estilo

sans-serif
serif

navegar

¿Por qué hay que privatizar RTVE? | principal | 'Under my skin' de Avril Lavigne

categorías

Bolivia
Ciencia
Ciencia Política
Desde el estrecho
Economía
España
Farlopundit
Gilipollas lo será tu padre
Historias del Emule
Iberoamérica
Malagapundit
Monografico Acción humana
Otras Drogas
Psicología
Religión
Reseñas
Viajes de Tío Burrhus

archivos mensuales

Octubre 2008
Septiembre 2008
Agosto 2008
Julio 2008
Junio 2008
Mayo 2008
Abril 2008
Marzo 2008
Febrero 2008
Enero 2008
Noviembre 2007
Octubre 2007
Septiembre 2007
Agosto 2007
Julio 2007
Junio 2007
Mayo 2007
Abril 2007
Febrero 2007
Enero 2007
Diciembre 2006
Noviembre 2006
Octubre 2006
Septiembre 2006
Agosto 2006
Junio 2006
Mayo 2006
Abril 2006
Marzo 2006
Febrero 2006
Enero 2006
Abril 2005
Marzo 2005
Febrero 2005
Enero 2005
Diciembre 2004
Noviembre 2004
Octubre 2004
Septiembre 2004
Agosto 2004
Julio 2004
Junio 2004
Mayo 2004
Abril 2004

powered by

movable type

copyright

© The Happy Butcher

w3c validator:
xhtml and css

design © the blivit

image, 400 by 100 pixels

Neorrealismo Vs Neoliberalismo

¿Hueles eso? ¿Huelen eso? Napalm. No hay otro olor en el mundo igual. Me encanta el olor del napalm por la mañana. Una vez tuvimos que bombardear una colina durante doce horas. Cuando terminó todo fui hasta ella. No había un solo cuerpo, se habían esfumado durante la noche. Pero ese olor, ese olor de gasolina, toda la colina, olía a… victoria… algún día esta guerra terminará.

Creo que estas mismas palabras las pudo decir la disciplina de las relaciones internacionales tras la batalla ideológica que se produjo durante la década de los 80. Sencillamente brutal. Tres bandos enfrentados entre sí, con diversas microteorías en cada una de ellas, algunas de ellas también enfrentándose entre ellas mismas, y cuya lucha aún continúa, pero que han dado enormes frutos para la comprensión de la realidad de su época... y también para la nuestra. Cada uno de ellos enfatiza un lado de la realidad, por lo que no puede olvidarse a ninguno de ellos. Sería inútil, cuando no contraproducente.

Sólo a modo de aproximación, les diré que en el continuo donde podemos situar las partes enfrentadas, un primer bando será posteriormente conocido como el "racionalista", que en el extremo opuesto se encontrarían los reflectivistas o posmodernistas, y que en el medio se encuentran los constructivistas, intentando unificar las dos primeras corrientes.

La primera de las batallas fue entre los realistas (que ahora se conocerán como neorrealistas, cuyo máximos defensores son John Mearsheimer) y los transnacionalistas (ahora neoliberales, encabezados por Joseph Nye, de quien ya hemos hablado anteriormente en el apartado de transnacionalismo), que tuvo como consecuencia un acercamiento de ambas corrientes (algo previsible, dado lo que son cada una de estas), llegando a conformar lo que hoy se llama racionlaismo. Ambas teorías son el discurso dominante de la época.

Bien, pasemos a ver las cosas que les unen.

- Comparten (y de ahí que se hable de aproximación) la premisa de la inexistencia de una autoridad central capaz de someter a los países a ciertas normas.
- Se mantiene una imagen de las relaciones internacionales anarquica, ya que es difícil (aunque no se niegue su importancia) que los estados puedan colaborar entre sí.
- El estado sigue siendo el actor principal dentro del escenario, aunque no el único.
- La agenda de investigación, centrada en las reglas y las instituciones internacionales en el comportamiento de los estados en esta situación de anarquía, también es compartida.
- Usan la misma metodología para analizar el comportamiento (a su modo de ver, racional) de los actores.
- Las preguntas clave para sus defensores son cuando, como y por qué los actores aceptan la cooperación internacional.
- Y desde luego, se busca influír en la política internacional norteamericana.

En mi modesta opinión, la Unión Europea es un ejemplo perfecto para lo que estas corrientes defienden: un grupo de estados intentando crear un marco común, pero a la vez luchando por sus intereses... aunque siempre tendrá algo que decir la Public Choice de Buchanan en referencia a los políticos como actores principales para que esta situación se produzca... la "batalla", planteada desde puntos de vista diferentes (o interdisciplinariedad), es fundamental para comprender mejor la realidad...

Y ahora hablemos de diferencias:
- Los neorrealistas piensan que la anarquía puede limitar más la acción de los estados que los neoliberales.
- Según los neorrealistas, las instituciones internacionales ni los regímenes pueden controlar los prejuícios de la anarquía, mientras que los neoliberales piensan que estas sí pueden facilitar la cooperación.
- Los neorrealistas piensan que la cooperación internacional es mucho más difícil de conseguir y mantener que los neoliberales.
- Los neorrealistas piensan en las ganancias relativas de la cooperación internacional (es decir, ¿quién gana más con la cooperación internacional?), mientras que los neoliberales tratan de analizar cómo se pueden maximizar las ganancias absolutas a partir de la cooperación internacional.
- La preocupación de los neorrealistas está centrada en la seguridad, mientras que la de los neoliberales está más centrada en la economía y en el medio ambiente (preocupación esta última que surge a partir de la Conferencia de Estocolmo de 1972).
- Para los neorrealistas, lo que importa son las capacidades, mientras que para los neoliberales, lo que prima son las intenciones.

Pues bien. A todo lo anterior, hay que añadir que los neorrealistas también se pueden dividir en otros dos grupos... el neorrealismo defensivo y el neorrealismo ofensivo.
· El neorrealismo defensivo, cuyo principal exponente es Kenneth Waltz, defiende que las potencias se sienten seguras cuando disponen de un nivel adecuado de poder que les permite mantener el equilibrio (o statu quo en el escenario internacional) aunque no dominen el sistema.
· El neorrealismo ofensivo, propuesto por John Mearsheimer, plantea que los países buscan siempre maximizar el poder.

Este autor plantea que Estados Unidos es actualmente la potencia hegemónica, y que tiene que competir con países como China, por lo que tendrá que aumentar su capacidad armamentística, así como desarrollar una visión de las ganancias relativas. Por su parte, Joseph Nye afirma que el potencial de los Estados se puede encontrar en el poder duro (es así como se llama a la capacidad militar y económica), pero especialmente en el poder blando (la capacidad que tiene para influír en otros actores).

Estas corrientes conforman el discurso dominante de las relaciones internacionales. En el siguiente capítulo hablaremos de las voces críticas...

23 Jun 04 @ 12:00 AM | Ciencia Política

comentarios

enviar un comentario

nombre:


email:


página:


comentarios:


¿recordar información personal?