unos garages? Campaña institucional. ¿Que se hace no sé qué en la playa? Campaña institucional. Así, con todo. Un vergonzoso despilfarro de dinero de los constribuyentes. Hoy he tenido que escuchar que el alcalde Francisco de la Torre (y hasta el segundo apellido) que había clausurado dos colegios... creo... no lo recuerdo... mi cerebro activó rápidamente el mataspam publicitario y me escapé...

Ni que decir tiene que a mí me importa un pimiento lo que haga el alcalde (y la alcaldía). Tanto lo que clausure como lo que abra me resultan indiferentes. El problema es que no creo que me devuelvan el dinero. La publicidad institucional es un servicio que no quiero que me den.

18 Abr 05 @ 08:50 PM | Farlopundit

comentarios

Qué casualidad! Mi hija me acaba de preguntar qué haría si fuese alcalde y le dije: no llenar el pueblo de carteles. :-D

escrito por Astur-Leones en 18 Abr 05 @ 10:27 PM

enviar un comentario

nombre:


email:


página:


comentarios:


¿recordar información personal?